PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

¿Nos va a enfriar el Sol?

Lawrence Solomon,
Financial Post
Viernes, 12 de enero 2007

En el cambio climático “La ciencia ya está establecida”, dicen muchos científicos en este campo. Ellos creen que las emisiones de gases de invernadero están calentando hasta niveles peligrosos y que, en las próximas décadas las temperaturas en sostenido aumento derretirán a los casquetes polares inundando a las áreas costeras del mundo.

No le digan eso a Nigel Weiss, Profesor Emérito en el Departamento de matemáticas Aplicadas y Física Teórica de la Universidad de Cambridge, ex presidente de la Real Sociedad de Astronomía, y un científico tan honorable como sea posible encontrar. La ciencia está en cualquier estado menos establecida, observa Weiss, excepto por una certeza virtual: El mundo está a punto de ingresar a un período de enfriamiento.

El Dr.Weiss cree que los gases de invernadero liberados por el hombre han tenido recientemente un rol en el calentamiento de la Tierra, aunque la extensión de ese rol, dice, todavía no puede ser conocida. Sin embargo, lo que se sabe es que a lo largo de la historia de la Tierra, el cambio de clima estuvo gobernado por oros factores ajenos al hombre: “El comportamiento variable del Sol es una explicación obvia,” dice El Dr. Weiss, “y existe una evidencia en incremento de que el clima de la Tierra responde a los cambiantes patrones de la actividad solar.”

Los rasgos más característicos del campo magnético del Sol son las manchas solares, formadas cuando campos magnéticos se abren paso a través del su superficie. Un Sol magnéticamente activo aumenta la cantidad de manchas, indicando que enormes cantidades de energía están siendo liberadas desde su interior. De manera típica, se encienden y decaen en ciclos de unos 11 años. En los últimos 50 años, no hemos estado viviendo en tiempos típicos. “Cuando uno se fija en el pasado del Sol, encontramos que vivimos en un período de alta actividad solar,” declara el Dr. Weiss.

Estos períodos hiperactivos o duran mucho, “quizás 50 a 100 años, luego tenemos una caída,” dice Weiss. “Es un sistema de auge y caída, y yo espero pronto un desplome.”

En añadidura al ciclo de 11 años, los ciclos solares casi se desploman totalmente, o mueren, más o menos cada 200 años, cuando la actividad solar disminuye. Cuando ocurre el desplome la Tierra puede enfriarse dramáticamente. El Dr. Weiss lo sabe porque estos fenómenos, conocidos como los Grandes Mínimos, han sido recurrentes durante los últimos 10.000 años, si no más.

“Mientras más profundo es el desplome de la actividad solar, más tiempo durará,” explica el Dr. Weiss. En el Siglo 17 las manchas solares desaparecieron casi por completo durante 70 años. Ese fue el intervalo más frío de la Pequeña Edad de Hielo, cuando se congeló el puerto de Nueva York, permitiendo a los caminantes cruzar desde maniatan hasta la Isla Staten, y cuando las colonias vikingas fueron abandonadas en Groenlandia, la una vez verde tierra que se convirtió en tundra, También en la Pequeña Edad de Hielo Filandia perdió la tercera parte de su población; Islandia la mitad.

El período de enfriamiento previo había durado 150 años, mientras que un desplome menor, ocurrido a comienzos del Siglo 19 estuvo acopañado de un período de enfriamiento que duró 30 solamente años.

En contraste, cuando el Sol es muy activo, tal como lo es en el período en el que estamos ahora, la Tierra se puede calentar de manera dramática. Ese fue el caso durante el Período Cálido Medie-val, cuando los vikingos colonizaron a Groenlandia por primera vez, y cuando Inglaterra era tierra de grandes viñedos.

Nadie sabe con precisión cuándo ocurrirá otro desplome, pero algunos expertos lo esperan para muy pronto porque el campo magnético del Sol está en su punto mínimo desde que las mediciones comenzaron a principios de los años de la década de 1950. Algunos predicen el desplome para dentro de cinco años, y otros especulan sobre sus efectos sobre el calentamiento global.

Un desplome moderado podría ser benéfico, dándole a los terráqueos las décadas que necesitan para revertir nuestras maneras de producir gases de invernadero. Otros especulan que el re-ciente calentamiento global podría una bendición disfrazada, en buena hora, al moderar las conse-cuencias negativas de lo que de otra forma sería una gran congelamiento a continuación del pro-fundo desplome. Durante la Pequeña Edad de Hielo, estiman los científicos que las temperaturas globales promedio habrían descendido menos de 1º C, mostrando las consecuencias potenciales de una aparentemente pequeña declinación.

El Dr. Weiss prefiere no especular. Él ve el próximo colapso como una oportunidad de obtener el conocimiento necesario para hacer decisiones informadas sobre el cambio climático, y la extensión en la que las emisiones humanas han sido un factor.

“Teniendo un colapso ciertamente nos permitiría determinar con precisión el verdadero nivel de influencia del Sol sobre el clima de la Tierra,“ concluye el Dr. Weiss. Entonces podríamos actuar sobre hechos, en lugar de hacerlo sobre miedos.



Lawrence Solomon es director ejecutivo del Urban Renaissance Institute, y del Consumer Policiy Institute, divisiones de la Energy Probe Research Foundation. (Energy Probe es una de las más antiguas organizaciones ambientales de Canadá, y es un “organización colectiva, sin fines de lu-cro, 'Para educar a los Canadienses sobre los beneficios de la conservación y las energías reno-vables; para asegurar que los Canadienses aseguren autosuficiencia en energía a largo plazo, para promover el proceso democrático” – www.energyprobe.org

Currículum Vitae de un Negador: Nigel Weiss, profesor emérito de astrofísica matemática en la Uni-versidad de Cambridge, descubrió el proceso de la “expulsión de flujo”, por el que un líquido conductor que sufre un movimiento de rotación actúa para expulsar al flujo magnético de la región de movimien-to, un proceso que ocurre ahora en la fotosfera del Sol y de otras estrellas.

También ha sido distinguido por su trabajo en la teoría de convección, y por los precisos experimentos numéricos sobre el comportamiento de complicadas ecuaciones diferenciales no lineales. Niigel Weiss ha recibido una Mención de la Real Sociedad; ha sido Presidente de la Real Sociedad Astronómica, y un ex presidente de la Escuela de Ciencias Físicas de Cambridge. Fue educado en el College Clare, Universidad de Cambridge,


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina



Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
Email:
Comentarios:


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: