POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    ¿Prediciendo el tiempo? ¿Al clima?
    Usted bromea, no?

    Alan Caruba

    Warning Signs
    Junio, 2014

    Con algunos de las computadoras más sofisticadas y satélites a su disposición, el Servicio Meteorológico de Estados Unidos no pueden decirle con ninguna certeza cómo será el tiempo en su área dentro de dos semanas. No es que ellos no lo intenten más allá de esa fecha, pero cuando uno tiene que trabajar con computadoras que no pueden determinar la formación de nubes y la cobertura nubosa, factores significativos si los hay, uno tiene más remedio que hacer buenas adivinaciones –o profecías.

    Desde los años 80s, después de una década donde se estaba prediciendo una edad de hielo, los charlatanes del calentamiento que operan desde el Panel Intergubernamental de Cambio Climático, o IPCC, comenzaron a generar predicciones de un inminente y amenazador período de calentamiento para la Tierra y, por supuesto, el ex vicepre-sidente Al Gore se convirtió en el Profeta en Jefe de la tontería mientras que la mismo tiempo se hacía archimillonario por hacerlo.

    Luego, hace unos 18 años, la Tierra comenzó a enfriarse, ingresando a un ciclo del clima perfectamente natural que puso fin al fraude del calentamiento global. Entonces el IPCC y el resto de la tropa ecologista comenzaron a hablar de “cambio climático”.

    Continuaron culpando al dióxido de carbono (CO2) —que ellos llaman “polución de carbono”- y la Agencia de Pro-tección del Ambiente (EPA) sigue azotando con esta mentira ya es que la base de su agenda criminal para destruir a la economía con ciento de miles de regulaciones para cada pulgada cuadrada del territorio y cada gota de agua de la nación. Esta semana se embarca en su esfuerzo para cerrar todas las plantas de energía del país que usen carbón para generar electricidad.

    Escribiendo recientemente en su blogosfera en IceCaps.us, el muy respetado meteorólogo Joe D'Aleo, hizo notar que “primero que nada, la polución de carbono es el 'hollín', de quien no tenemos ningún problema —los mismos datos de la EPA muestran que de hecho está por debajo de las normas de la EPA, disminuyendo un 50% desde 1999.

    “El CO2, al que confunde con el hollín, es un inofensivo (en realidad muy beneficioso) gas que y cada respiración que emite un ser humano contienen 100 veces más CO2 del que hay en el aire ambiental. El CO2 es crítico para la vida vegetal y estamos bien en borde inferior de la escala de CO2 en la historia de la Tierra, apneas por encima de nivel de supervivencia necesario para que las plantas que usan fotosíntesis puedan vivir -alrededor de 280 partes por millón.

    Entonces, ¿a quién va usted a creerle? ¿A un brillante climatólogo, o a un ex-organizador de comunidades?

    Parece que Obama ha decidido contar una sarta de mentiras sobre el clima para el resto de su segundo término en el gobierno. Habiendo fracasado en resucitar la economía de la nación e incapaz de tener algún efecto en los even-tos globales a medida de que los escándalos de su administración van creciendo, Obama se aferró a las mentiras del IPCC sobre el clima para distraer nuestra atención de nuestros reales problemas. Esas mentiras se han conver-tido en la base para la política y el comportamiento oficial de los Estados Unidos.

    Cuando comience la estación de huracanes desde junio a noviembre, se puede encontrar a Obama prediciendo un aumento en estas tormentas durante los meses que vienen, pero cuando junio llegó se cumplieron 3.142 días desde que Estados Unidos fue tocado por un gran huracán. Esta “sequía” de huracanes no tiene precedentes, remontán-dose al año 1900!

    Esté seguro de que Obama será apoyado por informes de las agencias del gobierno como el NOAA y el Centro Na-cional de Huracanes cuyos presupuestos dependen del apoyo que presten al gobierno. Lo que ellos no le dirán es que, hace 30 años el distinguido meteorólogo de la Universidad Estadual de Colorado encontró y documentó la relación entre el fenómeno de El Niño (ENSO) y <>la supresión de la actividad de huracanes.

    Los pronosticadores están anticipando una fuerte actividad del Niño para este año. Este fenómenos está determi-nado por el océano y la atmósfera en el Océano Pacífico tropical. ¿Cuán poderoso es? Sus efectos se sienten en todo el mundo, incluyendo en el Océanos Atlántico donde ocurren la mayoría de los huracanes que llegan hasta los Estados Unidos. Su contraparte, La Niña, es una fase fría que refuerza la actividad de los huracanes, pero eso no ocurrirá en los próximos meses porque el Niño usualmente dura por los menos 27 meses –y ya hemos tenido una larga estadía de La Niña, de la que hemos salido hace un par de meses.

    Si el Servicio Meteorológico de los EEUU no puede predecir al tiempo con dos semanas a un mes de antelación desde hoy, cualquier predicción relacionada con el clima –medido en siglos- debería de ser mirada con un alto grado de duda. Debería notarse, sin embargo, que el período interglacial entre las edades de hielo es de unos 11.000 a 11.500 años y que el actual período interglacial está ya llegando a su fin.

    Un presidente que usa al tiempo para asustar a los ciudadanos tendría que ser mirado con considerable cinismo. Nótese que Obama sigue refiriéndose a la última gran tormenta que alcanzó a la Costa Este, Sandy, pero no fue un huracán son una tormenta tropical.

    El Centro Nacional para la Investigación de Políticas Públicas ha adelantado su “Las Diez Razones Topes por las que Washington No Debería de Imponer Nuevas Leyes o Regulaciones Sobre el Calentamiento Global”.

    En los meses venideros habrá eventos del tiempo dramáticos porque siempre hay tales eventos, sequías, tormen-tas, tornados, inundaciones, incendios forestales, etcétera. Esta es la manea en Madre Tierra opera y siempre lo hizo así.

    Todo se resume en esto: Si su meteorólogo le dice que va a llover mañana o en uno o dos días, lleve con usted un paraguas. Más allá de esa fecha, simplemente goce del verano.

    © Alan Caruba, 2014



    DIEZ RAZONES TOPES POR LAS QUE WASHINGTON NO DEBERÍA DE IMPONER
    NUEVAS LEYES O REGLAMENTOS POR EL CALENTAMIENTO GLOBAL

    por Amy Ridenour

    1. El mundo no se está calentando. Los científicos que miden la temperatura de superficie y las atmosféricas usando satélites –incluyendo a los científicos que creen en la teoría del calentamiento global- dicen que la Tierra no se ha calentado desde la administración de Clinton, e 2007.

    2. Las leyes anti-calentamiento dañan a la gente. Todas las grandes propuestas de leyes y regulaciones para combatir al calentamiento global matan empleos y perjudican de modo desproporcionado a la gente con menores ingresos económicos y a las minorías.

    3. Los Estados Unidos ya lideran al mundo en reducción de CO2 y es un gran ejemplo. Las emisiones de CO2 relacionadas con la energía disminuyeron 12,6% entre 2005 y 2012 gracias a la tecnología y a la conservación.[1]

      A escala mundial, las emisiones de CO2 aumentaron un 17,7% durante el mismo período.[2] Aquellos que desean que los Estados Unidos den un buen ejemplo debería despertar y darse cuenta: Ya lo estamos haciendo!

    4. Los modelos climáticos del calentamiento global no funcionan. Desde 1979 más de 96% de los modelos predijeron mucha más calentamiento global del que realmente ocurrió. [3] Los modelos, cuando se los corre hacia atrás también fracasan en determinar las temperaturas del pasado. Nuestro sistema climático es extremadamente complejo, y hasta los científicos más conocedores del mundo no lo comprenden en su totalidad.

    5. Las afirmaciones de que un 97% de científicos respaldan la teoría del calentamiento global son pura propaganda. Para obtener ese 97% los activistas incluyen a todo científico que cree que la Tierra se ha calentado aunque sea un poco, y que los humanos han contribuido aunque sea con una pequeña parte, pero los activistas usan a la cifra del 97% como si fuese la de todos los científicos que creen que la Tierra se calentó aunque sea un poco y que ha sido abrumadoramente causado por las actividades humanas. Ya que hasta los científicos “escépticos” creen que la Tierra se calentó algo desde el Siglo 19, cuando terminó la Pequeña Edad de Hielo, y que casi todos creen que los humanos han jugado por lo menos un mínimo rol en el calentamiento al haber construido ciudades y usando energía, eso significa que están incluidos en la cifra de 97%, y que es así usada como evidencia de que los científicos escépticos están equivocados.

    6. El IPCC es una organización política, no científica. Es una agencia de las Naciones Unidas de la que científicos han abandonado en protesta después de que los burócratas del IPCC deformaron y reescribieron sus trabajos para ajustarlos a una agenda política. Recientemente un profesor de Harvard dijo que el Informe para Políticos del IPCC tendría que ser llamado “Resumen POR políticos” porque en realidad fueron los políticos los que lo redactaron para ellos mismos. Una reunión del IPCC a la que asistió tenía dos científicos y 45-50 burócratas del gobierno trabajado sobre el resumen del documento. [4]

    7. Los creyentes en el calentamiento global cambian sus predicciones. Como las predicciones de sus temperaturas no se hicieron realidad, los activistas comenzaron a culpar desesperadamente al calentamiento global por los huracanes y tornados y hasta por el tiempo frío. Pero el clima tiene variaciones naturales, los huracanes y tornados no aumentaron, y la nieve y los inviernos más fríos no son prueba de calentamiento global. Cuando Al Gore aceptó el premio Nobel de la Paz por su prédica y la documental sobre el calentamiento, él afirmó en su discurso de aceptación que el Ártico estaría totalmente libre de hielo para ahora, año 22014. Ni siquiera estuvo cerca.

    8. Los actuales niveles del hielo marino prueban NADA. Mientras que los niveles de hielo del Ártico están debajo del promedio, los niveles del hielo marino de la Antártida están quebrando récords de extensión, un año después de otro. Los niveles global de hielo marino también están por arriba del promedio.

    9. Los grupos ambientalistas dan consejos contraproducentes. Mientras que claman diciendo que el calentamiento global es una crisis, los grandes grupos ecologistas se oponen, paradójicamente, a las grandes fuentes de energía que podrían reducir las emisiones de CO2, como la energía nuclear, la hidroelectricidad, y al fracking, exigiendo leyes que las limiten.

    10. Los políticos son líderes poco confiables. Después de que la administración Clinton-Gore firmó al tratado global de Kioto, nunca fue presentado para su ratificación en el senado. Después de que la Cámara de Representantes liderada por los Demócratas pasaron una ley “tope-e-intercambio” para combatir al calentamiento global en 2009, el Senado, liderado por los Demócratas creyentes en el calentamiento, jamás votaron esa ley. Estos políticos afirman que el calentamiento es una crisis, pero no actúan como si lo creyesen. Es probable que no lo crean.

      Amy Ridenoures presidente del National Center for Public Policy Research

      Referencias

      1. http://edgar.jrc.ec.europa.eu/news página 17; ver también http://www.washingtonpost.com/blogs/
      2.  http://edgar.jrc.ec.europa.eu/news page página 17
      3. droyspencer.com
      4. http://www.dailymail.co.uk/news/



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?