POLÍTICA | E-mail | CORREO RECIBIDO | EL LIBRO | ARTíCULOS | AMAZONAS | CLIMA | PESTICIDAS | CLIMA | ENERGÍA | Ondas EM | ENGLISH VERSION | PILOT NOTES | LINKS
La nación mapuche tiene el mismo status de
invasores e intenciones que los ingleses de 1807-1807

Por Eduardo Ferreyra
Octubre 8, 2022

La auto nombrada “nación mapuche” que actúa en la Patagonia argentina tiene su origen en la vieja y pintoresca historia de constituir en la Patagonia un reinado bajo la égida del francés Su Alteza Real Rey Orélie Antoine de Tounens. El 17 de noviembre de 1860 más de 3000 re-presentantes mapuches se reunieron en asamblea al pie del cerro Andencul en la comunidad del Lonko (Jefe) Kilapán.

En esta asamblea constituyente, conocida como Futa Koyang, participaron las más importan-tes autoridades políticas, militares y espirituales de la nación. Se reunieron con la intención de establecer una monarquía constitucional y hereditaria en los territorios mapuche de Araucanía y Patagonia, actualmente conocidos como Wallmapu. Esta aspiración de crear una monarquía constitucional y parlamentaria fue realizada, conforme a las normas y principios consuetudi-narios de la nación, proclamando al primer monarca del Reino de Araucanía y Patagonia.

Todo esto se hizo, por cierto, desconociendo la soberanía argentina sobre la región, tal como lo sigue haciendo la comunidad mapuche, sean los supuestamente “integrados” a la sociedad, y los actuales subversivos en franca y abierta rebelión contra la nación argentina.

Según lo expresan ellos mismos el Enlace Mapuche Internacional o Mapuche International Link (MIL) fue fundado el 11 de mayo de 1996 en Bristol (Reino Unido). Tuvo su origen en un grupo de mapuches y europeos preocupados por la situación de las naciones y pueblos indígenas de América y concienciados por los derechos inalienables que les asisten. Esta nueva organización vino a reemplazar al Comité Exterior Mapuche (CEM), organización que venía operando inter-nacionalmente desde enero de 1978 desde su base ubicada en la ciudad de Bristol. MIL heredó y puso en práctica los principios y objetivos del CEM con la firme determinación de contribuir a la lucha de los pueblos indígenas para lograr mayores niveles de autonomía y libre determinación en sus procesos de desarrollo.

Como se aprecia, todo es un verdadero dislate basado en falsos hechos y afirmaciones.

Pero el grupo de europeos en Bristol y Francia han seguido con su delirio y en 2015 el enton-ces Príncipe Antonio IV de Araucanía nombra, en reunión oficial, a Nina Dean Ahmed Consejera del Reino. Lugo siguió una cena y animada reunión entre viejos amigos.

Mientras tanto, los mapuche de Chile y Argentina continuaron con su ancestral actitud de no reconocer autoridad alguna a ambos países, cometiendo numerosos crímenes contra la pobla-ción civil, invadiendo e incendiando sus propiedades con sus habitantes adentro, reclamando la propiedad de territorios que eran totalmente ajenos. Y reclamando por sus tan particulares de-rechos humanos que incluyen el derecho a asesinar de manera impune a sus legítimos dueños.

El informe oficial Mapuche de Nación Mapuche

El Príncipe Antonio IV de Araucanía y Patagonia nombra a Nina Dean Ahmed Consejera del Reino, 31 de marzo de 2015

El pasado sábado, 21 de marzo de 2015, se realizó en el Círculo Nacional del Ejército en Paris una cena de gala en conmemoración del 73º aniversario del Príncipe Antonio IV. Entre los que participaron en el evento estaban una treintena de dignatarios y connotados defensores de los derechos humanos del pueblo mapuche como el Conde Mariqueo de Lul-lul Mawidha, el Caballero Gastón Lion y Dame Nina Dean Ahmed, del Comité Exterior Mapuche -entidad que se fundó en Londres (Inglaterra) en enero de 1978, después en la ONU y en estos momentos desa-rrollando un permanente lobby en el Parlamento Europeo.



Por su parte Dama Nina Dean Ahmed fue designada miem-bro del Consejo del Reino por demostrar tenacidad y perseverancia en sus compromisos con la Casa Real y la causa del pueblo mapuche por la reconquista de sus dere-chos. Dama Nina se sumó en el año 2000 al trabajo de denuncia internacional que realiza Enlace Mapuche In-ternacional desempeñando el cargo de Vice Secretaria General. En junio de 2012 asumió el cargo de Directora Ejecutiva de la Comisión Mapuche de Derechos Huma-nos –Auspice Stella.

