PARTES de PRENSA - E-mail - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS








El Papá Noel Nuclear de Gr$$n-pis:
Un Mártir Para las Cámaras


El jueves 16 de diciembre, 2004, vimos la manera en que Gr$$n-pis monta sus acostumbrados shows mediáticos y fabrica sus “mártires” para las cámaras de la Televisión – convenientemente convocadas para registrar el evento. Penoso – y ridículo.
por Eduardo Ferreyra

En una Argentina contradictoria, donde niños desnutridos mueren de hambre en el norte del país, la mitad de su población está por debajo de la línea de pobreza, el desempleo es escandaloso, y muchas otras calamidades más (demasiadas), tenemos además que contemplar impotentes la manera en que se dilapidan millones de dólares en auspiciar y pagar los gastos de una Convención del Cambio Climático , (donde el champagne y el caviar corren “canilla libre”), sin que los resultados y conclusiones de esa de esa reunión vayan a ser de ninguna utilidad para el clima o para la gente común – y sí para redondear espléndidos negocios con la estafa de los “créditos de emisión” que se negociarán en los mercados.

Pero el show circense estuvo, como siempre, provisto por Greenpeace y sus alegres idiotas útiles que preparan todo de manera de ir presos siempre que haya alguna cámara de Televisión filmando el martirio. Pudimos ver a las cámaras de Canal 13 (y TN Noticias, siempre con un enorme entusiasmo para apoyar a Greenpeace) filmando cómo el Papá Noel terminaba de comer un sándwich, esperando que las cámaras estuviesen listas, y trepaba (intrépidamente? al viejo estilo Gr$$n-pis) las verjas de hierro tendidas por la policía alrededor del Congreso de la Nación, portando un ridículo cartelito de “Basura Nuclear NO, etc, etc.” Hasta habían llevado a uno de los hijos pequeños del Papa Noel para que las cámaras filmaran la "brutal" manera en que sería arrestado por la Gestapo de la Represión!

Por supuesto, la Policía Federal fue, como es costumbre en ella, tan tonta de prestarle la atención y detenerlo en su intento de llegar hasta las escalinatas del Congreso, en lugar de custodiarlo para que siguiese haciendo su ridículo papel. Todo estaba tan preparado, tan evidente, tan obvio, que resultó divertido y penoso, al mismo tiempo, ver que los agentes levantaban a Papá Noel con todo cuidado y lo llevaban colgando, boca abajo, hasta un camión celular en donde lo hicieron sentar. Se veía satisfecho. Creo que se sentía un héroe en la Guerra por la Salvación del Planeta…

Luego, mientras otra protesta de los empleados del congreso se desarrollaba en las cercanías – bastante más seria que la payasada de Gr$$n-pis – las cámaras de la TV se quedaron enfocando al “coordinador” de Gr$$n-pis, el conocido Juan C. Villalonga, que desgranaba una inexactitud detrás de otra, salpicada por abundantes mentiras, sobre el tema del Tratado Nuclear con Australia, y la supuesta obligación que tendría la Argentina de “reciclar” los residuos nucleares Australianos en Argentina – cuando en Francia o Inglaterra lo harían más barato y quizás mejor.

Nos hubiese sorprendido muchísimo – quizás nos habría provocado un infarto – si el “notero” entrevistador hubiese hecho ejercicio de algún talento periodístico y le hubiese preguntado esta gente tan honesta que noticias había sobre el fraude (científico, económico – y laboral!) cometido por Gr$$n-pis en la provincia de Salta con el famoso y proclamado proyecto “Ixs, El Yaguareté”, donde durante tres años le hicieron creer a la gente que había donado $100.000 dólares, y a la empresa Pan American Energy, que financió luego el gasto del rastreo satelital del collar que supuestamente llevaría puesto un jaguar que jamás existió. Tanto así no existió el felino, que cuando el Discovery Channel vino para filmar los detalles del programa “ecologista”, tuvo que mostrar imágenes de un yaguareté tomadas en la Provincia de Misiones. Qué curro, hermano! No, perdón -- ¡QUE CURRAZO!

El trato comercial con la compañía petrolera Pan American Energy tiene otra grave consecuencia. Significa que también se ha derrumbado otro mito: el que afirma "Gr$$n-pis no recibe dinero de gobiernos ni de compañías." Se comprueba una vez más, que Gr$$n-pis ha estado mintiendo sobre este aspecto de su actividad, lo que nos deja abierta la puerta para pensar con toda razón que muchas otras compañías están pagando a Gr$$n-pis un chantaje para "mantener el pico cerrado" sobre las actividades "poco ecológicas" de esas compañías.

