POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
de Eduardo Ferreyra


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Cell phone video surveillance solution
Predicción del Clima Europeo
Usando el Registro del CET

Por P. Gosselin
NoTricksZone.com
Noviembre 28, 2010

Se nos dijo que los inviernos suaves que experimentamos en Europa se debieron al calentamiento global. Ahora, súbitamente, estamos siendo golpeados por otro invierno miserable. ¿Por qué? El escritor invitado Juraj Vanovcan presenta sus observaciones y una interesante evidencia que no tiene nada que ver con el CO2. Él presenta cerca del final lo que yo considero un asombroso descubrimiento.

Lección aprendida: Prediciendo el Clima
Europeo con el Registro CET

Juraj Vanovcan

Este escrito fue inspirado por el artículo Una Oscilación del Atlántico (OA) Negativa traen de regreso a Europa inviernos Fríos.

Recordando los veranos e inviernos de principios de los 80s, se hace obvio que es la prevalencia de la circulación de aire la que determina si la estación será cálida o fría. El suave invierno 2006/2007 en la Europa Central fue caracterizado por un sostenido flujo de aire cálido del Atlántico sobre el continente Europeo, mientras que el frío y nevoso invierno 2005/2006 recibió una gran cantidad de aire del Ártico ingresando a las latitudes medias desde el norte.

La circulación del aire está gobernada por las diferencias de presión y básicamente es de lo que la Oscilación del Atlántico Norte se trata.


Fig. 1: Ejemplo de Oscilación del Atlántico Norte (NAO) positiva.
[Fuente: página web de JISAO]

Yo comparé al índice NAO con el registro climático europeo a largo plazo. Registrando al Registro del Centro de Europa Central (CET) mostrado, se puede ver que existe una correlación obvia entre la NAO y las temperaturas invernales. La línea azul oscura es CET, la línea naranja/celeste es NAO.

Fig. 2: El índice NAO comparado con el registro invernal de CET, 1860-2010.
[fuente del gráfico CET: http://climate4you.com/]

Como se observó más arriba, la NAO oscila en una curva sinusoidal de 80 años. E·l primer período con inviernos suaves ocurrió en los años de 1920, que por supuesto no recordamos. La segunda fase positiva comenzó en los años 70s y los inviernos suaves en la Europa Central se hicieron frecuentes desde fines de los años 80. También parece que el actual período con años de prevalecientes índices NAO positivos ha terminado; también lo sugiere la reciente seguidilla de inviernos fríos en la Europa del Noroeste.

Por el otro lado, los veranos CET no muestran ninguna correlación con la NAO en la primera parte del Siglo 20. Comparando las anomalías de los veranos en el CET con el índice AMO (Oscilación Mulltideca-dal del Atlántico, con temperaturas de la superficie del mar (SST) removidas las tendencias) provee, sin embargo, nuevamente una razonable correlación. Los veranos en el período 1930-1950 fueron a menudo tan calientes como los recientes, y el extremadamente caliente y seco verano de 1946 en la Europa Central, con su catastrófico impacto sobre las cosechas, nunca más se ha repetido. Sin em-bargo, los veranos cálidos en este período se combinaron con inviernos fríos, como los de 1939/40/41.


Fig. 3: Índice Oscilación Mutlidecadal del Atlántico (AMO) comparado con el registro de veranos de CET, 1860-2010

Es de notar que mientras la NAO hizo su pico cerca de 20 años antes de la fase cálida de la NAO centrada en 1940, sus fases cálidas estuvieron más cerca ente ellas en la última parte del siglo. Significa que mientras Europa experimentó veranos fríos e inviernos suaves en la década de 1920, y veranos cálidos e inviernos fríos en los 40s, los últimos 20 años vieron a ambos, veranos cálidos e inviernos fríos. Esto es probablemente la razón por la que la década 2000-2010 es ligeramente más cálida que la de 1940-1950.

Basado en los registros de SST y OHC del Atlántico Norte observados, parece sin embargo que la AMO hizo su pico alrededor de 2005 y está ahora dirigiéndose hacia abajo. Esta vez, tanto la NAO como la AMO están en su fase negativa y ello significa que habrán veranos miserables e inviernos helados. Tal giro en la tendencia de las temperaturas ya se está observando en todos los registros fuera de los trópicos del hemisferio norte.

Fig. 4: Hemisferio Norte al norte de 30ºN, datos de HadCRUT3

El IPCC atribuyó la fase de calentamiento pos-1975 casi únicamente a razones antropogénicas, concretamente al aumento del “efecto invernadero” causado por el aumento de moléculas de CO2 desde 3,5 a 4 por cada 10.000 otras moléculas en la atmósfera.

Sin embargo podemos concluir en que, por lo menos para Europa, el calentamiento observado es total-mente explicado por las variaciones naturales, dos de las cuales –AMO y NAO- tuvieron sus fases posi-tivas superpuestas durante los últimos 20 años. No son necesarios ni el CO2, ni los aerosoles, ni el efecto invernadero para explicarlo.

Para quienes siguen buscando la firma antropogénica en el reciente calentamiento, aquí hay una com-paración de las tendencias al calentamiento de 1890-1920 comparada con la de 1980-2010 en el registro de los inviernos del CET. Las medias corridas de 10 años son notablemente similares, siguiendo hasta las caídas y picos más pequeños.

Fig. 5: Registro de inviernos de CET con el calentamiento de finales del Siglo 20 superpuesto sobre el calentamiento de principios del siglo.

Las extrapolaciones a futuro pueden ser espinosas, especialmente cuando se lleva una tendencia de 20 años hasta el año 2010, que parece ser la práctica favorita en la climatología moderna. Observando el registro del clima Europeo de la primera parte del Siglo 20 y comprendiendo sus causas, nos provee ma-yor capacidad predictiva cuando se predice el clima de los años próximos años. Todos los indicadores climáticos de hoy apuntan a un enfriamiento, y no sólo en la región Europea.

Juraj Vanovcan
Noviembre 26, 2010.



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?