POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba

Contador De Visitas

Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
de Eduardo Ferreyra


Click to get your own widget
CO2 vs. Temps


Manchas Solares

Condiciones en el Sol

Sea Ice Extent
Hielo Marino


Temperatura Polo Norte


Pronósticos del Tiempo


Blogs: escépticos del clima en Inglés

William M. Briggs
Climate Audit
Climate Change Facts
Climate Change Fraud
Climate Police
Climate Resistance
Climate Scam
Climate Science
CO2 Science
CO2 Sceptics
Friends of Science
Global Climate Scam
Global Warming Heretic
Global Warming Hoax
Global Warming Skeptic
GlobalWarming.org
Greenie Watch
Bruce Hall
Warwick Hughes
Lucia Liljegren
Jennifer Marohasy
Warren Meyer
Maurizio Morabito
Luboš Motl
Tom Nelson
Newsbusters climate
Niche Modeling
Planet Gore
Really Real Climate
Roger Pielke Sr.
Fred Singer
David Stockwell
Philip Stott
Anthony Watts
World Climate Report

Videos de Interés
Penn and Teller -Genial!

El Gran Timo del Calentamiento Global

El Gran Timo...
en 8 partes breves
      ARTICULOS
RECOMENDADOS


Estudios Solares de Theodor Landscheidt



Cell phone video surveillance solution
Clarín desinforma como buen pasquín

Clarín es, desde hace mucho tiempo, antes, durante y después de su conflicto con el gobierno argentino, un pasquinazo. El formato tabloide lo hace ideal para leer mientras se viaja en el tren o en ómnibus, rumbo al trabajo. También trae buen papel para encender el fuego del asado -y para envolver pescado, ni le cuento! Nunca le hallé otra utilidad. Nunca lo leo. Me entero de los dislates que publica por avisos que me envían los amigos de este sitio.

¿Por qué tiene tantos lectores, entonces? Un pregunta para psicólogos, quizás porque Clarín le da al populacho lo que el populacho pide: alienación, catástrofes, chismes –algo que no habla nada bien del nivel intelectual de sus asiduos lectores. Quizás sus lectores son morbosos, o masoquistas, y muchos creerán que un elevado tiraje de ejemplares es señal de buena calidad periodística. Tengo enormes dudas. Por ejemplo me avisaron que Clarín publicaba el Domingo 11 de diciembre pasado un artículo con el siguiente titular catastrófico:

Clarín.com 12/12/10 - 00:44

Retrocedieron más de 35 metros, en promedio, en los últimos diez años. Los expertos pronostican la crecida de los mares. Y posibles inundaciones en zonas de Rosario, La Plata y en Puerto Madero.

Por Gustavo Sierra

Somos vulnerables. A pesar de ser uno de los países que produce menor cantidad de los gases conta-minantes que provocan el efecto invernadero (América Latina apenas contamina el 13% del total en el planeta), Argentina está padeciendo algunos de los efectos más graves del cambio climático. Inundaciones, sequías, erosión de los suelos, deforestación y ahora sabemos que nuestros glaciares, fuente de agua y energía imprescindibles para el país, se están derritiendo a mayor velocidad que cualesquiera otros en el mundo.

En los tiempos que van desde el estallido de la histeria por el “calentamiento global”, y luego del “cambio climá-tico” (porque nadie veía calentamiento), y ahora la “perturbación del clima” (porque no se había observado ningún cambio en los últimos 25 años), Argentina no ha “padecido” ningún otro efecto del aumento del dióxido de carbono en la atmósfera que un aumento notorio del rendimiento de sus cosechas de granos, verduras, frutas, gracias al “efecto fertilizador” del CO2. Efecto al que tenemos que agradecer el ingreso de abundantes divisas que podrían contribuir al mejoramiento de los niveles de vida de la población, si no fuese porque… la historia es conocida por todos los argentinos.

¿Calentamiento en Argentina? Son necesarios 30 años para demostrar una tendencia climática. Bueno, la región central de Argentina está representada por la estación Pilar, en Córdoba, cuyos datos forman parte de la base de datos que el GISS usa para confeccionar sus informes globales. A continuación las temperaturas de Pilar, en el período 1980-2010, 30 años que marcan tendencia, que incluye al mes de diciembre 2010:


Figura 1: La estación Pilar no muestra calentamiento desde 1980 a Diciembre 2010.
Fuente de datos: NASA/GISS


ACTUALIZACIÓN FEBRERO 19, 2011 En los comentarios al pie de esta página, el lector Rodolfo se muestra ofendido y contrariado porque el gráfico original de este artículo tenía el título Pilar 1931-2010, a pesar de que el texto más arriba decía "...en el período 1980-2010, 30 años que marcan tendencia,". Por error he subido un gráfico con un título erróneo. Pido disculpas por ello. Pero a pesar de todo, el asunto no ha variado un ápice: la tendencia de Pilar entre 1980 y 2011 no muestra ningún aumento de la temperatura, lo que según NASA/GISS demuestra que Clarín presenta una información tendenciosa.

También le disgusta que los gráficos no tengan explicaciones más detalladas, aunque sostengo que "una imagen vale por mil palabras." Quizás necesite que le proporcionen las cosas ya digeridas. Creo que el nivel de conocimientos y capacidad de análisis de los lectores de este sitio es más elevado que lo que Rodolfo estima. Hacer demasiadas aclaraciones es poner Perogrulladas que alargan los artículos y los hace pesados y aburridos. Personalmente confío en la inteligencia que muchísmos lectores de este sitio han venido demostrando, muchas veces con análisis bastante más agudos que los míos.

El gráfico oficial de GISS es el siguiente:



Una vez vista la ausencia de calentamiento, y la desinformación que se le presenta a la gente, sigamos adelante con el artículo de Clarín.

La cumbre de cambio climático de Cancún sirvió para ilustrar muy claramente todas esas desventajas y observar que el país sigue sin tomar un liderazgo mundial que lo convierta en un buen ejemplo a seguir por el resto de la región. Como dijo un delegado danés con gran conocimiento de Latinoamérica en la anterior cumbre de Copenhague: “Argentina está en una posición ideal para convertirse en un país ver-de. Tiene producción básica agrícolo-ganadera muy fácil de transformar para que deje de contaminar. Tiene una matriz energética bastante limpia. Y eso podría atraer enormes inversiones. Podría ser una gran potencia. Sólo necesita que los argentinos tomen conciencia de esto y una decisión colectiva de todo el entramado político… Ah, y como siempre en Sudamérica, un líder que quiera ponerse al frente de esa revolución”.

¿Dejar de contaminar? Seguramente estaba hablando de las papeleras argentinas, o de las fábricas que lanzan sus desechos en el Riachuelo. Estamos de acuerdo. Pero si por contaminación se está refiriendo al CO2, entonces el delegado en Copenhague desde ser uno de los tantos que en Cancún firmó el petitorio para prohibir el agua –un ignorante completo y redomado –por lo menos a lo que la química y la física del clima y la biología se refiere.

El programa de medio ambiente de las Naciones Unidas, PNUMA, dio la alarma acá en Cancún. Lanzó un estudio de 56 páginas muy detalladas sobre el retroceso y derretimiento de los glaciares en todo el mundo.

Hemos visto ya la manera en que el IPCC cometió la terrible “gaffe” del HimalayaGate, con su informe sobre los glaciares del Himalaya, donde se comprueba la ausencia completa de estudios con peer review que apoyara la afirmación. Sólo un chisme publicado por el WWF. Me caben enormes dudas sobre la ciencia y la veracidad del estudio del PNUMA, sobre todo viniendo de una organización que no es científica sino totalmente política. Es el PNUMA, o Programa de las Naciones para el Medio Ambiente, la culpable de la Agenda 21, documento liminal del Nuevo Orden Mundial. Pero hay redactores en Clarín que son capaces de creer cualquier cosa que les diga en PNUMA, el IPCC y los pseudo científicos tramposos del CRU, de la Universidad de East Anglia.

Los de la Patagonia argentina son los más afectados del planeta. En promedio retrocedieron más de 35 metros en los últimos 10 años. Las fotos del glaciar Ameghino que acompañan a esta nota son más que elocuentes. Comparada con la imagen de 1931, los hielos desaparecieron por más de tres kilómetros. Todo esto acompañado por las sequías que provocaron en el 2008 la muerte de un millón y medio de cabezas de ganado. Y las inundaciones que son cada vez más frecuentes y extendidas en el tiempo.

También publicó Greenpeace en 2004 una foto del glaciar Upsala mostrando el retroceso del glaciar. El glaciólogo Rabassa, estaba de acuerdo con Greenpeace. El problema es que los famosos glaciólogos R. Naruse, P. Svarka, y Y. Takeuchi, decían exactamente lo opuesto, después de haber estudiado a fondo el fenómeno del Upsala. Si tiene tiempo vuelva a leer el informe que publiqué en 2004 sobre este asunto en Glaciar Upsala: Nuevo Fraude de Greenpeace donde los científicos de verdad dicen:

Adelgazamiento y retroceso del Glaciar Upsala, y una estimación
de los cambios de la ablación anual en el sur de la Patagonia

(R. Naruse, P. Skvarca and Y. Takeuchi)

http://glacier.lowtem.hokudai.ac.jp/project/patagonia/patagonia.htm

El Glaciar Upsala, un glaciar de agua dulce en ruptura en el sur de la Patagonia, ha estado retirándose desde 1978, y después de una drástica recesión de cerca de 700 metros/año en 1994, el retroceso parece haberse detenido en 1995.

Un gran índice de adelgazamiento de 11 m/año se obtuvo entre 1990 y 1993, explorando y evaluando elevaciones de la superficie cerca del término del glaciar Upsala. En 1993-1994, el adelgazamiento fue estimado en unos 20 m/año cerca del margen lateral. Se están considerando algunas causas posibles del comportamiento del adelgazamiento.

En el área de ablación del Glaciar Perito Moreno, 50 km al sur del Upsala, se midieron las tasas de ablación durante 110 días en el verano 1993-94, y la temperatura del aire fue registrada diariamente a lo largo del año 1994. Usando un método de grado-día con los datos de la temperatura de la estación meteorológica más cercana, Calafate, se estimó que la ablación durante los últimos 30 años fluctuó, entre 12 + 2 m/año a 16 + 2 m/año en el espesor del hielo, con un promedio de 14 + 2 m/año. Por ello, la anomalía en la temperatura por sí sola no puede explicar el adelgazamiento de 11 m/año del Glaciar Upsala.

El artículo de Clarín comienza a ponerse pesado en su afán desinformador. ¿Por qué los redactores no pierden algunos minutos buscando en Internet la información que les permita evitar los papelones?

Aquí, los meteorólogos y oceanólogos hablan de un fenómeno de deshielos en los polos, así como del aumento inusitado de las precipitaciones y las aguas que desprenden los glaciares que podrían llevar a una creciente de los mares en general de entre medio metro y cuatro metros para finales del siglo. Un estudio de la agencia oceanográfica estadounidense hace una proyección por el que las tierras ya inundables de Sudamérica como la Mesopotamia argentina, todo el sistema del delta del Paraná y las costas del Río de la Plata, podrían quedar bajo el agua. Hablan, en particular del riesgo que corren los sectores con alta densidad poblacional que van desde Rosario hasta La Plata, pasando por toda la zona costera de la Capital Federal. Puerto Madero, por ejemplo, podría quedar gravemente afectado si se llega a producir una cota del río medio metro más alta.

¿Fenómeno de deshielo en los polos? Si hablan del deshielo del Ártico, eso sucede todos los años y el nivel del mar no crece ni un milímetro. El hielo, al derretirse, devuelve al mar el mismo volumen que había tomado al congelarse. Física del secundario.

Por otro lado, hay un excelente estudio de tres científicos argentinos, P.J.D. Mauas y E. Flamenco y A.P. Buccino, que dejan las cosas muy claras. El estudio se llama: "Solar Forcing of  the Streamflow of a Continental Scale South American River", 2008. Phys. Rev. Let., 101, 168501” donde podemos ver que mientras los alarmistas que se reúnen en las CPO afirman que las sequías y las inundaciones debería aumentar en respuesta la calentamiento global, los datos del Río Paraná no proporcionan ninguna señal de un aumento del caudal (que podría llevar a inundaciones) durante todo el Siglo 20.

Y en una aún mayor refutación de las afirmaciones alarmistas, los datos del Río Paraná revelan un gran aumento en el caudal mínimo, indicativo de una tendencia a la ocurrencia de menos sequías, que es lo opuesto a lo que el IPCC y sus payasos profetizan.

El Dr. Mauas tiene otros estudios publicado sobre la relación que hay entre el sol y el clima, como ser:

  • Mauas, P.J.D., "Calentamiento global: ¿Efecto invernadero o actividad solar?", BAAA, 47, 444.
  • Mauas, P.J.D.; Flamenco, E. 2005, "Solar activity and the streamflow of the Paraná River", Mem. Soc. Astr. It. 76, 1002.

