Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

El Desorden Bipolar del Clima

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
28 de Julio, 2008

Los titulares de los diarios siempre traen noticias terroríficas. No nos extrañó que la semana pasada volviesen a machacar con el “Ártico libre de hielo” para este verano boreal, “por primera vez en la historia de la humanidad.” Lo mismo profetizan los “expertos” en el Centro Nacional de Información de Nieve y Hielo de los EEUU (NSIDC), en Boulder, Colorado. Creemos que, por más alarmante que esto suene, esos famosos “expertos” siguen errando en sus profecías. No hay más que ver los registros y analizar la información disponible. Nos preguntamos por qué los amigos en el NSIDC no se deciden a hacerlo de una buena vez y se dejan de jugar con sus PlayStations® que llaman “modelos del clima”.

Para alarmar a la gente sobre el terrible aumento de la temperatura del ártico, a los medios de prensa les encanta publicar gráficos de temperatura como el siguiente, producido por el Sr. Phil Jones, del Hadley Center de Gran Bretaña, con el aumento desde 1960 hasta 2001.


Temperaturas del Ártico según un calentólogo muy querido por el IPCC
Fuente:
GISS/NASA

Parece impresionante y convence a demasiada gente que no sabe que los datos de la temperatura anteriores a 1960 han sido "escondidos" por Jones, en una práctica antiética muy común entre esta clase de gente:


Temperaturas del Ártico como deberían ser presentadas
por la gente que se dice honesta
Fuente:
GISS/NASA

Muchos dirán que el aumento de la temperatura sigue siendo grande, y es verdad. ¿Qué esperaban que sucediera durante un período donde la actividad magnética solar fue aumentando fuertemente hasta llegar al ciclo 23 (el actual), iniciando la salida del período "Pequeña Edad de Hielo"? Lo que el Sr. Phil Jones y la prensa quieren ocultarle a la gente es que entre 1920 y 1940 hubo un aumento de temperatura que la llevó hasta valores mucho más altos que hoy! Y el Ártico NO SE DERRITIÓ! ni la Tierra alcanzó el punto de no retorno de Hansen.

Lo que también se quiere ocultar es que a partir de 1940 el CO2 comenzó a aumentar vertiginosamente -pero las temperaturas descendieron de manera estruendosa! Los modelos no lo explican -ni siquiera lo han intentado. No pueden hacerlo porque parten de la premisa falsa que el CO2 aumenta la temperatura de la Tierra, dejando de lado todas las causas naturales que lo pueden explicar mejor, como el cambio en la actividad solar que causa cambios en las oscilaciones oceánicas como la Decadal del Pacífico, o la Decadal del Atlántico Norte, o el Niño y la Niña. Pero el Dogma sostiene que la culpa la tiene el hombre: usted, yo, el vecino y los chicos del barrio.

Nadie resiste un archivo

Como de costumbre, existen demasiados y enormes problemas con los informes del NSIDC, de Jones, de Hansen y del IPCC. Primero, la historia ni es alarmante, ni tampoco es algo nuevo.

Ya en Agosto 29 de 2000, en el New york Times el mismo “experto” del NSIDC, Mark Serreze dijo: “No hay nada para alarmarse acerca de esto. En el polo siempre hubo aguas abiertas antes. No tenemos clara evidencia en este momento de que esto esté relacionado con el cambio global del clima.” Claro que mucha agua ha corrido bajo el puente, y muchos –demasiados miles de millones de dólares han sido vertidos como catarata del Iguazú sobre los investigadores climáticos que predecían que el calentamiento era real, y que sería catastrófico. Hoy hay que seguir confirmando la lealtad al dogma sagrado –o los fondos van a para a otros investigadores con imaginación más frondosa, y más servicial para la Iglesia del Calentamiento.

Durante el verano de 2002 hubo un “gran cuerpo de agua libre de hielo de unos 16 kilómetros de largo por 5 de ancho cerca del Polo norte.” También en el 2000, se citaba a la Dra. Claire Parkinson del Goddard Space Flight Center de la NASA, diciendo: “El hecho de no tener hielo en el polo no es tan asombroso.”

