POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS


Hora de Córdoba




Suscríbase al
Newsletter de FAEC
Escriba su Email


Preview | FeedBlitz

Compre ahora el libro
Clima Feroz
Por Eduardo Ferreyra
Apoye la edición independiente: compre este libro en Lulu.


EL NIÑO/NIÑA



  • Manchas Solares

    Condiciones en el Sol

    Sea Ice Extent
    Hielo Marino


    Temperatura Polo Norte


    Pronósticos del Tiempo


    Blogs: escépticos del clima en Inglés

    William M. Briggs
    Climate Audit
    Climate Change Facts
    Climate Change Fraud
    Climate Police
    Climate Resistance
    Climate Scam
    Climate Science
    CO2 Science
    CO2 Sceptics
    Friends of Science
    Global Climate Scam
    Global Warming Heretic
    Global Warming Hoax
    Global Warming Skeptic
    GlobalWarming.org
    Greenie Watch
    Bruce Hall
    Warwick Hughes
    Lucia Liljegren
    Jennifer Marohasy
    Warren Meyer
    Maurizio Morabito
    Luboš Motl
    Tom Nelson
    Newsbusters climate
    Niche Modeling
    Planet Gore
    Really Real Climate
    Roger Pielke Sr.
    Fred Singer
    David Stockwell
    Philip Stott
    Anthony Watts
    World Climate Report

    Videos de Interés
    Penn and Teller -Genial!

    El Gran Timo del Calentamiento Global

    El Gran Timo...
    en 8 partes breves
          ARTICULOS
    RECOMENDADOS


    Estudios Solares de Theodor Landscheidt



    Desinformación Ejemplar:
    EPEC cambió un transformador

    por Eduardo Ferreyra

    Dice La Voz del Interior de Córdoba, del día 23 de noviembre del 2002:

    “Ayer a mediodía, operarios de EPEC reemplazaron el transformador contaminado con más de seis mil partes por millón (ppm) de la tóxica sustancia PCB, que estaba ubicado en la esquina de las calles Horacio Martínez y Pastor Taboada de Altos de Vélez Sársfield. El cambio se concretó dos días después de que este diario diera a conocer el altísimo nivel de contaminación del transformador, y de que los vecinos exigieran a las autoridades su reemplazo. ... Otro transformador con 6.267 ppm de PCBs, detectado junto con el anterior en el mismo barrio (esquina Horacio Martínez y Novillo Martínez), había sido reemplazado días atrás.”

    Resulta ilustrativo –y necesario- hacer algunos cálculos elementales. 6.000 partes por millón de una sustancia es igual a una concentración de 0,006% de ella. Dado que la medición de contaminación con PCB en un transformador no se realiza en el interior del mismo, ya que allí se encuentra un 100% de PCB, la medición se realiza en el exterior del mismo, o en sus alrededores, ya sea a partir de algún derrame cercano al mismo, o recogido del envase metálico mediante un hisopado, y la concentración se refiere a la existente en un dm2 (decímetro cuadrado), es decir, una superficie de 1 x 10 cm, (o 2 x 5 cm, etc).

    Esto significa que la presencia de la sustancia se constata en una mancha de algunas centésimas de milíme-tro de espesor en una superficie de 2 x 5 cm. Si exageramos el derrame, y la superficie era de 1 metro cuadra-do (o 100 dm2, o 10.000 cm2), y la cantidad de PCB era de 6.000 partes por dm2, en el metro cuadrado existen 6.000 x 100 = 600.000 partes por millón de PCB, como siempre, 0,006%. ¿Qué volumen tiene una mancha de 1 m2 por 0,01 mm de espesor? La respuesta es 100 cm3. Si la mancha tiene 1 décima de mm de espesor, la cantidad es de un litro.

