POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    ¿Es malo que los océanos se vuelven ácidos?
    Estudio dice: parece que es al revés

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC
    Noviembre 5, 2013

    ¿Por qué deberían los océanos volverse ácidos? No hay ninguna razón para ello. Las aguas de los mares son natu-ralmente alcalinas, es decir, su pH es superior a 7.0. De hecho, el pH de los océanos varía siendo más alcalinos en el ecuador y los mares tropicales, y va disminuyendo hacia los polos. Esto es así porque las aguas frías tienen mayor capacidad de absorber CO2 en disolución, y como el ácido carbónico resultante de la dilución es “ácido” –como el de la Coca-Cola– entonces el pH del agua disminuye.

    Los miles de ríos que arrojan sus aguas al mar arrastran residuos que han arrancado de las montañas y llanuras por donde transcurren. Arrastran partículas del suelo que son naturalmente alcalinas que se van depositando en el fondo de los mares. Como eso sucede desde tiempos inmemoriales, miles de millones de años, el agua de los mares ha sido siempre de tenor alcalino: nunca fue ácida.

    Y tampoco podrá serlo por más CO2 que la humanidad o la Tierra misma vaya inyectado a la atmósfera. Y la razón es muy simple: en tiempos donde los niveles de concentración de CO2 eran altísimos por la actividad volcánica, por ejemplo durante la era paleozoica, desde los períodos Cámbrico (600 millones antes que hoy) pasando por el Ordo-vícico, el Silúrico, Devónico, los niveles de CO2 atmosféricos variaron desde 7.000 ppm en el Cámbrico, bajando a 4600 en el Ordovícico, hasta las 400 ppm del Carbonífero, y las aguas de los océanos fueron siempre alcalinas. Y no quiero ni hablar de la absoluta falta de correlación entre niveles de CO2 y las temperaturas globales!


    Fuente: C.R. Scotese

    Si los océanos no fueron ácidos durante cientos de millones de años con niveles de entre 7000 y 2600 ppm, cuando miles de millones de toneladas de CO2 fueron absorbidas por los mares, ¿cuál es la razón física o química por la que deberían acidificarse ahora cuando estamos en el bajísimo nivel de 400 ppm? Evidentemente no hay ninguna. Si la hubiese, los “calentadores” ya la estarían agitando como bandera de peligro…

    Wikipedia dice, y en esto anda correcto al revés de en muchas otras cosas: “Se estima que entre 1751 y 1994 el pH de la superficie del océano ha descendido desde aproximadamente 8.179 hasta 8.104 (un cambio de -.075).” El cambio fue insignificante. Sólo lo notaron los pehachímetros de gran precisión. Aparentemente la vida marina no se dio por enterada... aunque hay quienes profetizan cosas horribles como ser, según la ONG espa-ñola Oceana:

    ¿Qué efectos tendrá la acidificación del océano en la vida marina?
    • La acidificación del océano produce una reducción de la cantidad de iones carbonato en el agua. Muchos animales marinos necesitan iones carbonato para el carbonato cálcico indispensable en la formación de esqueletos y conchas. Esto afectará su desarrollo y su capacidad de repro-ucción, llegando a suponer un peligro para sus poblaciones.
    • Entre las especies más inminentemente amenazadas están los corales, cangrejos, langostas, almejas y ostras.
    O la barbaridad que escriben –como es costumbre ya- los de La Razón.es, frotándose las manos de satisfacción por haber contribuido al miedo, la desinformación y la alienación de la población que les lee.

    El cambio en el ph de los océanos puede acabar con la vida marina este siglo
    • Las emisiones de CO2 provocadas por el hombre no sólo causan el calentamiento global de la Tierra, sino que también alteran el ph de los mares y océanos, elevando su acidez hasta unos niveles que, de no frenarse, impedirán la vida marina en pocas décadas.
      La acidificación, que perjudica a muchas formas de vida marina, interfiere, sobre todo, en el desarrollo de las especies con caparazón o esqueleto de carbonato cálcico (corales, moluscos, etc).
    Lo dicen con tanta soltura de cuerpo, con tanta seguridad que a veces uno se impresiona. Y nos preguntamos si después de todo esas afirmaciones contundentes y reclamos desesperados para que alguien nos salve de la catás-trofe no tienen una base de realidad. Entonces nos ponemos a buscar y encontramos que en vez de científicos que practican la “ciencia por partes de prensa” (actividad redituable, por cierto) hay otros que hacen ciencia de ver-dad, aunque de manera más callada:

    Cómo los Cocolitofóridos Responden a la Acidificación del Océano

    [How Coccolithophorids Respond to Ocean Acidification]

    Referencia
    Jin, P. Gao, K. and Beardall, J. 2013. Evolutionary responses of a coccolithophorid Gephyrocapsa ocea-nica to ocean acidification. Evolution 67: 1869-1878.

    Antecedentes:Los autores escriben que “cocolitofóridos, como un grupo clave de productores pri-marios del océano, juegan un rol crucial en el ciclo del global del carbono, no sólo en términos de fotosíntesis pero también en la producción de carbonato de calcio en la forma de placas extracelu-lares (cocolitos).” Además, ellos hacen notar que “también son importantes en el ciclo del azufre en términos de la producción de dimetil-sulfuro (DMS) (Malis y Erst, 1997),” cuya significación se describe bajo el encabezado general de Dimethyl Sulphide en nuestro Índice de Temas. Y ellos declaran que “partículas de carbono inorgánico (PIC) producidas por los cocolitofóridos en la superficie de los océa-nos se hunden al fondo del mar,” fenómeno conocido como “bomba de carbonato”, “es una parte crí-tica del ciclo del carbono y tiene un efecto de gran realimentación sobre el clima global (Hutchins, 2011).”

    ¿Qué se hizo?
    Jin et al. condujeron un experimento de laboratorio donde ellos criaron al cocolitofóro Gephyrocapsa oceánica durante unas 670 generaciones en agua en equilibrio con valores de aire enriquecido con CO2 (1000 ppm), el último de esos tratamientos redujo el valor del pH del agua a 7.8.

    ¿Qué se aprendió?
    Muy brevemente, los tres investigadores informan que “las células seleccionadas con alto CO2 mostra-ron aumentos de la fijación fotosintética del carbono, tasa de crecimiento, producción de particulado orgánico de celulares de carbono (POC) o nitrógeno (PON), y una disminución en la relación elemental C:N, lo que indica una mayor regulación de los PON que de producción POC bajo acidificación de los océanos ". Y ellos hacen notar que estos hallazgos están “en buena concordancia con el estudio re-ciente en donde E. huxleyi se adaptó positivamente al creciente nivel de CO2,” citando a Lohbeck et al. (2012).

    Qué significa?
    Jin et al., declaran simplemente que su información sugiere que “los cocolitofóridos podrían adaptarse a la acidifcación del océano con aumento de la asimilación de carbono y nitrógeno,” volviéndose aún más productivos” de lo que son ahora.

    Referencias
    • Hutchins, D.A. 2011. Oceanography: forecasting the rain ratio. Nature 476: 41-42.
    • Lohbeck, K.T., Riebesell, U. and Reusch, T.B.H. 2012. Adaptive evolution of a key phytoplankton species to ocean acidification. Nature Geoscience 5: 346-351.
    • Malin, G. and Erst, G.O. 1997. Algal production of dimethyl sulfide and its atmospheric role. Journal of Phycology 33: 889-896.

    Conclusión obligada

    Queda claro, entonces, que la afirmación del Oceana (y afirmaciones similares del IPCC y su legión de fieles creyentes sobre que "La acidificación, que perjudica a muchas formas de vida marina, interfiere, sobre todo, en el desarrollo de las especies con caparazón o esqueleto de carbonato cálcico" no es cierto. Es una mentira vestida con ropajes pseudo científicos que lleva la intención de asustar y convencer mediante el miedo a que hay que reducir las emisiones de CO2 que resultan de la quema de los combustibles fósiles porque si no nos llevará al infierno el “viejo de la bolsa” –o cualquier otro monstruo con el que se acostumbra a asustar a los niños que no quieren tomar la sopa.

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?