Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

El Aria del Príncipe Algorino

Por John Tierney
12 de julio, 2008

“Una Verdad Incómoda” de Al Gore, primero una película, luego un libro, está a punto de convertirse en una Ópera. Funcionarios de La Scala de Milán dicen que el compositor Giorgio Batistelli ha sido comisionado para escribir una ópera para la temporada de 2011, según informó la Associated Press.


Nota de FAEC: Pero alguien parece haber interceptado una carta que Batistelli le escribe a Al Gore en respuesta a algunas críticas que el profeta del Siglo 21 le hace sobre el trabajo en marcha.

Querido Mr. Gore,

Gracias por compartir sus pensamientos sobre el borrador de “Veritá Inconveniente”. Tenga por seguro de que tanto yo como la gerencia de La Scala estamos comprometidos a una seria presen-tación de su trabajo científico. Trataré de adoptar algunas de sus sugerencias, pero tengo la esperanza de que usted comprenderá las restricciones que enfrenta el compositor de una ópera que ya tiene cinco horas de duración.

Estoy de acuerdo con que “redondearía el resumen” del Príncipe Algorino si en la escena de apertura éste cantase acerca de su crea-ción de una red de comunicación. Pero el aria “Il mío magnífico Internet” que usted propone me parece que sería una distracción –y francamente fuera de lugar en una aldea de la Toscana en el siglo 18. Creo que el coro de paisanos alabando la sabidría del Príncipe Algorino es suficiente para establecer sus virtudes.

Le preguntaré a nuestros técnicos acerca de la posibilidad de produ-cir "humo hediondo" para acompañar la entrada a escena de Petró-leo, pero podría ser innecesario. ¿No se hace evidente la maldad del brujo una vez que él cautiva y convence a las Damas Mineras de entregar su tesoro enterrado? (Nota: Trataré de cambiar 'tesoro' a 'combustible fósil' , pero no será una rima fácil.)

Quizás, como se queja usted, Petróleo exuda un cierto glamour en su alucinada canción prometiendo linternas mágicas y carruajes sin caballos y máquinas voladoras. Pero cuando él seduce a la jefa de las Damas Mineras, la música se oscurece con un crescendo amenazador cuando ellas se abrazan, cantando "Combustione! Combus-tione!"

No hay manera de confundir el sacrilegio de su unión, como tampoco su catastrófica consecuencia una vez que su hija Carbonia ha nacido.

Le concedo que sería mucho más químicamente preciso darle al hermano mellizo de Carbonia el nombre de Oxígeno. Pero esto diluiría el rol y condenaría nuestras chances de conseguir a Anna Netrebko para el rol de Carbonia, y ella es esencial para la escena en el Olimpo. Si queremos que sea creíble, tenemos que tener a Carbonia con una belleza siniestra para inflamar las pasiones de Zeus, Poseidón, Aether, y los demás dioses del clima.

Usted pide un relato detallado de la manera en que Petróleo impide al Príncipe Algorino convertirse en rey. Yo comprendo su interés y deseo de introducir a otro villano. (Incidentalmente, la traducción de “Bush” sería “Arbusto”, no “Shrubulo”.

Pero no sirve ningún motivo narrativo que Algorino cante acerca de su “trono robado” mientras vaga en el exilio, particularmente en el claro del bosque donde él encuentra a la madre tierra Gaia agonizando. En lugar de interrumpir su aria “Molto Caldo”, él debería concentrarse en la misteriosa fiebre e Gaia.

Tampoco creo necesario que él “recoja información” de Gaia antes de iniciar su misión sagrada para salvarla, o involucrarse con una nueva diosa del tiempo llamada Katrina en el huracán que encuentra en su viaje a la Isla de los Profetas y Videntes. Le aseguro que la categoría numérica del huracán fue omitida sólo por motivos dramáticos – y no, como sospecha usted, por algunas dudas presentadas por sus críticos sobre la validez científica de la relación entre el calentamiento global y los huracanes fuertes.

Durante el entrenamiento de Algorino en el Castillo de los Videntes, usted me acusa otra vez de “hacer lugar” a los críticos omitiendo su famoso gráfico correlacionando las temperaturas en alza con la suba del dióxido de carbono durante los últimos 600.000 años. Como artista que soy, simplemente sentí que sería impropio inte-rrumpir el aria del Vidente con una presentación PowerPoint.

Yo pensé usar una gráfica más simple tallada en la pared del castillo para el dúo planeado originalmente para Algorino y el Vidente. Me encantó su idea de hacer coincidir las notas musicales con los gráficos de tempera-tura y las concentraciones de CO2, pero las melodías que resultaban fueron desafortunadas. Me fue imposible hallar un tenor o barítono capaz de cantar cualquiera de los gráficos. Un pena –como usted dice, el Dúo del CO2 Alto podría haber sido una “primicia operística.”

No comparto sus temores de que las audiencias esperen que el Príncipe Algorino “compense su huella de viaje,” de modo que no veo la necesidad de la escena donde planta árboles que usted sugiere. Una vez que el Vidente del Tiempo ha explicado la pasión de Poseidón y mostrado los mares que crecen, Algorino debería correr de inmediato a salvar a Gaia. ¿Y por qué, con su amada en peligro, haría él una pausa para rescatar a un oso polar que se está ahogando?

Lamento que usted haya sido apenado por la escena de la batalla y la del finale. Estoy de acuerdo con que ter-minaría más felizmente si Algorino venciera a Petróleo y volviese a enterrar el tesoro de las Damas Mineras. No dudo de que podríamos crear una hermosa aria para Carbonia cuando ella es “secuestrada” bajo tierra (aunque podríamos ser acusados de copiar el final del entierro de Aída). Como usted sugiere, podríamos terminar con un ensemble celebrando el casamiento de Algorino con Gaia.

Pero, un final feliz realmente satisfaría a sus devotos –o a La Scala? Es mejor quedarse con la tradición. Yo estoy seguro de que las audiencias, como la de la madre tierra, serán llevadas hasta las lágrimas por el aria “Ciao, Gia” del mortalmente herido Algorino, y luego llevado al paroxismo cuando ella vaga por la escena afiebradamente. Con la soprano adecuada, yo creo que “Basta con la temperatura” sería una inolvidable Escena de Locura.

Usted se queja de que es un “cliché” que Gaia colapse y muera al lado su amante. Quizás, como lo sugiere usted, podríamos hacer que ella se ate una medalla alrededor del cuello (aunque creo la del Nóbel sería un anacronis-mo). Pero por mucho que yo admire su otra idea de una escena de la muerte “fuera de lo común” no lo puedo aceptar –y nuevamente, a pesar de sus acusaciones, esto nada tiene que ver con la crítica científica a su trabajo. Ya sea que sus predicciones para el ascenso del nivel del mar sean correctas o no, sería imposible logísticamen-te terminar la opera sumergiendo a la aldea bajo 7 metros de agua.

Sinceramente suyo,

Giorgio Batistelli

Grabe este artículo como PDF



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina


Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web