POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Tuvalu: Cómo quema la ironía!

Willis Eschenbach

Publicado en: WattsUpWithThat.com
Junio 3, 2010

Anthony Watts comentó ayer la cuestión de los atolones del Pacífico y el ascenso del nivel del mar aquí, y yo había escrito antes sobre el tema en mi artículo “Islas Flotante”. Sin embargo, Anthony hizo referencia a un estudio que estaba enlazado erróneamente por The New Scientist. De modo que pensé suministrar un poco de información sobre el estudio titulado, “La respuesta dinámica de islas de arrecifes al ascenso del nivel del mar: evidencia de una análisis multidecadal del cambio en las islas del Pacífico Central,” por Arthur Webb y Paul Kench.

Una de las ironías del nuevo estudio involucra al atolón de Amatuku en la isla nació de Tuvalu. Amatuku se convirtió en el “muchacho del poster” de “los atolones que se ahogan” gracias a un artículo en el número Julio/Agosto 2003 de la revista Sierra publicada por del Sierra Club. El artículo se titulaba “Ma-rea Alta en Tuvalu”, con el subtítulo ”En el Pacífico tropical el cambio climático amenaza crear una Atlantis de la vida real.” Esta es una foto reciente de este Atlantis:


Figura 1: Foto tomada en la nación de Tuvalu en el Pacífico Sur (8ºS, 179ºE), mostrando el atolón Amatuku y el terraplén abandonado Fuente de la foto

El autor del artículo del Sierra Magazine describe los terroríficos efectos del “calentamiento global” en el Atolón Amatuku, lugar del Instituto de Entrenamiento Marino Tuvalu:

Para explicar el calentamiento global en crudo detalle, todo lo que Tito Tapungao tiene que hacer es mostrar al visitante los alrededores de su escuela. Vestido en sus planchados pantalones blancos de marinero, el funcionario jefe ejecutivo del Instituto de Entrenamiento Marino de Tuvalu señala una cabaña blanca de ladrillo construida por los misioneros en 1903. Ahora, un siglo más tarde, las mareas altas anuales se elevan hasta la mitad de los pilares de las camas.

Guau! Tenga mucho miedo. De modo que, ¿cuál es la ironía del nuevo estudio?

Bueno, ya llegaremos a eso. Pero primero un poco de historia. El artículo del Sierra Magazine fue lo que me impulsó a escribir mi 'paper' de 2004 (Word .doc) sobre Tuvalu. Leí el artículo y mi detector de le-yendas urbanas comenzó a sonar como loco. Considere: la cabaña de los misioneros estaba construida pro lo menos un metro más arriba de la mara alta. Añádase otro medio metro para el suelo, y otro medio metro para que el agua llegue “hasta la mitad de los pilares de las camas”… imposible, pensé, que el nivel del mar se haya elevado dos metros en Tuvalu.

Después de posteriores investigaciones encontré que la respuesta ya se conocía, porque los geólogos habían estudiado (pdf) el área. Descubrieron que el cambio de la forma del atolón Amatuku fue el resultado del cambio de corrientes ocurrido por grandes alteraciones hechas en el arrecife durante la Segunda Guerra Mundial. Se había cavado un canal desde la laguna hasta Amatuku, y se había cons-truido un terraplén entre Amatuku y el muy cercano atolón de Malitefale. El relleno para construir el terraplén provino de “fosas de préstamo”, huecos cavados en la parte plana del atolón para extraer cascajo de coral para la construcción. Y algunas décadas después de la guerra, se cavaron más fosas para extraer más material para construir el Instituto Marítimo. Los bañistas de la Figura 1 están nadado en uno de esas antiguas fosas. Aquí está una vista aérea de los cambios:

Como puede verse, los cambios en la estructura del arrecife fueron extensos. Todas estas alteraciones en el arrecife cambiaron las corrientes alrededor de ls dos atolones. Y por supuesto, el resultado fue que cambió la forma de los atolones. Este cambio en la forma es de esperarse –después de todo, los atolones son pilas de arena y escombro de coral en el medio de un océano salvaje. Uno de los resul-tados fue la erosión (no por el CO2, no por el calentamiento, no por el ascenso del nivel del mar, sino por la erosión causada por los cambios efectuados por el hombre en el arrecife) del extremo del atolón donde estaba ubicada la cabaña de los misioneros.

Desde los años que publiqué mi 'paper' he recibido bastantes ataques por mis afirmaciones. He recibido muchos emails iracundos de la gente de Tuvalu y del resto del mundo, emails castigándome por sugerir que el ascenso del nivel del mar no ahogará a los atolones; emails impugnando mis antepasados; emails diciendo que pronto vería a “miles de refugiados climáticos” de Tuvalu; emails proponiendo que realice anatómicamente implausibles actos de auto-unión sexual; y la mayoría de emails diciendo que estaba claramente equivocado, de que era patentemente obvio que el creciente nivel del mar inevitablemente terminaría cubriendo de agua a los atolones, ufa, y bueno.

Bueno, basta de historia. Recibí una copia pre-publicación del actual estudio en discusión de una de mis fuentes subterráneas (submarinas?). El abstracto del estudio dice, y las negritas son mías:

Abstracto

Se percibe que las islas atolones se erosionarán en respuesta al medido y al futuro ascenso del nivel del mar. Usando fotografías aéreas históricas e imágenes satelitales, este estudio presenta el primer análisis cuantitativo de los cambios físicos de 27 islas atolones en el Pacífico Central durante un período de 19 a 61 años. Este período de análisis se correspon-de con registros instrumentales que muestran una tasa de aumento del nivel del mar de 0,2 mm/año-1 en el Pacífico

Los resultados muestran que el 86$ de las islas permanecieron estable (43%) o aumentaron su área (43%) durante el marco de tiempo del análisis.Las tasas más grandes de aumentos decadales en el área de las islas varían entre 0,1 y 5,6 hectáreas. Sólo el 14% de las islas estudiadas exhibieron una reducción neta en el área de las islas. A pesar de pequeños cambios netos en su área, las islas exhibieron cambios gruesos más grandes. Esto se expresa en cambios en la configuración de lal plataforma y posición de las islas sobre plataformas de arrecifes. Los modelos del cambio en las islas incluyeron: despla-zamiento de la línea costera en dirección a la laguna; progradación de la línea costera de la laguna; y extensión de los extremos de islas alongadas. Colectivamente, estos ajustes representan una neta migración de las lagunas de las islas en un 65% de los casos.

Los resultados contradicen a los existentes paradigmas de la respuesta de las islas y tienen significativas implicancias para la consideración de la estabilidad de las islas bajo el actual ascenso del nivel del mar en el Pacífico Central. Primero, las islas son rasgos geo-morfológicamente persistentes sobre plataformas de atolones de arrecifes coralinos y pueden aumentar su área a pesar de los cambios en le nivel del mar.

Segundo: las islas son formas terrestres dinámicas que sufren un rango de ajustes físicos en respuesta a las cambiantes condiciones del entorno, de los que el nivel del mar es sólo uno de los factores.

Tercero: La erosión de las líneas costeras deben considerarse en el contexto de ajustes físicos de toda la línea costera de la isla ya que la erosión puede ser balanceada por la progradación de otros sectores de las líneas costeras.

Los resultados indican que el estilo y la magnitud de los cambios geomorfológicos variarán entre las islas. Por consiguiente, las Naciones Isleñas bene poner una alta prioridad en resolver los precisos estilos y tasas de cambio que ocurrirán durante los próximos cien años y reconsiderar las implicancias para la adaptación.

Ah!, la vindicación es dulce. Los autores concuerdan totalmente con lo que yo había escrito en 2004. Los niveles del mar e ascenso no destruirán a los atolones, y sus formas están cambiando constan-temente. Exactamente lo que hizo que yo sufriese tanto abuso por haberlo dicho.

Además del Abstracto, las Conclusiones del 'paper' son muy interesantes. Aquí hay algunos extractos –las negritas son mías.

Conclusiones

La persistencia futura de las islas de bajo nivel ha sido el objeto de considerable preocupa-ción internacional y debate científico. Se cree ampliamente que las actuales tasas del ascenso del nivel del mar han desestabilizado las islas promoviendo una extendida erosión y amenaza la existencia de las naciones atolones. Este estudio presenta un análisis de los cambios físicos en 27 islas atolones localizadas en el Océano Pacífico Central durante un período de 19 a 61 años.

Los resultados contradicen a las extensas percepciones de que todas las islas de arrecifes están erosionándose como consecuencia del reciente ascenso del nivel del mar. Más importante, los resultados sugieren que las islas de coral son formas terrestres geomorfológicamente resistentes que por ello han permanecido de modo predomi-nante estáticas, o han crecido en el área durante los últimos 20 a 60 años.

Dada esta tendencia positiva, las islas de coral podrían no desaparecer de los anillos de atolones y otros arrecifes de coral en el futuro cercano como se ha especulado. Sin em-bargo, las islas sufrirán constantes cambios morfológicos. Basados en la evidencia presen-tada en este estudio, se puede esperar que el ritmo de cambios morfológicos puede au-mentar con un futura aceleración del ascenso del nivel del mar.

Los resultados no sugieren que no vaya a ocurrir erosión. Por cierto, como se encontró en el 15% de las islas de estudio, la erosión podría ocurrir en algunas islas. La erosión de las islas debería ser considerada como un factor más en el espectro de los cambios geomor-fológicos que han sido destacados en este estudio y que también incluyen: progradación de la línea de costa de las lagunas; migración de islas sobre plataformas de arrecifes; expansión y extensión de islas. Es muy posible que ell modo específico y la magnitud del cambio geomorfológico varíe entre islas. Por consiguiente, las islas naciones deben comprender mejor el ritmo y la diversidad del cambio morfológico de las islas y considerar las implicancias de la persistencia y la morfodinámica de las islas y para la adaptación futura.

Yo no podría haberlo dicho mejor… y oh! Sí, ¿qué hay acerca de la ironía?



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?