POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    La Carta de Renuncia de Rajendra Pachauri

    Donna Laframboise

    No Frakking Consensus
    Febrero 24, 2015

    La carta de renuncia del presidente del IPCC
    es una carta de amor a sí mismo.

    Rajendra Pachauri renunció hoy a su cargo como jefe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC). Era algo que se venía venir desde hace tiempo. Como periodista que ha seguido su carrera durante los últimos 5 años, escribiendo lo suficiente para escribir un libro completo, mi evaluación del Pachauri de 74 años es una muy cruda: Pachauri ha sido un choque de trenes constante.

    Finalmente hoy abandonó la escena. En un verdadero estilo Pachauri, su carta de renuncia es una carta de amor a sí mismo, de dos páginas de extensión. Usted nunca se habría enterado de las recientes acusaciones de asaltos sexuales, acechanza, acoso, y expresión de amenazas sugieren fuertemente que él es un depredador sexual de larga data.

    Usted no sabría que su último escándalo ha minado profundamente la credibilidad del IPCC en las vísperas de la cumbre climática de las Naciones Unidas en París, en diciembre próximo.

    En vez de eso, Pachauri habla de las cosas maravillosas que ocurrieron durante su reinado de 13 años. El se refiere a “activos invaluables” y “contribuciones sin igual.” Y a los “estrechos amigos y colegas” que le urgieron a finalizar su mandato en lugar de renunciar antes. (Dejando de mencionar los pedidos de renuncia emitidos por el Sunday London Times, el Financial Times, el Daily Telegraph, el Sunday Telegraph, y el New Scientist a lo largo de los años.)

    La carta de Pachauri habla de su “alegría más grande,” y su “sublime satisfacción.” Y acerca de la religión:

    Para mí, la protección del Planeta Tierra, la supervivencia de todas las especies, y la sustentabilidad de nuestros ecosistemas es más que una misión. Es mi religión y mi dharma.

    Sí, el IPCC –al que se nos dice que tenemos que tomar con seriedad porque es una organización científica que produce informes científicos -ha sido dirigido, de hecho, por un ecologista en una misión. Para algunos para quienes proteger al planeta es un llamado religioso.

    Aún aquí, en el final, Pachauri no puede comprender que la ciencia y la religión no pertenecen a la misma frase; que quienes están en una misión política difícilmente puedan ser poseedores de una rigurosa práctica científica.

    Lo que está faltando en su carta es alguna sugestión de remordimiento. Cuando renuncia un líder plagado de escándalos porque sus fechorías están minando la reputación de su organización, esa es una señal de fracaso. Él ha traicionado a todos.

    ¿Dónde están sus palabras de disculpa a los miles de científicos ligados al IPCC cuyo honor está ahora eterna-mente manchado por su asociación con él?

    En agosto de 2013, después de que el Secretario de Estado John Kerry describió al liderazgo de Pachauri en el IPCC como “extraordinario,” yo hice la pregunta retórica: “Si ese es el caso, cómo sería el peor de los puestos?” antes de listar 17 razones por las que el comportamiento de Pachauri ha sido inadecuado e inexcusable.



    La Historia de la Mujer No. 2

    Febrero 23, 2015

    El Instituto Teri de Pachauri parece ser un lugar de trabajo en donde las empleadas mujeres son constantemente manoseadas, acosadas, e invitadas a pasar tiempo privado con el jefe.

    En 2007, la revista Nature publicó un largo perfil de Rajendra Pachauri. Escrito por Gabrielle Walker, dice que el “staff” de Pachauri “lo ama” y lo consideran un “héroe”. (Click acá para un PDF con ese artículo)

    El texto completo de la declaración de una segunda mujer que afirma haber sido victimizada por Rajendra Pachauri puede leerse aquí. Incluye una larga lista de acusaciones perturba-doras contra el jefe del Instituto Teri y director general del Panel Intergubernamental del Cambio climático (IPCC).

    Pachauri, de 74 años de edad, niega las acusaciones descritas en una denuncia policial hecha el 13 de febrero por una mujer de 29 años de edad, empleada de Teri. Pachauri dice que la impre-sión de los mensajes de texto y los emails incluidos en esa de-nuncia son el trabajo de “cibercriminales desconocidos”. Quiere que creamos que los hackers estuvieron en control de los dispo-sitivos electrónicos de Pachauri durante más de 17 meses sin que él se percatase.

    Esta declaración de la segunda mujer es altamente inconvenien-te para la explicación de Pachauri, dado que describe su presun-to comportamiento hace diez años. Presumiblemente, su celular no fue hackeado durante una década completa. Aún si ese fue-se el caso, la vasta mayoría de las acusaciones no tienen nada que ver con dispositivos electrónicos.

    En vez de eso, las acusaciones pintan una imagen del lugar de trabajo en donde el hombre a cargo ve a las mujeres subordinadas como su charca personal de citas. Constante acoso, contacto físico no bienvenido, y tratamiento humillante es aparentemente la norma.

    Por lo menos durante una década Teri parece haber sido el sitio de trabajo donde sus funcionarios más altos esta-ban autorizados a llamar a las mujeres a sus celulares personales después de horas de trabajo durante los días libres. A las mujeres se les hacían preguntas personales sobre su vida amorosa. Un lugar donde eran manoseadas, molestadas, e invitadas a pasar tiempo personal con Pachauri. Y en donde sus quejas a otras personas en Teri eran desestimadas.

    En su declaración la Mujer No. 2 menciona lo siquiente:

    1. Avances físicos.
    2. Insinuaciones sexuales.
    3. Levantar a las empleadas mujeres en el aire (algunas huían, otras “aceptaban tímidamente”, algunas se alejaban, algunas maldecían en voz baja).
    4. Referencia por Pachauri sobre su virilidad y potencia sexual.
    5. Llamadas al personal femenino a sus celulares personales después de hora, y en fines de semana.
    6. Preguntas sobre sus vidas personales con novios y maridos.
    7. Invitaciones a cenar y beber vino.
    8. Tomarlas de la mano.
    9. Abrazarlas.
    10. Besarlas.
    11. Uso de un sobrenombre en lugar del nombre propio.
    12. La promesa de una membresía en el club si ella aceptaban nadar durante los fines de semana.
    13. Después de la renuncia de ella, una amenaza de que no le permitiría dejar el país debido a una intervención de amigos influyente de Pachauri.

    La Mujer No. 2 dice que hace 10 años ella habló con colegas en Teri, incluyendo la mujer que formaba parte del equipo de recursos humanos acerca de hacer una petición conjunta, una queja interna. Viendo que las mujeres en Recursos Humanos eran sujetas al mismo acoso no le inspiró mucha confianza en el resultado pero por lo menos quedaría registrado.

    La mujer No. 2 sigue diciendo:

    “Habiendo juntado un poco de coraje, me quejé al entonces jefe administrativo, esencialmente al “ladero” del Gran Jefe. El “ladero” se negó a creerme, diciendo que yo quizás había malentendido la calidez de Pachauri, que esas cosas nunca se habían reportado y me pidió que finalizara el asunto allí y comenzó a mos-trarme una revista de meditación y autoayuda a la que estaba suscrito.”

    Alrededor de ese tiempo, conseguí ser admitida a una universidad en el extranjero. Desde que abandoné su organización, me sentí aliviada y que esto sería el fin del feo episodio.

    Nada que ver. Cuando él vio mi carta de renuncia [Pachauri] me amenazó: “Desde el aeropuerto hasta la universidad a la que usted va, yo tengo amigos a cada paso. Veremos si usted logra salir del país.”

    Todo esto sucedió hace 10 años. Entonces, ¿por qué estoy hablando ahora? Entonces tenía poco coraje, pero me parece que ahora tengo más…

    En 2007, poco después de que la Mujer No. 2 había escapado de Teri, la revista Nature publicó un brillante perfil de Pachauri. Escrito por Gabrielle Walker, nos aseguraba que “su staff le adora.” Ella describe un lugar de trabajo dra-máticamente distinto –uno donde Pachauri es "un héroe para su empleados.”

    Uno se pregunta qué sentirán las mujeres subordinadas a Pachauri, sobre las que este hombre estuvo depredando, cuando leen tales palabras.



    Ver también:



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?