POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Click to get your own widget
Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Salvar al planeta –de los hipócritas

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Julio 25, 2010

Los monólogos de los buenos comediantes son una inagotable fuente de sabiduría popular, casi siempre cargados de una enorme dosis de sentido común. A los hipócritas y los políticos les desagradan profundamente, y muchas veces esos voceros del sentido común han sido víctimas de la censura, con la aprobación de los fundamentalistas del pensamiento grupal.

Los más recordados ejemplos en la historia reciente argentina han sido el inolvidable Tato Bores y Enrique Pinti. Ambos terriblemente incisivos, hasta crueles con la infinita estupidez y estulticia de las burocracias de los gobiernos que saquearon sin piedad a nuestro país y a sus habitantes, y se los recuerda como una saludable vacuna contra la infinita estupidez humana.

En España se recuerda aún al inefable y genial Gila, con su famosas llamadas por teléfono y su infaltable, “Que se ponga!”, que en las décadas del 60 y 70 fueron la delicia de los hispanohablantes. A todos ellos se los puede hallar monologando todavía en ese arcón de documentos históricos valiosos que es YouTube.com (para desgracia de tantos que querrían que la gente olvide su pasado)- donde podemos acudir para respirar un poco de aire puro y seguir renovando nuestra vacuna contra el sinsentido de la imbecilidad institucionalizada.

En la lengua inglesa, entre los monologuistas más famosos y queridos por la gente se destacan al increíble Groucho Marx, comunicador de una filosofía surrealista de alto impacto –“Nunca sería socio de un club que me aceptase como miembro”. Y uno de los más ácidos analistas de la sociedad americana y en general de las modas y costumbres estúpidas adoptadas por todos los intelectuales del mundo –o de quienes pretenden serlo- fue el gran monologuista George Carlin, fallecido en 2008, a la edad de 69 años. Una pérdida lamen-table, como lo es la pérdida de todo cerebro en perfecto estado de funcionamiento.

También puede ser ubicado en YouTube, donde hay cientos de videos de sus actuaciones en teatros repletos de gente que no se cansaba de aplaudir y aullar su aprobación ante cada frase que dejaba caer como al pasar. Es una pena que no se encuentren traducidos al castellano, pero quienes entienden inglés pueden empezar a ver cómo se las gastaba Carlin en sus actuaciones deleitándose con el video que les incluyo más abajo. Luego viene la traducción al español de su monólogo titulado: “Salvando al Planeta.” Gócenlo. No me lo agradezcan:

ACTUALIZACIÓN: Gracias a la gentileza de un lector presentamos la versión con títulos en español.

Salvando al Planeta

George Carlin: Salvando al Planeta

Uno ve todos los días a gente alrededor de uno preocupándose por todo! ¿Qué pasa con el aire, qué hay con el agua, el suelo? ¿Qué pasa con los pesticidas, insecticidas, aditivos en los alimen-tos, carcinógenos, gas radón…? ¿Qué hacemos con las especies en peligro? Déjenme decirle acerca de las especies en peligro. OK, salvar a las especies en peligro es otro arrogante intento de los humanos de controlar a la naturaleza… es arrogante meterse con cosas que hace Dios, en primer lugar. ¿Es que nadie lo comprende?: ¡Interferir con la naturaleza!

Muchísimo más del 90% de todas las especies que han existido en este planeta... ¡han desapa-recido! Fuiiis! Se fueron! Se extinguieron. Nosotros no las matamos a todas, sólo… ¡desapa-recieron! Eso es lo que la naturaleza hace… en estos días desaparecen a un ritmo de 25 por día, sin importar cuál sea nuestro comportamiento en este planeta; 25 especies que hoy están aquí, se habrán ido mañana! Dejemos que se vayan con dignidad; dejen a la naturaleza sola… no hemos hecho ya suficiente? Nos creemos tan importantes!! Todo el mundo va a salvar algo ahora… ¡Salven los árboles, salven las abejas, salven las ballenas, salven esos caracoles…! Y la mayor arrogancia: ¡¡Salven al planeta!!

¿Queeé!!!? ¿Me están tomando el pelo? ¿Salvar al planeta? ¡Si todavía no sabemos cómo cuidarnos a nosotros mismos! No sabemos cómo cuidar a otros alrededor nuestro, ¿y vamos a salvar al jodido planeta??? Me estoy cansando de toda esa mierda! Cansado! Cansado de esa mierda del Día de la Tierra, de esos soberbios evangelizadores ecologistas, de esos liberales que piensan que el gran problema de este país es que no hay bastantes bicicletas; gente que trata de hacer a este planeta más seguro con sus Volvos…

Además, los ecologistas no dan una mierda por el planeta; no les importa el planeta… No en sus "abstractos," no, no en sus declaraciones; les interesa sólo “un lugar limpio donde vivir.” Su propio y pequeño hábitat, donde piensan que en el futuro podrían ser incomodados perso-nalmente… Ahora bien, su propio iluminismo no me impresiona, porque no hay nada malo con el planeta, el planeta está bien, ¡es la gente la que está jodida!

Es diferente, muy diferente, el planeta está fenómeno…! Comparado con la gente el planeta la está pasando bomba! Lo estuvo durante más de 4500 millones de años! ¿Han pensado alguna vez en la aritmética? El planeta ha estado aquí 4500 millones de años! Nosotros hemos esta-do, ¿cuánto tiempo? ¿Cien mil, quizás 200 mil años? Y apenas hemos estado involucrados con la industria poco más de 200 años. 200 años versus 4500 millones! Y tenemos el engreimien-to de pensar que podemos poner en peligro a esta hermosa bola azul y verde que flota en el espacio? El planeta ha atravesado por muchas cosas mucho peores que nosotros… erupciones volcánicas, terremotos, tormentas solares, inversión de los polos magnéticos, cientos de millo-nes de años de bombardeo de asteroides, cometas, meteoritos, inundaciones globales, tsuna-mis, incendios continentales, edades de hielo una detrás de otra… ¿Y creemos que las bolsas plásticas, o unas latas de aluminio van a hacer alguna diferencia?

¡El planeta no se va a ninguna parte! Nosotros vamos! Nos estamos yendo… hagan sus valijas, amigos, nos estamos yendo! Y no vamos a dejar muchos rastros tampoco, gracias a Dios por eso… quizás un poco de poliestireno, quizás…, poliestireno, un poco…

El planeta se quedará aquí mucho tiempo después de que nos hayamos ido… sólo otra muta-ción que fracasó, un error biológico, otro callejón sin salida de la evolución. El planeta se nos sacudirá de encima como un mal caso de pulgas, una molestia superficial. ¿Quieren saben como las juega el planeta? Pregúntenle a esas personas en Pompeya convertidas en estatuas de ceniza volcánica: ¿Cómo la está pasando el planeta? O pregúntenle a esas gentes en ciudad de México, o Chile, o Turquía, sepultadas por toneladas de escombros después de un terremoto: “¿Se siente usted como una amenaza para el planeta esta semana?” ¿Y esa gente de la isla Kilauea que construyeron sus casas en la falda de un volcán… ¡Y luego se asombran de tener lava en el living!

El planeta estará aquí mucho, mucho, mucho tiempo después de que nos hayamos ido, y se recompondrá, y se aseará un poco… porque eso es lo que es el planeta: un sistema auto co-rrectivo. El aire y el agua se recuperarán, el suelo se compondrá, y si es cierto que el plástico no es degradable, bueno… entonces el planeta incorporará al plástico a un nuevo paradigma: la “Tierra más plástico”. El planeta no comparte nuestros prejuicios contra los plásticos. El plás-tico provino de la Tierra y probablemente el planeta lo vea como otro de sus hijos queridos… Quizás sea una de las razones por las que el planeta nos permitirá irnos: ¡quiere al plástico para él solo! No sabía cómo hacerlo; el planeta nos necesitaba para eso…

Podría ser la respuesta a la vieja pregunta filosófica: "¿Por qué estamos aquí?" ¡Plástico! ... ¡¡¡Imbéciles!!! Ahora que el plástico está aquí, el trabajo ya está hecho, y ya podemos irnos. Y es un proceso que creo que ya ha comenzado. Para ser justos, creo que el planeta nos ve como una suave amenaza que puede manejar, estoy seguro de que el planeta se defenderá bien, algo así como una gran organismo, como un gigantesco hormiguero, o una colmena… ¿Qué haría usted si fuese el planeta? ¿Cómo se defendería de esta molestosa especie… Hummmm… virus! Sí, virus! Estos tipos parecen vulnerables a los virus, los virus están llenos de trucos, siempre mutando formando nuevas variedades cada vez que inventan una vacuna. Quizás este virus podría ser uno que comprometa al sistema inmunológico de la persona, que permita que sean vulnerables a todas las otras formas de infección.

Y hasta quizás sea posible que pueda transmitirse sexualmente, haciendo que sean menos proclives a dedicarse al acto de la procreación para reproducirse… bueno, esa es una nota poética, no? Es un comienzo. Y uno puede soñar, no? Tenemos que preocuparnos de las cosas pequeñas, árboles, abejas, caracoles, ballenas… Creo que somos parte de una Sabiduría Ma-yor, que jamás comprenderemos, un orden más elevado, tan elevado como a usted le guste, algo que yo llamaría, el Gran Electrón. El Gran Electrón. Wuooou! Wuooou! Wuooou! No castiga, no recompensa, no juzga a nadie, tan sólo ES… y también nosotros somos. Por un ratito. Gracias por estar conmigo un ratito esta noche…



COMENTARIO DE FAEC: Si la manera de pensar y monologar de George Carlin les ha gustado, y así lo expresan en los comentarios más abajo, el próximo monólogo de Carlin es "El Sueño Ameri-cano," que habla sobre cómo los pueblos creen que son dueños de sus destinos y de sus decisio-nes. Se pueden cambiar unas pocas palabras y escuchar sobre "El Sueño de Grandeza Argentino", "El Sueño Bolivariano," y tantas otras pesadillas que vemos todos los días. Muy gracioso, pero muy doloroso también. El tercer monólogo sería "Usted No Tiene Derechos." Que nos hace acordar a nuestra vida diaria...



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas



Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?