POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
de Eduardo Ferreyra


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt


Clarín, pasquín, vuelve a las andadas

Por Eduardo Ferreyra

Presidente de FAEC
Septiembre 21, 2010

Nuevamente el diario Clarín comete la gaffe de seguir publicando los artículos de la redactora Silvina Heguy, sin contrastar sus afirmaciones con los hechos científicos comprobados. La redactora no parece tener conocimiento alguno sobre la manera en el sistema climático funciona ni la manera en que la ciencia climática estuvo siendo manipulada durante los últimos 20 años.

En su edición del 20 de septiembre pasado aparece una nota enviada desde Perú -de la que sólo extractaré los pasajes más salientes- con el siguiente título.

La tierra se seca y crece la lucha por el agua en Los Andes

Clarín.com

Cambio climático. Perú es el país que más padece el calentamiento global en el mundo. Ecuador también sufre. Sube la temperatura, se derriten glaciares pero hay repentinas heladas. Amenaza cultivos y estilos de vida milenarios.
Por Silvina Heguy
Cusco. Perú. Enviada Especial

Gumercinda Catunta hace tiempo que anda con la intención de “sembrar y cosechar lluvia”. Pero cuando va a pedir ayuda a las autoridades de Pampamarca obtiene siempre la misma respuesta: no hay presupuesto. […] Son las tierras que forman parte del país que más sufre los efectos del cambio climático en el mundo y donde ni la ayuda del Estado ni de los países responsables del calentamiento global llegan. A más de 3.800 metros, la falta de agua, la retracción de los glaciares, las temporadas desdibujadas, las heladas repentinas, las épocas de lluvias cada vez más cortas e intensas, los fríos cada vez más fríos y el calor cada vez más alto son las manifestaciones más concretas del cambio climático, esas variaciones del tiempo atribuidas directa o indirectamente a la actividad humana.

Tal afirmación corre por cuenta exclusiva de la Sra. Heguy, por supuesto, y no da referencias para sustentarla. La nota trata del calentamiento global, un mundo que se está calentando, claro, por lo que la mención a heladas repentinas parece un contrasentido, sobre todo cuando más adelante sus entrevistados afirman que:

“Antes sabíamos cuándo sembrar porque comenzaban las lluvias. Antes había tres manantiales de donde sacábamos el agua para regar. Ya no están, pero están las nuevas plagas y las papitas que se malogran”, enumera Roberto Lazo, […] “Hace tres años que las temperaturas son tan frías que nues-tros niños se enferman de cosas nunca vistas. Además de sufrir la desnutrición, mueren de neumonía”, cuenta Gumercinda.

Vamos, ¿no era que el mundo se ha calentado tanto que pronto todos nos freiremos? Luego no se le ha ocurrido preguntarles a la gente: ¿Cuándo era “antes”? Porque si antes era “hace tres años” lo que está sucediendo en Perú está relacionado con la inversión de la PDO, u Oscilación Decadal del Pacífico que hizo ingresar a la región del Pacífico Oriental en una fase fría. Esa fase fría hizo que la evaporación del océano fuese menor, y con un fenómeno oceánico como la Niña en aumento, las lluvias comenzaron a escasear en la costa oeste de Sudamérica.

Hoy estamos viendo cómo la Niña, con su fuerte enfriamiento está causando una escasez de lluvias en Argentina, algo que ningún meteorólogo argentino se atreverá a negar. Busquen los granjeros peruanos la respuesta en La Niña y no en un calentamiento que ha dejado de seguir avanzado desde 1997.

El cordón montañoso que rodea las comunidades campesinas está marrón oscuro. “Antes había nevados y glaciares, pastizales enormes, pero sin hielo ya no hay agua”, explica Adriano Paucara, uno de sus pobladores. Perú y Ecuador son los dos países de América latina que tienen glaciares tropicales, super-ficies heladas entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio y que según los estudios científicos están desapareciendo.

Más allá de que la retracción y avance de estas masas heladas es un proceso natural, la intervención del hombre modificó este ciclo. Y sin glaciares no hay agua y sin agua no hay vida. Entonces, la lucha por el agua no es un vaticinio de ciencia ficción.

Los glaciares de alta montaña son pobres indicadores de calentamiento. La mayoría de los glaciares del mundo, incluidos los sudamericanos, comenzaron a retraerse hacia principios del siglo 19, hacia fines de la Pequeña Edad de Hielo. Una razón es que el frío causa una menor evaporación y menores precipitaciones de nieve en la alta monta-ña. Es la manera en que los glaciares crecen o mantienen su volumen.


Según el IPCC a retracción de glaciares comenzó hacia 1830

Las temperaturas en alturas superiores a los 3900 metros están la mayor parte del año debajo de cero. Es la radiación solar la que provoca el fenómeno físico-químico conocido como “sublimación,” el paso del estado sólido del hielo al estado gaseoso de vapor de agua sin pasar por el estado líquido. Los glaciares de alta montaña no son productores de agua porque la energía necesaria para derretir el hielo es mucho mayor que la necesaria para derretir la nieve. El agua que baja de los glaciares es de la nieve que se derrite durante fines de primavera y el verano.

Propaganda para Cancún

No podía faltar la mención a la próxima Conferencia del Clima a realizarse en Cancún, México, en diciembre próximo. Después del estrepitoso fracaso de la Conferencia de Copenhague, causada por la reticencia de los países más de-sarrollados industrialmente a descalabrar sus economías por proyecciones muy dudosas sobre el futuro del clima, en especial habiendo visto la tendencia del clima de los últimos 10 años, hizo que los traficantes de bonos de emisión de CO2, o “indulgencias plenarias” para lavar pecados ecológicos, hayan puesto toda la carne en el asador para rescatar su negocio en decadencia del colapso total. El precio de los bonos de carbono en el Chicago Climate Ex-change cayó de los primitivos $7.50 dólares por tonelada a los 10 centavos. No los quiere nadie. Nadie los compra. Es comprensible, entonces, el ingreso de los traficantes en la etapa de “control de daños” impulsados por el pánico.

Este país ya perdió el 40% de bloques helados en los últimos 30 años y casi la misma proporción se derritió en Ecuador. Los dos países están anotados para recibir el fondo de compensación y para adaptación al cambio climático que se lanzó en la Cumbre de Copenhague. Pero poco se ha avanzado.

Los fondos serán el tema del próximo diciembre durante la reunión de Cancún.

Pero ni el dinero ni las negociaciones llegan, por ahora, a estas tierras altas de los Andes. Sólo los campesinos, las ONGs y la cooperación internacional. […] “No hay pasto como antes. El sol quema como nunca. Antes caminábamos en patitas, ahora necesitamos zapatos. Hay heladas repentinas que malogran las cosechas. Vienen huracanes y enfermedades a los niños”, cuenta uno de sus moradores de la comunidad formada por 500 familias. En lo que va del año “30 angelitos se nos fueron al cielo. No soportaron el frío y la neumonía que antes no había, pero que ahora sí”.

“El sol quema como nunca”. En realidad, el sol “quemaba” mucho más hace tres años que ahora. Quien vea los datos y las gráficas de la actividad del sol podrá ver que se estuvo incrementando desde 1712 hasta el ciclo 21, a mediados de la década de 1980, cuando comenzó a disminuir hasta el presente Ciclo 24 que muestra niveles de actividad anormalmente bajos:

Aumento de la actividad solar desde 1712 hasta 2000



Ciclos 21, 22, y 23

Actividad solar (en disminución) de los ciclos solares 21, 22, 23 y 24
La línea corta a la izquierda y al pie del gráfico corresponde al Ciclo 24.

Entonces el sol no “quema como nunca”. El Sol “quema menos que nunca”, o por lo menos que desde 1850. Una cosa es la "percepción", tipo anecdótica de la gente, y otra cosa muy diferente es lo que muestan los datos cientí-ficos registrados. Este tipo de errores en la investigación de la información climatológica (o la incompetencia para informarse correctamente) es muy común entre redactores noveles que hacen del alarmismo una segura manera de adquirir notoriedad. Mala, pésima costumbre porque se desvirtúa la misión del periodismo, y la gente resulta enga-ñada y proclive a acpetar políticas perjudiciales.

Pero dicen que es “por una buena causa”. La de continuar el negocio de los traficantes de bonos como Al Gore y sus socios Rajendra Pachauri, Maurice Strong y demás miembros de la pandilla de deshonestos manipuladores de la realidad científica.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?