¿Crisis por el Agua? Infórmense, verdes
POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Climate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    ¿Crisis por el Agua? Infórmense, verdes

    Rob Lyons, editor de
    Spiked Online
    Julio 12, 2013

    Los eco-guerreros que claman excitados que el mundo
    se está quedando seco deberían de tomar una ducha fría.

    Quizás hay escuchado usted hablar de la crisis del petróleo -o “peak oil” en inglés- el ”Pico del petróleo”, la noción de que el mundo tiene una provisión finita de petróleo y en algún punto la cantidad que sale del suelo comenzará de declinar. Entonces, nos aseguran los eco-pesimistas profetas del Apocalipsis, nuestra civilización adicta al petróleo llegara a su fin y necesitaremos crear una sociedad nueva, de bajo impacto, basada en usar cada vez menos energía, generada exclusivamente mediante fuentes renovables como el viento y el sol. La fiesta terminará muy pronto, se nos dice, con consecuencias desastrosas –aunque parece que hay algunos activistas y comentaristas que descorcharían la botella de champagne si el petróleo se terminara y la mierda realmente alcanzara al ventilador.

    El problema con la hipótesis del “peak oil” es que los hechos siguen probando que está equivocada. Se encuen-tran nuevos campos de petróleo y gas como ocurrió hace poco en las costas de Brasil. Más importante es, a medida de que el precio del petróleo sube hay un mayor incentivo para desarrollar nuevas tecnologías. Por ejemplo, en los Estados Unidos están las 'revoluciones' de los campos de gas y petróleo de esquistos, o “shale gas and oil”, donde las técnicas llamadas 'fracking' permiten que el petróleo y el gas atrapados en las rocas pueda ser liberado. Como lo hizo notar Matt Ridley hace poco: “Después de caer durante 30 años la producción de petróleo de Estados Unidos dio un salto hacia arriba en los últimos tres años, En 1995, el campo Bakken fue reconocido por el Servicio Geológico de EEUU como teniendo unos triviales 151 millones de barriles de petróleo recuperable. En 2008 esta estimación se revisó hacia arriba a 4 mil millones; hace dos meses esa cifra fue llevada al doble. Es una apuesta segura que será nuevamente revisada hacia arriba.”

    También lo estamos haciendo mejor usando los recursos que tenemos. Así, los autos se han vuelto mucho más eficientes en el consumo de combustibles, con los mejores motores diesel requiriendo menos combustible que los autos híbridos de moda como el Toyota Prius. Cuando un recurso es grais o muy barato, tenemos muy poco incentivo para pensar en la mejor manera de usarlo; a medida de que se vuelve más caro procuramos encontrar más, o lo usamos de manera más inteligente, o lo reemplazamos por algo nuevo –o más probable, una combina-ción de esas tres cosas.

    Desilusionados por el fracaso del desastre del “peak oil” para rendir frutos, nuestros monjes negros del eco-pesi-mismo maltusiano dieron a luz otra narrativa aterrorizante para confirmar sus sospechas de que la humanidad es una plaga rapaz sobre el planeta. Su última joya es el “peak water”, o “la Crisis del Agua”.

    Viéndolo bien, la Crisis del Agua es un concepto estúpido en un planeta donde las dos terceras partes de su superficie están cubiertas de, este… agua. De acuerdo con el US Geological Survey, hay en la Tierra 534 millones de kilómetros cúbicos de agua. Lo que tendemos a necesitar, sin embargo, no es agua de mar sino agua dulce, de la que hay mucho menos: casi 4,02 kilómetro cúbicos. Y gran parte de eso está muy profundo bajo tierra y cuesta acceder a ella.

    El agua en superficie de ríos y lagos es una pequeña fracción del total de agua dulce: 35.890 kilómetro cúbicos. Cómodamente, sin embargo, los procesos naturales hacen que el agua del mar se evapore y forme nubes, que luego vierten su contenido en la tierra –de manera que la mayor parte poblada de la Tierra hay actualmente suficiente agua para abastecer nuestras necesidades de una manera interminable y renovable. En cuanto al futuro, está claro que no hay una escasez de H2O en el planeta, Lo que realmente tenemos es una escasez de energía barata y la tecnología necesaria para aprovechar al agua salada del mar.

    Los teorizadores del “peak water” hacen foco sobre el la provisión de agua subterránea que está siendo usada más rápido de lo que se repone, o abastecimientos que no son rellenado en absoluto: la llamada “agua fósil”. De acuerdo con el conocido ecologista Lester Brown, escribiendo la semana pasada en The Guardian, la rápida extinción de estos abastecimientos en algunas partes del mundo está llevando a la declinación de la producción de alimentos. Y en un momento de rápido crecimiento de la población, aparentemente esto promete desastres para esos países.

    Pero a menudo el problema es político en vez de ser uno práctico. Por ejemplo, de acuerdo con Brown, después del embargo del petróleo árabe de los años 70s, Arabia Saudita tomó la decisión estratégica de volverse auto suficiente en trigo para evitar ser víctima de un embargo de trigo en represalia por el embargo de petróleo. Este país desértico en su mayor parte “desarrolló una agricultura irrigada fuertemente subsidiada basada de manera principal en acuíferos fósiles”, dice Brown. Ninguna sorpresa es que esos acuíferos se están agotando. ¿Es este un presagio de un problema que está viniendo, o sólo la realización de que grandes masas de trigo creciendo en un país muy caliente y muy seco es en realidad algo muy impráctico? –especialmente cuando hay mucha provi-sión de trigo mucho más barato de muchas fuentes de abastecimiento que harían muy improbable un embargo exitoso contra Arabia Saudita.

    En realidad, todas las correcciones que se aplican al “peak oil” se aplican al “peak agua”. Nuevas tecnologías pueden hacer a la desalinización del agua mucho más barata de lo que es ahora, una afirmación que está siendo hecha para nuevos métodos de filtración de agua basados en la nanotecnología. Un mejor uso del agua en irrigación, a través de cuidadoso manejo de cuándo y cómo se aplica el agua a los cultivos, puede recortar su uso de manera dramática –algo que está sucediendo en países secos como Israel y Australia, y en partes de los Estados Unidos. Los usos actuales del agua, como el de inodoros, pueden ser sustituidos rn lugres donde el agua tiene alta demanda. A través de proyectos de ingeniería civil el agua puede ser trasladada desde lugares donde abuna a lugares donde más se la necesita, algo que las sociedades estuvieron haciendo durante miles de años mediante canales y acueductos.

    En otras palabras, lo que tenemos es un problema práctico, para el que la gente en todo el mundo le hallará varias soluciones que se adapten a sus circunstancias particulares. Pero esa visión solucionadora de problemas es anatema para los ecologistas. Ignore sus afirmaciones de que estamos chocando constantemente contra problemas insuperables; es mejor ver a un límite natural simplemente como un problema que todavía no hemos resuelto. Y la humanidad tiene un inspirador registro de su capacidad para resolver problemas

    Fe en el futuro no quiere decir que no tendremos que enfrentar serios desafíos en el futuro. Alimentar la mundo cuando tiene un dos o tres mil millones de personas extras no será muy simple. Pero la experiencia nos da todas las razones para creer que tenemos la capacidad de acomodar más gente viviendo vidas más largas, más salu-dables y más ricas.

    Una de las barreras más grandes para alcanzar esa meta hoy es el pensamiento cerrado de los eco-miserables, y la pesimista visión de inclinación verde mantenida por demasiados líderes políticos y campañistas. El objetivo de cualquier persona con los intereses de la humanidad en el corazón debe ser lograr una disminución de la influen-cia de estos agoreros. “Peak verde,” alguien?



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Política              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?