Los submarinos emergen en el Ártico -a través del hielo


Los submarinos de la US Navy emergen regularmente en el Polo Norte
Fuente:
Marina Real Inglesa

Ya en 1959, el primer submarino de los EEUU en salir a la superficie a través del delgado hielo del Ártico fue el USS Skate, que lo hizo a fines de Marzo de ese año, y salió a la superficie otras 10 veces más durante la misma travesía por el Ártico. La siguiente es una foto del USS Skate en una de sus salidas a la superficie en 1959.


El sumbarino USS Skate en su emersión de 1959 cerca del Polo Norte
Fuente:
Daly, John, Waiting for the Greenhouse

Como se aprecia en las fotos, el hielo nuevo y plano de 1959 no se diferencia del hielo de 1999, mientras que las fotos de 1987 muestran la extensión en que las aguas abiertas suelen ocurrir.


Aspecto típico de aguas abiertas del Ártico en Enero 9, 1996
Fuente:
Daly, John, Waiting for the Greenhouse

Una foto aérea de típico hielo marino muestra un campo de planchas de hielo delgado separadas por áreas de aguas abiertas. En invierno el hielo será más continuo a medida que las áreas libres de hielo vuelven a congelarse. Por ejemplo, un miembro de la tripulación del USS Skate dijo en 1959 [Comunica-ción personal de James E. Hester al recordado investigador del clima John Daly, Diciembre 2000, publi-cado en su extraordinario sitio web “Waiting for the Greenhouse”]:

“…el Skate halló aguas abiertas tanto en verano como en el invierno siguiente. Emergimos cerca del Polo Norte en el invierno a través de hielo delgado de no más de 60 centímetros de espesor. El hielo se mueve desde Alaska hasta Islandia y el viento y las mareas producen áreas libres de hielo a medida de que el hielo se quiebra.

El hielo en el casquete polar ártico tiene un promedio de 1,80 a 2,40 metros, pero con el viento y las mareas el hielo se rompe y abre en grandes “polynyas” (áreas de aguas abiertas), estas áreas se volverán a congelar con hielo delgado. Teníamos equipos sonar que podían encontrar estas delgadas áreas para emerger a través de ellas, limitando cualquier daño al submarino. El hielo también se cerraba cubriendo esas áreas comprimiéndose y creando grandes salientes por encima y debajo del agua. Nosotros emergimos a través de una abertura muy grande en 1958, que tenia una 1/2 milla de largo y unas 200 yardas de ancho (800 x 180 metros). El viento vino y cerró la abertura en menos de dos horas. En ambos viajes pudimos encontrar aguas abiertas. Pero no pudimos emerger a través de hielo de más de 1 metro de espesor.

En segundo lugar, la probabilidad de que este verano el Polo Norte se quede sin hielo es prácticamente nula. En verdad. Hay sólo unas pocas semanas por delante donde el sol está lo bastante alto sobre el horizonte como para derretir el hielo flotante del Ártico. Hoy el sol está a menos de 20º sobre el horizonte, y para mediados de agosto estará a menos de 15º. Las temperaturas de Groenlandia han sido este verano más frías de lo normal, y los vientos no son los favorables para la repetición del derretimiento del año pasado. Recordemos que el gran derretimiento no fue causado por un aumento de la temperatura del Polo Norte sino por la conjunción de dos factores: cambiaron los patrones de vientos y de corrientes marinas que empujaron a los delgados hielos árticos hacia el norte de Groenlandia y el Atlántico Norte. La evidencia innegable es que actualmente hay alrededor de 1 millón de kilómetros cuadrados más de hielo que en la misma fecha del año 2007.

Entonces, ¿Qué está sucediendo en ambos polos?

Un Punto de No Retorno –que no se puede alcanzar

Se han llevado registros satelitales de los hielos de ambos polos durante los últimos 30 años, y lo hace la Universidad de Illinois, EEUU. En 2007 y 2008 se establecieron dos récords muy diferentes. El Ártico quebró el record para el año con menor extensión de hielo registrada, mientras que la Antártida hizo lo mismo –pero rompiendo el récord en dirección opuesta: la mayor extensión de hielo marino jamás regis-trada. Haciendo el balance de ganancias y pérdidas de hielo, éste ha permanecido constante. Como se puede ver a continuación, no hubo neta ganancia ni pérdida de hielo desde que comenzaron a llevarse los registros satelitales de hielo marino.