Pero si quieren decir que los hielos de la Antártida se derriten, alguien está mintiendo y mucho. En este caso no lo hace el redactor de Clarín que se ha limitado a pasarle al público la basura que le entregó el PNUMA. Si hubiese visto los datos de la extensión de hielo de la Antártida en los últimos años, es probable –nada más que probable- que se hubiese resistido a publicar tamaña desinformación. De acuerdo con el NSIDC, la organización oficial americana que monitorea la extensión de los hielos del Ártico y la Antártida, el estado del hielo antártico es el siguiente:


Figura 2: Extensión del hielo marino de la Antártida
mostrando una extensión histórica récord.

NSDIC.

Y en cuanto a la cantidad de hielo en todo el Hemisferio Sur va en aumento –incluye glaciares de la Patagonia:

Puerto Madero queda a varios metros por encima del nivel del Río de la Plata. Tendría que derretirse toda Groen-landia y la cuarta parte de la Antártida para que el nivel suba para causar problemas en Puerto Madero y en las islas del delta del Paraná. Pero, ¿por qué nombran a Puerto Madero? ¿Será porque es un lugar "elegante" donde va gente con dinero? ¿También quieren asustar a los ricos?

Otra desinformación desmentida por las observaciones y mediciones de organismos oficiales. Sigamos adelante con el artículo. Les ahorraré la charla sobre lo que el gobierno argentino está haciendo para contribuir a que los países desarrollados paguen la deuda climática histórica “para lograr la equidad planetaria”, según Bibiloni, Secretario de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación que contiene toterías como estas:

Se habló de la electrificación de los trenes metropolitanos y buses a base de hidrógeno, proyectos que están pendientes de créditos internacionales. Y se destacó el desarrollo de energía nuclear limpia o el corte de biocombustibles del 5% en naftas y el 7% en diesel. Un punto que remarcaron los funciona-rios fue el cambio que se está haciendo de millones de lamparitas por otras de bajo consumo en las reparticiones públicas.

Como los mexicanos, Argentina conseguirá reducir el calentamiento profetizado para el 2050 en algo así como 0,001ºC, con una inversión que mejor sería hacerla en educación, salud pública, seguridad, y lucha contra el narcotráfico –para empezar. Y comenzar a contaminar los acuíferos y el ambiente con el mercurio de las lamparitas "amigables del ambiente". Aunque hay que reconocer –nobleza obliga– que el proyecto nuclear argentino está bien encarado, esperando que los retornos, “mayores costos” y “coimisiones” no echen a perder el asunto.

También parecen olvidar el fallido experimento argentino de los años 80 con el añadido de alcohol a las naftas. Las llamadas "Alconaftas" que herrumbraban los tanques de nafta, y un auto parado un mes había que rectificarle los cilindros por el óxido que se habia comido las camisas de los cilindros.

Aquí viene una parte graciosa que revela el lugar donde vive el redactor de Clarin: un termo sellado, impermeable a la realidad exterior:

Existe un organismo de científicos, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, que es la máxima autoridad planetaria en el tema. Fue creado en 1988. Analiza de forma exhaustiva, objetiva, abierta y transparente, la información científica, técnica y socioeco-nómica para entender el riesgo que supone el cambio climático provocado por las actividades humanas.

¿Manera exhaustiva, objetiva, abierta y transparente? ¿El IPCC? ¿Y qué hay de los más de 70 errores garrafales, verdadera desinformación basada en artículos de revistas deportivas, conferencias de estudiantes sin título universitario, informaciones periodísticas de redactores ignorantes de temas científicos? Hay cosas que escapan a comprensión de la gente. ¿Abierta y transparente? Los científicos contribuyentes del IPCC tuvieron que ser forzados por los pedidos FOI –Ley de Libertad de Información- para que entregasen datos e información a los investigadores que dudan de todas las conclusiones que impulsan al fraude del calentamiento global antrópico.

La principal conclusión de este panel de científicos de todo el mundo dice que en promedio la tempera-tura global durante los últimos 100 años aumentó 0,74° grados centígrados y que once de los últimos doce años se ubican entre los más calurosos desde que comenzaron los registros en 1850. Según este informe existe nueva y contundente evidencia de que la mayor parte del calentamiento global de los últimos 50 años es atribuible a las actividades humanas.

Lo cierto es que en los últimos meses han aparecido varios estudios con “peer review” que demuestran que el calentamiento ocurrido durante el Siglo 20 ha sido casi totalmente de origen natural. Entre los años 800 y 1360 la temperatura global era de dos o más grados altos que ahora. El aumento de 0,74ºC es insignificante, despreciable, y en todo caso ha resultado inmensamente beneficioso –y totalmente natural, como regreso de las gélidas tempe-raturas de la Pequeña Edad de Hielo, donde la humanidad sufrió los espantosos rigores del frío. Que por desgracia volverán muy pronto, como lo están experimentando los países del hemisferio norte, donde se vienen quebrando récords de frío, nevada y hielo que tenían más de 100 años.

El Met Office, el servicio meteorológico británico, el más antiguo y prestigioso del mundo confirmó en un informe al que tuvo acceso Clarín que este año 2010 ya se encuentra entre los tres más calurosos (los otros son 1998 y 2005) y podría ser el de mayor temperatura una vez que se tengan todos los datos. El IPCC prevé un aumento de la temperatura media global de entre 1,1 y 6,4 grados para el 2100. Y dice que un aumento superior a los dos grados sería catastrófico para la Humanidad.

¿El Met Office, el más prestigioso del mundo? Historia antigua. El Met Office ha perdido totalmente su prestigio y confiabilidad, después de haber estado usando los datos que les pasaban los tramposos del CRU, y de las profecías emitidas por su super-computadora de 30 millones de libras que predecía, con toda seguridad que este invierno en Inglaterra sería moderado y que las nevadas serían “raras y cosas del pasado”. Tan ridículo ha sido el papel desem-peñado por el Met Office que ya hay proyectos presentados en las Cámaras de los Lores pidiendo la reducción del presupuesto a esta organización de chambones e ineptos.

El presidente del IPCC, el destacado científico indio Rajendra Pachauri, camina apurado por uno de los pasillos del Moon Palace, el hotel de la Riviera Maya donde se realizó la cumbre.

Rajendra Pachauri no es científico de ninguna clase. Tiene un diploma de ingeniero en ferrocarriles de la India, y un master en economía. Después de los numerosos IPCC-Gates que fueron apareciendo, muchas ONGs verdes solici-taron su renuncia. Quizás por aquello de “con amigos como este, ¿quién precisa enemigos?”

Este fenómeno viene ocurriendo de manera sostenida en las últimas décadas y, en las próximas, se supone que se producirá una acelerada pérdida de masas de hielo, particularmente los glaciares. Ya en el 2004 produjo un duro impacto unas fotos publicadas en Clarín en las que se veía al glaciar Upsala repleto de hielo en 1928 y la realidad actual, con un retroceso de más de 13 kilómetros.

Hoy exponemos estas fotos proporcionadas por Greenpeace del glaciar Ameghino, que forma parte de la Masa de Hielo Patagónico Sur. Según los estudios de imágenes en el período que va desde 1947 a 1970 el glaciar retrocedió 156 metros. Desde 1970 hasta el 2000, el retroceso fue de 2.812 metros. Desde el año 2000 al 2005 se retrajo en 390 metros.

Todo dicho. Las fotos las suministró Greenpeace. Lo que faltaba. Ya vimos lo que opinaban Svarka, Naruse y Takeuchi sobre el Upsala. Habría que ver qué opinan sobre el Ameghino. Además, hay algo interesante. En un artículo de La Nación del mismo Domingo 12, Rabassa dice lo siguiente sobre los glaciares:

El geólogo Jorge Rabassa, investigador superior del Conicet y especialista en glaciares, opinó desde Tierra del Fuego que la información sobre los glaciares argentinos presentada en ese trabajo es muy limitada. "No hay datos realmente novedosos y tampoco se incluyen trabajos sobre los glaciares argen-tinos publicados en la última década. Pero este reporte del Pnuma demuestra que los estudios que hacen en todo el mundo confirman la magnitud del impacto por el cambio climático global y de su proyección para todo el siglo XXI", dijo.

Como dije, el PNUMA no es un órgano científico sino político. Los datos provienen de muchas fuentes, y sería interesante ver si se ha seguido una rigurosa metodología científica en la recopilación, estudio, y análisis de la información que apoyen las conclusiones que, a primera vista, se muestran como terriblemente exagerados, distorsionados y posiblemente fraguados.

Veremos cómo en los próximos días el asunto de los glaciares, los hielos, el calentamiento cae en el olvido –por unos meses. La histeria renacerá poco antes del inicio de alguna reunión del IPCC, de la que Clarín se hará eco, claro, donde los funcionarios verán cómo hacen para llegar al 2011 sin que los que sobrevivan al congelamiento en Europa los corran a las patadas de sus muy bien remunerados cargos.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC



Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?