POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS

Hora de Córdoba






Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra



EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt




    Cansados de Estar Equivocados Los Calentadores
    Mueven al Apocalipsis Para el Próximo Siglo

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC
    Julio 16, 2017

    Los alarmistas del clima están de malas. No es para menos: durante 40 años se estuvieron regodeando con el éxito de sus campañas prediciendo el cercano fin de la civilización por las horribles catástrofes que el uso de los combus-tibles y sus emisiones de CO2 provocarían. Los desiertos crecerían cubriendo a casi toda la Tierra, millones de personas huyendo de sus tierras inundadas por el mar, inundaciones que arrastrarían nuestras casas todas las semanas, olas de calor que nos permitirían freír huevos en el asfalto, huracanes y tornados arrasando todo a su paso, sequías que nos dejarían sin agricultura, ganadería, y unas 833 cosas que el calentamiento global causaría, que han sido catalogados en una lista bastante graciosa.

    Las páginas que le dedican Greenpeace y el tristemente famoso Worldwide Fund for Nature, el viejo y demodé WWF del Príncipe Felipe de Edimburgo serían muy graciosas –si no fuesen afirmaran tantas inexactitudes. Sus directivos parecen haberse olvidado que el profesor John Philipson, de la Universidad de Oxford, completó una auditoría interna a pedido del mismo WWF, y en un informe muy detallado de 252 páginas concluyó con que “lo que menos sabía hacer el WWF era precisamente aquello que había elegido como misión: salvar a determinadas especies de animales.” Entonces, ya que no sabía salvar animales, se unió a la legión de macaneadores del cambio climático, aunque de climatología sabe menos que de salvar animales.

    Sin embargo, a pesar de que la realidad les cayó encima, la temperatura global dejó de aumentar durante 20 años, ninguna de sus predicciones estuvo ni cerca de cumplirse, y el sol se negó a colaborar al reducir de manera espec-tacular su actividad magnética a niveles similares al os Mínimos de Dalton y Maunder, ellos siguieron con su prédica de tipo religioso contra viento y marea, lanzando en 2015 su último manotón de ahogado: el tonto Acuerdo Cli-mático de París 2015, donde se comprometían a detener al cambio climático al módico precio de 15 billones de dólares anuales. Como nuestros bolsillos no tienen tal cantidad, seguramente alguna libra de carne tendremos que aportar.

    Las últimas profecías dicen que los desiertos son tan calientes que en poco tiempo más los vuelos de los aviones no serán posible por falta de sustentación. ¡Ay! ¿Qué pasó con la ciencia?

    El líder del Culto Cargo -Al Gore- nos había profetizado en 2009 que había un 75% de probabilidades de que en los veranos todo el hielo del Ártico desaparecería para 2014.

    Qué curioso: todavía sigue allí –y creciendo.

    El año anterior a la supuesta desaparición del hielo del Polo Norte, el famoso científico Hans Storch fue en contra de la corriente y la ortodoxia del culto en una entrevista en Spiegel Online en 2013 y dijo cosas muy interesantes sobre los modelos del clima tan adorados por los calentadores. Después de notar que “parece que el clima se está toman-do una pausa,” y dijo lo siguiente acerca de los modelos.

    “Si las cosas continúan como lo han sido, en cinco años al menos, tendremos que reconocer que hay algo fundamentalmente equivocado con nuestros modelos climáticos. Una pausa de 20 años en el calentamiento global no ocurre en un solo escenario de un modelo. Pero aún hoy, estamos descubriendo que es muy difícil reconciliar las actuales tendencias de la temperatura con nuestras expectativas.”

    Después de que le preguntara qué estaba errado en los modelos climático, Hans von Storch siguió diciendo que:

    “Hay dos explicaciones plausibles –y ninguna es muy agradable para nosotros. La primera posibilidad es está ocurriendo menos calentamiento global del esperado porque los gases invernadero, como el CO2, tienen menos efecto que el que habíamos supuesto. Esto no quiere decir que no exista un efecto invernadero provocado por el hombre sino que simplemente nuestro efecto sobre los eventos del clima no es tan grande como creíamos. La otra posibilidad es que, en nuestras simulaciones hemos subestimado cuánto fluctúa el clima por causas naturales.

    Después de tantas idas y vueltas, ensayos y errores, intentando predecir al Apocalipsis a la vuelta de la esquina, los alarmistas han decidido buscarse un paraguas para cubrirse de la lluvia de realidad que les está cayendo. En vista de Estados Unidos se ha retirado del Acuerdo del clima París 2015, y otros países están considerando que retirarse es una medida prudente, y otros que el Acuerdo no les afecta en absoluto y seguirán emitiendo CO2 a toda máquina –como China y la India, el alarmismo ha alcanzado niveles sin precedentes y recurrieron a medidas extraordinarias como la modificación de los registros de temperaturas del aire y de los océanos, para mostrar tendencias que ponen los cabellos de punta. Y los medios informativos cómplices de la estafa publican Twitts como este:

    “El creciente nivel de los océanos significa que estas ciudades
    de EUU podrían no estar aquí en 100 años.

    De modo que los calentadores han corrido los postes del arco 100 años para adelante. Repiten el viejo truco de los profetas fracasados.

    La profecía de 1988 del viejo alarmista James Hansen de que New York estaría bajo el agua para el 2018 no está funcionando. De modo que ha movido una vez más los postes de su arco y ahora dice que eso sucederá en “50 o 100 años más”.

    Esa es la belleza de ser uno de los que dicen “nosotros creemos en la ciencia”: nunca hay algún castigo por equivocarse. Cada una de las predicciones que no se cumplen no es causa de reflexión para ver si no se estuvo errado durante tanto tiempo, y que quizás una modificación de la creencia sería prudente. Simplemente es la oportunidad de sacar una nueva predicción como un conejo de la galera.

    Quizás algunos finalmente se están avergonzando. Arrojar todas esas profecías un siglo para adelante al menos les evita estar presentes cuando esas profecías hayan fracasado.

    A menos, por supuesto, que los verdaderos científicos que trabajan en extender la vida tengan éxito muy pronto. Verán entonces que estuvieron haciendo el ridículo, y “del ridículo nadie se recupera.”

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?