PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Al Gore: Una Verdad Hipócrita

Por Eduardo Ferreyra

En la Noche de los Oscares, la anticientífica documental de Al Gore, Una Verdad Incómoda, recibió un Oscar político de la Academia de Cine por la “mejor documental” del año, pero el Centro de Investigación de Políticas de Tennesse (el estado de Al Gore), descubrió que Gore merece en realidad un Oscar a la Hipocresía.

La mansión de Gore, ubicada en el elegante barrio Belle Meade de Nashville, consume más electricidad POR MES que el hogar americano promedio en TODO EL AÑO, según el Servicio Eléctrico de Nashville.

En su documental, el ex vicepresidente hace un llamado al pueblo americano para conservar energía reduciendo su consumo eléctrico en el hogar. Aconseja reducir el consumo inútil apagando todos los aparatos eléctricos hogareños que están en “standby”, es decir, los TV y monitores de computación que están esperando que uno haga clic con el control para en-cenderlos. Lo mismo con los lavarropas que tienen ese LED prendido siempre, las cafeteras eléctricas, los equipos de música, los DVD, las video caseteras…

Es evidente que el Sr. Calentamiento Global, (a) Al Gore, practica la costumbre preferida del ecologismo: “Haz lo que yo te digo que debes hacer, pero no lo que yo hago.”

Según nos cuenta la organización de Tennesse, el hogar americano promedio consume 10.656 kilovatios/hora (kWatt/h) por año, de acuerdo al Departamento de Energía de los Estados Unidos. En el 2006, Gore devoró casi 221.000 kW/h –más de 20 veces el promedio nacional.

Comparando con el promedio argentino de 300 kW/h mensual, o 3600/k por año (y somos muy generosos!), el consumo del hogar promedio norteamericano es tres veces mayor que el argentino. No en vano los americanos ganan más y viven mejor que los argentinos y que cualquier otro pueblo en el mundo –y la idea de Al Gore es que los países subdesarrollados limiten su miserable consumo de energía –para que él y sus amigos puedan gastar sus 18,000 kW/h mensuales sin que se le achique la imagen de sus televisores de 50 pulgadas.

Sólo en Agosto pasado Gore quemó CO2 por valor de 22.619 kW/h –derrochando en un mes más del doble de lo que usan los pobres americanos promedio en UN AÑO ENTERO. El resultado es que el promedio mensual de facturación de electricidad del Sr. Al “Calenta-miento Global” Gore es de $1.359 dólares. Casi lo cobrado por un jubilado argentino en todo un año. No está nada mal –ojalá pudiésemos darnos ese lujo acá en el lejano sur…

Desde el estreno de Una Verdad Incómoda, el consumo de energía de Gore aumentó desde un promedio de 16.200 kW/h mensual en 2005 a 18.400 kW/h en el 2006. El extravagante uso que hace Al Gore de la electricidad no se detiene en su cuenta de luz. La factura del gas natural de su casita en Nashville (y la “casita de huéspedes”) es de $1.080 dólares en promedio. Comparado con un promedio generoso de 30 dólares mensuales de los pobres Sudacas argentinos, Al Gore viene a ser el Luis XV del siglo 20. Y este Luis XV nos aconseja: “Ahorren energía –o el mundo se acaba”.

En 2006, el total combinado de electricidad y gas natural usado y pagado por Gore en su casa de Nashville totalizó casi $30.000 dólares. Si le añadimos lo gastado en combustible para sus viajes en avión, sus limusinas, las de su familia y su personal, la cifra gastada –y el CO2 emitido!- llega a cifras escalofriantes.

Viendo la manera en que el Campeón Mundial de la Conservación de la Energía usa la electricidad y el gas a rajacincha, no resulta alocado decir que se trata de un HIPÓCRITA Categoría Galáctica. “Como el vocero elegido por el movimiento ecologista del cambio climático,” dice Drew Johnson, presidente del Tennesse Center for Policy Research, “Al Gore tendría que caminar su camino, y hacer lo que predica, cuando se refiere al uso de energía en su propio hogar.” Es cierto. Sería lo justo y lo honesto.

En encuestas que se hacen en Estado Unidos, acerca de su película y su alegato en “defensa del planeta”, casi siempre aparece la pregunta: “¿Qué le diría al Sr. Gore después de ver su película?” Yo le diría: “CARADURA!!!” Por supuesto, ya está acostumbrado...

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina



Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
Email:
Comentarios:


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: