PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Piquetes Papeleros: El Imperio Contraataca
o El Mundo al Revés

Por Eduardo Ferreyra

Dice el proverbio: “Donde las dan las toman,” y el asunto de los piquetes anti-papeleras parece complicarse con los “contra-piquetes”. Era lógico que, en un país donde la Justicia mira siempre para otro lado, mucha gente quiera hacer justicia por mano propia.

Algunos noticieros de la TV (no todos, raro, no?) nos dieron el Domingo 15 de enero la noticia de que “los vecinos de Gualeguaychú que manifestaban en contra de las papeleras a instalarse en Fray Bentos se vieron sorprendidos por un contra-piquete” organizado por camioneros Uruguayos. Parece que los camioneros, fastidiados y cansados por no poder pasar con su carga al otro lado del río, con la segura perspectiva de perder sus cargas perecederas, formaron un piquete entre el puente y la ciudad de Gualeguaychú, impidiendo a los vecinos retornar a sus hogares para alimentarse o dormir. Tampoco se podía, según la noticia, hacer el recambio de piqueteros anti-papeleras.

Parece que la cosa se puso algo pesada, porque con los camioneros “no se jode” –y si no lo creen pregúntenle a Moyano– de modo que entre las tomas de camioneros discutiendo con los “papeleros” (o papeloneros?), un señor muy ofuscado afirmaba que recurriría “hasta las últimas instancias judiciales”, y “exigiría que los jueces actuasen de inmediato”. Me pareció que finalmente alguien se había dado cuenta de que cerrar un camino e impedir el libre tránsito por una ruta argentina (algo que garantiza (?) la constitución Argentina, por otra parte) era un delito que clamaba por la intervención de las autoridades. Bien.

Pero en una toma más cercana se pudo ver que el protestante (auto-identificado como miembro de los organizadores del corte de ruta) lucía un gorro “pochito” con la leyenda “No a las papeleras”. El sujeto se estaba quejando de que “los camioneros uruguayos habían cortado una ruta argentina!” Parece que, en los escabrosos vericuetos de la mentalidad del piquetero nacional, el asunto de la ilegalidad de un corte de ruta radica en un simple tema de jurisdicción: si los uruguayos quieren hacer cortes de ruta –que los hagan en Uruguay, y no en Argentina donde molestan a los pacíficos delincuentes que cortan las rutas argentinas e impiden que los Uruguayos puedan retornar a su país. Lo que el señor iba a exigirles a los jueces era que defendieran el justo derecho que él tenía a cometer delitos. De locos!

Y sí, cuando los damnificados por el accionar delictivo de alguien, viendo que la autoridad, las fuerzas policiales, los fiscales, los jueces y todos quienes tienen la obligación de garantizar el cumplimiento de las leyes, están total e irresponsablemente ausentes de sus funciones, deciden arreglar las cosas haciendo una verdadera “Justicia por Mano Propia”, el asunto no les cae nada bien a los delincuentes. Cuando alguien que se cansa de ser asaltado en su casa o en la calle decide defenderse y pegarle un tiro al asaltante, está remediando la falta imperdonable de las autoridades a proveer a la “defensa interior”. Porque ese artículo de la constitución no se refiere a la defensa contra ataques del exterior, sino a la defensa de los derechos, los bienes y la vida de la población argentina.

Sin embargo, aunque la autoridad está en flagrante falta por omisión de cumplir con sus obligaciones para con la ciudadanía, la autoridad le juzgará como si fuese un verdadero criminal y lo condenará por no haber esperado a que la autoridad acuda en su defensa. Lástima que hay gente que hace más de 20 años que están esperando que las autoridades se pongan los pantalones y se decidan a adoptar las leyes y medidas que podrían poner coto al accionar delictivo –desde el asalto domiciliario o callejero, hasta los cortes de ruta –pasando, por supuesto, por el encarcelamiento de los funcionarios corruptos. No se haga ilusiones, mi amigo –jamás lo harán.

Hemos visto cosas absurdas en la vida, y como se presenta el futuro, parece que las cosas se harán cada vez más absurdas todavía. No es de extrañar que los cortes de ruta en Entre Ríos, delitos expresamente especificados en el Código Penal, gocen de una impunidad absoluta puesto que están impulsados y pro-tegidos desde lo más alto de la estructura gubernamental, tanto en el orden Provincial como del Nacional.

Desde la Nación se mira para otro lado, ya que de ordenar a la Gendarmería Nacional el despeje de las rutas debería hacerlo también con los piquetes que cortan desde el Puente Pueyrredón hasta el caminito barrial más humilde del país. ¿Cómo podría echar marcha atrás un gobierno que hizo crecer, apoyó y convirtió a los piquetes en sus aliados políticos, en sus fuerzas de choque, a las que estuvo armando ilegalmente a través de permisos emitidos por el RENAR para los amigos del Sr. D'Elía? Y que además les paga subsidios! ¿Se ha vuelto la sociedad argentina ciega, sorda y muda? ¿O simplemente ha enloquecido? ¿O sigue siendo la cobarde de siempre, teniendo el terrible miedo de abrir la boca por temor a las represalias de las mafias gubernamentales de turno? Cuando escuchen golpear sus puertas ya será demasiado tarde.

Malos vientos están soplando en la democracia Argentina. Y no vienen de las papeleras.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Volver a la página Política       Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


No se enoje!
Sólo díganos su opinión!

Nombre:
Email:
Comentarios: