POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS

Hora de Córdoba






Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra



EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt




    Cambio Climático: ¿Quiénes son Ahora los Negadores?

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC
    Septiembre 29, 2017

    Todo el tiempo estamos escuchando que el calentamiento global es ya una “ciencia establecida” y sin discusión posible. Quienes rechazamos esa idea somos “negacionistas”. Sin embargo, a medida de que nuevas y contundentes evidencias se filtran desde estudios científicos con “peer review”, las columnas de barro sobre las que está asentada la hipótesis del cambio climático –de que la Tierra estaba lo más bien hasta el dióxido de carbono que emiten las actividades humanas llegaron– se están derritiendo y el ídolo a punto de colapsar definitivamente.

    Un nuevo estudio recién publicado en la revista científica Nature Geoscience recomienda apoyar acciones por los gobiernos del planeta para reducir la emisión de dióxido de carbono para reducir un potencial calentamiento global en los próximos 100 años. Pero lo que en verdad hace es socavar virtualmente todo argumento moderno para tomar acciones radicales en contra de dicho calentamiento. ¿Por qué

    El estudio admite que los 12 mayores modelos climáticos de universidades y gobiernos que fueron usados para predecir al clima están equivocados

    “En la realidad no hemos visto esa rápida aceleración en el calentamiento después del año 2000 que vemos en los modelos,” dijo Myles Allen, profesor de ciencia de geosistemas en Oxford, y uno de los autores del estudio. “No hemos visto eso en las observaciones

    Por cierto, él está muy en lo cierto. Como lo hemos hecho notar aquí en múltiples ocasiones, la tendencia del tan temido “calentamiento global catastrófico” parece haberse detenido alrededor de 1998, otros dicen que bastante antes. Sabemos esto muy bien ya que las lecturas de los satélites –la medición de temperaturas atmosféricas más exacta y confiable que existe dado que mide a toda la atmósfera, y no una parte reducida de ella– muestran que virtualmente no hubo un calentamiento.

    Basadas en los modelos del IPCC la ONU, la temperaturas tuvieron que haber aumentado de manera aguda comenzando a partir de 1995. Para ese año, los modelos de predicción de temperaturas muestran que deberíamos de haber visto hoy un aumento de 1ºC, un significativo pico en lo que es, expresado en tiempos geológicos, un período extremadamente breve. Considerando a la historia de la Tierra como la vida de una persona, sería apenas un pestañeo de centésimas de segundo.

    Fuero esos modelos los que se usaron para venderle a la gente la idea aterrorizante de que teníamos que reducir muy drásticamente a las emisiones de dióxido de carbono y que teníamos que hacer un urgente reordenamiento de las prioridades económicas de todos los países del mundo.

    ¿La realidad? Virtualmente ningún cambio en las temperatura. De manera más simple, los modelos están equivo-cados. Sin embargo, los activistas del dogma del calentamiento global siguen arruinando las carreras de los 'apósta-tas científicos del negacionismo' y lanzan insultos como calificar a los escépticos como 'negacionistas' –que los asemeja a quienes niegan la existencia del Holocausto judío hecho por los nazis– mientras que al mismo tiempo ellos niegan hechos dolorosamente evidentes acerca del cambio climático.

    Como lo hicimos notar en mayo pasado, vimos que el Sunday Telegraph de Gran Bretaña, informaba que las temperaturas habían descendido de manera notoria a principios del año 2017 después del supuesto “Año Más Caliente de la Historia” en 2016. ¿Cómo podía ser? 2015 y 2016 fue un año de El Niño, que son años inusualmente cálidos, y este había sido el más caliente de todos los conocidos.

    “En los meses recientes las temperaturas han caído en picada en más de 0,6º C: exactamente igual a los que había sucedido hace 17 años después de un Niño similarmente fuerte de 1997-1998.” No sólo eso, pero a pesar de los funestos pronósticos de los sesgados científicos pronosticadores del tiempo, pagados por los gobiernos (que tienen un fuerte interés en la modificación de las economías y el aumento desmedido de los impuestos) el hielo en el Ártico y Groenlandia crecieron este año.

