PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS







EL TOP TEN de los Miedos Infundados

El Mercurio en la Comida de Mar
Causa Problemas Neurológicos

El Miedo:
El mercurio es un tóxico que se encuentra de manera natural en el ambiente y puede también ser liberado por la actividad humana, tales como la emisión de las plantas que queman carbón. El 55% de las emisiones globales de mercurio provienen, sin embargo, de fuentes naturales como los volcanes submarinos, y otro 42% son de fuente humanas fuera de los Estados Unidos[76]. En el agua, el mercurio es convertido en metilo de mercurio, una potente neurotoxina, que ingresa a la cadena alimentaria. Por consiguiente, el metilo de mercurio está presente, en pequeñas cantidades, en los peces. Los peces más grandes acumulan más metilo de mercurio que los peces pequeños, en particular porque ellos están más arriba en la cadena alimentaria.
La Agencias de Protección Ambiental (EPA) establece una "dosis de referencis" para los niveles de mercurio en la sangre humana (ver la parte “La conclusión, para más información), y recomienda cantidades y tipos de comidas de mar que las mujeres embarazadas y los niños pequeños pueden comer, para limitar su exposición al mercurio. La cobertura de los medios en 2004 de algunos reportes relacionados con el mercurio y con las recomendaciones al respecto desataron una nueva alarma sorbe los efectos del mercurio en las comidas de mar.

¿De Dónde Provino el Miedo?

Varios eventos a comienzos del 2004 suministraron combustible para reportes espeluznantes sobre el mer-curio en los peces. En enero, la EPA publicó una estimación de que unos 630.000 bebés nacían cada año en los Estados Unidos con niveles de mercurio en la sangre más altos que los niveles de la dosis de referencia de la EPA,Un estudio publicado en febrero 2004, en el Journal of Pediatrics, indicaba que niveles de mercurio mayores que los normales en las madres de las Islas Faroe habían causado problemas neurológicos en sus hijos [77]. En marzo, la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) y la EPA combinaron sus directivas antiguamente separadas sobre el mercurio en comidas de mar, y por primera vez también incluyeron infor-mación específica sobre el atún enlatado y lomitos de atún [78]. Adicionalmente, debido a la oposición de las políticas del presidente Bush relativas a la emisión de mercurio, algunos avisos políticos relacionados con la campaña electoral capitalizaron la alarma en relación con el mercurio en las comidas de mar.

La Cobertura de los medios

Mientras que la dosis de referencia de la EPA en relación con el mercurio no indica un umbral para el daño causado por el mercurio, muchos informes mediáticos de fuentes bien respetadas indicaban que los 630.000 bebés nacidos por años con mercurio más alto en su sangre que la dosis de referencia nacían con niveles “no seguros” [79] o “peligrosos” [80] de mercurio. Algunos artículos sobre el estudio de los niños de las Islas Faroe no mencionaban que los niveles de consumo de mercurio allí podrían ser excepcionalmente altos [81]. Un reporte llevó este asunto un paso más adelante e incorrectamente relacionó a los niveles no seguros de las Islas Faroe con las estadísticas sobre niveles de mercurio más altos que la referencias de la EPA en los bebés de Estados Unidos. En el Early Show de la CBS, Jane Houlihan, vocera del EWG, declaró que “Este nuevo estudio muestra que el cerebro de un bebé puede ser dañado de manera perma-nente por la contaminación del mercurio en los peces comidos durante el embarazo. Esto es un asunto grave ya que uno de cada seis bebés nacidos en los EEUU está expuesto al mercurio a niveles inseguros en el vientre de una madre que consume atún y otros pescados con alto conte-nido de mercurio “[82] Otro brote de cobertura alarmista surgió en marzo en respuesta a las nuevas directivas conjuntas de la EPA y la FDA sobre consumo de pescado. Por ejemplo, cuando mencionaba estas nuevas directivas, un artículo en el U.S. News & World Report alertaba que “su pescado favorito podría venir con un agregado de mercurio tóxico.” [83]

Muchas publicidades políticas en diarios y en TV también usaron tácticas atemorizantes sobre los peligros del mercurio en los peces para impulsar agendas políticas [84] Por ejemplo, un anuncio en la televisión (pagado por el Moveos.org y el Environmental Working Group Action Fund) apuntaba a criticar a las políticas del presidente Bush en relación a las emisiones de mercurio mostrando un símbolo de veneno que se meta-morfoseaba en una caja de almuerzo de un niño. El narrador del anuncio decía que “nuestros niños seguirán comiendo mercurio en su atún, arriesgando daño cerebral.”

La Conclusión

Como en la mayoría de los miedos acerca de razas de sustancias, la alarma que involucraba al mercurio en la comida de mar parte de una falta de compresión del hecho que es la dosis la que hace al veneno. Es verdad que el mercurio es tóxico, y los informes de sus trágicos efectos en los humanos se informaron en los años 50, cerca de la bahía Minamata, Japón. Allí, los residentes tenían exposiciones sumamente eleva-das al mercurio en la comida de mar en aguas donde se habían liberado toneladas de mercurio. Sin embargo, numerosos estudios de circunstancias menos extremas, incluyendo un estudio de nueve años de duración, sobre niños con alta exposición prenatal al mercurio, no habían encontrado evidencia de que los bajos niveles de mercurio causaran daño a los seres humanos. [85] Algunos estudios de los niños de las Islas Faroe, incluyendo al ya mencionado antes, publicado en febrero de 2004, han hallado efectos neurológicos asociados son la exposición prenatal al mercurio. [86] Sin embargo, los resultados no serían aplicables a otros grupos porque los residentes de las islas ingieren grandes cantidades de carne de ballena rica en mercurio. [87]

Una fuente de confusión acerca de la seguridad del mercurio es el concepto de Dosis de Referencia (DdR) para el mercurio en la sangre, que es un nivel establecido por la EP. Basado en estudios de toxicidad del metilo mercúrico en los fetos, la EPA determinó una dosis de “mesa de trabajo” (BMD, por “Benchmark Dose”), el nivel de exposición in útero que está asociado con un aumento en el predominio de resultados anormales en los ensayos de funciones cognitivas en los niños. El límite inferior del 95% de confidencia del BMD, conocido como el límite inferior de las dosis (o BMDL), era de 58 partes de mercurio por billón de sangre (ppb). La EPA introdujo entonces un margen de seguridad de 10 para determinar la dosis de refe-rencia (en 5,8 ppb), un 'target' regulador del nivel de mercurio en la sangre. La estimación de la EPA de que 630.000 niños nacían anualmente en los Estados Unidos con niveles mayores que los de referencia no indicaba, como algunos medios de prensa afirmaban, que esos bebés estaban en riesgo de algún daño.

Los niveles de exposición al mercurio establecidos por otros cuerpos científicos (incluyendo a la Organiza-ción Conjunta de Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas y Comité Experto en Aditivos de los Ali-mentos de la Organización Mundial de la Salud) son muchas veces más altos que los establecidos por la EPA [88] Aún con una muy estricta dosis de referencia de la EPA, un reciente y grande estudio representativo de la nación encontró que solamente el 5,66% de las mujeres en edad fértil tenían niveles de mercurio en sangre más altos que la dosis de referencia [89]

Es importante notar que debido a los beneficios nutricionales de comer pescado, hay un costo en tratar de “estar seguro” evitando al pescado. La importancia de la dieta de pescado para los humanos hasta es reco-nocida por las directivas de la EPA y de la FDA acerca del mercurio en los peces, que indican que “las muje-res y niños en particular deberían incluir pescados o mariscos en sus dietas debido a sus muchos beneficios nutricionales.” [90,91] Por consiguiente, los temores producidos por los medios sobre los relativamente bajos niveles de mercurio en los pescados son contraproducentes a los esfuerzos de mejorar la salud de mujeres y niños.

Referencias

75. http://www.ATSDR.cdc.gov/tfacts73.html

76. El Terror del Mercurio. Wall Street Journal. Abril 8, 2004.

77. Katsuyuki M, Weihe P, Budtz-Jorgensen E, et al. "Auditoría Retrasada del Tronco de la Médula Evoca Latencia Potencial en Niños de 14 años Expuestos al mercurio Metílico," Journal of Pediatrics, 2004;144(2):177-183.

78. Antecedentes para el Consejero del Consumidor 2004 de la FDA/EPA: Disponible en http://www.fda.gov/oc/opacom/hottopics/mercury/backgrounder.html

79. Incluyendo: Fox, "Estudio del M. Mercúrico Muestra Daño Permanente a Niños," Reuters. Febrero 6, 2004; Gugliotta G. "Aumenta la amenaza del mercurio para fetos," The Washington Times. Febrero 6, 2004.

80. Shogren E. "La Exposición de los Recién nacidos al Mercurio Peor de lo Que se Creía, Dice la EPA," Los Angeles Times. Febrero 6, 2004.

81. Fox: "Estudio del M. Mercúrico Muestra Daño Permanente a Niños," Reuters. Febrero 6, 2004

82. CBSNews.com. Peligro del Mercurio Para los Nonatos, Febrero 6, 2004.

83. Levine, S. "¿Quién Detendrá la Lluvia de Mercurio?" U.S. News & World Report. Marzo 29, 2004.

84. The Wall Street Journal. El Terror del mercurio. Abril 8, 2004.

85. Myers GJ, Davidson PW, Cox C, et al. "Exposición al Metilmercúrico Prenatal del consumo de peces oceánicos en el estudio de desarrollo de niños de las Seychelles," Lancet. 2003;361(9370):1686-1692.

86. Grandjean, P, Weihe, P, White, RF, et al. (1997) "Déficit cognitivo en niños de 7 años con exposición prenatal al metilmercurio." Neurotoxicology and Teratology, 19, 417–428.

87. Lykestos, CG. (2003). "¿Deberían las mujeres embarazadas evitar el consumo de pescado? Lecciones de las Seychelles, Lancet, 361(9370): 1667-1668

88. Szwarc, S. "Madres, Bebés y Mercurio." Tech Central Station. Abril 16, 2004.

89. Niveles de merdres, Bebés y Mercurio." Tech Central Station. Abril 16, 2004.

89. Niveles de mercurio en Sangre de Niños y Mujeres en Edad de Procrear - Estados Unidos, 1999-2002.  Morbidity and Mortality Weekly Review, Noviembre 5, 2004, 53(43): 1018-1020.

90. EPA/FDA. Lo Que Usted Necesita Saber Sobre el Mercurio en Pescados y Mariscos, Marzo, 2004, Disponible en http://vm.cfsan.fda.gov/~dms/admehg3.html

91. http://fda.gov/



Ir al próximo Miedo          Volver al Índice del TOP TEN


Vea el tiempo en Argentina




Volver a la página Riesgos y Cancerígenos              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No.:

desde Enero de 2002
FastCounter by bCentral

Vea aquí otras interesantes
estadísticas de la página

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


No se enoje!
Sólo díganos su opinión!

Nombre:
Email:
Comentarios: