PARTES de PRENSA - E-MAIL - QUIENES SOMOS - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS -
AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS


Las Horribles Hambrunas del Pasado

por Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Este es el título de un excelente artículo publicado en el National Geographic Magazine que cayó en mis manos recientemente. Relata la historia documentada de las más grandes y espantosas hambrunas ocurridas en la Tierra desde los tiempos más antiguos, y el horror que se desprende del relato impresionará con toda seguridad a cualquier lector del siglo 21. El autor hace notar que casi todas las muertes causadas por las hambrunas en la historia fueron las consecuencia de dos, y la mayor parte de las veces, de tres factores:

“Sombrías, descarnadas y execrables, como las nefastas hermanas de la mitología Griega, guerra, hambrunas, y pestes, han decretado muertes prematuras para los huéspedes de la Tierra desde el comienzo de los tiempos. Una verdadera trinidad de maldad, las tres son como un azote, iguales en su poder devastador y su siniestra universalidad.”

El artículo tiene un enorme valor porque nos proporciona una visión del problema como era vista por el National Geographic Magazine en su edición de Julio de 1917, cuando Kerensky era “El Hombre de la Hora en Rusia” (p. 24), cartas y noticias desde el Frente italiano en los Alpes (p. 47), y "La Peste Ratona", que requería la labor de 200.000 hombres en los Estados Unidos para detener a las ratas, el más destructivo y peligroso enemigo del hombre." (p. 1). Pero fue “Horribles Hambrunas del Pasado”, (p. 69) el artículo que más me impresionó, y realmente merece ser analizado y comentado. Ralph Graves, el autor del artículo nos cuenta:

“Una búsqueda en el pasado muestra que la guerra, las pestes y las hambrunas estuvieron siempre rela-cionadas, algunas veces una, y otras veces otra, fue la causa y las otras dos el efecto. Cuando una del trío ocurrió, las otras dos, a veces solas pero generalmente en conjunto, se hicieron presentes.”

“La causa primaria de la hambruna es casi invariablemente el malogramiento de las cosechas de alimen-tos. Este fracaso ha sido a menudo el resultado de una variedad de causas naturales – largas y constantes sequías, devastadores vientos calientes, ejércitos de insectos, terremotos, heladas severas y fuera de estación, y destructivas inundaciones.”

Podemos ver así que las causas que provocan la pérdida de las cosechas han existido desde la aurora de la historia, y no eran la consecuencia de algún supuesto calentamieto causado por emisiones de gases de invernadero de las activi-dades humanas. Por supuesto, este artículo fue publicado mucho tiempo antes de que el National Geographic Maga-zine hubiese abrazado con pasión a la Sagrada Causa Verde del ultra-ecologismo y el odio hacia la tecnología y el desarrollo. Ralph Graves nos sigue contando:



Las mangas de langostas eran las plagas habituales que diezmaban las cosechas. Plaga bíblica, asolaba a Egipto de manera constante.

"Las hambrunas duraban usualmente muchos años, seis a diez años era muy normal, y la cosecha de muertes era descomunal. En total se registran diez hambrunas en la Biblia, una de ellas de diez años de duración que obligó a Naomi y su marido a emigrar de la tierra de Judea hacia el país de los Moabitas. dos otras hambrunas Bíblicas son notables como preludios de la depravación a la que el hambre llevó a la Humanidad en suce-sivas generaciones. El primer registro auténtico de canibalismo como resultado de la hambruna se encuentra en el recital sa-grado del sitio de Samaria por Ben-Hadad, Rey de Siria, en el siglo nueve antes de Cristo.”

Nos da cuenta cómo una mujer le ruega al Rey de Israel que entregue a su hijo para ser comido por los hambientos sitiados, y ella entregaría el suyo al día siguiente para seguir sobreviviendo. Al día siguiente del que el hijo del rey había sido engullido por el pueblo, el rey descubrió que la mujer había escondido a su propio hijo.

Cien años después de la hambruna de Samaria, el surgimiento de Roma fue señalado, de acuerdo con Plutarco, por una espantosa hambruna y la peste. “Insectos de color sangre o carmesí cayeron de las nubes; enfermedades, inanición, y la espada asolaron a toda la Campania.”

“Un rasgo peculiar de la hambruna y la peste que visitaron a la provincia Romana de Apulia hacia el año 188 DC fue la asombro-sa manga de langostas que llenó el aire y cubrió el suelo. Scinius fue despachado hacia allá con un ejército para intentar dar ba-talla a la peste alada. Miles de campesinos se echaban a morir en los caminos, y tan horrenda era la pestilencia que acompañó a la hambruna que hasta los buitres se rehusaban a comer de los caídos.”

El flagelo de la inanición y la peste se extendión hacia el oeste hasta Inglaterra; y durante un breve período en Roma morían 5,000 personas por día, en donde el único método de combatir la enfermedad era la práctica de “llenar las narices y oídos con ungüentos de olor dulce para mantener alejado al contagio.”

Es probable que el sufrimiento de este tiempo fuera un resurgir de la peste del 166 AD, que había sido importada a Roma desde Arabia donde, según Ammianus Marcellinus, había emanado del aire apestoso que escapó de “una pequeña caja abierta por un soldado Romano, al estilo de pandora, durante la captura de Seleucia.” No sólo se desparramó la peste y la hambruna desde Arabia hasta las márgenes del Rin, sino también vinieron inundaciones, orugas, vapores, e insectos,” dejando a su paso aldeas destruídas y decadentes a lo largo de toda la Galia.

Hambrunas en Egipto Bajo el Yugo Musulmán

Graves nos da un desapasionado relato de los horribles sufrimientos que la gente debía aguantar en esos días. “Probablemente en ningún otro país en el mundo la gente fue llevada a tan bajos niveles de decadencia moral, o se haya perdido tan completamente todo rastro de humanidad racional como durante la serie de hambrunas que asolaron a Egipto durante los siglos diez, once y doce, bajo la reglas Musulmanas.”

“Un Nilo que no inundó en el 967 DC provocó una ham-bruna el año siguiente, que barrió con 500.000 personas en la vecindad de la ciudad de Fustat. Al tomar medidas para miti-gar el sufrimiento de los Egipcios, el virrey musulmán fue más allá de los gobernantes europeos de sus días, pero al permitir que los nativos arrojasen a sus miles de insepultos muertos en el Nilo, contaminando así sus aguas hasta la desembocadura en el mar, fracasó en demostrar ni un atisbo de comprensión de las leyes de la sanidad.” … “No había ningún G'awhar para dirigir el trabajo de alivio durante la próxima hambruna Egipcia, que vino en 1025, durante el Califato de Zahir. El sufri-miento, en consecuencia, fue mucho más extendido.”

Un terrible agregado a las hambrunas y escasez fue la aparición de un fuerte espíritu de rebelión entre el pueblo, y se produjeron numerosas revueltas contra las autoridades.

“Los más fuertes entre la población se volvieron bandoleros y comenzaron a cebarse sobre los miembros más débiles de la sociedad, Caravanas de peregrinos eran atacadas por bandas Sirias que comenzaron a invadir las ciudades fornterizas.” … “Los esclavos comenzaron a lanzarse en rebelión en todas partes del país y se hizo necesario que los ciudadanos organizaran comités de seguridad para la auto proteccion, y con el permiso del gobierno para matar a los esclavos rebeldes. Con un Nilo alto en 1027, sin embargo, el período de sufrimiento llegó a su fin.”

¿Puede usted imagina cómo era la vida en esos días? ¿Puede hacer una comparación con los tiempos actuales? En esa época la gente no tenía manera alguna para prevenir esta clase de eventos, o tomar alguna acción una vez que la ausen-cia de inundación del Nilo causaba el fracaso y pérdida de las sucesivas cosechas, lo que por último causaba la aparición de la escasez - y las inevitables y horrendas hambrunas. Las cosas no eran fáciles en esos “días dorados de antaño”, haciéndonos pensar que el dicho de “Todo tiempo pasado fue mejor” es algo que sólo creen los idiotas y lo repiten los imbéciles.

