PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

"Sale Cara, yo gano;
sale Ceca, tu pierdes"

por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Desde hace un par de años que participo en un foro de discusiones organizado por el experto en climatología, el finlandés Timo Hameranta, y actualmente moderado por el experto en energía y clima, el norteamericano Dr. David Wojick. En ese ámbito discuten (o discutieron) climatólogos tan famosos como James Hansen, Gavin Schmidt, Stephen Schneider, entre los muchos partidarios del calentamiento causado por el hombre, y una enorme cantidad de otros tan famosos (aunque con menos prensa) como Tim Ball, Hugh Elsaesser, Fred Singer, Alfred Pekarek, Richard, Courtney, Willis Eschenbach, Roy Spencer, John T. Everett, Paul Reiter, Hans Jelbring, Bob Foster, Bryan Leyland, etc. Muchos de ellos son autores principales de capítulos de los Informes del IPCC, jefes de programas de mediciones satelitales, jefes de los servicios meteorológicos de muchos estados, o profesores universitarios en universidades famosas como el MIT, Harvard, Standford, California en Berkeley, etc, demostrando a las claras que el "consenso" científico sobre la inminente catástrofe es un cuento chino.

Mi aporte a la discusión gira alrededor de observaciones de datos meteorológicos del cono sur americano, pero sobre todo, mi presencia allí me ha servido para aprender cada día más todo lo relativo al funcionamiento del sistema climático y comprender que a medida que vamos conociendo más sobre el clima, vemos que el clima es un asunto tan complejo que quizás nunca podamos llegar a comprender la manera en que reacciona y funciona. Es querer comprender al Caos...

En diciembre 19, 2005 hice un "post" en la discusión acerca de la precisión y validez de los MCG, o simulaciones computarizadas del clima, sobre cuyos resultados están basados las predicciones catastróficas para el futuro, los informes del IPCC y las recomendaciones a los políticos para que, o hacen lo que los políticos del IPCC nos dicen que tenemos que hacer, sí o sí, o todos nos vamos al Infierno en los próximos diez años. Personalmente, estoy bastante cansado de las profecías apocalípticas de los aprovechados de la ecología que desde hace 40 años vienen prediciendo la catástrofe para dentro de 10 años.

Ese comentario en "Climate Sceptics," descubro ahora, fue levantado por varios sitios web y mostrado en sus páginas, pero el que me sorprende de manera agradable es el sitio del Ser-vicio Meteorológico de Luxemburgo, cuyos miembros no parecen estar de acuerdo -para nada- con la visión que del clima tienen ni el IPCC, Al Gore o la legión de científicos del clima que, a la Sergio Leone, por "Un Puñado de Dólares" son capaces de exprimir a sus modelos computados las profecías más catastróficas.

En su página oficial, http://meteo.lcd.lu/globalwarming/Ferreyra/ferreyra01.html aparece en inglés mi comentario, que lo he traducido al Español y lo publico a continuación. No aporta nada novedoso, ni va más allá de lo que he venido sosteniendo en nuestras páginas desde hace más de cinco años. Pero vale la pena recordar que "La teoría del calentamiento global no puede estar errada" porque se han tomado todos los recaudos para que así sea. El único pro-blema es que no lo consultaron con el mundo real...

Comentario por Eduardo Ferreyra

Del Yahoo Group Climatesceptics (Viernes, 19 Diciembre, 2005)

La teoría del Calentamiento Global No puede estar errada!

La teoría del Invernadero, junto con la hipótesis del Calentamiento Global Catastrófico tiene la belleza de no poder ser refutada porque ha incluido en su enunciación a todas las posibilidades. En efecto, si hay olas de calor –se culpa al calentamiento (los mode-los lo han profetizado); si hay olas de frío, los modelos climáticos también las profeti-zaron, y el calentamiento global carga con las culpas; ¿sequías? Por supuesto, calen-tamiento global! ¿Grandes lluvias, inundaciones? Hace mucho que los modelos lo predi-jeron. ¿Niveles de mar que suben o que bajan? No importa, con toda seguridad es el calentamiento global.

En ese tenor, si los glaciares retroceden o avanzan, o si los desiertos se retiran o avanzan, o si el hielo polar retrocede o aumenta, si cualquier cosa crece o disminuye el calentamiento global (y el CO2) están detrás de la escena. Los alarmistas del calenta-miento no pueden perder su apuesta; es dinero en el banco. El viejo truco de: “Sale Cara, yo gano; sale Ceca, tu pierdes.”

De manera que mi opinión es: no hay nada que los científicos honestos puedan hacer para demostrar que el calentamiento es natural en sus orígenes, mientras que “otros” científicos seguirán publicando estudios alarmantes mostrando que alguna cosa “crece/ disminuye”, o “más rápido/lento”, “más alto/bajo”, “más profundo/superficial”, “más/ menos salado”, y cualquier cosa concebible en el medio, arriba o a los lados. Pero siempre, adivinen –la última recomendación en las conclusiones de esos “estudios” es: “Es necesario mas investigación sobre este asunto.” Leyendo entre líneas: “Dennos más dinero”.

La única cosa que podría mostrarle al público que la teoría del Calentamiento Global Catastrófico ha sido un fraude muy astuto sería un súbito retorno a una Pequeña Edad de Hielo –pero eso también ha sido tomado en cuenta por los modelos. Esto se parece a una trampa circular del tipo Catch-22. No hay salida posible.

Así es como la ciencia climática seguirá su actual dirección inundando el campo con irrelevantes, dudosos, y hasta inútiles estudios e investigaciones; el IPCC seguirá con su política de “cosas como siempre” –COPs, y carísimos viajes para miles y miles de burócratas, conferencias en países exóticos (por favor, la próxima vez en alguna exótica playa tropical), mucho champagne, caviar, sushi, y así por delante.

El Show Debe Continuar, ya que “No Hay Negocio Como el Negocio del Espectáculo”. Los políticos seguirán con su “las cosas como siempre”, mintiéndole a la sociedad mientras se llenan los bolsillos; las industrias tratando de evadir impuestos y regulacio-nes, y la gente trabajando por un miserable salario (en la mayoría de los países, quiero decir).

El planeta seguirá con su “las cosas como siempre”. Seguirá orbitando como siempre, mientras que los cementerios seguirán llenándose de de personajes “importantes” que pensaban que el mundo no podría salir adelante sin ellos. Recuerdo (y recomiendo) uno de los pensamientos más inteligentes y lúcidos que haya leído cuando niño: “¿Qué? ¿Yo preocupado?” –Alfred Neuman, el personaje emblemático de MAD magazine.


Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link al artículo)



¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: