PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

La Pistola Más Rápida de Occidente

Por Eduardo Ferreyra

¿O era del oeste? No importa, el IPCC ha demostrado ser el tirador desde la cintura más eficaz de la historia. Su reciente Resumen para políticos es una muestra de disparar primero y preguntar después.

En el Salvaje y Lejano Oeste, que cuando éramos niños le llamaban también Far West, los guar-dianes de la Ley sobrevivían gracias a su malsana costumbre de disparar primero y hacer las preguntas después. Wyatt Earp, Doc Holliday, Bat Masterson, eran ejemplos que Hollywood nos presentaba como la manera correcta (políticamente?) de hacer cumplir la Ley. Las preguntas se las hacían a los cadáveres.

La corrección política que antes dio jueces ejemplares como Mr. Lynch, genial inventor de su famosa Ley que ordenaba colgar de la rama más cercana a los ladrones de caballos (no así a los cuatreros o asesinos comunes), hoy ha variado de manera estremecedora dando un giro Coper-nicano que establece que los ladrones, asesinos, terroristas y piqueteros tienen más derechos que sus víctimas. Muchos de ellos alcanzan hoy elevados cargos en varios gobiernos del mundo.

Pero permítanme explicar esta curiosa analogía entre los sheriff del Far West y nuestro nuevo Guardián del Orden Climático, el IPCC y su legión de ayudantes –que ya los hubiese querido tener la Agencia Pinkerton para capturar más rápidamente a Butch Cassidy y el simpático Sundance Kid.

El Nuevo Orden Mundial

Ya no quedan dudas que hoy estamos en camino al Nuevo Orden Mundial, un gobierno único global que se hará cargo de todas las naciones del mundo, anulará las soberanías nacionales, e impondrá una tiranía a cargo de los “poderosos e influyentes” del mundo (lea El G300: Los verdaderos Dueños del Mundo) que sólo terminará cuando el Sol se convierta en una enana roja –o como en la novela de George Orwell, “1984”, alguien se haya decido a ponerle fin al inacep-table estado de cosas.

Eso, por supuesto, incluirá el reflotar la Ley de Lynch, y la gente se ocupará de buscar a los burócratas y funcionarios responsables y dejarlos colgando de una rama o un farol. Quizás podamos ver una repetición de los hechos de Fuenteovejuna –algo que todos, secretamente, guardamos con mucho cariño en el fondo de nuestros corazones.

El Nuevo Orden Mundial se está pergeñando desde hace varios siglos, y ha tenido excelsos proponentes y colaboradores como el Reverendo Thomas Malthus, y pensadores como Bertrand Russell, Julian Huxley, o H.G. Wells, y dudosos políticos como Henry Kissinger, George Bush (padre), Al Gore, Margaret Thatcher, Tony Blair, y una miríada de escritores y funcionarios menores que por un sueldo venderían a su madre.

La manera en que se está consiguiendo avanzar en dirección al Gobierno Unimundial es a través del abandono de la Democracia y su reemplazo por la DEIMOCRACIA. Con “I” entre la E y la M. Deimos era el dios griego del Terror. También es una de las lunas de Marte, junto a Fobos, que era el dios del miedo. De su nombre deriva "Fobia".

Deimocracia significa el gobierno a través del miedo y el terror, y no a través del conocimiento –la palabra ciencia proviene del Latín Cientia, precisamente “conocimiento” – y eso se puede comprobar en la manera en que los sistemas educativos han ido abandonando paulatinamente la educación de las ciencias y la técnica en beneficio de una “espiritualidad”, un romanticismo dieciochesco, a la Rousseau, donde los Derechos Humanos dejaron de ser los de la Revolución Francesa (para qué otros?) y se convirtieron en los Derechos que defienden a los elefantes, pandas, mosquitos, las babosas del desierto de la Baja California, o los sapitos de las selvas lluviosas. Los miembros honestos y decentes de la especia humana han pasado a un segundo plano, dejando paso a un primer plano a terroristas y guerrilleros como los de Al Qaeda, las FARC, y Sendero Luminoso.

El Miedo Baja las Defensas

Sabido es que el miedo baja las defensas del organismo. El estado de miedo continuado condu-ce al stress constante y los estudios científicos sobre ratas y otros animales llevaron a la conclu-sión de que el stress reduce las defensas naturales del organismo, y no es necesario un virus –como el HIV- para destruir el sistema inmunológico. Eso con respecto a la fisiología. Pero con respecto a las defensas mentales que tiene la gente para contrarrestar amenazas en su entorno (como los funcionarios de gobierno, por ejemplo, y sus leyes de saqueo público), el miedo tiene la capacidad de reducir y eliminar eventualmente toda capacidad de raciocinio.

La vieja y siempre efectiva técnica de los asaltantes de caminos de ponerle a sus víctimas un cuchillo en la garganta o una pistola en la frente cumple con el objetivo: infundir un miedo que impide a la víctima reaccionar y defenderse. El miedo está estrechamente relacionado con el conocimiento. Un cinturón negro de Tae Kwan Do no se asusta porque un tonto se haya puesto al alcance de sus manos al ponerle un cuchillo en el pecho. Los conocimientos de defensa que tiene impiden que su cerebro se paralice. En dos o tres segundos el asaltante tendrá un brazo quebrado y, probablemente, el cuchillo metido en alguna parte poco decorosa de su cuerpo. O si amenazaba con un revólver, se arrepentirá de no haber seguido el consejo de los viejos cono-cedores del Far West: “Limarle la mira”, porque resulta doloroso cuando el cañón es introducido por las retaguardias.

Todo esto es nada más para demostrar que el miedo paraliza el cerebro, impide el uso correcto de los mecanismos racionales, y deja a las víctimas indefensas listas para ser saqueadas. La mejor –la única- defensa es el conocimiento. Y quienes conocen lo que tienen que conocer para sobrevivir, analizan las cosas con tranquilidad y reaccionan protegiendo sus vidas, las de su familia y sus bienes. Y, sabiendo todo esto, pasemos a considerar la notable analogía del IPCC con los sheriffs del Far West.

El Informe para Políticos Crédulos

Los sheriff hacían fuego sin antes preguntar. Esa habilidad y costumbre entre los actuales “guar-dianes del orden” es conocida como “gatillo fácil”. Y el gatillo fácil más veloz y efectivo entre los guardianes de la supervivencia humana es el IPCC, que ha establecido sin muchas evidencias científicas, que el cambio del clima es el peligro más feroz que debe hoy debe enfrentar la humanidad. Parece que el peligro del terrorismo a escala global no califica como “amenaza”, aunque sus víctimas se cuenten por decenas o centenas de miles –algo que el cambio climático no ha hecho. O los accidentes de autos en las carreteras, o las enfermedades y plagas como la malaria, la tuberculosis, o la obesidad, sin ir más lejos.

Una cosa tiene que quedar muy clara: el Resumen para Políticos emitido por el IPCC es disparar primero y preguntar después. Usted se preguntará cómo puede ser que las Naciones Unidas emitan el resumen de un informe final que todavía no ha sido terminado, y la respuesta es fácil: no es un resumen, es un escrito preparado de antemano, mucho antes de que sus famosos 2500 científicos se pusieran a investigar. El Resumen del Cuarto Informe contiene las mismas conclusiones que existen en el Tercero, el Segundo y el Primero, con la diferencia en que ahora la exageración en las predicciones (profecías a la Nostradamus?) han sobrepasado todos los límites de la lógica y lo racional.

Para peor, las Naciones Unidas anunciaron que los cambios que se harán al Cuarto Informe no concluido, tienen que “asegurar su consistencia con el Resumen para los Políticos.” El proceso de las Naciones Unidas, comparable con “disparar primero y preguntar después” es exacta-mente lo opuesto al tradicional método científico. Aquí, las conclusiones han sido redactadas primero, y los informes posteriores deben acomodar los datos científicos para que apoyen las conclusiones políticas del resumen. Sórdido. Una aberración científica.

En un esfuerzo aparente por superar o añadir urgencia al informe del IPCC, un nuevo estudio realizado por James Hansen y colegas, (Science, 2 de febrero), afirma que los modelos climá-ticos del IPCC han subestimado los reales cambios climáticos, en particular con respecto al nivel del mar. El estudio de Hansen informa que los modelos climáticos de los que tan orgullosos estaban, y en los que han depositado una fe verdaderamente ciega: (1) subestiman ligeramente la real subida de la temperatura; y (2) subestiman grandemente el verdadero ascenso del nivel del mar.

A cualquier persona con un cerebro en funcionamiento a temperatura normal, se le ocurriría pensar que si los modelos, considerados tan perfectos, estaban equivocados, ¿por qué tienen que estar acertados ahora? En especial cuando es sabido que, ni se han logrado nuevas evidencias sobre nada en el clima (en realidad sí, pero esas evidencias contradicen totalmente los resultados de los modelos), ni ha mejorado la especial habilidad de los modelistas para hacer programas computados que entreguen los resultados que ellos desean obtener. Lo que en la actividad informática se conoce como “BEBS”: Basura Entra, Basura Sale.

La Pseudociencia de Hansen

Hansen y sus coautores concluyen en que sus descubrimientos muestran que las proyecciones previas no han exagerado sino que en algunos aspectos han subestimado la extensión del cam-bio climático. Pero las afirmaciones de Hansen y sus secuaces son altamente cuestionables desde el punto de vista estrictamente científico, ya que las localidades en las que se basa para sus medidas de temperatura están separadas entre sí hasta por 1200 kilómetros.

Como un ejemplo de lo que esto significa, una temperatura tomada en Nueva York, donde la temperatura media de febrero es de 42º Fahrenheit, se supone representativa de la temperatura de Atlanta, Georgia, donde la temperatura media para el mismo mes es de 57º Fahrenheit. Esa es obviamente una enrome e incierta suposición en un juego donde los alarmistas hacen sus predicciones sombrías basados en cambios de décimas de grado en las temperaturas globales a lo largo de varias décadas.

Además, la propia información de la NASA indica que no parece haber un significativo cambio de tendencia en las temperaturas desde principios del Siglo 20. Sin duda alguna es por eso que Hansen y amigos admiten en su estudio que el período de tiempo que ellos consideran para su análisis de las temperaturas (1990-2006) es “relativamente corto”, haciendo “difícil establecer las razones” para este calentamiento.

No se menciona, sin embargo, el hecho que la afirmación de Hansen de un mayor calentamiento en el período 1990-2006 está impulsado en gran medida por un fuerte pico de calentamiento causado por el Niño durante 1997-98. El pico terminó en 1998 y la subsiguiente información sobre las temperaturas indica que la tendencia al calentamiento ha retornado a lo normal.

Con respecto al ascenso del nivel del mar, de acuerdo con otro nuevo estudio, el nivel medio del nivel del mar no se ha acelerado recientemente y que fue un 30% más grande durante el perío-do 1904-1953 que durante 1954-2003. Con respecto a la temperatura, Hansen y muchachos amigos reconocen en su estudio que los períodos de tiempo son demasiado cortos para obtener conclusiones: “Otra vez, pedimos precaución sobre que el intervalo de tiempo de solapado es corto, de modo que la variabilidad decadal interna del clima podría causar una discrepancia mucho más grande.”

El histrionismo y al desmesurada propaganda en los medios, más que los hechos, está dominan-do el debate sobre el clima –y sí, todavía hay un ácido y amplio debate a pesar de las declaracio-nes en contrario de Al Gore y los medios de prensa. Está en juego el éxito del proyecto del Go-bierno UniMundial de conseguir sus objetivos mediante la Deimocracia, la creación de “un estado de miedo” en la población que la llevará a implorar a sus gobernantes que les salven del Apocalipsis Climático. Dejarán al zorro al cuidado del gallinero.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina



Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
Email:
Comentarios:


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: