PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS


Amnesia: Crónica Enfermedad Argentina

por Eduardo Ferreyra

La memoria es una habilidad que los argentinos parecen perder de manera súbita según sea el viento que esté soplando en ese momento.
Es una variante de "la cabeza enterrada en la arena" de los avestruces.
Ni la cabeza en la arena ni la amnesia voluntaria solucionan problemas.

Este asunto de las “pasteras” de Fray Bentos se está convirtiendo en un muestrario de enormes disparates, cada uno compitiendo con los anteriores por el Campeonato Mundial del Dislate. Hay varios premios a distribuir, como ser el Premio a la Incoherencia, el Gran Trofeo a la Ignorancia, la Cocarda de Platino a la Neurosis, o la Copa de Oro de la Desin-formación, entre varias medallas menores. Pero hoy parece que se estuviesen concentrando en la Plaqueta de Diamante de la Amnesia, paso previo para lograr el Gran Copón del Levantamiento de Fracasos Estrepitosos.

Los esfuerzos de la diplomacia argentina para convertir el papelón universal sufrido en La Haya (“rescatar,” le llaman) en una brillante victoria judicial reviste carácter de sainete a lo Alberto Olmedo –que Dios tenga en su gloria –cómico casi tan divertido como sus émulos actuales en la Cancillería.

En múltiples apariciones funcionarios de la Cancillería, como el Canciller Sr. Taiana, o el Dr. Estrada Oyuela, y a partir de las declaraciones de estos y otros personajes de la farándula cancilleresca, ministeriales y secretariales, se ha podido comprobar una súbita y alarmante pérdida de la memoria en los funcionarios argentinos: se han olvidado de que firmaron un acuerdo con el Uruguay para monitorear el funcionamiento de las plantas de celulosa de manera conjunta con el país hermano, a través de la CARU.

“¿Cómo puede ser?,” me dirán. “No es posible una torpeza semejante.” – dirán otros. Un repaso de la historia aclara muchas cosas. El texto siguiente es un extracto de opiniones e informaciones publicadas en el popular blog Uruguayo “Bustimos”, y adaptado, añadido y redondeado por mí, aunque la mayor parte viene de ese blog.

Historia de una Graciosa Amnesia

En Abril de 1961 se crea el Tratado del Río Uruguay. El Tratado del Río Uruguay es esen-cialmente un tratado de límites. Véase el sitio de Prefectura Naval Argentina. En el Artículo 7, se dice:

Las Altas Partes Contratantes acordarán el estatuto del uso del río, el cual contendrá entre otras materias las siguientes:

a) Reglamentación común y uniforme para la seguridad de la navegación.
b) Régimen de pilotaje que respete las prácticas actualmente vigentes.
c) Reglamentación para el mantenimiento del dragado y balizamiento, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6º.
d) Facilidades recíprocas para relevamientos hidrográficos y otros estudios relacionados con el río.
e) Disposiciones para la conservación de los recursos vivos.
f) Disposiciones para evitar la contaminación de las aguas.

Por lo tanto el artículo 7 dice que existirá un Estatuto del Río que regule, entre otras cosas la contaminación como dice el item “f” anterior. El estatuto puede leerse en este link de la Universidad de La Plata:

Veamos algunos artículos relevantes:

ARTICULO 2: A los efectos de este Estatuto se entiende por:

a) PARTES: La República Argentina y la República Oriental del Uruguay.

b) TRATADO: El Tratado de límites entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay en el Río Uruguay, suscripto en Montevideo el 7 de abril de 1961.

c) RIO: El Río Uruguay en el tramo señalado en el artículo 1 del Tratado.

d) ESTATUTO: El presente instrumento jurídico.

e) COMISION: La Comisión Administradora del Río Uruguay que se crea por el Estatuto.

Es decir que el estatuto Crea una Comisión, la CARU.

Según Argentina, Uruguay estaría violando el Artículo 7, donde se enumeran algunos come-tidos de la CARU en cuanto a la modificación del régimen de aguas y sus eventuales conse-cuencias:

"ARTICULO 7 : La Parte que proyecte la construcción de nuevos canales, la modificación o alteración significativa de los ya existentes o la realización de cualesquiera otras obras de entidad suficiente para afectar la navegación, el régimen del Río o la calidad de sus aguas, deberá comunicarlo a la Comisión, la cual determinará sumariamente, y en un plazo máximo de treinta días, si el proyecto puede producir perjuicio sensible a la otra Parte.

Si así se resolviere o no se llegare a una decisión al respecto, la Parte interesada deberá notificar el proyecto a la otra Parte a través de la misma Comisión. En la notificación debe-rán figurar los aspectos esenciales de la obra y, si fuere el caso, el modo de su operación y los demás datos técnicos que permitan a la Parte notificada hacer una evaluación del efec-to probable que la obra ocasionará a la navegación, al régimen del Río o a la calidad de sus aguas."

Si se repasa el estatuto, se verá que en caso de no llegar a acuerdo alguno es el tribunal inter-nacional quien debe dirimir.

Pero la CARU trabajó sobre la contaminación provocada por eventuales plantas de Celulosa a construirse evidentemente a la vera del río, generando el documento:

Dice su primer párrafo:

PLAN DE MONITOREO DE LA CALIDAD AMBIENTAL
DEL RÍO URUGUAY EN AREAS DE PLANTAS CELULOSICAS

Introducción

Teniendo en cuenta la implantación futura de plantas de celulosa y en el marco del actual PROGRAMA DE EVALUACION DE CALIDAD DE AGUAS Y CONTROL DE LA CONTAMINACION DEL RIO URUGUAY (PROCON), se desarrolló el esquema que se describe a continuación cuya acción se centra en zonas de posible influencia de los em-prendimientos. En este documento se describen acciones de monitoreo de CARU para la protección de la calidad de las aguas, biota acuática y sedimentos del Río Uruguay.

A partir de aquí se desata la comedia de enredos que incluye cortes de rutas y puentes, angustias entre los pobladores de Gualeguaychú, insólitas declaraciones de gobernadores, ministros, presidentes de ambos países, alpinismo circense de mercenarios de Greenpeace, “streaking” de reinas del carnaval ante los presidentes en una cumbre en Viena, viajes y presentaciones judiciales ante el Tribunal Internacional de La Haya, culminado por una horrible goleada de 14 a 1 en contra. Todo a consecuencia de ese espantoso ataque “amnesia” de actuales y anteriores Cancilleres argentinos, y una incapacidad de encontrar documentos que están expuestos a la vista y paciencia del público en la Internet.

En la Memoria Detallada del Estado de la Nación, mensaje pronunciado por el Señor Presi-dente de la Nación Argentina ante el congreso de su país en diciembre 2004, dice el Go-bierno Argentino:

"Planta de Celulosa M'Bopicua ENCE y Emprendimiento BOTNIA. De acuerdo a las Coinciden-cias especificas de ambas Delegaciones ante la CARU con referencia a la posible instalación de fábricas de pasta de celulosa a la vera del Río Uruguay fue diseñado un Plan de Monito-reo de la Calidad Ambiental del Río Uruguay en áreas de plantas celulósicas que junto con el Plan de Protección Ambiental del Río Uruguay contribuye a mantener la calidad del recur-so hídrico."

La primera frase enmarca el párrafo en el tema en cuestión, esto es, las plantas de Ence y Botnia. Seguimos con la historia:

"De acuerdo a las Coincidencias especificas de ambas Delegaciones ante la CARU...."

Aquí y siempre de acuerdo al gobierno argentino, hubieron:

a.- Delegaciones (dos, dice ambas), es claro que una por cada país.
b.- Que trabajaron ante la CARU.

Esto es importante: la CARU es el organismo designado en el Estatuto como el ente idóneo para tratar estos temas. Seguimos:

"....con referencia a la posible instalación de fábricas de pasta de celulosa a la vera del Río Uruguay ...."El tema es claramente la posible instalación de fábricas de pasta de Celulosa sobre el Río Uruguay, particularmente las de Botnia y Ence. Sequimos:

"....fue diseñado un Plan de Monitoreo de la Calidad Ambiental del Río Uruguay en áreas de plantas celulósicas que junto con el Plan de Protección Ambiental del Río Uruguay contribuye a mantener la calidad del recurso."Esto también es relevante. Siempre de acuerdo al gobierno argentino:

a.-Existe un plan de Monitoreo de calidad de agua frente a plantas de celulosa.
b.- En conjunto con el existente en ese momento Plan de Protección Ambiental del Río Uruguay, estos dos planes contribuyen a mantener la calidad del agua.

En segundo lugar, el diputado Godoy ha recibido copia de la versión taquigráfica de la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación realizada el 14 de abril de 2004 con la presencia del Ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Dr. Rafael Bielsa, en la que se abordó también la cuestión de la instalación de las plantas de celulosa en Fray Bentos. Ante la pregunta de un legislador sobre la cuestión, el canciller Bielsa respondió (se transcribe textual):

“Respecto de M'Bopicuá, el acuerdo que suscribimos con Uruguay va a tener tres etapas. Una primera etapa es la que culmina con la aprobación del emprendimiento. Esa etapa tiene un ámbito que es la Comisión del Río Uruguay –la CARU- en la que la Argentina va a recibir toda la información por parte de Uruguay. Como se sabe la Argentina ha presentado dos informes de impacto ambiental y los informes contienen los planes de remediación.”

“La segunda etapa, que es la de construcción, es de cuatro años, respecto de la cual la Argentina va a  tener una posibilidad de monitoreo, que no es un tema trivial, porque el punto está puesto en que existen procesos tecnológicos que permiten reducir al mínimo las consecuencias medioambientales, excepto que las plantas que tienen esa naturaleza son mucho más caras. Entonces, Uruguay, en su carácter de país verde, es el sexto país en protección del medio ambiente a nivel mundial y tiene muy en cuenta estas preocupaciones.”

“Me pareció que era una incumbencia que podemos reclamar de acuerdo con el tratado del Río Uruguay y la Comisión va a ser la que va a monitorear la construcción.”

“En la etapa de funcionamiento vamos a tener un permanente intercambio a través de mediciones. El tratado es un poco restrictivo porque habla de flujo de agua y no de márgenes, y por ello acordamos en darle una interpretación amplia vinculada con efectos como pueden ser los malos olores, las lluvia ácida o la polución en materia de azufre.”

“Luego de un largo proceso, la Argentina y Uruguay llegaron a ese acuerdo”.

Este trabajo de terapia psiquiátrica periodística tiene la intención de ver si los funcionarios argentinos recuperan su memoria y abandonan su postura de no querer compartir con el Uruguay el control y monitoreo de las plantas de celulosa de Fray Bentos. Después de todo lo firmaron, lo anunciaron a las Cámaras y, como dicen los chicos, “Lo que se escribe con la mano no se borra con el codo,” o como dirán los jueces del Mercosur a la hora de fallar el reclamo uruguayo por los cortes de rutas y puentes:

“El que firma tiene que cumplir –y el que rompe, paga.”

Y a los argentinos esta pérdida de la memoria nos puede llegar a costar varias partes de nuestra anatomía, además de un ojo de la cara. No sólo los 400 millones de dólares que reclama Uruguay, sino los 400 a 500 dólares por hora que cobran cada uno de los asesores legales de la Cancillería Argentina, en un juicio que llevará AÑOS.

Propongo que los abogados argentinos practiquen un “renunciamiento patriótico” de sus honorarios y los donen a obras de caridad para ayudar a solventar los gastos de salud de los pobladores de Gualeguaychú que serán afectados por las emanaciones y efluentes de las plantas de celulosa.

¿Serán tan patriotas y desinteresados, tan amantes de los pobladores de las riberas del Río Uruguay como lo vienen pregonando? Mmmm…

Eduardo Ferreyra

Presidente de FAEC

POST SCRIPTUM: La Amnesia no es sólo la de las autoridades de la Cancillería sino de los habitantes de la Argentina –aunque hay honrosas excepciones:

¿QUIEN ES JORGE TAIANA?

El diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca publicó en su editorial del 23 de marzo de 2006 lo siguiente - "La Nueva Provincia" de Bahía Blanca | 15/6/2006|1:54hs | Asesinos

”El viernes 4 de julio de 1975 una bomba estalló en el céntrico bar porteño El Ibérico. La finalidad del atentado fue asesinar a un oficial naval. Murieron dos parroquianos. Un mozo y una mujer en la puerta del baño; varios resultaron heridos.

Pocos días más tarde fueron detenidos Jorge Enrique Taiana, cofundador de Descamisados, y su esposa, Graciela Iturraspe, alias "Inés". Ella fue conducida a la cárcel de Devoto (por tener dos hijos menores) y él, a La Plata.

Más tarde, Jorge Taiana fue trasladado al penal de Rawson en el que eligió prestar tareas en la panadería, hasta salir en "libertad vigilada".

Taiana, que hace treinta años se dedicaba a poner bombas y matar gente, ayer como canciller de la Argentina se llenó la boca con la defensa de los derechos humanos. Hay hipocresías siniestras.


Grabe este artículo como PDF



Deje su comentario sobre el artículo:


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?