POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS
10.000 pacientes de covid, casi cero
muertes: el 'milagro' del Valle Imperial

Por Kevin Nelson

Children Health Defense
Marzo 9, 2022

Dos médicos se enfrentan a un establecimiento médico hostil. ¿Su ofensa? Tratar a los pacientes de Covid temprano y tener éxito

El Valle Imperial es un lugar que la mayoría de los californianos conocen vagamente. A muchos residentes de las grandes ciudades costeras les puede resultar difícil incluso encontrarlo en un mapa. Es una región agrícola ubicada en la esquina sureste del estado, justo en la frontera con México.

Y en los primeros meses de 2020, se convirtió en una zona caliente de Covid-19. Más casos, más hospitalizaciones, más muertes, ajustadas por población, que cualquier otro condado de California

Ingrese a dos médicos, el Dr. Brian Tyson y el Dr. George Fareed, cuyo extraordinario éxito en el tratamiento de pacientes con Covid-19 en las primeras etapas de su enfermedad ha generado atención nacional e internacional, pero también censura, desprecio del establecimiento médico y ataques a su reputación y a su licencia para ejercer la medicina

“He practicado la medicina de urgencias y cuidados intensivos durante muchos años”, dice Tyson, un médico de urgencias que dirige tres clínicas de urgencias en El Centro y otras dos ciudades del Valle Imperial. “Y nunca en mi vida esperé encontrar tal hostili-dad. Nunca".

Twitter lo ha baneado. YouTube eliminó videos publicados por él y su colega Fareed, un especialis-ta en medicina familiar de 77 años y graduado de la Escuela de Medicina de Harvard que también ha enseñado en esa universidad. (Para no quedarse atrás, los dos volvieron a publicar los videos). Cuando Tyson habló en los escalones de la Corte Suprema en el otoño de 2021 con un grupo de otros médicos que abogaban por el tratamiento temprano de Covid, el video generó 200,000 visitas en Facebook. Facebook lo eliminó de su sitio

“Que ignoren los datos y digan que somos nosotros los que difundimos información errónea, es alucinante”, dice. “Me han prohibido en la sombra en Facebook. Todo lo que publico allí, nadie lo ve. Han obstaculizado mi negocio y simplemente porque hemos salvado la vida de las personas”

El nuevo libro de Tyson y Fareed , Superando la oscuridad del covid: cómo dos médicos trataron con éxito a 7000 pacientes, es su último esfuerzo para sortear la censura y la indife-rencia de los medios de comunicación en general y continuar contando su “increíble historia”. Los acontecimientos actuales ya han dejado obsoleto el subtítulo del libro; en una entrevista con Cali-fornia Weekly a fines de febrero, Tyson estimó que la cantidad de pacientes con covid-positivo que han visto en sus clínicas ahora se acerca a los 10,000.

10.000 pacientes de Covid con solo siete muertes. Ese es su historial clínico.

Y de los siete que fallecieron bajo su cuidado, todos estaban muy enfermos cuando llegaron a las clínicas, y todos ellos recién comenzaron a ser atendidos a la segunda semana de haber contraído el virus.

“Cuando comenzamos el tratamiento antes del día siete, ni un solo paciente nuestro ha muerto. Ni uno solo”, dice Tyson. “De los que perdimos, todos se presentaron después del día siete. Simple-mente muestra lo importante que es tratar a las personas a tiempo”.

Una de sus historias de éxito de Covid tenía 106 años. Otra era una mujer embarazada de dos meses. En los últimos dos años, un río de humanidad—residentes de hogares de ancianos y sus cuidadores, trabajadores agrícolas migrantes, trabajadores de plantas empacadoras de carne, guardias de prisiones, agentes de la Patrulla Fronteriza, maestros, médicos, enfermeras, alguaci-les, cientos de miembros de una iglesia bautista local—ha se vertieron en la clínica y afuera en el estacionamiento donde instalaron tiendas de campaña para manejar el desbordamiento. Todos necesitaban ayuda, y todos la consiguieron.

Es por eso que algunos han apodado el trabajo de Tyson y Fareed como “el milagro del Valle Imperial”, aunque ambos admitirían que no es un milagro en absoluto. Es una afirmación práctica de una perogrullada médica casi banal: detectar una enfermedad o padecimiento a tiempo es la mejor forma de combatirla. En los inicios del Covid administraron un protocolo de tratamiento temprano de hidroxicloroquina, zinc y antibióticos, el llamado “cóctel HCQ”. Desde entonces, agregaron ivermectina a la mezcla y ajustaron otros elementos en función de lo que aprendieron de sus pacientes y los informes y experiencias de otros médicos de primera línea en todo el mundo.

“No aceptaríamos que no hubiera un tratamiento ambulatorio temprano disponible”, dice Tyson. “Cuando la gente se enfermaba iba al hospital. Luego se les dijo que se fueran a casa y esperaran sin que se les ofreciera tratamiento. Luego, cuando ya no pueden respirar y están en crisis, regre-san al hospital presas del pánico. Para mí es absolutamente criminal”.

Añade, sin andarse con rodeos:

“Este ha sido el mayor fracaso de salud pública en la historia de la medicina. Las decisiones no se toman en el mejor interés de la salud, sino en el mejor interés del poder y el dinero”.

La tasa de mortalidad general del condado de Imperial es del 3,6 por ciento, dice. En sus clínicas de atención de urgencia, donde el tratamiento temprano es la regla, la tasa es del 0,04 por ciento. Algunos afirman que la marcada diferencia en la tasa de éxito se debe al hecho de que ven pa-cientes más sanos, una crítica que Tyson descarta. “El argumento de que no estamos atendiendo a los pacientes más enfermos como lo hace el hospital, simplemente no es cierto. Misma población, misma demografía. No tenemos ningún criterio de exclusión”.

Desde el punto álgido de la pandemia cuando atendían a 300 pacientes por día, las clínicas han visto una caída reciente en los casos de covid. “Omicron arrasó el valle como un reguero de pólvora aquí”, informa. Aunque la crisis puede estar retrocediendo un poco, por el momento, el propio Tyson no lo está. El mes pasado anunció su candidatura al Distrito 25 del Congreso de los Estados Unidos para representar a la región del Valle Imperial en Washington.

Tyson y su esposa Fabiola, una enfermera practicante, tienen siete hijos: dos de su matrimonio anterior, dos del de ella y tres que adoptaron juntos. Una noche, mientras los dos miraban la televisión, ella le dio un consejo que él tomó muy en serio. “Deja de gritarle a la televisión porque no te pueden oír”, le dijo. “Haz algo al respecto o cállate”.

Tyson está haciendo algo al respecto. Y claramente, él tampoco se va a quedar callado al respecto.

Dr. Tyson atendiendo a un paciente.

Kevin Nelson es periodista, autor y colaborador de California Weekly.



comments powered by Disqus


Volver a la página Riesgos de Salud              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Click for Pilar Observatorio, Argentina Forecast

Locations of visitors to this page

Pruebe la velocidad de su conexión a Internet!

Speakeasy Speed Test


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?