Hora de Córdoba
PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

La exposición al sol
finalmente declarada saludable

Por Dr. William Campbell Douglass

Nota de FAEC: Algo que hemos estado insistiendo desde hace muchos años es que la exposición al sol no representa un peligro para la aparición del melanoma, y que buenas y saludables dosis de sol tienen más beneficios que efectos perjudiciales acaba de ser confirmado por nuevos estudios sobre el tema. Esto fue explicado hacia 2002 con un artículo titulado: "Vaya a lo seguro: tome sol a mediodía". Después de terminar de leer el informe del Dr. Campbell Douglass léalo.



Querido amigo,

El hecho que el sol es en verdad muy bueno para usted no es nada precisamente nuevo estos días. Pero en la mayoría de los casos hasta la gente que reconoce sus beneficios siguen diciendo que ellos no compensan por los efectos negativos.

Hasta ahora.

Un nuevo estudio médico publicado recientemente sugiere que los efectos benéficos del sol en realidad sobrepasan los riesgos –específicamente, el riesgo del cáncer de piel. Wow! Eso es lo más cerca que han estado de comprender las cosas.

Todo el mundo está preocupado por contraer un melanoma maligno. Pero, como lo he expresado anterior-mente, el sol NO CAUSA melanoma o ninguna otra clase de cáncer fatal. Los dermatólogos nos previenen continuamente que sí lo hace, pero no tienen ninguna base científica para esa afirmación. Por supuesto, si usted quiere permanecer horas y horas bajo el sol, su piel se volverá negra y correosa, y terminará conver-tido en una pasa de ciruela seca y arrugada. Pero eso no le causará un melanoma.

La verdad es una falta de luz solar adecuada es un fuerte factor para el desarrollo del melanoma. Y esto no debe sorprendernos. La exposición al sol espolea a su organismo para producir más vitamina D, y los estudios siguen demostrando que un aumento de la vitamina D defiende contra ciertos tipos de cáncer. Es correcto: la exposición a los rayos solares en verdad le ayudan a protegerle contra el cáncer –incluido el melanoma.

Esa es la razón por la que el principal beneficio de la vitamina D es ayudar a que su sistema inmunológico funcione de manera adecuada, y es lo que lo hace un aliado muy efectivo en la batalla contra el cáncer.

Una razonable cantidad de exposición al sol –sin pantallas solares- es esencial para su salud. No me importa que la Academia Americana de Dermatología sostenga que las pantallas solares son necesarias en la lucha contra el cáncer de piel. Esa es pura charla, y no hay una justificación científica para ello.

Una buena regla básica es permanecer al sol –sin cremas ni pantalla solar- hasta que su piel se vuelva ligeramente rosada, luego vaya a la sombra. Pero sólo porque usted esté empapándose de rayos solares no significa necesariamente que esté recibiendo toda la cantidad de vitamina D que necesita.

Los rayos del sol simplemente no son tan fuertes en algunos lugares del mundo lejanos al ecuador, como Gran Bretaña o Escandinavia. Los resultados de este estudio reafirmaron esta percepción cuando descu-brieron que los Australianos producen 3,4 veces más vitamina D que los británicos, y 4,8 veces más que los que viven en Escandinavia –aun cuando todos ellos habían estado expuestos durante en mismo tiempo al sol de sus regiones.

Mayor razón entonces para hacerse una determinación del nivel de vitamina D en su sangre. Un nivel óptimo está entre 45 a 50 ng/ml. Si necesita suplementarlo con vitamina D, asegúrese de que sea del tipo D3 y no del D2. Y en cualquier parte que usted se halle, trate de obtener una saludable dosis de exposición a los rayos solares con la mayor frecuencia posible.

Manteniendo una luminosa disposición hacia la exposición al sol, se despide su amigo,

William Campbell Douglass II, MD.

PS: Yo he vivido en el trópico durante una considerable parte de mi vida y me aseguro de recibir mi ración de sol todos los días. Jamás he tenido un problema con el cáncer de piel u otras enfermedades exageradas por la histeria mediática que serían causadas por el sol. No deje que los propagandistas anti-sol le asusten y le impidan hacer lo que es realmente saludable.


Comentario Final de Eduardo Ferreyra: Mi experiencia personal ha sido la de una constante exposición al sol, en virtud a las diversas actividades que desarrollé en mi vida, desde una niñez en el campo en la provincia de Córdoba, lugar soleado en abundancia, donde pasaba los vera-nos en largas cabalgatas de días enteros de duración, y los diferentes deportes practicados al aire libre; las vacaciones en playas de Brasil, más los meses continuados de expediciones en la selva Amazónica navegando por el centro de los ríos; los años de vivir en las regiones tropicales de Bolivia, expuesto a niveles de radiación UV-B tres o cuatro veces mayores que los de Europa sin obtener ningún melanoma o los comunes tumores baso o espinocelulares.

La herencia genética de mi familia me ha dado una piel clara (descendientes de los celtas de Galicia) que le cuesta desarrollar un bronceado profundo. Mis hermanos, que no han tenido la extensa exposición al sol que tuve yo, desarrollaron varios tumores baso celulares y uno espi-nocelular, pero hasta la fecha (ya con 70 años) no he experimentado ningún problema de piel.

No quiere decir que no haya sufrido en dos o tres ocasiones quemaduras severas en mi piel (dos veces cuando niño, y durante mi primer viaje río abajo en el Amazonas cuando cometí el error de navegar durante diez horas seguidas bajo el sol vistiendo una camiseta de mangas cortas y una gorra de baseball. Sufrí serias ampolladuras en mis brazos y manos, que demoraron días en curar. Los errores enseñan más que los aciertos. La prudencia en la exposición a los rayos sola-res es la norma a seguir. Como digo en mi artículo de 2002, con 20 minutos diarios al mediodía, y sin pantalla solar, es suficiente para obtener un bronceado saludable de la piel –cualquier extensión a ese tiempo es inútil para acelerar el bronceado y sólo perjudicará a la piel por el efecto negativo de los rayos UV-A que penetran más profundamente en la dermis que los UV-B.

El artículo “Vaya a lo seguro: tome sol a mediodía” se lo explica mejor.



Volver a la página Riesgos               Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
   Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link a este
artículo o no sabremos a qué se refiere usted!!)



¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?



contador