POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Climate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    Conferencia sobre Clima en Doha:
    una cueva de ladrones

    Escrito por Luis I. Gómez

    Desde el Exilio
    Diciembre 11, 2012

    ¿Les molesta el hecho de que la promoción de las energías renovables aumente el precio actual de la energía a niveles astronómicos, pozo sin fondo al que el consumidor debe por ley arrojar su dinero? Pues esperen a que les explique lo que se ha estado cociendo en Doha a nivel internacio-nal. La locura parece imparable.

    Gracias a Dios, el paquete de medidas llamado “Loss and Damage”  (Pérdidas y Daños) no ha sido aprobado en su totalidad durante la recientemente concluida Conferencia sobre Cambio Climático COP18 en Doha. Pero el esquema ya está definitivamente montado. Se trata de inmensas sumas de muchos miles de millones de dólares que deberán fluir de norte a sur para paliar los daños y perjuicios causados por nuestros los pecados contra clima. ” Hemos conseguido un gran avance ”, se alegra Martin Khor, representante del “South Center”, uno de los lobbies  de los países en vías de desarrollo: “El término, 'Loss and Damage' se incluye en el texto (el documento final de la Confe-rencia de Doha, tiemblen), nuestro próximo paso será la batalla por el dinero”. Aún deben conectar el  'Loss and Damage' a un fondo común del que los países del Tercer Mundo obtendrán dinero para adaptarse al Cambio Climá-tico. Será sólo una cuestión de tiempo que el sistema se automatice.

    La tenacidad con la que algunos científicos del clima de este país y sus correspondientes voceros en prensa y televisión emplean para ser escuchados, para asociar cualquier desastre natural al Cambio Climático Antropogénico, nos va a salir mucho más cara de lo que ya lo es y más de lo que ninguno de nosotros se atreve a pronosticar. Las sequías, inundaciones, tormentas, olas de calor, olas de frío, cualquier cosa que pueda suceder en los países del Tercer Mundo, conducirá –automáticamente- al pago obligatorio de daños y perjuicios por parte de los países desa-rrollados: el nuevo cuerno de la abundancia a la redistribución de riqueza (noten, neocomunismo se llama eso) es el fondo “Loss and Damage”. No se equivoquen!: no se trata de las ayudas que ya realizamos los países desarrollados en caso de desastre natural, se trata de un pago mediado por un recurso jurídico vinculante. Los bíblicos siete años de escasez, el Diluvio, las flucuaciones periódicas de los Monzones, tanto si son para llover menos como si para llover más, … nada es ya fruto del capricho natural como lo era en los últimos milenios. Ahora ya tenemos culpables y deberán pagar por ello, por cada evento climático extremo: nosotros.

    Que sean precisamente las compañías de seguros las más empeñadas en establecer una relación directa entre las emisiones de CO2 y los desastres naturales, lo que supone una sustancial subida en los precios de las primas de los seguros, es cuando menos de mal gusto y, si lo prefieren, canallesco. ¡Pagaremos dos veces! Pagaremos más en primas para asegurar nuestra propiedad frente a desastres naturales en Teruel y pagaremos más impuestos para poder llenar el fondo “Loss and Damage” del que saldrán los dineros para paliar los desastres naturales en Kolo-Kolo.

    ¿Las sequías? Culpa nuestra, ¡por supuesto! Y eso que hace apenas dos semanas la prestigiosa revista Nature publicaba un estudio según la cual las grandes sequías a nivel mundial siguen siendo las mismas que en los últimos 60 años.

    ¿Y la lluvia?, ¿las grandes inundaciones o su ausencia total? Pues resulta que tampo en esto podemos dra-matizar, sino todo lo contrario: basta con leer el “Geophysical Research Letters” de octubre, en el que un equipo de investigadores australianos publica su trabajo sobre el tema y cuyos resultados se pueden resumir de la siguien-te manera: en un mundo más cálido  generalmente se esperan procesos extremos de precipitación muy abundan-te. Sin embargo, los trabajos realizados en el período de 1940 a 2009, es decir durante un período de 70 años, muestran que la lluvia fué menos extrema: “Las áreas secas se convirtieron en algo más húmedas y las muy húmedas en algo más secas”. Queridos periolistos de ABC, El Mundo o El País: créanme, es mejor estudiar fenó-menos naturales durante largos períodos de tiempo e intentar entenderlos que declarar de “interés público y primera plana” al más reciente evento extremo y subtitular: a causa del “cambio climático”.

    ¿Y los huracanes? Aunque el tema debería estar suficientemente claro, permítanme que les lleve de nuevo al  ”Geophysical Research Letters”, también al número de octubre, en el que podemos leer el último estudio sobre frecuencia e intensidad de los huracanes. Si en lugar de leer/ver la propaganda de nuestra prensa/televisión leen en esa revista de ciencia, verán cómo el número de huracanes ha disminuido desde 1880. Los autores del estudio también usan modelos (hoy, está claro, sin modelos no eres nadie) para formular una perspectiva de futuro: con sus proyecciones informáticas hasta el año 2090 muestran que, según parece, en los próximos años los huracanes no serán ni más fuertes ni se producirán en mayor número.

    ¿Qué pasa con las islas se hunden en el océano? Aquí vale la pena mirar muy de cerca a los estados insulares, cuyos gobiernos se quejan de que sus islas se hunden en el mar, como Tuvalu, y que ya están deseando que funcione el Fondo “Loss and Damage”. Hace dos años, un grupo de investigadores de Nueva Zelanda publicó en la revista “Global and Planetary Change” un estudio exhaustivo en el que, mediante fotografías aéreas, se comparó la superficie de decenas de islas de diferentes regiones del Pacífico hace 60 años y con su superficie hoy en día. El resultado: La mayoría de las islas presentan la misma superficie, incluso en algunas ha aumentado, ninguna se ha hundido. En Tuvalu, siete de las nueve islas han aumentado su superficie.

    No me malinterpreten: no tengo nada que decir en contra de que los países ricos ayuden a los pobres económica-mente, tal y como vienen haciendo en caso de desastres naturales, incluso para mejorar sus infraestructuras energéticas y, por qué no, incluso centrándose en las energías renovables. Repito: tal y como vienen haciendo.

    Pero no veo ninguna razón para instaurar un nuevo fondo de compensación (eufemismo o neologismo de “saco de redistribución de riqueza”) mediante el cual realizar pagos obligatorios sólo porque alguien opina que la culpa de los fenómenos naturales es de los “ricos”. Debemos estar agradecidos a los Estados Unidos que en Doha han adoptado una postura escéptica frente a  este plan y han logrado que no se concretase nada, por ahora.

    Queda por señalar que los estudios sobre la prevalencia de los huracanes, las oscilaciones en las lluvias torrencia-les, el aumento de superficie de las islas del Pacífico y los períodos de sequía constante que les cito son todos trabajos “peer reviewt”, no cuentos chinos salidos del blog de Ruiz de Elvira.

    | Luis Gómez Bioquímico, fundador y CEO de INDAGO GmbH. Fundador y editor del blog Desde el exilio. Un tipo majo si no le tocan las narices :) Don't tread on me! Visite mi Website | Sígame en Twitter



    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?