POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Follow Achuara on Twitter

Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña

Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Cell phone video surveillance solution
La vida silvestre desafía
a la radiación en Chernobyl

Por Stephen Mulvey

Fuente: BBC News
Junio 20, 2011

Contiene la tierra más contaminada del mundo, pero se ha convertido en un paraíso para la vida silvestre –una reserva natural todavía sin nombre.

La zona de exclusión alrededor de la planta nuclear Chernobyl está rebosante de vida. Cuando los humanos fueron evacuados del área hace 24 años, los animales se mudaron a la región. Las especies existentes se multiplicaron y las especies no vistas durante décadas –tales como el lince y el búho águila- comenzaron a regresar.

Hasta existen inquietantes huellas de pisadas de oso, un animal que no se aventuraba en esta parte de Ucrania durante siglos.

“Los animales no parecen sentir la radiación y ocuparán un área sin tener importar las condiciones de radiación,” dice el radio ecologista Sergey Gaschak.

“Una gran cantidad de pájaros está anidando en los sarcófagos,” aña-de, refiriéndose al escudo de acero y concreto construido sobre el reactor que explotó en 1986. “Estorninos, palomas, golondrinas, peti-rrojos, he visto nidos y he hallado huevos.”

Puede ser que haya plutonio en la zona, pero no hay herbicidas o pesticidas, ninguna industria, no hay tráfico, y los humedales ya no están siendo drenados. No hay nada que perturbe al jabalí salvaje –que dicen se ha multiplicado por ocho entre 11986 y 1988 –si no fuese por su igualmente resurgente depre-dador, el lobo.

Incomible


    Región de Chernobyl

La imagen no era tan rosa durante las primeras semanas y meses después del desastre, cuando los niveles de radiación eran mucho más elevados. Cuatro kilómetros cuadrados de bosques de pinos en la vecindad inmediata del reactor se volvieron marrones y murieron, ganando el nombre de el Bosque Rojo.

Algunos animales en las áreas más impactadas también murieron o dejaron de reproducirse. Los embriones de ratones simplemente se disolvieron, mientras caballos dejados en una isla a 6 km del reactor murieron cuando sus glándulas tiroides se desintegraron. El ganado en esa misma isla fue de tamaño mucho más reducido a causa del daño a la tiroides, pero la gene-ración siguiente fue sorprendentemente normal.

Ahora es típico que los animales sean radioactivos –demasiado para que los humanos los coman con segu-ridad -pero de todas maneras son muy sanos.

Adaptación

Hay que hacer una distinción entre animales que se quedan en un lugar, como los ratones, y los animales más grandes –alces, etc- que se desplazan hacia y desde las áreas contaminadas dado que su rango de habitación es muy grande. Los animales que vagan ampliamente terminan con una dosis de radiación menor que los animales que viven en un punto caliente de radiación.

Pero hay señales de que estas infortunadas criaturas pueden adaptarse a sus circunstancias. Sergey Gaschak ha experimentado con ratones en el Bosque Rojo, donde partes del mismo está volviendo a crecer otra vez, aunque con árboles de tamaño reducido y deformes.

“Nosotros hemos marcado animales, luego los recapturamos otra vez mucho más tarde,” dice “Y hemos descubierto que viven tanto tiempo como los animales de áreas limpias.”

El próximo paso fue tomar esos otros ratones y ponerlos en un encierro en el Bosque Rojo. “No se sintieron muy bien,” dice Sergey. “La distinción entre los animales locales y los recién llegados era muy evidente.”

Mutación

En toda su investigación Sergey ha encontrado nada más que un solo ratón con síntomas similares al cán-cer. Descubrió amplia evidencia de mutaciones del ADN, pero nada que afecte a la capacidad fisiológica o reproductiva de los animales. “Nada con dos cabeza,” dice.

Mary Micio, autora de “Bosque de Ajenjos”, una historia natural de la zona de Chernobyl, hace notar que un animal mutante en el ambiente salvaje normalmente morirá y será comido antes de que los científicos pue-dan observarlo. Y en general, nota ella, los científicos estudian poblaciones como un todo, y no están tan interesados en lo que le sucede a algunos animales en particular.

Pobladores de la Zona:

Reaparecieron: Linces, búho águila, garza, cisnes, y posiblemente un oso.

Introducidos: Bisonte europeo, el caballo Przewalski.

Animales en explosión de población: Comadreja, castor, jabalí, ciervo, alce, zorro, nutria, mapache, perro, lobo.

Pájaros en explosión de población: Chipe acuático, tite azul, urogallo, cigüeña negra, grulla, águila de cola blanca.

Guardián Nuclear

Pero ella también argumenta que los beneficios para la vida silvestre causado por la remoción de gente de la zona han tenido mucha más consecuencias que cualquier daño causado por la radiación.

Ella cita en su libro al científico británico en ecologista James Lovelock, quien escribió de manera aprobadora en el Daily Telegraph en 2001 sobre la “aparición no prevista” de vida silvestre en Chernobyl.

Él prosiguió: “Yo me he preguntado si los pequeños volúmenes de residuos nucleares de la producción de energía deberían ser almacenados en bos-ques tropicales y otros hábitat como un confiable guardián contra la des-trucción de los grandes urbanizadores.”

Una gran parte de la zona de Chernobyl dentro de Bielorusia ha sido convertida en una reserva natural. Sergey Gaschak quiere que Ucrania siga el ejemplo y convierta sus 2500 km2 de tierras evacuadas en un parque nacional. A diferencia del Partido Verde Ucraniano, él no se molesta si el gobierno sigue adelante con el plan de construir un profundo depósito en la zona para los residuos nucleares provenientes de toda la nación.

Dice que al búho águila no le importa, y no dirá ni pío.



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Energía              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?