POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Click to get your own widget
Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Nuestro dinero: lo que el viento se llevó

por Pierre Lutgen
Dr. en Ciencias, Luxemburgo
Noviembre 19, 2009

“La lucha contra el cambio climático no será gratis para el contribuyente!”
Declaración de Jean-Claude Juncker al Luxemburger Wort el 29 de octubre.

Puede ser que él hay tenido conocimiento de un estudio reciente del Instituto Rheinische-Westfälichen (RWI) sobre los impactos económicos de las energía renovable. ¡Una ducha fría! Sin embargo Alemania lo que hizo en este campo está considerado por todo el mundo como un ejemplo a seguir. El RWI constata que desgraciadamente los subsidios acordados acarrean pesadas cargas para el contribuyente y precios inflados para el consumidor.

Como la producción de electricidad eólica y fotovoltaica sufre fuertes variaciones en la red es inevitable la cons-trucción centrales térmicas clásicas para salvar la brecha. Los subsidios para el kWh fotovoltaico se elevan a 50 centavos y para el eólico alrededor de 12 centavos. Estas energía cuestan respectivamente 1700% y 400% más que las fuentes convencionales térmicas y nucleares. Las compañías de distribución están legalmente obligadas a pagar estos suplementos, pero finalmente quien paga la cuenta es el consumidor.

Nada más que los subsidios hasta 2010 le costarán a Alemania unos 53.300 millones de euros. Los subsidios acor-dados a las eólicas instaladas entre 2000 y 2008 se estiman en 19.800 millones.

En lo concierne a la influencia que estos esfuerzos tienen sobre el clima, el estudio del RWI estima que es insignificante visto que estas fuentes de energía no contribuyen sino con un porcentaje bajo a las necesidades totales del país y que la construcción de las nuevas centrales térmicas se mantiene inevitable. De hecho, el dinero dilapidado por las fotovoltaicas no está más disponible para otras medidas económicas de energías más eficaces.

A menudo se justifican a las energías renovables por el gran número de puestos de trabajo que ellas crearían. Se ha llegado a citar una cifra de 400.000 empleos. Las pretensiones de este tipo ocultan los efectos desastrosos ejercidos sobre la economía, el empleo y el poder de compra. El dinero invertido en los molinos de viento y los paneles solares no está más disponible para las inversiones creadoras de empleos en otros sectores. Porque una energía cara no es favorable a la creación de empleos en las industrias de un país. Los precios más altos para el kWh llevaron a Alemania a una reducción de 4.000 millones en el poder de compra para los ciudadanos.

Se dice igualmente que el desarrollo de los equipos para las energías nuevas favorece las exportaciones. De hecho, en 2004 Alemania ha importado turbinas eólicas por 1.440 millones de euros mientras que las exportacio-nes no representan más que 200 millones de euros. Una balanza de pagos negativa por consiguiente, mientras que se ha invertido 175.000 euros por habitante nada más que para la fotovoltaica.

Las conclusiones del estudio son formales: el sistema de financiamiento alemán de las energías renovables es desastroso para la economía y para el ambiente.

Un estudio publicado en marzo de 2009 por la Universidad Rey Juan Carlos de España, es todavía más alarmante.

El financiamiento de los empleos “Verdes” le impide a España salir de la crisis económica. Cada trabajo “verde” nuevo hace perder 2,2 trabajos en otros sectores de la economía. Además, 9 de cada 10 de estos nuevos empleos se encuentran en la administración y el marketing. Cada puesto en la energía eólica cuesta más de 1 millón de euros en subvenciones. Las energías renovables representan en este momento un gasto de 28.700 millones de euros para España. Y el precio de la electricidad aumentó 31%.

¿Qué político luxemburgués tendrá el coraje de exigir que se haga un estudio similar para nuestro país?

Pierre Lutgen
Hostert, Luxemburgo


Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Energía              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas



Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?