POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Follow Achuara on Twitter

Contador De Visitas
Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

Click to get your own widget
CO2 vs. Temps



Estado Niño/Niña

Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Hansen está cada día más despistado:
su última hipótesis es un tremendo fracaso

Por Eduardo Ferreyra

Presidente de FAEC
Agosto, 11, 2012

James Hansen, el astrónomo devenido en climatólogo y con un historial de CERO aciertos en sus predicciones sobre el clima, acaba de ser bendecido por la PNAS, la alarmista revista de la Academia Nacional de Ciencias de EEUU, con la publicación de su estudio titulado: “La Percepción del Cambio Climático”, disponible aquí. El estudio fue recibido con toda la fanfarria que la industria del calentamiento global es capaz de montar, fue repetido en cientos de sitios web y periódicos alarmistas del mundo y provocó alabanzas de las ONGs ecologistas. El estudio de Hansen afirma que las recientes olas de calor y las sequías fueron causadas por el cambio climático inducido por el hombre. Citamos una parte del Abstracto:

"Se concluye que podemos declarar, con un alto grado de confidencia, que las anomalías extremas como las de Texas y Oklahoma en 2011 y en Moscú en 2010 fueron consecuencia del calentamiento global porque su posibilidad, en ausencia del calentamiento global, era excesivamente pequeña.”
¿El problema? Sus conclusiones son falsas de falsedad absoluta y la caracterización de la ciencia y las estadís-ticas hecha por Hansen y sus colegas son un engaño descarado, para decirlo con benevolencia.

Hay una gran cantidad de rechazos contra el reciente estudio de James Hansen (sin revisión de los pares) en el PNAS, intentando ligar al tiempo con el clima, cubierto aquí por Anthony Watts. Hasta el científico del NOAA, Dr. Hoerling, afirma que el Dr. Hansen está confundiendo a las sequías, causadas primariamente por una falta de lluvias, con las olas de calor. Como lo dice en el artículo en el The New York Times:

“Este estudio no es ciencia seria,” dijo el Dr. Hoerling. “Se trata principalmente de percepción, como lo indica el título del estudio. La percepción no es una ciencia.”

De acuerdo con la opinión del climatólogo Dr. Patrick Michaels: "James Hansen afirma que el calentamiento global está asociado con aumentos en las sequías en los Estados Unidos. Esto es una hipótesis que puede someterse a ensayo y comprobación, algo que Hansen prefirió no hacer y, como el órgano PNAS de la Academia de Ciencias no es un Journal con un verdadero peer review para miembros como él, nadie revisó el estudio ni realizó ningún ensayo de su hipótesis. Quienes hemos revisado la información sobre sequías que existe en el NCDC (Centro Nacional de Datos Climáticos), y los registros de temperatura usados por Hansen hemos llegado a la conclusión de que la hipótesis de Hansen es un lamentable y abyecto fracaso."

Gráfico de dispersión del Índice Palmer de Severidad de Sequías (PDSI) versus los datos de temperatura de NASA/GISS. Si hubiese una correlación entre temperatura y sequías en los EEUU, los puntos estarían alineados a lo largo de una línea desde arriba a la izquierda hasta abajo a la derecha (o espejado AbajoIzq. a ArribaDer., dependiendo de la correlación). Pero, como lo demuestra el gráfico, no existe correlación de ninguna clase entre sequías y temperaturas.

Según Michaels, es difícil para él creer que Hansen no sabía esto, pero que sin embargo siguió adelante con su 'paper'. Esto tiene que ser cierto porque Hansen ha publicado papers sobre el Índice Palmer de Sequías y el fu-turo calentamiento. El Administrador de la NASA, Mr. Bolden, está obligado a investigar la ética de publicar un 'paper' que el Director del laboratorio del GISS sabía que no podría pasar el más simple examen de la hipótesis allí expuesta.

El siguiente extracto del paper del PNAS le cuenta todo lo que es necesario saber acerca del paper de James Hansen:

“...aunque en esta investigación estábamos motivados por el objetivo de exponer lo más rápido posible los efectos del calentamiento global causado por el hombre.”
Comenta el Dr. Michaels que el mismo día en que la NASA consiguió uno de sus logros más notables, el descenso del vehículo robot Curiosity en suelo de Marte, El Dr. James Hansen y el PNAS se lanzaron a una acción mediáti-ca relámpago para impulsar un estudio que está tan técnicamente fallado que si fuese una nave espacial segu-ramente se habría quemado al ingresar a la atmósfera debido a una defectuosa comprensión de esa atmósfera.

Desgraciadamente, como lo hace notar el Dr. Michaels, la hipótesis no fue ensayada y el Dr. Hoerling apunta a que “no es ciencia, sino percepción”. La NASA acostumbraba a manejarse con hechos y ensayos porque si no, la gente moriría. Ahora la imagen de la NASA ha sido manchada en el mismo día de uno de sus triunfos más grandes por un científico irresponsable con ideas que no se sostienen y con un megáfono mediático global.

En el pasado el Dr. Michaels ha exigido el despido de Hansen de su puesto después de sus episodios de arrestos como activista y piquetero. Lo sigue exigiendo ahora y lo seguirá haciendo hasta lograrlo: “Sr. Administrador de NASA, Dr. Bolden, despida al Dr. Hansen. Es un bochorno para la NASA, y una vergüenza para la ciencia. Mués-trele el camino hacia la puerta de salida.”

Los gruesos errores de Hansen

El análisis estadístico de James Hansen y sus amigos de la NASA ha "descubierto" que las áreas de tierras emergidas del planeta tienen ahora muchas posibilidades de experimentar más olas de calor veraniegas que antes de la mitad del Siglo 20. Esta es la animación compilada por Hansen para su paper:

El Hemisferio Norte de la Tierra ha visto en los últimos 30 años veranos más “calientes” (naranja), “muy calien-tes”, (rojo), y “extremadamente calientes” (marrón), comparado con el período base definido en este estudio desde 1951 a 1980. Esta visualización muestra que la manera en que el área que experimenta “extremadamente calientes” veranos crece desde una casi virtualmente inexistente durante el período base para cubrir el 12% de las tierras del Hemisferio Norte en 2011. Observe las olas de calor de 2010 en Texas, Oklahoma y México, las olas de calor de 2011 del Medio Oriente, Asia Occidental y Europa Oriental. Crédito: NASA/GISS Scientific Visualization Studio.



Anthony Watts, por su parte, comenta la animación del Dr. Hansen de las tendencias de temperatura desde 1955 a 1999:

hay muchos problemas con esta presentación. Parece ser un gran ejercicio en escoger frutillas.

  1. Nótese toda la información ausente del hemisferio sur. Allí hay estaciones en operación durante este tiempo, pero han sido excluidas del análisis. ¿Por qué?

  2. El período escogido, 1955-1999 (en la animación de la curva de campana) deja afuera a los más calientes 1930s y a los más fríos 2000s. ¿Por qué?

  3. El período desde 2000 hasta hoy no tiene ningún calentamiento estadísticamente significativo. Dejando dicho período fuera (en la animación de la curva de campana) introduce un gran sesgo en la presentación.

  4. El período escogido exhibe un significativo crecimiento en la posguerra, la urbanización no ha sido considerada.

  5. En cuanto al tiempo severo, Hansen ignora el hecho que ni los tornados ni los huracanes han mos-trado ningún aumento recientemente. Solamente los tornados más pequeños muestran un aumento debido al sesgo informativo gracias a una tecnología más fácilmente accesible y menos costosa. El SPC de NOAA informa que Julio 2012 parece estar en un mínimo récord para tornados.

  6. Mis últimos resultados en Wats et al 2012 sugieren que la información de las estaciones de superfi-cie puede estar sesgada hacia al calentamiento en los últimos 30 años.

Y el problema va más allá de este estudio desafortunado. Se extiende hasta la forma en que los medios han entendido mal al estudio y lo han comunicado erróneamente nuestro actual estado del conocimiento del cambio climático. No debe sorprender que el público esté confundido, muchos están aterrados, otros se ríen a carcajadas; los grupos escépticos y de calentadores se aferren a teorías locas y/o anticientíficas; y nuestros líderes titubeen acerca del cambio del clima.

Empecemos con un pequeño test

Las olas de calor/sequías en la sección media de los EEUU durante los dos últimos años fueron causadas por:

a. 90% de variabildad natural y 10% de calentamiento inducido por el hombre.
b. 50% de variabilidad natural y 50% de calentamiento inducido por el hombre.
c. 10% de variabilidad natural y 90% de calentamiento inducido por el hombre.

