POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba



Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña

Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Los Modelos del Calentamiento
Global están otra vez errados

Por William Happer
Profesor de Física de Princeton

The Wall Street Journal
Marzo 27, 2012

"La respuesta observada del clima a más CO2 no está
en buena concordancia con las predicciones."

Durante un evento de recolección de fondos en Atlanta a principios de este mes, se informó que el Presidente Obama dijo: “Lo pone a uno medio nervioso acerca de lo que está sucediendo con las temperaturas globales. Cuando hacen 24 grados en Chicago a principios de marzo, uno comienza a pensar. Por otro lado, yo realmente he gozado con el buen tiempo.”

¿Qué está pasando en realidad con las temperaturas globales? La respuesta es: casi nada durante más de diez años. Los valores mensuales de las anomalías de temperatura media global de la atmósfera baja, compiladas en la Universidad de Alabama de la información de los satélites de la NASA, pueden hallarse en el sitio web del Dr. Spencer.La última anomalía de temperatura de la atmósfera baja fue de menos 0,12 º C, ligeramente menor que el promedio desde que los satélites comenzaron a registrarlas en 1979.

La falta de cualquier calentamiento estadísticamente significativo durante más de una década hizo más difícil que el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) y sus seguidores pudiesen demonizar al gas atmosférico CO2 que es liberado cuando los combustibles fósiles son quemados. La quema de combus-tibles fósiles ha sido una de las razones del aumento de los niveles del CO2 en la atmósfera hasta unas 395 ppm (partes por millón), desde los niveles preindustriales de unas 280 ppm.

El CO2 no es un contaminante. La vida sobre la Tierra floreció durante cientos de millones de años a niveles de CO2 mucho más altos de los que hoy vemos. El aumento del CO2 será un beneficio neto porque las plan-tas cultivadas crecerán mejor ya que son más resistentes a las sequías con niveles más elevados de CO2. Y porque el calentamiento y otros efectos supuestamente dañinos han sido enorme-mente exagerados. Las naciones que tienen la energía barata de los combustibles fósiles son más prós-peros y saludables que los que no la tienen.

El calentamiento directo debido a la duplicación de los niveles de CO2 en la atmósfera se pueden calcular que causarán un calentamiento extra de alrededor de un grado Celsius. Los modelos computarizados del IPCC predicen un calentamiento mucho mayor, de tres o más grados Celsius, porque asumen cambios en el vapor de agua o las nubes que supuestamente amplificará el calentamiento directo del CO2. Muchas líneas de evidencias observadas sugieren que esta “realimentación positiva” ha sido también enormemente exa-gerada.

Hubo, por cierto, algún calentamiento, quizás de 0,8º C, desde el final de la llamada Pequeña Edad de Hielo a principios de los años de 1800. Algo de ese calentamiento probablemente vino del aumento del CO2, pero el momento del calentamiento –gran parte de él antes de los niveles de CO2 hubiesen aumentado de manera apreciable- sugiere que una fracción sustancial del calentamiento se debió a causas naturales que nada tienen que ver con la humanidad.

Frustrados por la falta de calentamiento predicho por las computadoras durante la década pasada, los partidarios del IPCC estuvieron asegurando que el “tiempo extremo” se hizo mucho más común a causa de más CO2. Pero no hay ninguna evidencia sólida de que esto sea cierto. Después de un inusualmente frío invierno en 2011 (Diciembre 2010-Febrero 2011) el invierno de 2012 desusadamente cálido en la parte continental de los Estados Unidos. Pero el invierno fue duro y riguroso en 2012 en Europa, Asia y Alaska.

Similares condiciones a 2012 ocurrieron en el invierno de 1942, cuando el Medio Oeste norteamericano fue inusualmente cálido, y cuando la Wehrmacht alemana encontró a las formidables fuerzas del “General Hielo” en un invierno ruso no muy diferente al que los rusos acaban de sufrir.

Las grandes fluctuaciones de inviernos cálidos a helados han sido la regla para los estados Unidos, como uno puede ver en los registros mantenidos por la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera (NOAA). Por ejemplo, los inviernos de 1932 y 1934 fueron tan o más calientes que el 2011-2012, y el invierno de 1936 fue mucho más frío.

Las imágenes de la televisión de la trágica destrucción por los tornados durante los meses pasados podrían hacer pensar si la frecuencia de los tornados está aumentado, quizás debido al aumento de los niveles de CO2 en la atmósfera. Pero, como se puede leer en el blog “DotEarth” de Andy Revkin en el New York Times, “No hay evidencia de ninguna tendencia en la cantidad de tornados potentes (cate-goría F2 y mayor) durante los últimos 50 años en los Estados Unidos, aun cuando las temperaturas globales han crecido marcadamente.”

Lo mismo que las temperaturas invernales, la cantidad, severidad y ubicación geográfica de los tornados fluctúan de año a año en maneras que se correlacionan con los complicados patrones de flujo fluido de los océanos y la atmósfera, la posición de la Corriente de Chorro, las condiciones de El Niño y La Niña del Océano Pacífico tropical, etc.

Mientras existan las leyes de la naturaleza existirán los tornados. Pero podemos salvar muchas más vidas enfrentando la amenaza de los tornados de manera directa —por ejemplo, con radares del tiempo mejo-rados y mejor distribuidos, y con mejores medios para advertir a la gente de las áreas en peligro— que mediante el crédulo apoyo de esquemas de reducir “pisadas de carbono”, o financiando a más centros computarizados para predecir el calentamiento global.

Es fácil estar confundido por el clima, porque estamos constantemente advertidos acerca de las cosas horribles que sucederán o están ya listas para ocurrir como resultado del uso de los combustibles fósiles por la humanidad. Es importante distinguir qué está haciendo actualmente el clima y lo que los modelos compu-tados predijeron. La respuesta observada del clima a más CO2 no está en buen acuerdo con las prediccio-nes de los modelos.

Necesitamos de ciencia climática de muy alta calidad porque la importancia que tiene el clima para la humanidad. Pero también deberíamos recordar la descripción sobre cómo funciona la ciencia hecha por el fallecido, gran físico, Richard Feynman:

En general buscamos una nueva ley por el siguiente proceso: Primero la suponemos. Luego compu-tamos las consecuencias de la suposición para ver qué estaría implicado si esta ley que hemos supuesto es correcta. Luego comparamos el resultado de la computación con la naturaleza, con experimentos o con experiencia; las comparamos directamente con las observaciones, para ver si funciona. Si no está de acuerdo con los experimentos o las observaciones, la ley está equivocada.

El componente más importante de la ciencia climática es la observación a largo plazo de los fenómenos relacionados con el clima, del espacio, de la tierra, y de los océanos. Si las observaciones no apoyan las predicciones de los modelos —como tiempo más extremo, o temperaturas globales en rápido crecimiento— Richard Feynman nos dijo cuáles son las conclusiones que tenemos que sacar de la teoría: No sirve.



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?