CINCO PREGUNTAS CIENTÍFICAS
SOBRE EL OZONO


1. ¿Contribuyen los CFC al Cloro Estratosférico?

La información científica publicada en 1991 indicaba que el cloro estratosférico muestra una tendencia creciente con el tiempo, casi la mitad del flúor estratosférco. La interpretación aceptada es que las fuentes antropogénicas del cloro, principalmente los CFC, contribuyen al cloro estratosférico--junto a las fuentes naturales, tales como volcanes y los océanos.

Es importante notar que este cambio de visión se basa en un real cambio de la información subyacente. Trabajos con "peer-review", publicados hasta 1987, no mostraban ninguna tendencia ascendente en el cloro estratosférico, consistente con la idea que las fuentes humanas eran de poca importancia.

El asunto que debe investigarse es por qué el Protocolo de Montreal, para controlar a los CFC fue firmado en 1987, cuando toda la información científica confiable sugería que los CFC no tenían consecuencias sobre la producción de cloro.

2. ¿Está Disminuyendo el Ozono Estratosférico a una Escala Global?

Comenzando con una conferencia de prensa por un "Panel de Tendencias del Ozono" ad-hoc, en Marzo de 1988, el público ha estado expuesto a una lluvia de informes y partes de prensa afirmando que la capa de ozono está siendo destruida a una tasa "peor que la esperada". (Dado que las expectaciones deben basarse en teorías, esto presenta la pregunta de si la teoría está errada, o las observaciones están erradas, o si ambas son erróneas).

Existen duda acerca de si la información puede ser creída, o si la calibración de los instrumentos se ha mantenido, y si otros gases -como el dióxido de azufre- han interferido con las mediciones de ozono.
Aunque la información resulte ser sólida, aún está la pregunta de si una tendencia a largo plazo puede establecerse a partir de una registro tan corto, en vista de las grandes variaciones naturales de los niveles de ozono en la estratósfera. (Se puede notar, por ejemplo, que un panfleto de la EPA sobre "Disminución del Ozono Estratosférico" no presenta evidencia de tal tendencia declinante sino que meramente declara (página 5) que "los niveles de ozono estratosféricos fluctúan periódicamente".)

Aún cuando los registros de datos se hagan tan largos como para mostrar una tendencia declinante, no se puede asumir automáticamente que se debe a causas humanas. Ya que los niveles de ozono varían con la actividad solar, se puede esperar hallar variaciones de ozono a largo plazo extendiéndose durante varias décadas, debidas a la mayor actividad solar.

3. La Teoría Química de los CFC ¿apoya a la Destrucción del Ozono?

De acuerdo a los cálculos publicados, el cloro proveniente de los CFC podría ser efectivo en la disminución del ozono en las capas superiores de la estratosfera, hacia los 40 km de altura. Pero el grueso del ozono existe entre los 20 y los 25 km, en la baja estratosfera. Tanto la teoría como las mediciones sugieren que las moléculas que contienen hidrógeno -y no el cloro- son los principales agentes de destrucción del ozono en la estratosfera inferior.

Si este argumento es correcto, entonces debemos considerar la posibilidad de que otras actividades del hombre y no los CFC pueden afectar a la capa de ozono. Una teoría publicada en 1971 sugería que el metano producido por el hombre podría afectar al ozono estratosférico al aumentar la concentración de vapor de agua en la estratosfera. Tal aumento a largo plazo del vapor de agua ha sido recién detectado e informado en la revista Nature. El aumento del tráfico de aire es otro mecanismo para inyectar vapor de agua en la estratosfera inferior.

4. ¿Existe una Tendencia Ascendente en la Radiación UV en la Superficie de la Tierra?

A pesar de que una tendencia declinante del ozono debería dar por resultado una tendencia ascendente de la radiación UV, jamás se ha informado de la existencia de esa tendencia. En noviembre de 1993, dos investigadores canadienses, J.B. Kerr y C.T. McElroy, publicaron un estudio en Science afirmando haber medido grandes tendencias ascendentes de rayos UV, de hasta 35% anuales para ciertas longitudes de onda. Sus resultados fueron muy sospechosos ya que no mostraban barras de error u otras medidas de incertidumbre. De hecho, un re-análisis de sus datos, también publicado en Science, mostró que la "tendencia" era consistente con "porcentaje cero"

El estudio de Kerr/McElroy provocó una gran excitación. Aunque ellos ya no afirman que exista ninguna tendencia, los investigadores en otros campos siguen culpando a la "tendencia ascendente" del UV para cosas como las desaparición de ranas y el aumento de melanomas. Se ignora ampliamente el indiscutido hecho que la radiación UV aumenta fuertemente a medida que uno se acerca al Ecuador, por lo tanto, el temido aumento de 10% debido a la disminución del ozono -si es que realmente existiese- correspondería a un viaje de 90 km en dirección al Ecuador.

5. ¿Provocan los Rayos UV el Melanoma?

En 1987, la EPA publicó los resultados de un análisis costo/beneficio, afirmando que ocurrirían 3 millones de casos de cáncer de piel en los Estados Unidos, durante el siglo 21, a menos que se tomen las medidas necesarias para restringir la producción de CFC. Dicho análisis parece basarse en la suposición que el melanoma maligno, la forma letal del cáncer de piel, está provocada por la exposición a los rayos UV-B (longitud de onda entre 280 y 320 nanómetros). Mediciones reales en laboratorios, publicadas en julio de 1993, han demostrado ahora que el melanoma es inducido principalmente por el rango UV-A, entre 320 y 400 nm.

El ozono absorbe en la banda del UV-B, pero no lo hace en la banda del UV-A. Puesto de otra forma, la inducción de melanomas no depende de los niveles de ozono. Si se toman en cuenta estas conclusiones, el análisis de la EPA requiere de grandes correcciones. Puede poner en duda nuestra actual política de una acelerada prohibición de los halocarbonos. Sin embargo, la EPA sostiene aún que existirán beneficios de hasta $ 32 billones de dólares y una relación costo/beneficio de 1000!

Esto habla muy poco en favor de la capacidad científica de la EPA, ya sea para evaluar estudios científicos como para emitir prohibiciones que han provocado -y lo seguirán haciendo- perjuicios incalculables en vidas y sufrimientos humanos.



Para ampliar sus conocimientos sobre el tema de la capa de ozono, lea el Capítulo 2 del libro "Ecología: Mitos y Fraudes" El Fraude del Ozono donde están todos los detalles científicos que son necesarios conocer para poder juzgar si el famoso Agujero de Ozono no es otra cosa que una malévola fantasía usada para propósitos políticos y económicos de los grupos de poder que manejan la economía del mundo.



Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Capa de Ozono              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?