Y es esta misma organización la que se arroga derechos morales para erigirse en defensora de nuestra salud y nuestra conveniencia ecológica. Una organización con notorios fines de lucro, compuesta por bases de analfabetos científicos (y posgrado de ingenuidad) y dirigentes estafadores y fraguadores de fraudes científicos, a la que se le da cámara y publicidad en la Televisión. También algunos ingenuos (ingenuos?) actores venidos a menos se prestan (o cobran?) para filman cortos publicitarios pidiendo donaciones para evitar la desaparición (Desaparición? Está seguro, Ricardo?) de las Yungas de Salta – y que seguramente irán a parar, como sucedió con el Proyecto Jaguar, a cualquier otro bolsillo, o a una cuenta numerada en Suiza.

Argentina contradictoria, generosa y olvidadiza. Con razón te va como te está yendo. Da para todo, hasta para que Gr$$n-pis siga lucrando y tratando de detener el desarrollo del país – porque no se si usted se habrá dado cuenta, pero todos sus campañas están dirigidas contra las actividades productivas que nos podrían sacar del pozo y podrían hacer realidad aquel viejo sueño de los Padres de la Patria – que hoy más que un sueño se ha convertido en una horrible pesadilla.

MUTIS POR EL FORO

Terminado el show, el Sr. Lastra sentado comiendo “sanguchitos” de mortadela en la Comisaría, esperando su liberación – sin un chás-chás en la cola – las cámaras de la TV apagadas, se enrollan los metros de cable de micrófono, se guarda el equipo en el camión de exteriores, los bien burgueses muchachos de GR$$n-pis alejándose del lugar escuchando cómo la gente les gritaba “¡Vayan a trabajar, vagos!”, el día transcurre sin más novedades que los acostumbrados asaltos a comercios, casas de familia, colectivos, taxis y remises; algunas huelgas en los subterránes, en los trenes de corta y media distancia; de los transportistas, de los recolectores de basura, de los maestros, los empleados municipales de alguna comuna del Gran Buenos Aires; otra protesta y reclamos de médicos y enfermeras de algún Hospital que se desploma, las protestas ad aeternum de los pobres jubilados, las demostraciones de los estafados por la pesificación, las protestas de los deudores hipotecarios para que los bancos no les rematen sus casas, piquetes por aquí y por allá; uno que otro secuestro extorsivo, un para de asaltos commando a un banco, declaraciones de algún ministro o jefe de gabinete… en fin, el rosario de las acostumbradas calamidades de un día normal en la Argentina. País generoso el nuestro.

Sin embargo, el nuevo día traería otras noticias, además de una repetición exacta de las mencionadas más arribas, se destacó la noticia de que la Cámara de Diputados había finalmente tenido un arranque de sentido común y había aprobado el Tratado Nuclear con Australia. Bien, ¿qué harán ahora los muchachos ricos, de nobles apellidos patricios, y bien comidos de Gr$$n-pis? ¿Irán a compartir su comida y su buena vida, y su enorme cantidad de tiempo libre con los necesitados de las villas miserias? ¿O seguirán organizando más protestas y campañas de recolección de donaciones? El futuro nos dirá cuál será el desarrollo de este culebrón de eternos capítulos. No deje de sintonizar este canal, no sea que se pierda las nuevas payasadas de los Verdes Gr$$n-pises.

Aunque se crea que el Sr. Lastra se hizo “encanar al cuete”, el motivo de su “arresto” es una parte importante en los videos que Gr$$n-pis distribuirá por todas las televisoras del mundo para perpetuar la leyenda y el mito de que ellos “defienden al ambiente” y están “salvando al planeta” de la depredación humana – a cambio de unos pocos dólares, verdes, por supuesto. Son tan previsibles. Si no pidiesen plata para seguir “salvando al planeta” hasta podrían ser creíbles - si además uno no tuviese la mala suerte de saber algo de ciencia.

Pero si no piden dinero, tampoco tendrían voluntarios para seguir salvándonos. Por la plata baila el mono. Nada malo hay en bailar por plata, pero el asunto de la credibilidad y la intención humanitaria de salvarnos a todos (ballenas y bichitos primero) se evapora más rápido que un flato en un canasto de mimbre.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Energía Nuclear              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


No se enoje!
Sólo díganos su opinión!

Nombre:
Email:
Comentarios: