PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Los Medios de Prensa
y Su Jugosa Agenda Política

Por Eduardo Ferreyra
2 de junio, 2007

Muchos se ha dado cuenta ya de que los medios de prensa han encontrado en el Cambio Climático una fuente inagotable de recursos económicos, y no están dispuestos a matar a la gallina de los huevos de oro.

El calentamiento global ha muerto: Viva el Calentamiento!

Muerto el rey, el Delfín ocupará su puesto, pero el reino debe continuar. Muchas personas, funcionarios y millones de burócratas dependen de que la ilusión de un calentamiento global catastrófico se mantenga viva y “calentita”. Una prueba clara de esto es la manera en que la cadena de noticias ABC de Estados Unidos ha presentado al público la noticia de que el Ad-ministrador General de la NSA, Michael Griffin dijo en una entrevista con la Radio Pública Nacional (NPR) que “Yo no estoy seguro de que es justo decir que [el calentamiento global] sea un problema contra el que debamos luchar.”

El viernes, el periodista de la ABC Bill Blakemore escribió un reporte en el sitio web de la ABC asegurando que “El administrador de la NASA Michael Griffin continúa atrayendo la ira de emnentes científicos del clima dentro y fuera de la NASA, como de miembros del Congreso, después de minimizar la necesidad de combatir al calentamiento global.” Es evidente que si el jefe de la NASA afirma que el calentamiento global no es ni ha sido un problema serio, el gran negocio que la prensa hace con el cambio climático corre el serio peligro de evaporarse.

Sin embargo, en su artículo para la ABC, Blakemore y su coautor Clayton Sandell prefirieron no entrevistar a ningún científico del clima que estuviese de acuerdo con la opinión de Griffin, aun-que los posibles candidatos se cuentan por decenas de miles- porque se estaba distribuyendo en todas las redacciones de noticias de mundo un parte de prensa de E-wire diciendo que “cientí-ficos de todo el mundo salen en apoyo de Michael Griffin.”

Opiniones de científicos

Dice el Dr. Walter Starck, un científico marino de Australia, “Griffin hace una importante dis-tinción entre los hallazgos científicos del cambio climático y las predicciones dramáticas de consecuencias catastróficas acompañadas de demandas políticas.” Los primeros pueden ser evaluados por sus evidencias, pero lo último descansa solamente en aseveraciones y apelaciones a la autoridad. Predicciones alternativas de beneficios que vendrían a consecuencia del cambio climático proyectado han sido propuestas con una autoridad y plausibilidad comparable.”

Otro Australiano, que testificó ante el Senado el año pasado, el Profesor Robert Carter, observó, “Mi principal reacción ante lo expresado por Michael Griffin es felicitarlo por su clara visión, para no hablar de su coraje en hablar abiertamente sobre un tema tan controvertido.”

El climatólogo canadiense, Prof. Tim Ball, respodió, “La declaración de Griffin es sensible porque concede tiempo para comprobar la validez de la hipótesis del calentamiento global causado por el hombre como debería hacerse.”

“Ciertamente que yo apoyo los comentarios de Griffin” dijo William Kininmonth, ex jefe del Centro Nacional del Clima Australiano. “No sólo es especulativo afirmar que los humanos pueden influenciar de alguna manera el curso del clima, sino que es arrogante sugerir que el clima actual esté peor que en tiempos pasados.”

El geólogo de Kansas, Lee Gehrard añadió, “La declaración de Griffin hace foco en la cuestión central que afecta gran parte de la política pública. Es bueno saber que alguien allá además de los geólogos comprenden que los humanos no dominamos a los sistemas dinámicos de la Tierra.”

Dice Ross McKitrick, un economista de la Universidad de Guelph, Canadá, “Las afirmaciones sobre grandes e inminentes catástrofes son especulaciones y van más allá de lo que ha sido establecido con credibilidad por los investigadores a la fecha. Por ello es que la visión de Griffin no es para nada controvertida o fuera del alcance de la evidencia disponible, y debe-ría ser alabado por el valor de decirlo públicamente. El hecho es que ha sido necesario tener coraje, sin embargo, apunta al problemas más profundo de que cuestionar a la propaganda catastrofista que tanto escuchamos es considerado hoy políticamente incorrecto.”

McKitrick, un experto en estadísticas y computación, es uno de los dos científicos canadienses responsables de haber desenmascarado al fraude científico cometido por los autores del famoso estudio “Palo de Hockey”, usado por el IPCC en su informe de 2001 para apoyar su declaración sobre “una discernible señal de la influencia antropogénica sobre el calentamiento global.”

El Dr. Patrick Michaels, de la Universidad de Virginia está de acuerdo, “La declaración del administrador de la NASA, Michael Griffin sobre si [el calentamiento global] es o no un problema está apoyado por la literatura científica de sus empleados, que James Hansen parece ignorar.”

Finalmente, el físico de la Universidad de Harvard, Lubos Motl alabó los comentarios de Griffin sobre el clima, calificándolos de “sensibles”. En su blog público, Motl dijo que aplaude a Michael Griffin y lo alienta a actuar “como un jefe con confianza en sí mismo” de una insititución alta-mente prestigiosa.” “Yo siempre he creído que la gente que realmente trabaja con la ciencia dura y la tecnología simplemente no debería comprar una barata propaganda seudo cientí-fica como la 'lucha contra el cambio climático',” añadió Motl.

Es una linda lista de científicos escépticos, ¿no es verdad? ¿No hubiese sido correcto que Blake-more y Sandell hubiesen citado las declaraciones de sólo algunos de ellos? –para dar un informe más objetivo y de mayor seriedad periodística, digo.

En vez de ello, la página del ABC cita nuevamente al máximo propagandista del calentamiento, James Hansen, de la NASA diciendo que la declaración de su jefe, el Sr. Griffin, “Es una decla-ración increíblemente arrogante e ignorante. Indica una completa ignorancia de la compren-sión de las implicaciones del cambio climático."... Hansen cree que los comentarios de Griffin van en contra de todo el bien establecido conocimiento científico que ha sido aportado por cien-tos de científicos de la NASA. "Es increíble,” dijo Hansen, "Yo creo que ha sido mal citado.”

Según la ABC, “Muchos otro científicos climáticos de la NASA fueron contactados por la ABC (en especial Gavin Scmhidt, el ayudante y amigo de Hansen), que se hicieron eco de los comentarios de Hansen, diciendo que na abrumadora mayoría de sus colegas creen que el calentamiento global es un asunto urgente que la sociedad debería estar enfrentando. Los científicos pidieron que sus nombres no fuesen revelados para no poner en peligro sus carreras.”

Esto resulta nada creíble, porque único empleado de la NASA que fue despedido de su puesto fue el vocero de prensa de la NASA que a principios del 2007 había expresado opiniones en contra de Hansen, cuando éste se quejó de que el gobierno le quería amordazar y prohibirle publicar sus opiniones sobre el cambio climático –declaración hecha a todos los medio de prensa del mundo, sin que nadie en el gobierno pusiese objeción alguna a sus declaraciones.

En otras palabras, nadie pone en peligro su carrera por apoyar a James Hansen, pero sí lo hace si pone en duda lo que Hansen pontifica sobre el clima. Por otro lado, no resulta maravillosa la manera en que las agencias de noticias siempre encuentran “fuentes anónimas” para citar cuando no hay nadie que quiera tener su nombre publicado?

Leyendo el artículo de la ABC uno podría pensar que se trata de un informe equilibrado y obje-tivo y que no hay ningún científico en el mundo que pudiese apoyar decididamente las declara-ciones de Michael Griffin. ¿O quizás haya sido esa la intención de la ABC –sin querer pecar de cínico, por supuesto?

Se corre el riesgo de echar a perder una industria multimillonaria en propaganda, cientos de miles de puestos de “trabajo” de muy bien pagados burócratas, e increíbles negocios en los mercados de ventas de bonos de carbono y “permisos para seguir contaminando.” Mas los cientos de miles de millones de dólares que los gobiernos y sus burócratas sacarán con los nuevos impuestos sobre combustibles y uso de la energía. Total, lo pagarán los asustados ciudadanos que fueron engañados por algo que se parece a una siniestra maffia...

Por cifras mucho más pequeñas las Mafias de Chicago y Nueva York se mataban a balazos.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link al artículo)



¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: