POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Clmate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    El Cambio Climático y Los Brazos
    en Espiral de la Vía Láctea

    Por Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC

    Julio 6, 2014

    El 21 de noviembre de 1953 un titular del New York Times anunciaba “Exponen al Fraude del Hombre de Piltdown”. Fue cuando se descubrió que al cráneo fósil de cientos de miles años un científico corrupto y ambicioso le había agregado la mandíbula de un mono muy moderno. Los análisis de carbón 14 demostraron la impostura. Pero para los promotores del fraude del calentamiento global provocado por el hombre no existen pruebas científicas que les puedan convencer de la falsedad de su hipótesis. Es ahora un asunto que ha escapado del campo científico para convertirse en un asunto religioso. Los dogmas religiosos no se discuten bajo pena de ser excomulgados y expul-sados de la cofradía.

    Uno de los fraudes en que los “calentadores” basan hoy sus argumentos es el que intentan perpetuar para mantener vivo su fraude original y es el que afirma que el 97 por ciento de los científicos creen que el CO2 emitido por los humanos es causa principal del calentamiento global. El consenso es parte fundamental de la política pero totalmente irrelevante en la ciencia donde la lógica y la información precisa y acertada tiene que prevalecer. Aristóteles demostró que usar el consenso en la ciencia es la falacia lógica del “argumentum ad populum”, donde los argumentos populares tienen más importancia que los argumentos científicos.

    Una simple búsqueda en la internet de “97 por ciento de científicos” encuentra docenas, centenas de artículos que demuestran que se trata de un nuevo mito urbano. La primera fuente de este mito fraudulento proviene de un informe del pseudo ayudante de investigación John Cook, que es equivocadamente descrito como “profesor”, de la Universidad de Queensland, en Australia. Cook afirma haber revisado más de 11.000 artículos de la ciencia del clima. Su informe afirma que el 91,7% de los abstractos de los estudios “llegan a la conclusión de que los humanos están causando al calentamiento global.” Bueno, pero ¿en cuánto? Todo el mundo está de acuerdo en que hay un pequeño efecto pero no todos están de acuerdo que es uno significativo. Cook cometió el error de incluir en su 97% estudios y papers de científicos escépticos muy conocidos.

    En 2013 Legates et al publicaron un recuento de la información de Cook que muestran:

    1. El 99,5% de 11.944 estudios NO DICEN que la mayor parte del calentamiento es causado por el hombre y;

    2. Sólo 64 estudios –o el 0,5% de 11.944 estudios- publicados desde 1991 dicen que la mayor parte del calentamiento fue causado por el hombre.

    Este es mi muy breve resumen sobre el asunto, extraidos del último estudio de Henrik Svensmark:

    • En los últimos 600 millones de años nuestro sistema solar pasó a través de 4 brazos en espiral de la Vía Láctea. Los estudios paleoclimáticos dicen que la temperatura promedio fuera de los brazos en espiral era de 22ºC, pero que disminuía hasta alrededor de 12ºC cuando el sistema planetario estaba dentro de cada brazo de la galaxia.

    • Desde 450 a 420 millones antes que hoy, la Tierra pasó a través del brazo en espiral llamado Perseo y las temperaturas descendieron hasta 12ºC aún cuando la concentración del dióxido de carbono, el famoso CO2, eran de unas 4500 partes por millón (ppm), más de once veces la concentración actual. La caída de la temperatura durante épocas de elevada concentración de CO2 contradice a la hipótesis del calentamiento global antropogénico. Cuando se salió del brazo Perseo, la temperatura de la Tierra regresó a los 22º C.

    • Desde 320 hasta 270 millones de años antes que ahora, la Tierra pasó por el brazo espiral Norma y otra vez la temperatura descendió hasta los 12º C volviendo a subir a los 22º C cuando la Tierra abandonó a este brazo.

    • Desde hace 150 hasta 130 millones de años la Tierra pasó a través del brazo Scutum-Crux y la temperatura bajó hasta 16º C hacia fines de la era Triásico-Jurásico, de 100 millones de años de duración.

    • Durante los últimos 20 millones de años, la Tierra estuvo en el brazo espiral Sag-Car y la temperatura bajó hasta 12 a 16º C.

    Esto se muestra en el estudio de Henrik Svensmark, Cosmoclimatología: Emerge una nueva teoría

    Se muestran cuatro cambios en las condiciones climáticas desde el “cálido invernadero” hasta la “fría heladera” durante el Fanerozoico, en variaciones de varios grados K en las temperaturas de la superfi-cie de los mares tropicales (línea roja). Ellas corresponden a cuatro encuentros de la Tierra con los brazos espiral de la Vía Láctea y el resultante aumento en el flujo de rayos cósmicos (línea azul, escala invertida). Fuente: Shaviv y Veizer, 2003)
    Estos son los pasos del sistema solar por los brazos de la galaxia:

    El movimiento del sol relativo a los brazos espiral de la galaxia durante los pasados 200 millones de años está definido por los cambios en el ángulo F. El cruce más reciente de un brazo espiral F1 y F2 fueron a ~100º y ~25º. La información climática muestra enfriamien-tos cíclicos de la Tierra cada vez que el sol cruzó el plano medio galáctico, donde los rayos cósmicos son localmente más intensos. (Svensmark 2006a)
    Este recuento de la historia geológica muestra que el CO2 tiene muy poco efecto sobre la temperatura de la Tierra, y que la mayor cantidad de rayos cósmicos encontrados dentro de cada brazo de la Vía Láctea hizo que la tempe-ratura de la Tierra descendiera al aumentar la cobertura de nubes. Los estudios de Enrik Svensmark, basados en observaciones, comprueban esta correlación, que también fue comprobada por el CERN de suiza el año pasado, para angustia y desazón de los calentadores. La correlación se ve claramente en el gráfico de Svensmark, de su estudio on-line mencionado más arriba:

    Acortando nuestra escala de tiempo, estamos viviendo en el quinto período de 12.000 años de los últimos 420.000 años y ya hemos consumido casi todos esos 12.000 años. Se está por terminar el hilo en el carretel de las tempe-raturas cálidas.

    Estamos viviendo, además, en el cuarto mini-período cálido de los últimos 3000 años, donde cada uno de los perío-dos ha sido más frío que el anterior. Hacia 1820 la Tierra comenzó su recuperación y salida de la Pequeña Edad de Hielo. Este calentamiento natural ha continuado con ciclos oceánicos superpuestos hasta hoy. Los glaciares comenzaron a retirarse en 1820, unos 140 años antes de los humanos comenzaran a emitir CO2 en abundancia.

    Los humanos hemos causado apenas el 3% del aumento de CO2 desde 1958. Madre Naturaleza fue la que aportó al otro 97% restante. Aún si detuviésemos todas las emisiones humanas de CO2 eso no tendría ningún efecto visible sobre el clima futuro. Las emisiones naturales de CO2 y las absorciones de los océanos son cada una 40 veces más grandes que las emisiones humanas, y la pequeña diferencia determina si el CO2 aumenta o disminuye.

    La naturaleza compensa por las emisiones humanas. Las afirmación de que las emisiones humanas de CO2 han “ido más allá” de algún “equilibrio natural” es un eco-mito basado en la religión ecologista-malthusiana. Los procesos físicos no actúan de la manera en los describen los eco-pesimistas. Tienen que estudiar física y las leyes de la termodinámica y enterarse de que:

    • La información del satélite AIRS muestra que los océanos más calientes producen más emisiones de CO2, y no los humanos. Y que la vegetación de Estados Unidos absorbe más CO2 que la emitida por los humanos de esa región del planeta. Los países industrializados son más amigables con el CO2 que los países del Tercer Mundo o en vías de desarrollo.

    • La información satelital RSS no muestra calentamiento global en 17 años. El registro de la Temperatura de Inglaterra Central no muestra calentamiento en 25 años.

    • Todos los 73 modelos del clima predicen con mucha exageración el aumento de la temperatura, y los modelos no están de acuerdo entre ellos. El método científico requiere que rechacemos hipótesis y modelos cuyas predicciones no se ajustan a los datos provistos por las observaciones. En consecuencia, el calentamiento global antropogénico es un FRAUDE.

    • La temperatura media del estado de Montana, EEUU, ha disminuido a un ritmo de 0,6º Fahrenheit desde 1997. Las afirmaciones, sin prueba empírica disponible, de que el retroceso de los glaciares fue causado por el CO2 carece de todo sustento científico.

    La mayor amenaza que pende sobre nuestras cabezas no proviene de las emisiones de CO2 sino de la gente que creen en el mito y el fraude de que el calentamiento global ha sido causado por el hombre y sus actividades.

    Una pregunta para los creyentes y propulsores del calentamiento global: Dado que la evidencia muestra que uste-des están en la minoría del 0,5% en lugar de la mayoría del 97% que ustedes presumen, ¿quitarán ahora la parte del cambio climático de su agenda ecologista maltusiana para darle a la gente del mundo un descanso? Yo sé que no lo harán; su religión se lo prohíbe.

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?