PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS








LA CUMBRE CLIMÁTICA 2004 SERÁ EN DICIEMBRE EN BUENOS AIRES


Con la ciencia y los países divididos, con la "evidencia" reemplazada por la "conveniencia", con el Cambio Climático reducido al Efecto Invernadero y al CO2 y luego agrandado a fenómeno total, llegamos al momento decisivo.

En los Medios de Comunicación Social (MCS) de mayor tiraje o rating de nuestro país, escasa y únicamente se expone la teoría impulsada por la “ciencia oficial”, a saber, la aceleración del Efecto Invernadero natural por causas antropogénicas, sus catastróficas repercusiones sobre el Cambio Climático y apocalípticas consecuencias; pero nada se lee, mira o escucha sobre lo sostenido por la “ciencia disidente”.

Esto se ve reforzado en forma muy significativa por películas estratégicamente estrenadas como por ejemplo “El día después de mañana”, los programas de estudio en todos los niveles de educación, etc. Ello produce temor, desinformación en la gente y falta de igualdad de oportunidades para que los que piensan diferente puedan expresar sus ideas.

La primera cuestión es que nadie parece percatarse de la sencilla estrategia desarrollada por los reduccionistas de la realidad, cuyo primer paso es un cuádruple achicamiento del fenómeno en cuestión. La minimización consiste primeramente, en reducir el Cambio Climático Global (CCG) a Calentamiento Global del Planeta (CGP); segundo, reducir el CGP a Efecto Invernadero (EI); tercero, reducir el EI a los Gases de Efecto Invernadero (GEI) producidos por la actividad humana, y cuarto, reducir los GEI antropogénicos al Dióxido de Carbono (CO2).

El segundo paso es tomar esa realidad achicada y transformarla en el todo, olvidando al resto del fenómeno. El tercer paso consiste en convertir ese gas en algo nocivo para la conservación de nuestro hábitat, para luego enfocar sobre el mismo la supuesta solución contenida en las cláusulas del Protocolo de Kyoto (PK).

En mi opinión, existe en realidad un sistema de fuerzas componentes que conducen a un cambio permanente. Como todas funcionan a cada instante, lo que hay que hallar es “la Resultante”  en lugar de tomar una componente muy menor, casi insignificante para el cambio climático, elevarla a la categoría de “Resultante” y obrar sólo sobre ella ignorando todo el resto.

La segunda cuestión es la transformación de este  problema científico en político. Ello se deduce fácilmente de las consideraciones publicadas por los MCS, que fueron inclinando la balanza a favor de la firma del (PK) en poco tiempo, las que no son de carácter científico.

Prueba de esto es que una importante autoridad internacional expresó luego de la firma del PK en la Cumbre de Bonn por parte de importantes emisores, que este hecho representaba un verdadero terremoto geopolítico. Rusia, en la Cumbre de Moscú en el 2003, declaró al PK “científicamente defectuoso” y  “totalmente carente de bases científicas” y ahora lo firmó sin que hayan surgido nuevos elementos de juicio científicos que justifiquen tal resolución.

Sin embargo, la firma del PK para el 2004 parece que tendría para Rusia como contrapartida entre otras ventajas, su ingreso a la Organización Mundial de Comercio (OMC). Según el  Físico Atmosférico Dr. PhD S. Fred Singer, los responsables de la reducción de las causas determinantes del Cambio Climático Global del Planeta a la superproducción de CO2, no aportan nuevas “evidencias” sino que insisten en buscar más y más “consecuencias” que taladran por los MCS  empleando legiones de investigadores y repetidores.

Esos mínimos ejemplos encierran un concepto de lucha por el poder y liderazgo mundial, en lugar de articulación de un sistema de defensa del planeta amenazado. Los actuales fundamentos para firmar el PK o para estar bien posicionados en la lista de entusiastas del mismo, son de carácter primordialmente económicos, cobrando plena vigencia aquello de que en esta lucha del cambio climático, la primera víctima es la verdad.

Este artículo no busca poner palos en la rueda, oponerse porque sí o simplemente sembrar dudas, sino informar a la opinión pública por los medios masivos para que la gente conozca todo el fenómeno en cuestión y pueda elegir su posición ante el mismo, el cuidado del hábitat común, su futuro y el de sus descendientes, no siendo necesario que le entreguen las decisiones enlatadas.

A fin de año se somete a prueba de tormento el PK en la Cumbre Climática de Buenos Aires y después, si entra en vigencia, las consecuencias se verán a corto, mediano, largo y larguísimo plazo.

En este contexto nos dirigimos aceleradamente a la Cumbre Climática prevista para diciembre del corriente año, la que logrará con la firma de Rusia convertir al PK en ley internacional, sin el consenso científico pertinente, con lo “evidente” reemplazado por lo “conveniente”, donde el objetivo es operar prioritariamente sobre el producto de la cuádruple reducción mencionada, el anhídrido carbónico, que es el Gas de Efecto Invernadero de menor potencial de calentamiento, proveniente del empleo de combustibles pertenecientes a la fuente energética más importante de la economía mundial, pero no para reducir sus emisiones sino para tener el poder de regularlo y manejarlo con las fuerzas del mercado, por medio de un complicado sistema de controles, asignaciones y multas que serán motivo de análisis en otro artículo.

Ninguna de mis publicaciones sobre este tema se refiere a ningún país en particular, ya que este es un fenómeno global. Oportunamente me referiré al caso específico de cada país dentro del contexto mundial.

BUENOS AIRES, 2 de noviembre de 2004.

A. CRISTIAN FARIZANO
Magíster en Transporte
Investigador Asociado “Fundación Atlas” de Argentina
cristianf_50@yahoo.com

Publicado en:
Página Web de “Fundación Atlas” – Argentina –
“Noticias” – España –
“FAEC” Fundación Argentina de Ecología Científica – Argentina


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


No se enoje!
Sólo díganos su opinión!

Nombre:
Email:
Comentarios: