POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra



EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    El Aliento de Cleopatra: Mitos del
    Dióxido de Carbono en el Clima

    Dr. Klaus L.E. Kaiser

    Principia Scientific International
    Septiembre 10, 2015

    Algunos científicos afirman que el CO2 producido por los humanos dura en la atmósfera durante cientos y hasta miles de años. Por supuesto, ellos también creen que el CO2 es la madre de todos los males y, por con-siguiente, argumentan que es necesario “descarbo-nizar” al mundo, olvidarse de usar recursos fósiles como el carbón, petróleo, gas natural), y reducirá la población mundial de 7 mil millones a mil millones.

    Bien, si eso es así, el mundo tendría que estar sufrien-do por las exhalaciones de CO2 de los antiguos Sume-rios, Egipcios, Romanos y de todos los que vivieron desde entonces.

    ¿Cuánto C2 hay en el aire?

    En base a porcentajes, existe aproximadamente 0,04% (o 400 ppm) de CO2 en el aire; (todas las cifras aquí están redondeadas al entero más próximo, para mantener las cosas más simples y no perderse en pequeños detalles numéricos). Bien, 0,04% no suena como una gran cantidad, pero cuando se considera a toda la atmósfera, es una gran cantidad de pequeñas moléculas de dióxido de carbono. Para darle una idea de la cantidad que existe, primero tenemos que contar a todas las moléculas de gas que hay en el aire.

    Moléculas de gases en el aire

    El está compuesto de 99% de nitrógeno y oxígeno. En volumen, cada mol (una unidad de medida) de todos estos gases (nitrógeno, oxígeno, CO2, etc) ocupan el mismo espacio, como se aprendió hace un par de cientos de años. Un mol de gas ocupa 23 litros o aproximadamente 5 galones de espacio (a la presión de aire común, a nivel del mar). Además, hay 6x10^23 moléculas en ese espacio de 23 litros de gas. Ese número se conoce como la Constan-te de Avogadro (CA) bautizada así por el químico italiano Amedeo Avogadro (1776-1856).

    Usando una grosera estimación de 5x10^18 m3 de aire en la atmósfera y 1000 litros/m3, y la CA, la cantidad total de todas las moléculas en toda la atmósfera es entoncse:

    1.3x10^44 moléculas de “aire”, de las cuales hay 0,04%, o 6x10^40 moléculas de CO2.

    Ahora, en la notación normal eso es así:

    60,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000,000 Moléculas de CO2 en la atmósfera, quite o ponga algu-nas pocas.

    Aquí estoy usando la notación larga en vez de la función de potencia, simplemente para mostrarle que si usted cree en las afirmaciones de una larga permanencia del CO2 en el aire, nuestros antepasados son los culpables del recla-mado CO2 y el “cambio climático” relacionado con él. Eso se desprende de la (también) llamada longevidad (tiempo de residencia) del CO2 producido por el hombrec(suponiendo que haya tenido algún efecto sobre el cambio de clima); ver también mi artículo en “¿Cree usted en el Cambio climático?

    Como usted podría apreciar, la longevidad de residencia del dióxido de carbono en el aire es un valor crítico cuando se trata de determinar si el llamado gas invernadero CO2 podría remotamente tener algún efecto sobre el clima.

    Tiempo de Residencia del CO2 en el aire

    El tiempo medio de residencia del CO2 en la atmósfera fue determinado por una cantidad de personas usando métodos bastante diferentes. Sus resultados muestran un asombroso rango de conclusiones, divergiendo en casi tres órdenes de magnitud entre las estimaciones del tiempo de residencia más corto y el más largo. Por supuesto, la mayoría concuerda en que el CO2 de la atmósfera está siendo retirad de manera constante, y asimilado biológi-camente en la biomasa de las plantas, tanto en el tierra como en el agua, o se precipita químicamente en el agua del mar como sales de carbonato. Después de todo, todas las vastas montañas de calizas y dolomitas del mundo, con amonitas y las conchillas de otros organismos muestran con claridad que fueron precipitadas en el agua.

    La cuestión es, entonces, estrictamente cuánto le lleva a la molécula promedio de CO2 en el aire de ser tomada y convertida. Esa conversión, dicho sea de paso, también hacen a los océanos más alcalinos, un hecho que pocos “modelistas del clima” parecen comprender.

    El tiempo de residencia o longevidad del CO2 en el aire juega un rol importante en las ideas de la “captura de carbono” y almacenamiento. Como lo hace notar R.H. Essenhigh, si ese tiempo de residencia es menor que 100 años, toda la idea de la captura de carbono es una tontería sin sentido, sin considerar si el CO2 tiene algún efecto sobre el clima o no.

    El CO2 de Cleopatra

    Si el CO2 en la aire, producido por los humanos o por la naturaleza, tuviese una tan largo tiempo de residencia como algunos les gusta afirmar, cientos o miles años, sería lógico pensar que las plantas de su jardín están todavía viviendo por el CO2 expelido por Cleopatra, reina de Egipto (51-12 AC), o su buen amigo Marco Antonio y todos sus contemporáneos. Cleo reinó durante 21 años y murió a la edad de 39 años. Habiendo exhalado aliento con 50.000 ppm de CO2, digamos unas 20.000 veces al día a 0,25 litros cada una, ella sola tiene que haber emitido en su tiem-po de vida unos 4.000 m3 de puro CO2. Eso es unos 10^5 mol o 3x10^28 de moléculas de CO2. Ahora agregue a eso cantidades similares de sus amigos, enemigos, y otros contemporáneos y estamos llegando a cantidades muy serias.

    Usando la lógica de la gente que afirma una residencia de 1000+ años del CO2 en la atmósfera, se concluye en que todavía hay gazilliones de moléculas de CO2 de los tiempos antiguos. Por ende, el actual “calentamiento global” o “cambio climático” fue claramente causado por Cleopatra y sus asociados. Aunque algunas de las moléculas de Cleopatra podrían estar aun dando vueltas por ahí, no se podría probar o negar, sino mediante estadísticas. Sin embargo, sería totalmente irrelevante en el mundo natural.

    El problema con ese tipo de matemática es que implica que cualquier molécula de CO2 producida por los huma-nos, incluyendo a esas exhaladas por Cleopatra, son diferentes a aquellas que están siendo arrojadas a la atmós-fera por volcanes y otras fuentes naturales.

    Eso simplemente no es verdad; todas las moléculas de CO2 SON IGUALES!

    La naturaleza no hace ninguna diferencia entre las emisiones de CO2 suyas, las mías o las de Cleopatra. Tampoco se quedan las moléculas en la atmósfera durante miles, o cientos, o ni tan siquiera decenas de años. Poe ejemplo, la tasa de remoción de isótopos de carbono de la atmósfera después de los ensayos nucleares mostraron una vida media en el aire (tiempo de residencia promedio) de unos pocos años, como lo indica la siguiente figura.

    Fig. 1. Desaparición del isótopo de Carbono 14C después de ensayos nucleares; los colores indican diferentes lugares de las mediciones. Fuente: WUWT

    La Naturaleza devora a todo el CO2 de igual manera

    Las plantas fotosintéticas o las algas del mar que tratan de vivir asimilando CO2 de sus alrededores, para crecer y reproducirse, no les importa un comino dónde o cuándo se originó el CO2 que están ahora convirtiendo en biomasa. Para ellas, una molécula de CO2 es tan buena como cualquiera. Las plantas que crecen y los océanos alcalinos devoran de igual manera todas las moléculas de CO2, sin importar si fueron exhaladas por un dinosaurio hace 100 millones de años, o por Cleopatra hace 2000 años, o emitidas ayer por un volcán, o esta mañana por el escape de su automóvil.

    Las minúsculas diferencias que existen para algunos ratios de isótopos de carbono o átomos de oxígeno en el CO2 son similarmente irrelevantes para el crecimiento de las plantas actuales que quieren prosperar y procrear. Por ello el aumento del CO2 en la atmósfera hace que las gigantescas Sequoias de California crezcan más rápido que antes, es por ello que los negocios de floristas pueden ofrecerle todas esa flores espectaculares (cultivadas en condicione de elevado CO2 y otros nutrientes), por qué los productores de semillas de pino usan elevadas concentraciones de CO2 para darles n buen comienzo. Todas las plantas viven gracias al CO2 y más de él en el aire, mejor.

    La Falsedad Científica

    Por la misma razón, es científicamente falso afirmar que el CO2 antropogénico permanece en el aire durante cientos o miles de años (mientras afirman que otros CO2 son de corta vida). Podría ser, (parcialmente) correcto, en una base estadística, pero eso totalmente irrelevante cuando se trata del tiempo de residencia promedio de la molécula de CO2 promedio en el aire. Eso son de dos a tres órdenes de magnitud más corto que “miles de años.”

    Numerosos estudios independientes han mostrado de manera concluyente que el tiempo medio de residencia del CO2 en el aire está en el rango de sólo 5 a 10 años. T.V. Segastald, de la Universidad de Oslo revisó los hallazgos de unas 30 publicaciones y todas ellas estaba dentro de un estrecho rango de un tiempo de residencia de unos 7 años.

    Usted podría preguntar ¿qué está mal aquí? Quizás una simple analogía pueda demostrar la falacia de la matemática tipo Cleopatra.

    Analogía

    Si usted tuviese 400 monedas de igual denominación y valor de mercado, pero diferentes años de acuñación, haría alguna diferencia a la cantidad de dinero que permanece en su posesión, después de que usted haya gastado algunas pocas monedas, en cuanto a cuál año de acuñación tenían esas monedas que gastó? Claramente, ninguna en absoluto, pero algunos científicos del clima tratan de decirle lo contrario cuando se trata de moléculas de CO2. Para esas personas, hay una diferencia en la cantidad que queda en su billetera en cuanto a cuándo esas monedas o moléculas de CO2 fueron acuñadas, o por quién, para el caso.

    Por supuesto, eso es pura basura!

    Sin embargo, si todavía no está convencido, tiene usted mi permiso para culpar a cualquiera y a todos los problemas que tenemos hoy a Cleopatra y su amigo Marco Antonio.



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?