Área de Hielo Marino Global, 1979-2008

Pero hace unos 15 días Hansen habló sobre cómo el CO2 está afectando a los hielos polares. “Estamos viendo como ocurre un punto de no retorno justo frente a nuestros ojos. … El Ártico es el primero de los puntos de no retorno y está ocurriendo exactamente de la manera que nosotros dijimos que ocurriría,” dijo.

En realidad, no exactamente, James.

Hansen cuenta nada más que la mitad de la historia. Dice medias verdades y las “medias verdades” son mentiras enteras. En 1980 Hansen escribió un paper titulado Sensibilidad Climática al Aumento de Ga-ses Invernadero, [pdf], donde explica que el CO2 causa “amplificación polar.” Él predijo un calenta-miento casi simétrico de ambos polos. Como lo vemos en la figura 2-2 del artículo de Hansen, calculó que tanto el Ártico como la Antártida se calentarían entre 5 y 6ºC. Sus predicciones han sido, por lo general, enormemente incorrectas, dado que la mayor parte de la Antártida se ha enfriado de manera sensible y el hielo a su alrededor ha aumentado rompiendo récords históricos. ¿"Exactamente cómo dijimos que ocurriría.”? En verdad, James Hansen vive en un mundo que no es el mismo en el que viven el resto los mortales.

En 2004, porfiado como mula tuerta, Hansen volvió sobre el asunto. Esta vez explicó [pdf] que la mayor parte del calentamiento y derretimiento del Ártico se debía a la nieve sucia por hollín, no por el CO2!

“El forzamiento climático del albedo de la nieve/hielo no está incluido en las evaluaciones del IPCC. Este forza-miento es inusualmente efectivo, causando el doble de calentamiento que un forzamiento del CO2 de la misma magnitud.”

Una vez que la nieve se ensucia, absorbe la luz solar, y rápidamente se derrite. Entonces la tierra y el aire por encima se calientan, causando lecturas de temperaturas más altas. Esto afecta al Ártico más que a la Antártida simplemente porque no hay mucha gente viviendo cerca de la Antártida. El Ártico está contaminado por las ciudades europeas y los campos petrolíferos de Siberia –donde el venteo y quemado de gas genera enormes cantidades de hollín. De hecho, los científicos de la Universidad de California han estimado que hasta un 94% del derretimiento del Ártico se debe a la nieve sucia.

En otra palabras, las temperaturas de la Antártida y su hielo están yendo en la dirección opuesta a la que el “Dr.” Hansen predijo, y la mayor parte del calentamiento del Ártico se debe al hollín y no al CO2. Su propia investigación contradice escandalosamente sus recientes y ampulosas declaraciones a la prensa acerca del Ártico y el CO2. Los periodistas misericordiosos dirían que Hansen se equivocó, o que cometió un blooper. Nosotros no somos tan piadosos con los mentirosos y chapuceros: diremos que directamente ha mentido. No sería la primera vez, sin embargo, ni será la última por cierto. Nos preguntamos cuántas mentiras más dirá antes de que, viendo el enfriamiento de varias décadas que tenemos por delante, sus patrones lo saquen a los empujones de la NASA.

También gusta Hansen de hablar con frecuencia sobre el crecimiento sin precedentes de la temperatura del Ártico, y sin embargo sus propios registros de temperatura muestran que gran parte del Ártico, que incluye a Groenlandia, era más caliente entre 1920 y 1940 que ahora. El gráfico de la NASA de abajo corresponde a Nuuk, Groenlandia, y es típico de los registros de larga data de la región. Nuuk es una ubicación clave porque está localizada en la porción sudoeste de la isla y no está muy lejos de la boca del Glaciar Jakobshavn –el glaciar que más rápido se mueve en todo el mundo y un caballito de batalla de los calentólogos porque arroja masas de hielo al océano. También es la ciudad más grande y la capital de Groenlandia, ubicada justo al sur del Círculo Polar Ártico. La literatura de la NASA de los últimos años hace énfasis constante sobre el “anómalo” derretimiento en el sudoeste de Groenlandia como algo preocupante por el crecimiento del nivel del mar que esto causaría.


Anomalías de temperatura en Nuuk, Groenlandia.
Fuente: NASA/GISS

Reykjavik, capital de Islandia, también tiene una gráfica similar:


Anomalías de temperatura en Nuuk, Groenlandia.
Fuente: NASA/GISS

Durante el miedo por el enfriamiento de los años 70, el Ártico se enfrió dramáticamente, y está ahora regresando a las temperaturas comparables de hace 60 años. La mayor parte de otras localidades del Ártico con registros de temperatura de largo plazo muestran patrones similares. Los registros de largo plazo de la NASA para el Ártico son muy escasos y espaciados, pero todos muestran un patrón similar a Nuuk, lo mismo que el resto de los demás registros de largo plazo del Ártico.

Las estaciones de Ostrov, Hatanga, Gmo, y Bodo Vi son buenos ejemplos de lo mismo.

Otro problema de contaminación informado por la NASA es conocido como la Bruma Ártica. Se trata de una nube color marrón (generada por el hombre) que ronda en el Ártico y atrapa calor. Sabemos que durante el verano boreal de 2007 hubo una desusadamente baja cobertura nubosa en el Ártico que contribuyó al inusual derretimiento. Pero probablemente el factor más importante en el derretimiento anómalo fue una masa de fuertes vientos que soplaron todo el verano desde el estrecho de Berig, atravesando todo el polo en dirección a las aguas cálidas del Atlántico Norte. Esto comprimió al hielo en dirección a Groenlandia y dejó expuesta una gran área de aguas abiertas al norte de Siberia y Alaska.

Pero en 2008 no se está viendo nada de eso. Los vientos y las temperaturas del Ártico son muy diferentes, y a la fecha hay más hielo de lo normal alrededor de Siberia. La temporada de derretimiento de hielo en el Ártico termina en unas 5 semanas porque el sol estará demasiado bajo sobre el horizonte. De acuerdo a la información de los satélites, no hay ninguna señal de que el Polo Norte esté en peligro de derretirse.

Aunque se publican en diarios y revistas partes de prensa y noticias en la televisión afirmando que el hielo del Ártico se derrite más rápidamente que el año pasado (!), una visita a los sitios que publican el estado del hielo en tiempo casi real, muestra que la reducción de la superficie de hielo ha sido mucho más lenta que el año pasado, y que hoy existe más hielo –y más espeso- que en la misma fecha que el 2007. Por ejemplo, para fines de Junio de 2007 la Bahía Hudson estaba casi totalmente libre de hielo. Este año está en estado casi normal de años anteriores, con una predicción de temperaturas más frías para el resto de la corta temporada de derretimiento de hielo. Nos parece que hay mucha gente que está teniendo serios problemas para leer y comparar mapas en la NASA, la BBC y el NSIDC.

El Pasaje del Noroeste?

Los titulares del año pasado clamaban: “Primera vez en la historia que se atraviesa el Pasaje del Noroeste”. Aunque suena muy espectacular y dramático, en realidad es total y escandalosamente FALSO! La misma alarmista BBC ha informado que “En 1905 el explorador noruego Roald Amundsen fue la primera persona en navegar exitosamente el Pasaje del Noroeste, en un barco de vela.” Durante los últimos cien años el Pasaje del Noroeste ha sido atravesado más de 100 veces!

De acuerdo con los registros [pdf] del Servicio Meteorológico de los EEUU de 1922, ese año hubo navegación abierta muy cerca del Polo Norte. Anthony Watts, desenterró esta cita del US Weather Bureau: “De hecho, nunca antes se había notado tan poco hielo. La expedición estableció un récord, navegando tan al norte como los 81ºN en aguas libres de hielo.”

En tres semanas más tendremos que revisar nuevamente para ver si el Polo Norte está libre de hielo como predicen Hansen y sus amigos de la NASA. Apostamos toda nuestra fortuna a que los “expertos” volverán a equivocarse, otra vez y van cuántas? Como decía el gran físico Dr. Richard Feynman, “La Ciencia es la creencia en la ignorancia de los expertos.” Y ¿es esta la ciencia climática que nos quiere hacer abandonar nuestra forma de vida, y aceptar que paguemos la energía más cara y los impuestos más altos?

No es nada más que "ciencia basura" que la Sony ha emulado para vender sus jueguitos PlayStation®.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web