Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

La antigua Groenlandia era Realmente Verde

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Agosto 12, 2008

En un estudio publicado en la revista Science el Jueves 6 de agosto de 2007, se revela que la isla hoy cubierta de hielo fue una vez el hogar de mariposas, pinos y praderas.

Las muestras del ADN (ácido desoxiribonucleico) más viejo jamás halladas en el mundo fueron recogidas a más de 1600 metros de profundidad del hielo de Groenlandia, y su análisis sugiere que la isla era mucho más caliente durante la última Edad de Hielo que lo que antes se creía.

El ADN es prueba de en algún momento entre 450.000 y 800.000 años atrás, la mayor parte de Groenlandia era especialmente verde y estaba cubierta de bosques boreales hogar de alisos, abetos y otras variedades, como también de insectos como mariposas y escarabajos.

Los investigadores han deducido a partir del material gené-tico de estos organismos que la temperatura de Groenlandia variaba entre 10º C en verano y -10ºC en invierno, -el ran-go de temperaturas que esas especies prefieren.

“Por primera hemos demostrado que el sur de Groenlandia … una vez fue muy diferente a la Groenlandia que conoce-mos hoy,” dijo el líder del estudio Eske Willersley, de la Uni-versidad de Copenhague. Menos cobertura glacial en la vieja Groenlandia significa que los océanos del mundo eran con mucha probabilidad entre uno a dos metros más bajos que los actuales niveles, dijeron los científicos.

“Para tener este lugar libre de hielo habría que retirar toda la capa de hielo de la tercera parte del sur de Groenlandia,” le dijo a LiveScience el glaciólogo Martin Sharp, de la Universidad de Alberta, Canadá, y miembro del equipo que hizo los estudios. Los descubrimientos, detallados en la edición del 6 de julio de la revista Science, demuestra lo lejos que ha llegado el joven campo de la investigación del ADN antiguo: los científicos pueden ahora recrear el clima y la ecología del ambiente usando sólo ADN recu-perado, sin la necesidad de fósiles que podrían estar ausentes o difíciles de alcanzar.

“Ir de agua sucia a un bosque lleno de insectos es bastante asombroso,” dijo el arqueólogo biomolecu-lar Matthew Collins, de la Universidad de New York, que no estuvo involucrado en el estudio, en una nota de noticias de la revista Science relacionado con el estudio.

La gruesa capa de hielo de Groenlandia sirvió de un perfecto y natural congelador para preservar al histórico ADN. Se han encontrado muestras de ADN más antiguas, pero nunca en el estado prístino como estas nuevas muestras de Groenlandia. El equipo dice que su técnica podría aplicarse al ADN hallado en otras partes congeladas del mundo, tal como la Antártida. “Dado que el 10 por ciento de la superficie terrestre está cubierta por espesas capas de hielo, esto podría abrir un entero nuevo mundo de descubrimientos,” dijo el miembro del equipo Enrico Capellini, de la Universidad de York, en Inglaterra.

Las plantas sobreviven hoy en Groenlandia, aunque la mayor parte a lo largo de la costa de la isla, ya que el interior está cubierto de una muy gruesa capa de hielo. “Hay vegetación de tundra,” dice Sharp. “Probablemente también hay abedules enanos, y sauces casi con seguridad. Pero no hay pinos o abetos, que nosotros tenemos en el ADN recuperado aquí.”

Conclusiones

Entonces las conclusiones que se pueden sacar de este estudio son:

  • En un momento de la historia de la Tierra Groenlandia era tan caliente que había perdido más de la mitad de su cobertura de hielo. Esa gigantesca pérdida del hielo no provocó inundaciones costeras masivas en el mundo porque...

  • Esa pérdida del hielo causó, según los científicos de este estudio, “…menos cobertura glacial en la vieja Groenlandia significa que los océanos del mundo eran probablemente entre uno a dos metros más bajos que los actuales niveles,” una conclusión que choca de manera frontal con las afirmaciones de Al Gore y James Hansen de que si se derritiese Groenlandia los niveles del mar crecerían varios metros provocando catástrofes descomunales. ¿Quién tiene la razón: los cientí-ficos o los políticos? Le pongo todas mis fichas a los científicos.

  • En la edición de 16 de abril de 2008, de la inefablemente catastrofista revista Nature, se publica un artículo con el siguiente titular Goreano:

Cambio Climático: Perdiendo a Groenlandia

¿Está la mayor capa de hielo del Ártico en derretimiento irreversible? ¿Y sabríamos si así fuese?

Informa Alexandra Witze

Cuando la gente habla de cambio climático catastrófico, hay una gran probabilidad de que Groenlandia esté en su mente. Si ellos usan el término “punto de desequilibrio”, entonces es algo bas-tante seguro. Una veinteava parte del hielo del mundo está atrapado en esa isla, y si se derritiese por completo, los niveles del mar se elevarían siete metros. El colapso de la capa de hielo de Groenlandia está en primer lugar en el ranking de las catás-trofes climáticas potenciales.

Es claro que Alexandra Witze sufre de un empacho de propaganda Algoreana.

Habría que analizar el estudio para ver cuál es la razón por la que los científicos creen que una menor cantidad de hielo en Groenlandia se traduce en menores niveles del mar. En cuanto tengamos este estudio disponible podremos salir de dudas. ¿Podría ser que la inclinación del eje de la Tierra fuese tal que el hemisferio norte estaba más expuesto a la irradiación solar y que los hielos de la Antártida y del hemisferio sur captaban todo el volumen de hielo que faltaba en el norte?, ¿O que el eje de rotación de la Tierra no pasaba entre los actuales polo sur y norte geográficos sino que estaba desplazado, hacien-do que el ecuador estuviese ubicado en otra posición? No lo sabemos. Hay tantas cosas que se supo-nen sobre el pasado geológico del planeta que podemos tener muchas sorpresas a medida de que la ciencia continúe su lento pero inexorable avance.

¿O quizás un error tipográfico del redactor que escribió "menores niveles" en lugar de "mayores niveles"? Sabíamos que la incompetencia de los editores de la revista Science (y su sistema de revisión por los pares) era grave en lo referente a la ciencia del clima, pero no creíamos que esa incompetencia había descendido hasta el nivel de los redactores y correctores. Las posibilidades son infinitas.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web