    Algo que demuestra que el proceso del calentamiento se detuvo se refleja en el contenido de calor en los océanos. El Océano Atlántico Norte ha perdido una gran cantidad de calor como se nota en el siguiente gráfico

    Todas las recientes revisiones de los datos del clima fueron en una sola dirección: los datos viejos se modificaron para mostrar temperaturas más frías, y las más recientes se modificaron para mostrar temperaturas más altas. Las estadísticas sugieren los errores aleatorios no serían todos en la misma dirección.

    De modo que se ve como sospechoso que los científicos-estadísticos –que están recibiendo jugosos cheques de gobiernos que tienen mucho interés en vender la idea de un inevitable y desastroso cambio climático están, para ponerlo de manera correcta, 'cocinando los libros'.

    Esto podría ser una simple disputa académica si no fuese por una cosa: para remediar esta imaginaria catástrofe, las Naciones Unidas y una legión de científicos en todo el mundo están trepados al notorio 'tren del calentamiento' y pretenden que el mundo derroche 25 de sus PBI para frenar al calentamiento.

    Eso representa, a valores actuales del PBI mundial, alrededor de $1.500 billones de dólares anuales una cifra monumental y escandalosa. La mayor parte de esa cifra provendría de los Estados Unidos y los principales países de la Unión Europea y un puñado otras naciones ricas. En resumen, una descabellado impuesto sobre todos nosotros para impedir a una amenaza fantasma.

    Nadie puede dudar de que el clima esté cambiando. Por eso es que se llama “clima” y no “estabilidad”. El conoci-miento científico del clima todavía está en su infancia.

    Pero ahora tenemos una evidencia más en la forma de otro estudio con 'peer review' que demuestra que los modelos del calentamiento global son, como mínimo, erróneos, y más certeramente fraudulentos sin duda alguna. Pero tenemos que estar de acuerdo con los 'calentadores' en una cosa: Tenemos que tomar acción. Impedir que el fraude científico siga adelante y alentar a, no sólo que el presidente Donald Trump se retire del nefasto Acuerdo del Clima de París 2015, sino a que nuestros respectivos países sigan su ejemplo. El pésimo acuerdo no cambiará el curso que seguirá el clima de manera natural, pero destrozará a la economía mundial, en especial a los países más pobres porque “la cadena se corta siempre en el eslabón más débil. Creen las autoridades de esos países pobres que recibirán miles de millones de dólares por la promesa del Acuerdo Climático de París, sin tener que hacer ninguna reducción en sus emisiones o en sus economías, pero no comprenden que lo que el Acuerdo procura obtener es la modificación total del sistema económico mundial, y piensan lograrlo, como lo expuso muy expresamente la secretaria del Acuerdo, la costarricense Christiana Figueres, en numerosas ocasiones: el verdadero propósito del acuerdo del clima de París es acabar con el capitalismo.

    También ha dicho en repetidas ocasiones que una dictadura comunista al estilo chino es más adecuada que el sistema constitucional de Estados Unidos para combatir el “calentamiento global”. Ahora, incluso después de esa aseveración, sigue diciendo que tenemos que deshacernos de un gran porcentaje de la población mundial debido al cambio climático. Y los países pobres son los que siempre han sido el blanco preferido de los despobladores del mundo. En vez de dinero –que sería manejado por ONS ecologistas, recibirán políticas que reduzcan su población, destruyan sus economías e induzcan hambrunas como las sufridas en un pasado no muy lejano.

    Basados, entonces, en todas las evidencias irrefutables que vienen apareciendo con mayor frecuencia, la pregunta que cabe hacer: '¿Quiénes son ahora los verdaderos negacionistas?'

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC

    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?