Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Polos Opuestos

por Willie Soon, Kesten C. Green, J. Scott Armstrong
08 Feb 2008

¿Ha considerado usted cómo hicieron los osos polares para sobrevivir en las Edades de Hielo? Sí, edades de hielo! La pregunta surge porque los científicos han encontrado que cuando las condiciones primaverales son más heladas que lo normal, nacen menos cachorros de foca –la comida favorita de los osos. Con menos comida disponible para las madres, nacen y sobreviven menos cachorros.

Podría también preguntar: ¿Cómo sobrevivieron los osos, amantes de los hielos, a períodos mucho más cálidos que ahora? Tiempos en que había poco o nada de hielo alrededor de la bacía Ártica y el área de la Bahía de Hudson. El período más reciente ocurrió entre 6.000 y 9.000 años atrás y fue mucho más cálido aún entre 110.000 y 130.000 años atrás.

Los osos no sólo sobrevivieron a estos períodos de un clima y un ambiente dramáticamente diferentes, sino que fueron una invalorable fuente de comida, abrigo y materiales para herra-mientas y objetos de intercambio para la gente que vivía en las regiones de Ártico. En tiempos más recientes, durante las décadas de 1950 y 1960 en particular, la caza mediante tecnologías modernas y un exceso de requerimientos para la supervivencia redujeron la población de quizás algo menos de 5000 ejemplares.
Como lo sugiere su supervivencia como especie muy particular, por lo menos durante unos 250.000 años, los osos polares son muy robustos. Una vez que las restricciones a la caza fueron implementadas, la población de osos creció con rapidez y actualmente hay una población estimada en unos 27.000 ejemplares; bastantes como para poner en peligro a las poblaciones de Alaska.

Vistos los hechos históricos de los osos polares, vimos entonces con sorpresa que un equipo de expertos comisionados por el US. Geological Survey había predicho que la población de osos podría disminuir en dos tercios para el año 2050. Estas predicciones fueron hechas “…para apoyar a la Lista de Decisión del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los EEUU,” bajo el Acto Federal e Especies Amenazadas. Nos preguntamos si los métodos de predicción de los expertos en osos pueden ser confiables.

Por suerte, la confiabilidad en los métodos de predicción de los expertos en osos no es un asunto de opinión. La predicción científica se ha conducido desde los años de 1930 y ha conducido a un conjunto de principios basados en las evidencias (reglas o lineamientos) que dictan cuáles procedimientos son apropiados para las condiciones. Se han publicado los principios de predicción y están disponibles con facilidad en el sitio www.forecastingprinciple.com

Usando un buscador de Internet encontramos aproximadamente mil estudios publicados que se refieren al problema de predecir la cantidad de osos polares. Ninguno de ellos hace referencia a la literatura científica sobre predicción. Más importante aún, tampoco lo hace ninguno de los nueve informes del gobierno prepa-rados para poyar la decisión de listarlos como especie amenazada.

Hemos juzgado a dos de los informes (STeven Amstrup fue el autor principal y Christine Hunter fue la autora principla del otro) por ser los dos documentos más relevantes en las predicciones. Ambos documentos co-mienzan con la suposición que las predicciones de los hielos árticos de los Modelos de Circulación General (MCG) que son favorecidos por algunos investigadores del clima son válidos. No lo son. Los modelos no cons-tituyen métodos científicos de predicción y no manejan correctamente lo que se conoce sobre los hielos del Ártico. A partir del hecho que la suposición básica de que la predicción de los MCG sobre el hielo es falsa, las predicciones sobre los osos polares son inválidas.

Sin embargo, nosotros usamos principios de predicción para auditar los procedimientos usados por Amstrup y Hunter para determinar si los procedimientos son útiles para hacer predicciones condicionales de la canti-dad de osos. Es decir, ¿cuál sería la población en 2050 si las bajas condiciones de hielo prevalecieran durante las próximas décadas?

Las predicciones de Amstrup son producto de un complejo conjunto de suposiciones. No pudimos calificar sus procedimientos comparándolos con 26 principios relevantes porque su informe no contenía la suficiente infor-mación. De los 90 principios relevantes contra los cuales pudimos contrastar los procedimientos de Amstrup, 73 principios fueron violados. Algunas de las violaciones fueron suficientes, por ellas mismas, para concluir que las predicciones no son válidas.

Un experto en osos especificó variables, relaciones e ingresos. El mismo experto hizo entonces ajustes hasta que las predicciones conformaran sus expectaciones. En efecto, entonces, las predicciones de Mastrup son las opiniones de un único experto (él mismo) y sin ayuda de los principios de predicción. Muchas experimen-taciones han demostrado que la opinión sin ayuda de los expertos no son válidas para predicciones en situa-ciones de alta complejidad y mucha incertidumbre, como es el caso de las poblaciones de osos.

Las predicciones de Hunter fueron también el resultado de suposiciones complejas. La complejidad hace difícil la detección de errores, y cuando el conocimiento de la situación es débil, las suposiciones erróneas se multi-plican y llevan a grandes errores. Los procedimientos de Hunter violaron 80 de los 105 principios que pudimos usar para clasificar el informe. Asombrosamente, Hunter y sus colegas extrapolaron la población de osos a casi 100 años en le futuro en base a nada más que 5 años de datos. Y aún los 5 años de datos son de dudo-sa validez.

En lo que a predicción de la población de osos se refiere, las opiniones de los expertos en osos no tiene valor sin la ayuda de los procedimientos científicos de predicción.

La decisión de listar a los osos como amenazados sería costosa de controlar para el gobierno. También con-duciría a nuevas cargas para el comercio y para la gente que vive en Alaska. Recientemente, los habitantes de la ciudad de Noorvik, Alska, mataron a un oso que amenazaba a los residentes. ¿Se les habría permitido hacerlo si los osos estuviesen en la Lista de Especies Amenazadas? Sería justo pedirle a la gente que aban-done sus hogares si un oso polar decide incluirlos en su dieta?

Los osos polares son unos animales magníficos y los cachorros son adorables. Pero las decisiones de listarlos como especie amenazada o en peligro de extinción no deben basarse en respuestas emocionales. Sin predic-ciones científicas de una sustancial disminución de la población de osos polares y de beneficios netos emer-gentes de ese listado, una decisión de incluirlos en la Lista sería irresponsable.



Los autores, (JSA, KCG, WS) son un equipo de científicos interdisciplinarios que escribieron el estudio “Predic-ciones de la Población de Osos Polares: Una auditoría de la política pública de predicciones,” a ser publicado pronto. Copias de los borradores están disponibles en www.publicpolicyforecasting.com

Grabe este artículo como PDF


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link a este
artículo o no sabremos a qué se refiere usted!!)


Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web



contador