El tiempo terminó! Escriba su respuesta. Como trataremos de demostrar, la respuesta correcta probablemente esté muy cerca de (a). El 90% de la anomalía de temperatura de este y el anterior verano es el resul-tado de la variabilidad natural con una mínima ayuda del calentamiento global.

Realmente diferente que la impresión que se obtiene del Dr. Hansen y los medios, no? Pero es la verdad.

Permítannos probar ahora que las afirmaciones del Dr. Hansen son engañosas. Considere a la ola de calor en Texas/Oklahoma del año pasado. Abajo hallará usted las temperaturas de julio y agosto en los EEUU (paneles superiores), mientras que abajo están las diferencias (anomalías) de la normal (o climatología). Las anomalías fueron de más de 8º Fahrenheit en julio y 7º Fahrenheit en agosto.

¿Cuán grande podría ser la señal del calentamiento global? Y particularmente el calentamiento debido a la emi-sión humana de gases invernadero. El IPCC es el cuerpo científico mundial que ha examinado estas cuestiones. Ellos notaron que la influencia humana debería haberse hecho significativa en algún punto a mediados de los 70s, y el calentamiento estimado generalmente aceptado del Hemisferio Norte desde entonces es groseramente 0,65ºC o 1ºFahrenheit. (ver el gráfico del IPCC abajo)

Ahora, este calentamiento podría muy bien incluir algún componente de calentamiento natural (particularmente desde que hubo calentamiento desde fines del Siglo 19). Pero vamos a suponer que todo es debido a la emisión de gases invernadero. Todo esos 0,65ºC

Pero, qué hay acerca de Texas y Oklahoma? El valor hemisférico incluye al Ártico donde el IPCC ha mostrado que el calentamiento es mucho mayor que en ninguna otra parte (debido al derretimiento del hielo marino, como una razón). Aquí están los cambios en la temperatura sobre todo Texas desde junio hasta agosto. Un gran pico en 2011… pero ¿qué hay de la tendencia a largo plazo? …que sería la tendencia asociada al calentamiento global. Casi plana, pero quizás podamos convencernos de que hubo una pequeña tendencia hacia arriba desde 1970, de quizás 0,2ºC a 0,65ºC. Y recuerde que estas observaciones están contaminadas por el efecto de isla urbana de calor.

Pienso que uno puede ver que la señal del calentamiento global debido a los gases invernadero emitidos por el hombre no podría ser mayor que 0,65ºC y probablemente mucho menos. Pero la ola de calor del verano pasa-do (2011) expresado como anomalías mensuales, alcanzaron a 0,2-0,3ºC en grandes porciones de Texas y Oklahoma.

¿Cuál conclusión podemos sacar? Otra cosa además del calentamiento global produjo la porción del león de la ola de calor… y por supuesto sabemos qué ha sido: un cambio grande en la circulación atmosfé-rica en los EEUU durante el verano. Todo es consecuencia de la conformación que tiene la Corriente de Chorro del hemisferio norte. Una gran área de alta presión y elevadas temperaturas sobre el centro de los Esta-dos Unidos. El gráfico de abajo muestra la diferencia de las alturas superiores (500 hPa) con las normales de Estados Unidos para el verano pasado. El color verde indica alturas por encima de lo normal (una cordillera o cresta) y el azul indica alturas menores (valles). De manera que durante el verano pasado hubo un patrón persistente en la zona central de crestas y vaguadas (o depresiones) en la costa. Este verano ha sido igual. El patrón superior de flujo se amplificó de una manera ondulatoria.

Y no hay ninguna razón para pensar, basados en investigaciones teóricas u observacionales, que esto sea otra cosa que variabilidad natural.


Para decirlo de otra forma: en Julio del año pasado, por lo menos 7/8 (87%) del calentamiento se debió a proce-sos naturales, y la verdad es que seguramente estuvo bien por encima del 90%. Es gracioso que el Dr. Hansen y otros que exageran los efectos de las emisiones humanas no mencionen este aspecto de la meteorología, es decir, no se expresan de manera correcta. Los medios de prensa que repiten este material contaminado de erro-res y confusiones, le suministra a la gente historias engañosas. Y el daño a la credibilidad de los meteorólogos es enorme.

El corrupto sistema de “revisión por los pares”

La revista que publica el estudio de Hansen es el PNAS, Proceedings of the National Academy of Sciences, o Minutas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, una organización copada por los alarmistas del clima que permite que los miembros de esa Academia –como el Dr. Hansen– publicar artículos esencialmente sin “revisión por los pares”. Hasta 2010 ellos podían publicar cualquier cosa, sin “peer review” y más recientemente el envío de las revisiones de algún experto (cuando lo hacen) es “supervisada” por el miembro de la Academia que ha elegido a los revisores! Realmente es muy desafortunado que una entidad que afirma ser la voz nacio-nal de la ciencia practique esta metodología anticientífica y antiética. Esta costumbre ha producido una gran cantidad de 'papers' de una calidad calamitosa que jamás habrían sido aceptados en revistas científicas serias, que practican una revisión por los pares seria y responsable. Se podría usar palabras más duras para calificar a esta organización que falsea tan burdamente a la ciencia del clima, pero la gente con criterio ya tiene formada su opinión.

Astrónomos que calculan mal

El estudio de Hansen tiene como coautora a una astrónoma de la NASA, la Dra. Makiko Sato. La capacidad de acierto de Hansen en sus predicciones es notoriamente cercana a CERO. En 1988 había anunciado que para el 2000, gracias al aumento del nivel del mar el Río Hudson habría cubierto las calles de Nueva York. Lo cierto es el nivel del Río Hudson sigue aún a unos 4 metros por debajo del nivel de la avenida costanera que corre por el oeste de la ciudad, paralela al río. También sus predicciones sobre el futuro aumento de las temperaturas fueron tomadas por el IPCC y publicadas en un gráfico –al que hace años nos tomamos la libertad de añadirle las tem-peraturas realmente registradas hasta esa fecha… juzgue el lector la precisión de Hansen para predecir las temperaturas y, a partir de allí, cualquier cosa relacionada con el clima.

Pero la contribución de la Dra. Makiko Sato a la precisión de los cálculos científicos no es muy diferente a la de Hansen. Basta recordar que EN 2007 la Dra. Sato predijo, junto a su colega en la NASA, David Hathaway, que el actual Ciclo Solar 24 sería el más activo y más alto en actividad magnética de la historia registrada de la Tierra. En este gráfico de Marzo 2007 Hathaway, Sato y Dikpati apostaban todas la fichas de su sabiduría científica:

El gráfico animado de la predicción que hicieron entonces se ve abajo:

En el gráfico siguiente se muestran las distintas predicciones que hicieron varios astrónomos, donde Hathaway Dikpati y Sato estaban al tope de las predicciones, resultado de su gran capacidad científica:

Y, para referencia, este es el actual estado del Ciclo solar 24, que ha llegado ya a su pico de actividad máxima, y comienza su camino al Mínimo Landscheidt que será comparable al Mínimo Dalton o quizás al Gran Mínimo Maunder que marcó a la Pequeña Edad de Hielo.

¿Qué confianza puede tener alguien en las predicciones o trabajos de dos técnicos con grandes antecedentes de resultados negativos en sus trabajos– que han venido equivocando sus predicciones porque partieron de bases falsas para elaborar sus teorías sobre calentamiento global o la actividad solar.

Desgraciadamente, un muy limitado pero sumamente visible grupo de científicos como Hansen y Sato, Michael Mann, Kevin Trenberth, Gavin Schmidt, Ben Santer, Phil Jones, y otros selectos miembros del "Club Climategate", han elegido el camino del engaño contando historias que, no sólo no están avaladas por los hechos observa-dos, sino que se los hechos las contradicen de manera rotunda. Y luego están los medios de comunicación que se sienten felices de amplificar y exagerar esas afirmaciones falsas. El “calentamiento global” y el “Cambio climá-tico” son asuntos muy serios que no están siendo manejados con criterio estrictamente científico sino con crite-rios mediáticos y propagandísticos para impulsar agendas políticas nefastas como el Gobierno Único Mundial con-trolado por una Agencia Mundial del Ambiente dentro de las Naciones Unidas. Lo que además significa el apode-ramiento de todoas las fuentes de producción de recursos naturales del planeta, sea minería, agricultura o ganadería. Siempre habrá una excusa "verde" para impedir la industrialización y el desarrollo de cualquier país subdesarrollado... por supuesto, siempre con la excusa de "salvar al planeta" y "para el bien de todos."

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?