POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS

Hora de Córdoba





Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra



EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt




    El Más Completo Desenmascarado
    Hecho Sobre el Calentamiento Global

    Mike van Biezen(*)

    Daily Wire
    Diciembre 28, 2016

    Tenía sentido. Sabiendo que el CO2 es un gas invernadero y que nuestro mundo industrializado está añadiendo grandes cantidades a la atmósfera todos los años, yo acepté la premisa que esto haría que aumentara la temperatura global. Pero hace unos 7 años atrás me fijé en el siempre presente gráfico que muestra el ascenso de la temperatura en los últimos 150 años y me di cuenta de que algo extraño había allí. Era muy sutil y, como descubría tiempo después, oculto de manera que pasara desapercibido.

    Parecía existir un período de unos 40 años entre 1940 y 1980 donde las temperaturas parecían disminuir un poco. Como experto en el análisis de información no pude ignorar esa sutil clave y comencé a investigar un poco más. Cuarenta años es un tiempo bastante largo, y aunque las concentraciones de dióxido de carbono estuvieron aumentando de manera exponencial durante el mismo período, yo no podía dejar de ver que esto mostraba un cambio inesperado en la correlación entre la temperatura global y las concentraciones de CO2. Así fue que comencé a investigar un poco más sobre esto y aquí están los resultados 7 años más tarde.

    Antes de que comencemos, dejemos establecido lo que sabemos que está correcto. La temperatura media global ha aumentado desde la década de 1980. Desde 1980 los glaciares en varias partes del mundo están retrocediendo, y la cobertura del hielo en el Océano Ártico ha perdido hielo desde 1980, especialmente durante los meses de verano. La comunidad del “calentamiento global” ha explotado a estos hechos para “probar” que la actividad humana (la quema de combustibles fósiles) es la causa de este aumento de las temperaturas. Sin embargo, no hay ninguna prueba científica directa o información que haya mostrado que exista una relación o conexión con las actividades humanas. Se supone que la conexión es simplemente un hecho, sin mayor necesidad de investigar o discutir acerca de alguna información científica.

    Acá están 10 de los muchos problemas que hay con la suposición de que la actividad humana está causando al “calentamiento global” o al “cambio climático.”

    1. Los registros de temperatura de todas partes del mundo no apoyan a la suposición de que las actuales temperaturas sean inusuales.
      El récord de temperatura más alta en el mundo fue establecido en 1913, mientras que la temperatura más fría tuvo su récord establecido en 1983. Por continente, todos menos uno establecieron sus récords de altas temperaturas más recientemente que sus récords para las temperaturas bajas. En Estados Unidos, que tienen más estaciones meteorológicas que cualquier otra parte del mundo, más récords de temperaturas bajas para cada estado fueron registrados para cada mes del año, un total de 600 puntos de información (50 estados por 12 meses), nuevamente los récords de bajas temperaturas fueron registrados en mucha mayor cantidad, y los récords de altas temperaturas fueron registrados hace mucho más tiempo. Esto está en directa contradicción a lo que sería de esperar si el calentamiento global fuese real.

    2. La información de la temperatura obtenidas por los satélites no apoyan a la suposición de que las temperaturas están aumentando con rapidez.
      Hacia fines de 1978 los satélites comenzaron a recoger datos de la temperatura de todo el mundo. Durante los siguientes 20 años, hasta 1998 la temperatura media global permaneció sin cambios en directa contradicción con la información de las estaciones en tierra firme que indicaban un aumento “sin precedentes” de la temperatura.

      En una página de NASA que data de Octubre 2, de 1997, llamada “Termómetros Precisos en el Espacio” hay información que aún se mantiene sin modificación sobre los primeros pasos del equipo de los doctores John Christy y Roy Spencer, los iniciadores del sistema de monitoreo de temperaturas mediantes satélites, usando instrumentos que habían sido diseñados y calibrados por el científico S. Fred Singer, uno de los pioneros de la investigación climática mediante satélites. En el gráfico se observa que fueron más los períodos de clima frío –inducidos por La Niña- que los períodos cálidos inducidos por el Niño.

      En 1998 hubo un fuerte El Niño con altas temperaturas, que posteriormente regresaron a los niveles pre-1998 hasta el año 2001. En 2001 hubo un abrupto salto de 0.3º C en la temperatura global que permaneció en ese nivel durante los siguientes 14 años, con una ligeramente general disminución de la temperatura global durante ese tiempo.

      La influencia del fenómeno El Niño se hace evidente en este gráfico.

      Lo notable es que John Christy y Roy Spencer afirman en 1997 algo que la NASA tiene la esperanza de que lo sepa la menor cantidad posible de gente:

      ¿Cuál es la controversia?
      A diferencia de las temperaturas de superficie, las mediciones de las temperaturas globales de la baja atmósfera obtenida por los satélites revelan la inexistencia de una tendencia al calentamiento durante las dos décadas pasadas. La ligera tendencia que hay en la información en realidad aparece como hacia abajo. Las grandes fluctuaciones en las temperaturas de los satélites no son causadas por ninguna actividad humana sino de fenómenos naturales, por ejemplo las grandes erupciones volcánicas como la del Pinatubo y por El Niño. De manera que los programas que modelan al calentamiento global en una computadora dicen que la temperatura de la atmósfera baja de la Tierra debería de estar subiendo de manera marcada, pero las reales mediciones de la temperatura de la atmósfera baja no revelan ninguna actividad tan pronunciada.

    3. Las actuales temperaturas son siempre comparadas con las de la década de 1980, pero para muchas partes de mundo los años 80s fueron la década más fría de los últimos 100 años:
      Si las actuales temperaturas son comparadas con las de los años de 1930 no se encontraría nada destacable. Para muchas partes del mundo la década de 1930 fue la más calurosa en los últimos 100 años, incluso aquellas encontradas en Groenlandia. Comparando a las actuales temperaturas con las de los años 80 es lo mismo que comparar nuestras temperaturas de verano con las de principios de primavera en lugar de las del último verano. Resulta obvio que la comunidad del calentamiento global hace esto, y de manera muy engañosa o fraudulenta.

    4. El mundo experimentó un significativo enfriamiento entre 1940 y 1980:
      Muchas partes del mundo experimentaron un pronunciado y persistente enfriamiento al punto de que los científicos comenzaron a preguntarse si el mundo no estaba comenzando un descenso hacia un nuevo período glacial. Por ejemplo, durante los años 80s, Groenlandia experimentó algunos de los años más fríos en 120 años, como también ocurrió en varios otros lugares del mundo. Durante ese mismo periodo de 40 años los niveles de CO2 aumentaron un 17%, lo que es un aumento muy significativo. Si la temperatura global disminuyó en una cantidad tan importante en 40 años mientras que el CO2 atmosférico aumentaba en una gran cantidad, sólo se puede llegar a una conclusión: 1) Tiene que haber una correlación muy débil, si la hay, entre el CO2 atmosférico y las temperaturas globales. 2) Tienen que existir factores muy poderosos que manejan y controlan al clima y a las temperaturas, aparte del CO2 atmosférico.

    5. El efecto de isla de calor urbano distorsiona la información de temperatura de una gran cantidad de estaciones.

      Ejemplo del aumento de la temperatura por crecimiento de una ciudad

      Se ha demostrado que las temperaturas nocturnas registradas en muchas estaciones han sido elevadas artificialmente por la expulsión de calor radiante recogido y almacenado durante el día por estructuras de concreto y ladrillo como casas, edificios, caminos, y también automóviles. Dado que el área terrestre de pueblos y grandes ciudades que tienen a estas estaciones meteorológicas comprende sólo una pequeña parte del área total de la región, esta influencia sobre la temperatura global se combina para formar un promedio, estas temperaturas nocturnas elevadas artificialmente distorsionan a la información promedio. Cuando se miran sólo a las temperaturas diarias de las grandes ciudades el “drástico calentamiento global” no se hace visible. (Esto también se puede ver cuando se miran a la información de las estaciones rurales que son más indicativas del verdadero clima de esa región.)

    6. Hay una correlación inversa entre las temperaturas globales y los niveles atmosféricos del CO2

      Al revés de lo que podrías suponerse cuando se escucha a la prédica del calentamiento global o cuando se ve a “Una Verdad Inconveniente”, las temperaturas más altas aumentan a los niveles de CO2 y las temperaturas más bajas disminuyen a los niveles del CO2, y no lo contrario. Cualquier estudiante del bachillerato sabe que la solubilidad del CO2 disminuye con al aumento de la temperatura del agua, y que esta absorberá más CO2 mientras más fría esté. Esta es la razón por la que los niveles de CO2 durante las épocas glaciales eran mucho más bajos que los actuales. Eso no quiere decir que no estemos aumentando de manera artificial los niveles de CO2 a una tasa equivalente al 3% de la cantidad aportada por la naturaleza, pero eso no significa que causará un aumento significativo de la temperatura. El período de 40 años de enfriamiento que va desde 1940 hasta 1980 parece apoyar fuertemente a esa premisa. La conclusión a la que podemos arribar es que las edades glaciales no fueron causadas por algún cambio en la concentración del cO2 en el aire sino que estuvieron involucrados otros factores muy poderosos en estos grandes cambios climáticos.

    7. Desde una perspectiva científica el CO2 no puede ser la causa de significativos cambios de la temperatura

      La molécula CO2 es una molécula lineal y por ello tiene limitadas frecuencias naturales de vibración, que a su vez le confiere a esta molécula limitadas capacidades de absorber radiación que e irradiada desde la superficie de la Tierra. Las tres principales longitudes de onda que puede absorber la molécula de CO2 son 4.26 micrómetros, 7.2 micrómetros y 15.0 micrómetros. De esas tres longitudes sólo la de 15.0 micrómetros es significativa, porque cae justo en el rango de las frecuencias emitidas por la superficie.

      Sin embargo, la molécula de agua. O H2O que es mucho más abundante en la atmósfera terrestre, y que es una molécula que tiene muchos más modos vibratorios, absorbe muchas más frecuencias emitidas desde la superficie, incluyendo en cierta medida a la misma frecuencia que absorbida por el CO2. Resulta ser que entre el vapor de agua y el CO2, casi toda la radiación que puede ser absorbida por el CO2 ya ha sido absorbida. Por ello es que aumentando los niveles de CO2 debería de tener un impacto mínimo sobre la capacidad de a atmósfera de retener al calor irradiado desde la Tierra. Eso explica por qué parece haber una correlación sumamente débil entre los niveles de CO2 y las temperaturas globales, y por qué después de que los niveles de CO2 aumentaron un 40% desde el comienzo de la revolución industrial, la temperatura media global sólo aumentó 0,8º C, aún si quisiéramos atribuir todo ese aumento al CO2 atmosférico y nada a otras causas naturales.

    8. Durante nuestra historia reciente hubo muchos períodos donde un clima más cálido era prevalente mucho antes de la revolución industrial

      En el Informe 1990 del IPCC aparece una gráfica que muestra al Período Cálido Medieval como teniendo temperaturas más altas que hoy. Pero es muy difícil convencer a la gente de la existencia del calentamiento global con esa información, de manera que 5 años más tarde se presentó a un nuevo gráfico, hoy conocido como el famoso Palo de Hockey, que hizo desaparecer al Período Cálido Medieval. Lo borró de la historia. Sin embargo la evidencia a todo nivel científico de que en la Tierra existieron otros períodos más cálidos durante, no sólo el Cálido medieval sino también durante el tiempo de los Antiguos Romanos y otros períodos durante los últimos 10.000 años.

      Abunda la evidencia encontrada en los archivos holandeses que muestra que durante siglos partes de Holanda desaparecieron bajo las aguas durante esos períodos cálidos, sólo para reaparecer nuevamente cuando el clima se hacía más frío. La famosa ciudad belga de Brujas, alguna vez conocida como al “Venecia del Norte”, era un puerto marino durante el período que sacó a Europa de la Edad Oscura (cuando las temperaturas eran mucho más frías), pero cuando las temperaturas comenzaron a descender al instalarse la Pequeña Edad de Hielo (1600 -1850) el océanos comenzó a retroceder y ahora Bujas está a 16 kilómetros de la costa.

      En consecuencia, durante el Período Cálido Medieval los vikingos se instalaron en Islandia y Groenlandia, y aún en las costas de Canadá y EEUU, donde gozaron de temperaturas cálidas hasta que el clima volvió a enfriarse. Así tuvieron que abandonar Groenlandia e Islandia volvió a ser aprisionada por los hielos durante los crudos inviernos. Los partidarios del calentamiento global estuvieron negando y borrando de manera sistemática menciones a estos eventos para impulsar la noción de que el clima de hoy es desusado en comparación con los de la historia reciente.

    9. Los glaciares estuvieron derritiéndose durante más de 150 años

      La noción de que los glaciares que se retraen como prueba de que el calentamiento global es real no tienen bases científicas reales. Los glaciares han estado derritiéndose durante más de 150 años, No es secreto que los glaciares han avanzado en niveles sin precedentes durante la reciente historia humana, durante el período conocido como la Pequeña Edad de Hielos. Muchas aldeas en los Alpes franceses, suizos e italianos vieron sus hogares amenazados y sus cultivos destruidos por esas inmensas masas de hielo.

      Si hicieron ruegos a los obispos locales y hasta al mismo Papa en Roma para venir y rezar al frente de esos glaciares con la esperanza de detener su avance constante. Hacia 1850, el clima retornó a temperaturas más “normales” y los glaciares comenzaron a retroceder. Pero entre 1940 y 1980, cuando las temperaturas disminuyeron nuevamente, la mayor parte de los glaciares detuvieron su retroceso y comenzaron a expandirse una vez más, hasta el tiempo más cálido hacia finales del Siglo 20 hizo que recomenzaran su retroceso comenzado 150 años antes.

      Además, ahora sabemos que muchos de los glaciares en el mundo o existían hace 4000 a 6000 años. Como ejemplo, hay un glaciar en la norte de Groenlandia, encima de la enrome capa de hielo que cubre a la mayor parte de la isla, llamado el glaciar Hans Tausen. Tiene 79 kilómetros de largo por unos 40 km de ancho y de unos 3000 metros de espesor. Un equipo de investigación escandinavo perforó testigos de hielo hasta llegar al fondo descubriendo que hace 4000 años este glaciar no existía. Hace 4000 años era tan caliente que muchísimos actuales glaciares de la Tierra no existían aún, pero regresaron cuando se instaló un clima más frío.

      Las actuales temperaturas son mucho más bajas que aquellas que predominaron durante el Holoceno, como ha sido probado por muchos cilindros de hielo extraídos de la capa de hielo de Groenlandia.

    10. Se usa al “Ajuste de datos” para continuar con la ilusión del calentamiento global.

      Durante los primeros años de mi investigación me basé en los bancos de datos climáticos de NASA y GISS, dos de los cuerpos científicos más prestigiosos de nuestro país. Después de muchos años de minuciosa recolección de datos, y de incansable representación gráfica de esos datos, descubrí que no estaba mirando a la información recogida originalmente, sino a información que había sido “ajustada” por lo que serían “razones científicas”. La información original ya no está disponible en esos bancos de datos. Afortunadamente fui capaz de obtener la información original de esas estaciones de unas 7000 estaciones meteorológicas del mundo en la base de datos de KNMI (Royal Dutch Meteorological Institute). Allí pude revisar ambas informaciones, la antigua sin ajustes y la “ajustada”, así como el desglose de los datos diurnos y nocturnos. Los resultados fueron asombrosos. Descubrí que la información de muchas estaciones en el mundo había sido “ajustada” de manera sistemática para hacerla aparecer como apoyando la afirmación de que el calentamiento global estaba ocurriendo cuando, de hecho, en muchos lugares del mundo estaba sucediendo lo contrario.

      A continuación presentaré unos pocos de los miles de ejemplos de este ajuste de datos. Cuando hago presentaciones de mi material en universidades y colegios locales, estos gráficos son los que tienen el mayor impacto afectando la opinión de los estudiantes, especialmente cuando se da cuenta de que existe un esfuerzo concentrado de falsificar lo que está ocurriendo en la realidad. Otro resultado impactante es cuando se hacen gráficos de las máximas diurnas del país, surge una imagen muy diferente de la información histórica de la temperatura.

      Hay muchas más áreas específicas que he investigado y de la que he compilado información y material de presentación, igualmente convincente en relación a exponer las falacias del calentamiento global. Últimamente una nueva vuelta está barriendo al movimiento del calentamiento global, especialmente desde que han tenido que admitir que su propia información mostró que existía un “hiato”, o una pausa en el calentamiento como lo mostraba el Informe del IPCC de 2014; su propia información demostró la existencia de un enfriamiento en los últimos 10 años.

      El término “cambio climático” está imponiéndose sobre el antiguo “calentamiento”, de manera que cualquier evento inusual de cualquier naturaleza, como la nevada récord de Boston, puede ser culpado a la quema de combustibles fósiles sin ofrecer ninguna información científica concreta sobre cómo una cosa ha causado a la otra.

      Antes y después del ajuste en América del Sur



      (*) Profesor adjunto en el Compton College, Santa Mónica, California; El Camino College, y Loyola Marymount University, en Física, Matemáticas, Astronomía y Ciencias de la Tierra.

      comments powered by Disqus


      Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

      Usted es el visitante No:
      desde Diciembre 2006


      Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

      Locations of visitors to this page

      Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

      Speakeasy Speed Test


      ¿Desde qué países nos visitan?
      ¿Quiénes son los visitantes?
      Ranking entre sitios de la web


      Usted es el visitante número

      desde Noviembre 28, 2008
      Vea aquí nuestras estadísticas


      ¿Desde qué países nos visitan?
      ¿Quiénes son los visitantes?