POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Follow Achuara on Twitter

Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña

Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Científico Miente sin Vergüenza Alguna

Por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC
Agosto 2, 2012

Las declaraciones del físico Richard Muller sobre que antes era escéptico y ahora se ha convertido en ardiente creyente del calentamiento y cambio climático global es nada más que una maniobra publicitaria bien urdida desde el principio. Por un lado es una mentira incalificable. Por otro lado demuestra que su cutis está hecho de un nuevo material más duro que el acero al cromo tungsteno, templado a dureza Brinell 225.

No se trata aquí de discutir si sus conclusiones son ciertas o erradas, o si aplicó o no una metodología científica correcta, si eliminó o no elementos que llevan a la confusión y a un resultado dudoso, etc. Es decir, si su estudio tiene valor científico o no. De eso ya se han encargado los propios colegas del Dr. Muller, en el mismo equipo for-mado el año pasado en la Universidad de Berkeley, California, para analizar los registros de la temperatura de superficie. El proyecto reunía a una serie de científicos del clima de renombre, varios de ellos reconocidos escép-ticos de la teoría del calentamiento global antropogénico, como la Dra. Judith Curry, climatóloga en serio y no un aprendiz en la materia como es el Dr. Muller. Aquí y ahora tratamos de la honestidad y ética científica del Dr. Muller. Concretamente si es un mentiroso empedernido o una persona honorable digna de crédito.

Hace un par de días el Dr. Muller publicó los resultados primarios de su estudio, sin haber sido revisado por sus pares y sin la colaboración de los demás integrantes originales del equipo científico que se había bautizado BEST, por las siglas en inglés de Berkeley Earth Surface Temperature porque todos habían desertado del equipo por las declaraciones que venía haciendo Muller –que no tenían ninguna relación con la realidad. Sólo aparece como cola-boradora su propia hija. Y al mismo tiempo, muy oportunamente, el ultra calentador diario New York Times publica una pieza de opinión del mismo Dr. Richard Muller donde declara haber sido un notorio escéptico del cambio climá-tico y ahora haberse convertido en un ardiente partidario de las teorías del IPCC, Al Gore y James Hansen. Leamos un breve extracto de su artículo en el New York Times:

La Conversión de Un Escéptico del Cambio climático

Por Richard A. Muller
The New York Times
Publicado: Julio 28, 2012

LLÁMENME un escéptico convertido. Hace tres años yo identifiqué problemas en previos estudios del clima que, en mi mente, arrojaba dudas sobre la misma existencia del calentamiento global. El año pasado, a continuación de un extenso esfuerzo de investigación que involucró a docenas de científicos, llegué a la conclusión de que el calentamiento global era real y las estimaciones anteriores de la tasa de calentamiento eran correctas. Y voy a dar un paso más adelante: Los seres humanos son casi enteramente su causa.

Mi total cambio, en tan corto tiempo, es el resultado de un análisis cuidadoso y objetivo por parte del Proyecto Berkeley Earth Surface Temperature, que yo fundé junto con mi hija Elizabeth. Nuestros resultados muestran que la temperatura media de la superficie de la Tierra se elevó dos grados y medio Fahrenheit durante los pasados 250 años, incluyendo al aumento de uno grado y medio durante los 50 años más recientes. Además, parece probable que de manera esencial todo este aumento es el resul-tado de la emisión de gases invernadero por los humanos.
¿Traidor y además mentiroso?

De acuerdo con Steve Goddard, El Dr. Muller no puede ser llamado “convertido” sino un “mentiroso impenitente”. Por mi parte yo le llamo un “mentiroso redomado”. Hace menos de un año, Muller dijo que no era un escéptico.

“Es irónico que algunas personas me traten como a un traidor, dado que jamás he sido un escéptico - sólo un escéptico científico,” dijo en un intercambio de emails con el The Huffington Post. “Algunos me llamaron escéptico porque en mi libro best seller 'Física para Futuros Presidentes', yo había llama-do la atención sobre numerosos errores científicos e la película 'Una Verdad Inconveniente'. Pero ja-más sentí que haciendo notar errores me calificaran para ser llamado un escéptico del clima..

