POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS

El Calentamiento Global Antrópico ¿Dónde Está la Evidencia?

Hans Schreuder

Climate Change Dispatch
Noviembre 28, 2018

Después de décadas de alarmas sobre el impacto de las emisiones humanas de dióxido de carbono (CO2) en las temperaturas globales y el cambio climático, sigue existiendo una falta evidente de evidencia demostrada y demostrada científicamente.

La evidencia presentada se ha basado en modelos informáticos de temperaturas de estaciones meteorológicas globales, un porcentaje mayor de los cuales se ubican en pueblos y ciudades, y no hay datos según demuestran numerosos estudios.

Para el 70% de los océanos, mares y lagos, las mediciones satelitales se ajustan de manera rutinaria para tener en cuenta las anomalías y la alarma de aumento del nivel del mar, expresadas en milímetros por siglo, no cuantifican que las mediciones están sujetas a trastornos terrestres y/o hundimiento, ninguno de los cuales puede tomarse para representar evidencia empírica.

El mismo concepto de temperatura global ha sido cuestionado por numerosos estudios y considerando que no hay datos para el 70% de los océanos, mares y lagos, el concepto de que una temperatura global puede derivarse de unos pocos miles de estaciones meteorológicas es bastante dudoso.

Al observar los patrones de alta y baja presión en constante cambio, específicamente en este caso con respecto al Reino Unido, se hace evidente que la mayoría de las temperaturas medidas en tierra son el resultado directo de la dirección de donde ha venido el viento.

Las enormes masas de aire caliente son sopladas rutinariamente desde el Sahara; masas de aire frio desde Siberia; aire templado del atlántico.

El nitrógeno y el oxígeno también podrían considerarse gases de efecto invernadero, ya que retienen el calor en cierta medida antes del enfriamiento, mientras que el vapor de agua y el dióxido de carbono son en realidad gases de enfriamiento, ya que son los únicos gases que pueden emitir la radiación infrarroja al vacío del espacio.

Enviar esa misma radiación de vuelta a la superficie de la Tierra no puede hacer que la Tierra sea más cálida de lo que era en primer lugar: las leyes de la termodinámica lo impiden.

No hay evidencia de un derretimiento continuo y catastrófico del hielo en los casquetes de hielo del Ártico, Antártico o Groenlandia; la única evidencia indica una naturaleza cíclica de derretimiento y congelación.

La lista de llamadas de alarma relacionadas con el clima es interminable, por lo que basta con solicitar evidencia que pueda soportar el escrutinio de la investigación científica, no la evidencia incidental, subjetiva y emocionalmente cargada que se presenta casi a diario por aquellos que buscan controlar nuestra vida demonizando las emisiones de CO2 de origen humano.

Los científicos del IPCC[*] de la ONU fijaron la contribución de las emisiones humanas de CO2 al 4% del CO2 atmosférico total, de las cuales sólo 16 partes por millón de CO2 son artificiales.

Ver figura 1:

Figura 1 No está dibujada a escala porque de estarlo, no se vería el contenido total y menos aún la contribución humana.

a) 1 Gigatonelada equivale a 1.000.000.000 de toneladas, o 1^12 kilogramos (1.000.000.000.000 kg)
b) La atmósfera pesa unas 5,3 millones de gigatoneladas.
c) El contenido de CO2 atmosférico es de 0,003 millones de gigatoneladas
d) La cantidad de CO2 emitida por la humanidad es el 4% del total de CO2 y pesa unas 0,000012 gigatoneladas.


COMENTARIO de EDUARDO FERREYRA: Podemos ver a este asunto más fácilmente si imaginamos que en la sala de una casa existe una lámpara gigante de 100 bombillas (representando al “efecto invernadero), en las que 95 bombillas son de 100 Watts representando al vapor de agua, más otras 2 bombillas de 100 Watts que representan al CO2 emitido por la NATURALEZA… y hay sólo UNA bombillita LED que consume 0,013 Watts, que representa todo EL CO2 que el ser humano emite en sus actividades en el planeta.

Pues bien, según la tesis alarmista del IPCC hay que "quitar" esa bombillita de 0,013 watts de la lámpara y todos estaremos salvados; adiós al calentamiento futuro del planeta. El resto de las bombillas pueden seguir encendidas, pues no pasará nada y, aún más, en invierno pude seguir encendidos los 4.000 watts de calefacción eléctrica que también se usa en el salón para calentarlo (que representa al SOL, única fuente de calor del sistema solar). No olvidemos que los calentólogos alarmistas dicen que el sol no afecta a las temperaturas ni a los cambios de clima, de manera que también podremos obviarlo: no calienta NADA.

Los calentólogos nos dicen que de todos esos 4900 watts de energía calorífica que hay en el salón, sólo debemos "apagar" a la bombillita led de 0,013 Watts, para salvar al planeta de que en el futuro sea un horno de pizzería, para nuestros hijos y nietos no ardan en el infierno. Cuando salgan de sus casas, amigos, no olviden de apagar esa bombilla de 0,013 watts para ayudar a salvar a un planeta que la viene pasando bomba desde hace 4.500 millones de años, sin que haya necesitado de la ayda de nadie para “salvarse”.

La urgencia de “salvar al planeta” es la falsa fachada para gobernarlo, y los gobiernos practican el malévolo arte de la política manteniendo al pueblo alarmado y extorsionado mediante una serie de fantasmas, alarmas y predicciones, todas imaginarias, para que pueblo acuda presuroso rogándoles por la salvación.



Sigue habiendo una necesidad de establecer qué fuerzas estaban en juego antes de la presencia de la humanidad cuando los niveles de CO2 en la atmósfera eran más altos y las temperaturas de 2º C a 3º C más cálidas que en la actualidad, y cómo y por qué se creó ese clima.

* https://tech-know-group.com/archives/IPCC_deception.pdf

________________________________________
Hans Schreuder se formó como químico analítico en La Haya y pasó 15 años trabajando en ese campo, probando productos farmacéuticos e investigando el reciclaje de plásticos y caucho. Durante otros 15 años, adquirió una amplia experiencia como contratista técnico internacional, incluyendo la redacción de manuales de control de calidad mientras trabajaba en Sudáfrica. Fue aceptado como miembro de MENSA después de pasar las pruebas pertinentes. Durante mucho tiempo ha sido un estudioso y crítico acérrimo de la teoría de los gases de efecto invernadero, y es un comentarista abierto que utiliza sus dos sitios web como un centro de publicación para otros científicos críticos de esa teoría.

Ver también: Nuevo estudio muestra que las costas ganan terreno a pesar del alarmismo del nivel del mar

comments powered by Disqus


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Locations of visitors to this page


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Hora de Córdoba






Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra



EL NIÑO/NIÑA


  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo




    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt