POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba



Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña

Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Barcos, CO2 y analogías tontas

Eduardo Ferreyra

Presidente de FAEC
Noviembre 22, 2011

El ultra calentólogo americano Andrew Revkin tiene un blog en el sitio del New York Times, otro ardiente proponente del fraude del “cambio climático provocado por el hombre”. Recuerdo que hay un viejo refrán que dice: “Dios los cría y el viento amontona la basura…”.

Andrew (Andy, para los amigos) publica profusamente en su blog, pero este artículo nos ha causado una gracia muy especial. Es que cada vez se nota más que los argumentos científicos serios se les han terminado o no consiguen convencer a la gente del espantoso Apocalipsis que se abatirá sobre nosotros si no hacemos lo que nos dicen para salvar al planeta, y si no aceptamos la creación de nuevas leyes que implican la entrega sin condiciones de las soberanías de todos los países a las manos de una super organización mundial que se llamaría “Agencia de Protección del Ambiente Mundial”. Esta organización dependerá de las Naciones Unidas –es decir, a cargo de los grupos que desde la oscuridad y el anonimato controlan férreamente a la ONU.

El caso es que el divertido artículo de Revkin dice más o menos así:

¿Qué liga a un barco que se hunde con el CO2?

Por Andrew Revkin
Dot Earth.com
Noviembre 18, 2011

Respondiendo al post de esta semana sobre quién debe definir al peligrosos cambio climático causa-do por el hombre, Philip S. Wenz, de Corvallis, Oregón, propuso una analogía marítima para juzgar y responder a los riesgos de acumular gases invernadero. El post merece un lugar único en el blog “Your Dot”, una sitio reservado a comentarios no-anónimos, coherentes y convincentes. La contri-bución de Wenz me llamó la atención, lo admito, porque yo había tenido escapadas por un pelo en el mar –literalmente. [...] Este es el comentario de Wenz:

Dejando de lado por el memento la semántica de “escéptico” y “negacionista”, es posible considerar una analogía?

Usted está en el medio del océano en un barco que tiene una filtración, permitiendo que el agua ingrese dentro del casco. ¿Arregla usted la abertura, o espera hasta ver si el agua alcanza niveles “peligrosos”? Arreglar la filtración requerirá detenerse en el refugio de una isla cercana, alejándolo de su ruta y retrasando su viaje –costándole tiempo y dinero. Usted decide continuar hasta su destino original.

El tiempo pasa y el agua sigue subiendo. Mientras tanto, usted ha puesto mucha distancia ente su barco y la isla refugio, pero todavía tiene un largo camino que recorrer para llegar a su destino. Sin embargo no hay prueba de que barco se hundirá, aún cuando el agua parece estar ingresando al casco a un ritmo acelerado. De hecho, no hay prueba de que su barco se hundirá hasta que se hunde.

¿Hay alguna parte de su cerebro que pueda declarar legítimamente “peligro!” ¿O eso sería una respuesta irracional extrema?

Lo que sabemos es que el CO2 atmosférico mantiene a la Tierra caliente, y más CO2 la calienta más aún. También sabemos que el aire cálido admite más agua (de hecho un 4% más), y asé se provocan más tormentas poderosas y mayores sequías. La masa de hielo del Ártico se está derritiendo, como lo hacen la mayoría de los glaciares de los que inmensas poblaciones dependen para el abastecimiento de agua. Y ha habido un repunte de exacta-mente ese tipo de eventos desde que comenzó a ponerse más CO2 a la atmósfera.

Toda esa información está basada en mediciones científicas, y se han determinado las tendencias generales y las trayectoria, aunque los detalles precisos son, por definición, casi imposibles de predecir. A mí me parece que “peligro!” es exactamente lo que la ciencia nos está diciendo. “Gran Peligro!”

Peligro que, se le permite permanecer sin control, resultará ser mucho más costoso que reorganizar nuestros sistemas de energía y secuestrar biológicamente el exceso de carbono que ya está en el aire.

Hay varias cosas para demostrar lo errado de esta analogía; la cantidad de cosas que el Sr. Wenz no se actualizó, pero esto se haría demasiado largo y, por otra parte, los lectores de este sitio ya se habrán dado cuenta de los errores conceptuales que se cometieron en la analogía que a Andy Revkin le ha gustado tanto. Probablemente le gusta tanto porque cuando alguien le dijo algo que halaga sus oídos y se ajusta a la agenda poco científica que Revkin ama, no se preocupó en inves-tigar más a fondo el asunto y así le fue en los comentarios de los lectores. De los 45 comentarios que publicaron el 95% se mofaba de la analogía y se ríen del pobre Andrew. El comentario que yo envié era el número 5 y dice así:

Siguiendo la analogía, la cantidad de agua que se filtra al interior del bote nos dice que la cantidad de agua equivale a la condensación de humedad. Con la actual tendencia de crecimiento del CO2 se necesitarán varios millones de años para alcanzar las 3000 a 7000 partes por millón que existían durante los períodos Cámbrico, Ordovícico, Silúrico, Devónico, Cretáceo, cuando el barco de la Tierra tenía varias toneladas de agua dentro de su casco y el barco no se hundió sino que siguió navegando alegremente, con la tripulación viviendo vidas plenas como se muestra en los fósiles en todas partes del mundo.

La analogía está errada, es irreal y alarmista. Andy, inténtelo otra vez. Pero esta vez con información dura y real, para construir una buena analogía. Yo sé que usted tiene que colaborar con el diluvio de noticias alarmistas que inunda a los medios uno o dos meses antes de las Cumbres del Clima de Diciembre de todos los años. Sin embargo, esta clase de argumentos, puras elucubraciones, no ayuda a la causa y resultan contraproducentes –algo es una cosa muy buena.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?