Es importante subrayar que el trabajo que realizan -en la ONU y en el Parlamento Europeo- todos los aludidos es totalmente voluntario y valiéndose de sus propios recursos económicos, como también es el caso de algunos repre-sentantes mapuches residentes en Europa que realizan un trabajo similar en las instituciones mencionadas.

En la misiva de S.A.R. el Príncipe Antonio IV señaló que: “la soberanía de la Casa Real de Araucanía reside en el pueblo Mapuche, el Príncipe no es más que el custodio, el guardián, el defensor y el servidor, pero a pesar de todo, como mi predecesores, voy a mantener este patrimonio sagrado hasta que la nación Mapuche se restablez-ca en toda la plenitud de sus derechos”… y agregó: “la Casa Real de Araucanía nunca ha renunciado a los dere-chos soberanos inherentes que mantiene en el derecho internacional y por lo tanto sigue teniendo derecho a reclamar, ante los órganos competentes de las cuentas a Chile y Argentina por sus políticas de colonización impuestas por más de 130 años a un país ocupado, nuestra Araucanía y Patagonia”.

Caballero Gaston Lion, despues de haber sido consultado por Enlace Mapuche Internacional, comentó: “Cuando era niño, mi padre me enseño que 'un hombre vale lo que vale su palabra'. Posteriormente, mi tío abuelo –veterano de la Primera Guerra Mundial- en la cual nosotros los belgas fuimos involucrados a raíz de la violación de nuestros derechos de tratados, me enseño que los tratados son 'las palabras de las naciones'. La Casa Real de Araucanía y Patagonia cumple perfectamente con estos dos grandes principios. Por consiguiente, sigue fiel a la palabra dada por el Rey Aurelio Antonio I hace 155 años, estando enteramente dedicada a la defensa de la soberanía de la Nación Mapuche. Estoy, pues, orgulloso de ser parte de esta institución que es la más antigua en el mundo en la lucha por esta noble causa”. y agregó: “Agradezco el honor que me otorga hoy el Príncipe Antonio IV en reconoci-miento al compromiso que he hecho en mi vida con los derechos y libertades de mis hermanos mapuches y de otros pueblos de América”. ¡Independencia y libertad! ¡Viva el Rey!

Dama Nina Dean después de jurar obediencia a la Constitución y lealtad a la Casa Real, y de que se comprometiera a cumplir sus deberes con dignidad e integridad, comentó: “Acepto este nombramiento real con gran sentido de humildad y con pleno conocimiento de que estoy actuando de acuerdo con los principios del primer monarca Aurelio Antonio I y con las más altas autoridades mapuches (lonkos) que fundaron el Reino de Araucanía y Pata-gonia hace más de un siglo y medio, y por supuesto, con la aquiescencia de S.A.R. el Príncipe Antonio IV”.

El viejo y constante conflicto que presentan las irracionales demandas y pretensiones de la comunidad mapuche podría servir para una nueva serie de Netflix, pero debido a los innumerables y constantes crímenes cometidos contra inocentes pobladores, legítimos dueños del lugar donde viven o desarrollan actividades legítimas, está muy lejos de ser gracioso. Quienes impulsan esta clase de delitos de lesa humanidad (porque las acciones terroristas, de cualquier tipo, lo son), tienen que ser responsabilizados y llevados a los tribunales para ser juzgados en juicios donde podrán ejercer su derecho a un juicio justo, lo que ellos no permitieron a personas indefensas a quienes enviaron a asesinar de manera intolerable.

La increíble incapacidad demostrada por varios gobiernos para enfrentar y dar solución a este problema debiera de sorprender, si no fuese porque numerosos funcionarios de elevado rango, como ministros de derechos humanos, la ministra del Ministerio de la Mujer, o el mismo encargado del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, han salido en defensa del ilegítimo reclamo mapuche haciendo que el mismo gobierno está sospechado de complicidad.

Un sistema judicial, con fiscales y jueces probos serán quienes serán los encargados de hacer justicia y que las normas de la Constitución sean respetadas.

Mucho más material lo hallarán disponible en los enlaces que aparecen en este artículo.




Escriba su comentario o inicie un debate sobre el artículo:


comments powered by Disqus


Volver a la página Política              Volver a la página Artículos

Usted es el visitante No:
desde Diciembre 2006


Locations of visitors to this page

¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?
Ranking entre sitios de la web


Usted es el visitante número

desde Noviembre 28, 2008
Vea aquí nuestras estadísticas


¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?