Diciembre 17, 2003
”Permítanme ser claro. Mi propia lectura de la literatura y el estudio de paleoclimatología su-giere de manera fuerte que el dióxido de carbono de la quema de combustibles fósiles probará ser el mayor contaminante de la historia humana. Es muy probable que tenga efectos severos y deletéreos sobre el clima global.”
- http://www.technologyreview.com/news/402357/medieval-global-warming/2/

Ahora, compare esto con las mentiras del Huffington Post y los alarmistas del clima:

El año pasado Richard Muller hizo su camino de regreso de años de ser un escéptico del cambio climático, a la vista de nueva investigación. Por supuesto, hay una pequeña y engañosa declaración en el artículo escrito por Muller: “Muller, un profesor de la UC Berkeley, fundó el proyecto Berkeley Earth Surface Project, que recibe una sustancial financiación del donante Republicano de la industria de la energía, Charles Koch.

Realmente hay que hacer clic sobre el link. Allí se verá que la contribución de Koch es menos del 25% de la finan-ciación recibida por Muller. Y probablemente es menos que ese porcentaje ya que la página no ha sido actualizada desde hace mucho tiempo.

Entonces, Dr. Muller, la pregunta molesta es ¿aceptó usted ese dinero de los hermanos Koch de manera fraudu-lenta, sabiendo que lo que usted quería probar desde el principio era lo contrario a lo que los hermanos Koch supuestamente querían que usted probase?

Por último, Goddard dice que recogió del HuffPost una pequeña gema:

Nuestros resultados muestran que la temperatura media de superficie de la Tierra aumentó dos y medio grado Fahrenheit durante los últimos 250 años.

Eso es especial, pero no como precioso, sino como “es necesario una educación especial”. Olvidando al hecho de hace 250 años estábamos en plena Pequeña Edad de Hielo y que la Tierra debería de haberse calentado de manera notable desde entonces, estoy particularmente interesado en la manera en que Muller inventó termómetros donde no existía ninguno! Es risible. El termómetro de mercurio se inventó en 1714.

Los puntos púrpura representan a los termómetros en la Tierra de hace 250 años. ¡Qué estúpido hay que ser para creer que alguien conoce lo que era la temperatura de la Tierra hace 250 años con una precisión de una fracción de grado! Uno tiene que estar cerca del nivel de imbecilidad del desarrollo mental. Por cierto, tarados con mayor funcionamiento cerebral sabrían que esto es una imposibilidad. Si quiere puede jugar un rato con este video, pero los primeros minutos son aburridos. No pasa nada en la pantalla hasta que los primeros termómetros comien-zan a ser usados a mediados del siglo 18. Vaya fijándose en la fecha que va corriendo abajo a la derecha del mapamundi.

Otra cosa curiosa es la manera en que los termómetros comenzaron a desaparecer en muchas partes del mundo, y sólo quedaron en las bases analizadas por el Dr. Muller, aquellas estaciones cuidadosamente elegidas para ser “ajustadas” por el NOAA y sus ajustes hacia arriba… como lo ha demostrado Anthony Watts en su último y reciente estudio, del que sale este artículo: A comparison of adjusted -vs- unadjusted surface data.

En Rojo: temperaturas ajustadas del CRU; en Negro, las del GHCN; y en Azul, las temperaturas sin ajustar, “crudas” o “raw temperatures” tomadas del RUTI Coastal Temperatures stations. Este 'paper' es parte del proyecto RUTI, descrito con detalle aquí: http://hidethedecline.eu/pages/ruti.php

Aún si uno cree que podemos medir la temperatura de la Tierra con termómetros, algo que es una afirmación alta-mente dudosa, podemos ver que ni siquiera tenemos una buena cobertura del hemisferio norte hasta principios del siglo 20, y una cobertura del hemisferio sur que se remonta apenas a 70 años atrás. Y por supuesto, esto ignora los descomunales océanos que no tienen una cobertura estable o adecuada. Pero ahora estamos entrando en conceptos que están más allá de la comprensión de los tarados más inteligentes, de manera que esto elimina de la participación en el debate a la mayoría de los alarmistas del clima.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?