POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    Un Invernadero es una mala analogía de la atmósfera

    Dr. Tim Ball, Ph.D.

    Dr. Tim Ball blog
    Agosto 12, 2013

    Las analogías son una valiosa técnica de enseñanza que convierte cualquier cosa desde idea hasta objetos a formas supuestamente más reconocibles. Incluyen pará-bolas bíblicas, fábulas de Esopo, modelos de hardware, juguetes, modelos computados y hasta fórmulas matemáticas. Sin embargo, siempre hay algo que se pierde en la traducción. ¿Cuántos proyectos de ciencia en los colegios fracasan en miniaturizar las características del flujo del hielo?

    La analogía “invernadero/atmósfera” es mucho más problemática porque la mayoría de las partes no funcionan de la misma manera. Su valor ha sido político porque la gente asocia a un invernadero, o “casa caliente”, con un aumento de la temperatura. Pero eso es posible porque la hipótesis y los intentos de probar que el CO2 emitido por los humanos estaba causando el calentamiento son políticos. Otro valor engañoso es que muy pocos saben cómo funciona un invernadero, y menos gente aún sabe cómo fun-ciona la atmósfera. De hecho, nadie sabe cómo funciona la atmósfera. Si lo supiesen, los pronósticos del clima y el tiempo estarían siempre acertados.

    La idea básica de un invernadero es que la luz del sol, o energía de ondas cortas (OC), pasa a través del vidrio y calienta las superficies. Las superficies irradian ese calor como energía de ondas largas (OL) o calor sensible (calor que podemos sentir). Las OL no pueden pasar a través del vidrio de modo que son atrapadas en el interior del in-vernadero y elevan la temperatura del recinto; el vidrio actúa como una válvula de un solo sentido; una especie de diodo. Un invernadero es un sistema cerrado porque el calor no puede escapar a menos de que se abran venta-nas o se bloquee el ingreso de la luz solar. Supuestamente, el vidrio representa a la atmósfera toda. También blo-quea al 100% de la porción del ultravioleta (UV) de la luz del sol.

    La atmósfera es un sistema abierto, con energía escapando de manera constante hacia el espacio. A diferencia del vidrio absorbe al 95% de la radiación UV durante la creación de ozono. Esto suena insignificante, pero un cien-tífico argumenta que una variación del 5% es la causa del calentamiento.

    "Ya se sabe que los CFCs destruyen al ozono, pero análisis estadísticos en profundidad muestran ahora que los CFCs también son un impulsor clave del cambio climático, más que las emisiones de dióxido de carbono (CO2)."

    En el invernadero y el la atmósfera, la energía es parcialmente transferida desde las superficies calentadas a través de colisiones entre moléculas de aire (conducción). Sin embargo, en la atmósfera una gran porción de ese calor es transportado verticalmente por corrientes de aire ascendentes (convección), y también horizontalmente por ad-vección, o sea, por el viento. En un invernadero no hay vientos

    Una gran parte de la energía que llega a la superficie de la Tierra causa evaporación. Aumenta la velocidad de la molécula de agua de manera que ellas escapan de la superficie cambiando de la forma líquida (agua) a la de gas (vapor de agua). El calor no se pierde (calor latente) pero es transportado con el aire y liberado cuando ocurre la condensación. Esta liberación de calor calienta la atmósfera, explicando por qué la temperatura aumentan cuando llueve. Esto no ocurre en un invernadero.

    El vidrio del invernadero bloquea todas las ondas largas y supuestamente representan a tres gases atmosféricos: vapor de agua, dióxido de carbono y metano, conocidos como “gases invernadero” (GI). Ellos no bloquean a todo el calor sensible y retardan el escape del calor al espacio sólo de manera temporaria. No hay componentes análo-gos en un invernadero para los demás gases o factores atmosféricos. Por ejemplo, las partículas de polvo u hollín reducen a las OC y OL de manera significativa.

    Los Gases Invernadero no elevan la temperatura como el vidrio de un invernadero. Ellos modifican la tempera-tura al reducir a las altas y aumentar las bajas. En todas las consideraciones del tiempo o del clima el agua modifica a las temperaturas. Día en el desierto caluroso y noche helada –el rango de temperatura es el mayor en cualquier parte del mundo debido a la ausencia del vapor de agua; no la ausencia o presencia del CO2 que es más o menos homogénea en todas partes, a todas las altitudes. Los operadores de los invernaderos comerciales elevan los ni-veles de CO2 a 1200 ppm, tres veces los niveles atmosféricos. No eleva la temperatura, pero aumenta el rendi-miento de las cosechas cuatro veces.

    La reducción del calor en un invernadero requiere de un cambio físico con una abertura de ventilación que permita escapar a las Ondas Largas, o una pantalla para bloquear la entrada de las Ondas Cortas. Las nubes son la pantalla de la naturaleza. Sin embargo, ellas pueden bloquear a ambas, las OC y las OL, de modo que tenemos poca idea de cómo la nubes operan para modificar las temperaturas. Como dice la National Science Foundation, las nubes son el comodín del cambio climático. En el Informe 2001 del IPCC dice:

    “En respuesta a cualquier perturbación climática la respuesta de la nubosidad introduce realimenta-ciones cuyos signos y amplitudes son grandemente desconocidos.”

    Es como poner persianas en un invernadero y no saber qué van a hacer. De manera que tenemos un modelo de la atmósfera que no sabe cómo funcionan las nubes en el sistema climático pero es la única base para las prediccio-nes del calentamiento global.

    La atmósfera de la Tierra no es como un invernadero. Es una analogía totalmente inapropiada tristemente igualada sólo por la falsa afirmación de que los modelos del clima son una analogía del clima global.



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?