    Ello nos lleva a preguntar entonces, ¿Qué tamaño tenía la mancha del derrame en el envase del transfor-mador, y qué cantidad, expresada en centímetros cúbicos del material, se hallaba fuera del envase del mismo? Por supuesto, mucho menos que 100 cm3. La supuesta peligrosidad del PCB, que ha sido demostrada como casi inexistente por organismos como OSHA y el IIERAL, y que se reflejaría en la contaminación de napas subterráneas y acuíferos, o volatilización del compuesto (cosa imposible por la densidad de éste) queda descar-tada por la insignificancia que representa la presencia de pocos centímetros o decímetros cúbicos del compues-to derramado. Debemos preguntarnos, entonces: ¿Cual es la cantidad de PCB que resultaría peligrosa para las salud humana?

    En casos de derrames de PCB en ríos, como ocurrió masivamente en el Río Hudson de la ciudad de Nueva York, se trataba de toneladas anuales del material a lo largo de muchos años, sin que se hubiesen registrado “epidemias de cáncer” entre la población de varios millones de personas de la región, como sugieren aquellas organizaciones que promueven este tipo de alarmas irracionales, basadas exclusivamente en el terror a lo desconocido, en lugar de basarse en evidencias científicas comprobadas e irrefutables.

    Sigue diciendo La Voz: “El vocero de Epec, Adrián Calvo, aseguró que el equipo contaminado fue llevado al depósito que la empresa tiene en Pilar. “El traslado se realiza con todas las condiciones de seguridad exigidas, que también se cumplen en el depósito”, afirmó Calvo.” Precaución, ¿para qué? ¿Para que nadie pueda tocar la mancha? Los trabajadores de la fábrica General Electric de Nueva York, fabricante de los trans-formadores eléctricos, se lavaban rutinariamente las manos con PCB puro para quitarse los restos de grasa (el PCB es un excelente solvente de la grasa mineral), cosa que hicieron diariamente por más de 17 años y nadie sufrió cánceres o ninguna otra enfermedad atribuible al PCB.

    Termina La nota de La Voz: “Por su parte, los vecinos de Altos de Vélez Sársfield informaron que hoy a las 21 se reunirán en el centro vecinal del lugar (ubicado en Horacio Martínez al 3.800) para discutir el tema.” A lo que pregunto: ¿Alguno de ellos tendrá los conocimientos técnicos y científicos necesarios para poder “discutir” el tema con alguna seriedad?

    ¿O sólo se reúnen urgidos por un terror a lo desconocido, terror que desaparecería si realmente estuviesen dispuestos a enterarse de los hechos científicos que rodean a los PCB. Se habla mucho, se hacen arengas encendidas y se atemoriza a la gente de manera irresponsable, pero a la hora de hacer números y enfrentar los hechos comprobados, las reales evidencias científicas que probarían que los PCB son peligrosos no aparecen por ningún lado. La gente parece preferir vivir aterrorizada por peligros y catástrofes inminentes, que perder algunos minutos e informarse de manera adecuada.

    La prohibición de los PCB ha llevado al aumento de las explosiones de transformadores sobrecargados por “gan-chos” y conexiones clandestinas que sobrepasan la capacidad de carga del transformador. Los transformadores que explotan son los que NO tienen PCB, porque el aceite mineral usado como refrigerante es inflamable y a elevadas temperaturas, explosivo. Los PCB habían eliminado las explosiones y recalentamientos de transforma-dores con sobrecarga, pero la gente parece preferir tener que pagar por transformadores nuevos cada seis meses a informarse y aceptar que los transformadores con PCB nunca representaron ningún peligro para la salud pública. Me pregunto ahora: ¿La gente es tonta, o simplemente está siendo engañada?

    Eduardo Ferreyra
    Presidente de FAEC




    Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


    comments powered by Disqus


    Volver a la página Cambio Climático              Volver a la página Artículos

    Usted es el visitante No:
    desde Diciembre 2006


    Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

    Locations of visitors to this page

    Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

    Speakeasy Speed Test


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?
    Ranking entre sitios de la web


    Usted es el visitante número

    desde Noviembre 28, 2008
    Vea aquí nuestras estadísticas


    ¿Desde qué países nos visitan?
    ¿Quiénes son los visitantes?