POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS
La UNESCO busca regular todo
el contenido de Internet

Paricia Harrrity

The Exposé
Noviembre 11, 2023

Si bien cita la necesidad de una regulación de Internet por parte de “múltiples partes interesa-das”, el proyecto de ley de 59 páginas de la UNECSO se titula Directrices para la gobernanza de las plataformas digitales. Esto es el doble pensamiento orwelliano en su peor expresión: promover una libertad de expresión que es contraria a la libertad de expresión. La “mayor amenaza a la estabilidad y la cohesión social” tiene que ver con su estabilidad y la cohesión social que quieren imponer en el mundo. Ahora la UNESCO generará un frenesí de ONG y gobiernos tiranos ansiosos por promover y defender la narrativa globalista. — Noticias y ten-dencias de la tecnocracia. Argumenta Patrick Wood de Technocracy News

Aquí está el Comunicado de prensa de la UNESCO

Desinformación en línea: La UNESCO presenta un plan de acción para regular las plata-formas de redes sociales

Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, dio la alarma el lunes sobre la intensificación de la desinformación y el discurso de odio en línea, que constituye "una gran amenaza para la estabilidad y la cohesión social". Para poner fin a este flagelo, dio a conocer el plan de acción de la UNESCO, resultado de amplias consultas en todo el mundo y respaldado por una encues-ta de opinión mundial que subraya la urgente necesidad de actuar.

La tecnología digital ha permitido un inmenso progreso en la libertad de expresión. Pero las plataformas de redes sociales también han acelerado y amplificado la difusión de información falsa y lenguaje de odio imponiendo grandes riesgos a la cohesión social, la paz y la estabilidad. Para proteger el acceso a la información, debemos regular estas plataformas de inme-diato, mientras que al mismo tiempo se protege la libertad de expresión y los derechos humanos.
Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO
El plan de acción de la UNESCO es el resultado de un proceso de consulta a una escala sin precedentes dentro del sistema de las Naciones Unidas, con más de 10.000 contribuciones de 134 países recaudadas durante los últimos dieciocho meses. En cuarenta páginas, describe los principios que deben respetarse, así como las medidas concretas que deben implementar todas las partes interesadas: gobiernos, autoridades reguladoras, sociedad civil y las propias plataformas.

Representantes de reguladores independientes ya han acogido con satisfacción la iniciativa de la UNESCO, y varios de ellos –especialmente en África y América Latina– han indicado que están listos para comenzar a implementar estas medidas. Para ello, la UNESCO organizará la primera Conferencia Mundial de Reguladores a mediados de 2024.

La Organización también apoyará a sus Estados miembros en la transposición de este plan de acción a sus propias leyes y reglamentos. Para ello, la UNESCO está movilizando financiación específica, incluido un millón de euros ya prometido por la Comisión Europea.

7 principios fundamentales a respetar

Las medidas de la UNESCO se organizan en torno a 7 principios que deben respetarse para que:

  1. El impacto sobre los derechos humanos se convierte en la brújula para toda la toma de decisiones, en cada etapa y por parte de cada actor.

  2. En todas partes del mundo se crean reguladores públicos e independientes, con funciones claramente definidas y recursos suficientes para llevar a cabo su misión.

  3. Estos reguladores independientes trabajan en estrecha coordinación como parte de una red más amplia, para evitar que las empresas digitales se aprovechen de las disparidades entre las regulaciones nacionales.

  4. La moderación de contenidos es factible y eficaz a escala, en todas las regiones y en todos los idiomas.

  5. La rendición de cuentas y la transparencia se establecen en los algoritmos de estas plata-formas, que con demasiada frecuencia están orientados a maximizar la participación a costa de información confiable.

  6. Las plataformas toman más iniciativas para educar y capacitar a los usuarios para que piensen críticamente.

  7. Los reguladores y las plataformas toman medidas más enérgicas durante momentos particularmente sensibles como elecciones y crisis.

Hay que proteger la libertad de expresión
“Nuestro trabajo ha estado guiado por un requisito central: la protección en todo momento de la libertad de expresión y de todos los demás derechos humanos. Restringir o limitar la expre-sión sería una solución terrible. Disponer de medios de comunicación y herramientas de infor-mación independientes, cualitativas y gratuitas es la mejor respuesta a largo plazo a la desin-formación”, subrayó el Director General.

En particular, las plataformas deben contar con equipos de moderadores cualificados, en número suficiente y que hablen todos los idiomas principales de sus redes sociales, para que puedan llevar a cabo un control fiable y eficaz del contenido que se publica en línea. Deben garantizar la transparencia del proceso de moderación, incluso cuando esté automatizado mediante algoritmos. También deben facilitar su uso, en todos los idiomas principales del país en el que operan, e informar sobre las quejas de los usuarios.

Secciones de esta estrategia también están dedicadas a las medidas necesarias para garan-tizar la integridad electoral –en particular a través de evaluaciones de riesgo electoral, una señalización clara del contenido y una mayor transparencia de la publicidad política y su orientación– y para responder a situaciones de emergencia, como conflictos armados y desas-tres.

También se han incluido elementos específicos del sector cultural, destacando los riesgos que enfrentan los artistas y la necesidad de acceso en línea a “contenidos culturales diversos” como un derecho humano fundamental que debe salvaguardarse, en referencia a la Declara-ción adoptada por unanimidad por los Estados miembros de la UNESCO en la Conferencia MONDIACULT en septiembre de 2022.

Una encuesta mundial confirma la urgente necesidad de actuar
La publicación del plan de acción de la UNESCO va acompañada de una encuesta de opinión realizada por IPSOS para la UNESCO, con más de 8.000 encuestados en 16 países donde se celebrarán elecciones en 2024. Muestra que el 85% de los ciudadanos están preocupados por el impacto de la desinformación en línea, en una época en la que las plataformas de redes so-ciales se han convertido en la principal fuente de información para una gran mayoría de ellos.

La misma encuesta indica que el 87% de los ciudadanos cree que esta desinformación ya ha tenido un impacto importante en la vida política de su país y teme que influya en los resulta-dos de las elecciones de su país el próximo año. Como resultado, el 88% pide a los gobiernos y reguladores que resuelvan este problema rápidamente regulando las redes sociales.

Fuente Tecnocracia Noticias y tendencias




Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


comments powered by Disqus


Volver a la página Política              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Locations of visitors to this page

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?