Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

La Épica Hipocresía de Al Gore

Por Steven Milloy
Junio 19, 2008


Al Gore imagina que los poetas del futuro le cantarán loas a 1000 años en el futuro. Mientras tanto, en el planeta Tierra, él deberá contentarse con las piedras y palos que merece por su épica hipocresía.

Un año después de que el Centro para la Investigación de Políticas de Tennessee denunció el prodigioso uso que Al Gore hacía de la energía en su mansión de Nashville (20 veces más que el promedio nacional), el mismo Centro informó esta semana que el consumo personal de electricidad de Al Gore durante el año pasado había aumentado un 10 por ciento.

De modo que mientras Al Gore hace campaña para reducir el uso de la electricidad de los americanos –usted debería tomar duchas frías, olvidarse del aire acondicionado, y secar su ropa puesta al sol en la cuerda- el campeón del ahorro de energía está enchufando más y más y gastando más que nunca. Gore cree que usted es un imbécil.

Gore intentó defenderse declarando que su familia “ha tomado numerosas medidas para reducir la huella de carbono en su residencia privada, incluyendo suscribirse para comprar 100% más de “electricidad verde”… instalando paneles solares, y usando lámparas de bajo consumo y otras tecnologías de ahorro de energía.”

Pero dejando de lado el hecho que su aumento del uso de la energía no es consistente con la prédica de Gore acerca de reducir nuestros estilos de vida a un mínimo insoportable, vale la pena notar que el uso de su energía personal aumentó a pesar de todas esas tecnologías para el ahorro de energía y paneles solares. Durante el tiempo de una alegada crisis, el perfil de su consumo personal es más voracidad que templanza.

Además, los impactos ambientales del programa de “energía verde” de la Autoridad del Valle de Tennessee (AVT) a la que Al Gore compra electricidad de elevado precio, son todavía brumosos sino directamente triviales.

Sólo 0,05% de la electricidad de la ATV es “verde” y la ATV reconoce que su programa de energía verde todavía produce gases invernadero. Todo lo que Al Gore realmente sabe sobre cualquier supuesto beneficio es que él paga unos $4 dólares extras por cada 150 kWh de “energía verde” comprada.

Gore también dice que él ha comprado “bonos de carbono para compensar la huella de carbono de la familia.” No está nada claro, sin embargo, que los bonos de carbono en verdad compensen nada. Las compensaciones de carbono, los bonos y las industrias que las venden son tan dudosas que el Congreso y la Comisión de Comercio Federal han lanzado investigaciones sobre ellas el último año.

La factura de electricidad de Al Gore es sólo superada por su ampulosa retórica y su increíble cinismo.

En su nuevo show de diapositivas, una especie del “Hijo de una Verdad Incómoda,” Al Gore fustiga a quienes “charlan la charla,” pero “no caminan el camino” cuando se trata de salvar al planeta.

Al observar que la religión trata más acerca de comportamiento y no tanto de creencias, y citando a Gandhi en su famoso “usted tiene que convertirse en el cambio que quiere ver en el mundo,” Gore dice, “…el resultado sobre el que todos queremos ser optimistas no será creado sólo por la creencia excepto en tanto que esa creencia produzca un nuevo comportamiento.”

Bien, ya hemos visto que el comportamiento de Gore con respecto a su consumo personal de energía no se iguala con sus supuestas creencias que está propalando de constantemente a través de los crédulos medios a un ingenuo y crédulo público

El nuevo “slideshow” de Al Gore se extiende más aún sobre la definición de comportamiento.

“Tan importante como es cambiar las bombitas de luz, es más importante cambiar las leyes…” dice. Y aquí es donde se pone más interesante.

Las leyes a las que Gore se refiere son, por supuesto, aquellas que darán subsidios a la industria de las energías alternativas y obligación de compra de esa energía más cara para el público.

Gore destaca una cantidad de esas compañías, las que incluyen a Smart Car, Amyris Biotechnologies, Altra Biofuels, Mascoma (etanol de celulosa), Great Point Energy (biomasa a carbón y tecnología de captura de carbono), Altarock Energy (energía geotérmica) Bloomenergy (células de combustibles) Missole (tecnología solar) y Ausra (tecnología solar).

Mostrando sus logotipos corporativos en la pantalla, Gore declara, “Aquí hay algunas pocas inversiones que yo personalmente creo que tienen sentido. Yo tengo acciones en estas …”

Dejando de lado la cuestionable legalidad de la promoción que Al Gore hace de sus inversiones –conducta que bien puede ser contraria a las leyes federales y estaduales de bonos y acciones que prohíben a los individuos sin licencia de promover acciones no registradas o autorizadas al público – parece que es importante cambia las leyes de modo que Al Gore pueda expandir su fortuna de más $100 millones de dólares que ya ha acumulado desde que dejó la vicepresidencia de los Estados Unidos en 2001.

Sin leyes que obliguen la adopción de las energías alternativas o subsidien su uso, la sociedad tiene muy poco uso para estas ineficientes tecnologías de energía alternativa, no listas aún para ser estrellas en el campo de las energías.

Mientras que muestra una imagen de los Padres Fundadores firmando la Declaración de la Independencia, Gore clama por una nueva “generación de héroes” para salvarnos de la “emergencia planetaria”. Aparentemente, él se ve a sí mismo como el Benjamín Franklin del Siglo 21.

Pero, mientras los Padres Fundadores arriesgaron sus vidas en pos de la libertad política y del gobierno propio, Al Gore arriesga sólo una pequeña parte de su vasta fortuna en pos de ganancias potenciales descomunales que vendrán de nuestros bolsillos y nuestras libertades. Difícilmente se lo pueda llamar “heroico.”

Todavía más grandiosamente, Gore resume su slideshow declarando, “Creo que tenemos que enfrentar este desafío con un sentido de profundo gozo y gratitud de que somos la generación de la que a mil años desde hoy, las orquestas filarmónicas y los poetas y cantores celebrarán diciendo, 'ellos fueron quienes hallaron dentro suyo la manera de resolver esta crisis y sentar las bases de un brillant y optimista futuro de la humanidad.”

Aléjense Aquiles y Héctor. Hagan lugar para Górcules. El héroe de la futura épica La Illíada –Edición Calentamiento Global.



Steven Milloy publica JunkScience.com y DemandDebate.com. Es un experto en Ciencia Basura, un defensor de la libre empresa y un miembro adjunto del Comptetitive Enterprise Institute.

Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o debata sobre el artículo:

Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web