POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS
"


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
de Eduardo Ferreyra


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Arrugues de barrera, tácticas y topos

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Agosto 25, 2010

Después del increíble “arrugue de barrera” cometido por James Cameron ante los periodistas escépticos, el cineasta de Avatar se ha llamado a silencio. Pero su vocero explicó las reales causas con una disculpa que resulta un cachetazo a la inteligencia de la gente: “Morano no está al nivel de debate de Cameron, y por ello no ocurrió. Cameron debería estar debatiendo con alguien que tenga una estatura similar a la que Cameron tiene en nuestra sociedad.”Cameron recurre al viejo truco de los ultra ecologistas: se apodera del “terreno alto moral” y predica desde las alturas su sabiduría. Luego se presenta como una persona con elevada “estatura social” para despreciar a la plebe socialmente inculta como los periodistas escépticos. En mi opinión Cameron es un psicópata incapaz de comprender la realidad.

Es reveladora la opinión que tiene sobre los psicópatas y las sociopatías (aunque no habla de Cameron sino de otros famosos personajes) el famoso psiquíatra venezolano, Franzel Delgado Sr, cargado de premios, honores y títulos en universidades inglesas y norteamericanas:

“…tiene, como todo ser humano, una configuración de la personalidad. Ese proceso que nutre la construcción de la personalidad cierra, en promedio, a los 21 años en todas las personas. Y, después de los 21 años, no es modificable. Cuando las cargas de la personalidad están bien repartidas, podemos hablar de una personalidad normal. Pero cuando ese proceso de estructuración se produce de manera inadecuada y cierra con cargas desproporcionadas (muchas cargas de un tipo y pocas de otra), entonces la personalidad se configura patológicamente. Y esa configuración patológica es vitalicia.

Pregunta:-¿Hay alguna configuración patológica en el caso de…?

Delgado: Existen características muy claras que permiten, sin mayor dificultad, plantearse una estructura de personalidad de tipo sociopática y narcisista.

Los trastornos de personalidad sociopáticos están definidos en las clasificaciones universales de la psiquiatría. Se trata de personas que están diseñadas biológicamente para violar las normas; no ejercen la lealtad; no actúan con la verdad; tienen vidas afectivas sumamente inestables; en su estructura no hay sensibilidad; no hay arrepentimientos; tienen que vivir permanentemente en el conflicto; no saben vivir en paz con los demás; y son muy manipuladoras.

Pregunta: ¿Y la personalidad narcisista?

Delgado: En el caso del narcisismo, la percepción que la persona tiene de sí misma está fuera de la realidad; es exagerada; tiene la convicción de ser única; se siente por encima de los demás. Cualquier mala acción es posible para satisfacer esas necesidades narcisistas de la personalidad. Como los narcisistas se creen predestinados para una situación muy especial, perfectamente es factible que puedan abrigar el temor de que hay gente interesada en perjudicarlos.

Cameron es reconocido como un manipulador exitosos que no titubeó en plagiar trabajos de escritores –uno estaba muerto y no se quejó, pero al que creía muerto, Harlan Ellison apareció y le ganó un juicio por plagio (por el libreto de Terminator) sacándole un muy jugosa indemnización.

Pero el éxito que tuvieron sus películas y la inmensa fortuna que amasó con ellas le ha dado esa sensación de ser alguien muy importante –por lo menos más de lo que realmente es en su especialidad- y extiende esa creencia y seguridad al campo de la ciencia climática. Pero sus convicciones ecologistas no parecen reflejarse en su modus vivendi. Habla de “huella de carbono” y “ahorro de energía”, de cambiar nuestro modo de vida y ser más frugales y menos consumistas. Sin embargo sigue la línea de uno de sus maestros, Al Gore. Que alguien calcule la “huella de carbono” de Cameron y sus intenciones de vivir de manera frugal. Esta es su casa:

Pero, ¿puede debatir Cameron?

Pero resulta que no tiene ni idea de lo que está hablando, y su ignorancia de lo que le falta por saber le ha dado esa falsa sensación de seguridad. Decía Nietzsche: “Nada peor que la ignorancia en acción.” Y gracias al oportuno consejo de Joe Romm pudo evitar ser despedazado en el debate.

Evitó que ingresara en ese tipo de debates que pueblan la internet –y hay muchísimos- que han demostrado que un escéptico bien preparado no sólo gana el debate sino que también hace cambiar de opinión a varios de los calentó-logos participantes. De manera, tácticamente hablando, Joe Romm salvó a Cameron de una derrota que habría sido ampliamente publicitada.

Pero, estratégicamente hablando, rehusar un debate tan anunciado le añade más sospechas a quienes piensan que no hay tanta verdad en las afirmaciones sobre el cambio climático. Es igual al jueguito de parques de diversiones donde hay que darle mazazos a las cabezas de topos que asoman de innumerables agujeros –cada vez que le damos un mazazo a un topo de inmediato otro asoma la cabeza: si se demuestra que los osos polares no están el peligro salta el topo de la desaparición de los glaciares del Himalaya; cuando ese topo ha sido reventado, salta por aquí el topo del aumento y frecuencia de los huracanes; ¡saz! Adiós a ese topo y surge el topo del fitoplancton amenazado por calentamiento, ¡paf! y allá aparece el topo del hielo del Ártico ¡sock! ahora salta el topo de la acidificación de los mares, ¡paf, sock, saz! Y siguen asomando su cabeza topos, cada vez más rápido; de a dos o tres a la vez. Al final, uno se cansa.

Y la ciencia más que expuesta y discutida es predicada como una religión.

Joe Romm se ha rehusado siempre debatir con Roger Pielke Jr., quien ni siquiera es un escéptico en toda la regla, a pesar de un ofrecimiento de $10.000 para caridad ofrecida por comentarista en la internet. De manera que se explica el consejo que le dio a Cameron: “Te harán añicos.”

Pero Cameron está lanzado. Es imparable. Como psicópata se cree omnipotente, invulnerable. Pero hubiese sido conveniente que fuese apoyado por un equipo de técnicos y científicos en su debate con los periodistas. Es un debate que tarde o temprano tendrá que hacerse de manera pública si es que queremos que la verdad sea finalmente revelada.

Después de la cancelación del debate Cameron declaró en una entrevista en el diario Aspen Times, refiriéndose a los periodistas con quienes se rehusó debatir: “Yo creo que son cerdos”. Brillante argumento para evitar el debate, por cierto. Pero, si sus adversarios no tenían la “estatura social” necesaria, ¿Por qué demonios los invitó a debatir? Parece el comportamiento de los matones que se pavonean antes su pandilla de seguidores pero que, cuando hay que poner el pecho a la balas desaparecen de la escena con cualquier excusa banal.

No es nada fácil saber cómo funcionan las mentes de los psicópatas. Pero sus actos y dichos los traicionan y los exponen en su verdadera dimensión.

El asunto no da para más. Quizás el Rey de los Gallinas aprenda la lección pero lo dudamos. Pretender que cambie es como esperar que el color de sus ojos cambie de azul a marrón.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?