“Una tercera y mucho más terrible hambruna vino en 1064 y, como aquella que afectó la tierra de Teheser y Josué, duró siete espantosos años.… Gatos y perros alcanzaron precios fabulosos, y las mujeres, incapaces de comprar comida con sus perlas y esmeraldas, arojaban sus alhajas a las calles. ” Carne Humana Vendida en Mercado Abierto

“Ricos y pobres sufrieron en igual medida. finalmente, la gente desesperada recurrió al canibalismo. la carne humana, que se vendía libremente en el mercado, era obtenida de la manera más horrorosa. Los carniceros se escondían destrás de ventanas enrejadas en los pisos superiores que daban sobre pasajes ajetreados por transeúntes. Dejando caer sogas con ganchos de carnicería, estos pescadores de carne humana atrapaban a los pea-tones desprevenidos, e izaban a sus chillantes víctimas por el aire – luego preparaban y cocinaban la carne antes de presentarla para su venta en los quioscos a nivel de la calle.”
Estos siete años de regresión al salvajismo inducido por el hambre y la inanición tuvo su período acompañante de sufrimiento y degradación en el mismo país durante los años 1201 y 1202. Barrios y pueblos enteros quedaron desiertos durante la hambruna que siguió al Nilo bajo de 1200 y 1201, de acuerdo a los cronistas, quienes afirman que populacho hambriento comía carne humana habitualmente. “Es cierto, el castigo impuesto a quienes eran detectados en el crimen de canibalismo era la muerte en el potro, pero pocos criminales eran atrapados, y la costumbre podía practi-carse con impunidad por los padres que subsistían comiendo a sus propios hijos.” … “Hasta las tumbas de Egipto eran saqueadas para obtener comida. Los caminos se volvie-ron trampas mortales, mientras que bandadas de buitres y jaurías de hienas y chacales marcaban la marcha de los forajidos caníbales. Por supuesto, las pilas de muertos sin sepultar emitían pestilencia de tipo virulento.” Y pensar que la gente hoy entra en pánico cuando alguien les dice que un transformador cercano aún tiene en su interior un poco de PCB!

Hambrunas en Inglaterra

La historia de las hambrunas en Inglaterra ha sido macabra desde sus tiempos más remotos. A comienzos del siglo octavo, una escasez que se extendió hasta Irlanda precipitó a los hombres la canibalismo. No fue hasta el reinado de Aethelred el No Preparado, sin embargo, que “una hambruna tal predominó como ningún hombre podía recordar,” desde 1005 hasta el 1016. Los cronistas dicen que pereció la mitad de los habitantes de la isla más grande, aunque muchos de los muertos fueron causados durante las guerras entre Aethelred y Sweyn el Danés, este último obligado por la hambruna a retirarse de Inglaterra por un tiempo.

Durante los últimos 30 años del siglo 11, nueve fueron los años de horrorosa angustia y agonía. “Tan grande fue la escasez en 1069 que los campesinos del norte, incapaces de obtener perros y caballos para calmar su hambre, se vendieron a ellos mismos como esclavos para ser alimentados por su amo. Y la tierra entre Durham y York estaba baldía, sin habitantes o personas que labrasen la tierra durante nueve años, dice Beverly; y otro escritor acusó a los pobres de practicar el canibalismo.” Hubo períodos esporádicos de sufrimiento durante los sucesivos reinados de Guillermo Rufus y Enrique I, en las guerras civiles del tiempo de Esteban, y bajo Enrique II. Pero la próxima hambruna que atrae la simpatía fue la que cayó sobre la gente en los días de Ricardo Corazón de León, el Cruzado. La hambruna fue seguida de la fiebre pestilente que brotaba de “como de los cadáveres de los muertos por inanición.” Las ceremonias de entierro eran omitidas, excepto en el caso de los muy ricos, y en lugares muy poblados los muertos eran enterrados en estrechas trincheras, – una práctica seguida en períodos posteriores cuando la Peste Negra mató a millones.
“Pocos reyes ingleses han vivido en períodos de tanta aflicción como Eduardo II, que apenas si podía obtener la comida para su propia mesa cuando las fuertes lluvias de 1314 arruinaron las cosechas. La miseria estaba extendida y era intensa: los muertos llenaban los costados de los caminos, todo lo imaginable era comido – perros, caballos, gatos, ratas, aún bebitos. Las cárceles estaba abarrotadas de criminales y cuando uno nuevo era arrojado en su interior, era atrapado por los famélicos reclusos y literalmente despedazado para ser comido.”

“Con la excepción de la actual guerra, quizás ninguna otra calamidad que haya nunca caído sobre la raza humana puede compararse con la Peste Negra y la acompañante hambruna, que afectó a toda la civilización occidental durante la mitad del siglo 14. La cosecha de muertes ha sido estimada de manera variada entre una y tres cuartas partes de toda la población de Europa. Ciertamente,
no fue menor que 25,000,000 de personas
La Peste Negra en Inglaterra “En agosto de 1348, la primera víctima de la Peste negra sucumbía en Dorsetshire. Para noviembre ya había llegado a Londres. Para el verano de 1349, había arrastrado su mortaja de putrefacción sobre toda la isla, incluyendo a Escocia. Norwich, que había sido la segunda ciudad del reino, disminuyó a un sexto de su tamaño, más de dos tercios de su población víctima del flagelo.”
El cultivo de los campos era totalmente imposible, y no había ni siquiera los labriegos capaces de recoger las cosechas que habían madurado. El ganado vagaba por los campos de maíz sin ser molestado y los cultivos se pudrían donde estaban. De esta situación que resultó del empobrecimiento de los recursos laborales del reino surgió el primer gran choque en Inglaterra entre capital y trabajo. Los campesinos se hicieron los dueños de la situación . En algunas ocasiones demandaron doble paga, y mientras que los antiguos dueños de las tierras habían pagado una doceava parte de cada fanega de trigo como la paga por cosecha, fueron ahora obligados a pagar hasta un octavo.

Las Hambrunas en Francia

Ningún país en Europa sufrió más que Francia por las hambrunas entre los siglos octavo y el fin del siglo dieciocho. El fracaso de las cosechas por causas naturales conllevaban muchas menos adversidades, sin embargo, que la grosera injusticia del rey y sus cortesanos. “Desde el 750 hasta la Revolución Francesa, la tierra paenas si se recuperaba de un período de escasez antes de que otro desdichado evento trajera nuevos infortunios. Desde el 987 hasta el 1059, durante las primeras etapas del feudlaismo, 48 hambrunas devastaron al campesinado – un promedio de una hambruna cada 18 meses. Las miserias de la humanidad en la Galia de esos tiempos eran increíbles. Todo el curso de la naturaleza parecía haberse descompuesto, y había intensos fríos en el verano, calor opresivo en el invierno. Lluvias y heladas venían fuera de estación, y durante tres años (1030 a 1032) no hubo tiempo de siembra ni cosecha.” Aunque Francia sufrió mucho las hambrunas y la peste durante las Cruzadas, las privaciones mas espectaculares ocurrieron entre sus ejércitos en Palestina y Egipto, más que en casa. Durante la primera Cruzada, la peste - suplementada por la hambruna - mató a 100.000 hombres, mujeres y niños entre septiembre y diciembre del año 1097.

Las Penurias de Hambre de Irlanda

Irlanda ha sido siempre una tierra de muchas tri-bulaciones, y no la menor de estas han sido las hambrunas que, de tiempo en tiempo, han causa-do tanta muerte en la población de la isla. Ya hacia los años 963-964, ina hambruna intolerable visitó al país, y se decía que los padres vendían a sus hijos para obtener dinero para comprar comi-da. En por lo menos tres ocasiones el campesina-do fue impulsado al canibalismo.

La hambruna de 1822 fue nada más que un prelu-dio para la desolación que barrió a la isla entre 1845-846. La temprana pérdida de la cosecha de patatas debería de haber prevenido a la gente del desastre al que estaban constantemente in-vitando, y muchos reformistas predicaron por años en contra de la práctica de desatender el cultivo de todos los tipos de granos en favor de sólo el tubérculo americano. Una peste de hon-gos de severidad sin precedentes causó en 1845 la pérdida total de la cosecha de patatas. Tres cuartas partas de la población de la isla dependía completamente de este tipo de comida en ese momento. El sufrimiento que resultó difícilmente pueda ser imaginado.

“En marzo y abril de 1847, morían semanal-mente 2,500 personas solamente en los asi-los. Miles de hambientos campesinos se de-rramaron sobre Inglaterra, muchos muriendo de hambre a bordo de los barcos llenos de emigrantes. La cuenta total de muertos es-taba entre 200.000 y 300.000. Debido a la muerte y a la emigración, la población de la isla se redujo de 8.300.000 en 1845 6 millo-nes 600 mil años más tarde, y ha estado de-clinando de manera sostenida desde enton-ces hasta hoy que es de unas 4.300.000 per-sonas.”

Horrible Cosecha de Muerte en India por Hambruna

Hay registros de provincias enteras despobladas ya hacia el 1022 y 1052 DC,mientras que hacia la época en que la Peste Negra hacía su aparición en Europa, una hambruna de tal severidad barrió con el Hindos-tán que el emperador Mongol mismo no era capaz de obtener comida para su mesa.

Una devastadora sequía afectó en 1630 a la provicnia de Gujarat, y ciudades enteras fueron despobla-das. A diferencia de las hambrunas en otros países, en donde es común encontrar una variedad de factores que contribuyen a la pérdida de las cosechas, en la India la escasez es casi invariablemente producida por la ausencia de lluvias. El éxito de las cosechas en India depende todos los años de dos monzones – el del sudeste, o las lluvias, y el del noreste, que trae las lluvias de invierno.

Las hambrunas durante principios del siglo 20 eran demasiado comunes.

La primera de las hambrunas en India que atrajo la atención del mundo occidental fue la gran catástrofe de 1769-1770, durante la cual e estima que un total de 15,000,000 de almas, un tercio de la pobla-ción de Bengala fue extinguida. como todas las hambrunas, fue consecuencia de la falta de lluvias, suplementada por una pésima administración de la East India Company.

Las hambrunas que ocurrieron entre 1780 y 1790 son dignas de mención porque se dieron durante el período en que los Británicos comenzaron a organizar la ayuda para los necesitados. En las 22 hambrunas que ocurrieron en la India entre 1770 y 1900, perecieron más de
15.000.000 de nativos, y algunos de los años más terribles – de modo notable la hambruna en el sud de la India 1876-1878, cuando 5 millo-nes 200 mil murieron de hambre sólo en la parte Británica del territorio – ocurrieron justo cuando el gobierno creía que había casi conseguido controlar al problema de la ayuda a los necesitados.

La Hambruna China que Dió Origen a la Peste Negra

China es otra tierra que pareciera que la hambruna ha marcado como suya. Aquí la dificultad no es tanto un asunto de pérdida de las cosechas como el exceso de producción de la cosecha humana de año en año. La existencia en el Celestial Imperio es una lucha constante por la comida, y el desvío más míninimo del máximo rendimiento destruye el margen de seguridad entre “apenas suficiente” e “inanición”.

Los cuatro años entre 1333 y 1337 fueron un período de un sufrimiento inimaginable en toda la China, y es muy probable que fuese en esta época en que la semilla del desastre fue sembrada para la Peste Negra de Europa, que apareció durante la siguiente década. Hambrunas y peste dejaron baldío a todo el país. Las lluvias excesivas causaron inundaciones destuctoras y, de acuerdo a los registros Chinos, 4.000.000 de personas murieron de hambre sólo en la región de Kiang

Las hambrunas de China fueron la constante durante toda su historia

Se dice que las cuatro hambrunas de 1810, 1811, 1846, y 1849 cosecharon no menos de 45.000.000 de vidas. En 1875-1878, cuatro provincias del notre de China, el distrito conocido como el “Jardín de China,” sufrió la pérdida de las cosechas debido a la falta de lluvias, y en un área del tamaño de Francia perecieron de hambre 9.000.000 de personas.

"Dos recientes períodos de escasez en China que atrajeron amplio interés en occidente y provocaron generosas contribuciones de los estados Unidos para trabajos de ayuda y recuperación fueron las hambrunas de 1906 y 1911, cuando las inundaciones del Yangtzé afectaron a 10.000.000 personas que residían en un área del tamaño del estado de Kentu-cky."

Hambrunas y el Campesino Ruso

"Junto al proletariado de India y China, el campesion Ruso siente el aguijón de la pobreza y el hambre mucho más agudamente y con mayor frecuencia que cualquier otro ciudadano de la tierra. Una de las primeras hambrunas en Rusia de la que hay registros exactos ocu-rrió en 1600 y continuó durante tres años provocando la muerte de hambre de 500.000 campesinos ... “Se comían gatos, perros, y ratas, el más fuerte se imponía al más débil, y en las carnicerías de ,ercado público se vendía carne humana. Miles de los muertos fueron hallados con sus bocas rellenas de paja.”

Tres hambrunas Rusas de reciente data estuvieron entre las más severas de la historia del país. Ocurrieron en 1891, 1906, y 1911. En 1906 el gobierno entregó 40 libras de harina mensuales a toda persona menor de 18 años y mayor de 59. El sufrimiento era intenso y la mortalidad excesivamente pesada, pero las estadísticas disponibles no son demasiado confiables. La hambruna de 1911 se extendió sobre un tercio del imperio Ruso en Europa y afectó más o menos a 30.000.000 de personas de forma directa, mientras que fueron su-jetos a la inanición unas 8.000.000. Hierbas, la corteza de los árboles, y el pan agrio hecho de bellotas fue la dieta principal de los desposeídos.”

Del relato de Ralph Graves sobre las hambrunas del mundo se puede hacer un resumen, aunque muy incompleto, en la tabla que sigue.

AÑOPAÍSMUERTOS
79-88 DCRoma100,000 (en un día)
168Roma5,000 diarios
967-972 DCFustat, Egipto500,000
1025-1027 ADCairo Egiptodesconocido
1097Palestina100,000
1218Damietta, Egipto70,000
1235 Londres20,000
1257-1259Londres50,000
1333-1337Kian, China4,000,000
1437-1439Francia---
1600Rusia500,000
1769-1790Bengala, India10,000,000
1810-1811Chinaver abajo
1846-1849China45,000,000
1876-1890India5,200,000
1845-1847Irlanda300,000
1906-1910China10,000,000


Ralph Graves finaliza su artículo de 23 páginas diciendo acertadamente:

“De la caleidoscópica imagen del sufrimiento soportado durante algunos de los más es-pantosos períodos de la historia del mundo, se hace aparente que no hay nada de grandio-so o heroico en la muerte por inanición; tampoco hay gloria para ser ganada, ni medallas de honor o cruces militares para ganar en la batalla por la comida. Las bajas en la lucha son enormes, la compensación nula. No se levantam monumentos para las víctimas, no hay pernsiones para los decrépitos sobrevivientes. El sufrimiento de aquellos que sucum-ben es lastimoso más allá de toda descripción, y la angustia de los individuos se ve inevi-tablemente intensificada por la necesidad de ser testigos de la agonía de sus seres queri-dos que perecen junto a él.”


Análisis

¿Qué hemos podido aprender del relato de Graves sobre la pérdida de cosechas, escasez y hambrunas? La escasez de alimentos y recursos era un estado natural de las sociedades antiguas, y si algun pequeñísimo evento rompía el delicado equilibrio entre los factores que inciden sobre el éxito de las cosechas, el resultado era inevitable y espantoso: hambrunas y penosas muerte por inanición.

Como el hombre carecía de los avances tecnológicos de hoy, no podía producir un gran exceso de alimentos para almacenar para usos futuros. Una razón era que no producían bastante; otra era que los insectos, ratas y hongos se comían el 80% de las cosechas durante el proceso de transporte y alma-cenado. Apenas si podían guardar algo de grano para el invierno entrante, y eso era lo único que podían hacer! Y para agravar las cosas, los granjeros eran saqueados por sus gobernantes, sus amos y las bandas de asaltantes que asolaban la región, que hallaban más fácil asaltar y robar a sus vecinos que labrar la tierra de sol a sol para obtener una magra cosecha.

Lo que se hace cada vez más claro es que la escasez y las hambrunas ocurren hoy solamente en algu-nas regiones de África - como Etiopía o Chad, o como consecuencia de guerras civiles como en Ruanda-Burundi, o en regiones tradicionalmente áridas y secas de Australia, nordeste Brasilero, y algunas peque-ñas áreas de la India o Pakistán. Estas regiones muestran, y no por casualidad, una falta de inversión en infraestructura de irrigación y desarrollo. Si todas estas regiones hubiesen recibido la inversión y la vo-luntad de transformarlas en tierras fértiles - como se hizo en Israel desde 1948 - las hambrunas habría desaparecido hace mucho tiempo de la faz de la Tierra.

¿Cuál es el Actual Estado de Cosas?

Bjorn Lomborg, autor del brillante libro "El Ecologista Escéptico", obtuvo información y datos estadísticos de fuentes oficiales, en lugares como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Banco Mundial, la Organización Mundial de Agricultura y Alimentos (FAO), etc, dejan bien en claro una cosa: El mundo tiene más alimentos que nunca. Apenas si unas pocas estadísticas serán suficientes para despejar cualquier duda sobre el tema:

De acuerdo al Index de Producción 1961-1999 de la FAO, el mundo produce hoy 23% más alimentos per cápita que en 1961 (Y no hay que olvidar que en 1961 se producía por cápita 80% más que en 1900!), y que el crecimiento de los cultivos por persona en los países en desarrollo ha crecido en un 52%. El mundo entero ha crecido de 48.8 a 11.6; el mundo en desarrollo creció de 40,1 a 135,4. De manera equivalente, la carne por persona creció en un 122% desde 17,2 kg en 1950 a 38.4 en el 2000.

Según información del Banco Mundial y su Index de Alimentos (IMF 2001a, CPI 2001), a pesar de este fantástico aumento en la demanda de alimentos, el precio de los alimentos ha disminuído más de dos tercios desde 1957 hasta comienzos de 2001.

De acuerdo con las investigaciones de Lomborg,

“Básicamente, tenemos ahora más alimento por persona de lo que teníamos antes, aún cuando la población se duplicó desde 1961. En la Figura 23 se puede ver que nuestra ingesta de calorías aumentó en un 24% en una base global, y que los países en desarrollo han experimentado un aumento dramático del 38%”

Según la definicón de las Naciones Unidas, “Una persona sufre de inanición cuando no obtiene suficiente comida para realizar actividad física liviana.” -- "La Figura 24 muestra el porcentaje de personas en inanición en los países en desarrollo. Globalmente, la propor-ción de gente sufirendo hambre ha caído del 35% al 18%, y se espera que siga cayendo hasta el 12% para el 2100. Esto tiene que compararse con el 45% de gente con hambre en los países en desarrollo en 1949.”

Es notable que la caída en la proporción de gente en estado de inanición en el mundo se haya producido cuando la población de los países en desarrollo se duplicó. Lo que asombra más todavía es que la cifra total de personas en inanición en el mundo ha disminuído en unas 2.000.millones de personas.

¿Cómo es que esto ha llegado a suceder? ¿Por qué no venos hoy esas masivas hambrunas barriendo con millones de personas como en el pasado? La razón para ello – y sin ninguna duda – está en lo que se conoce como La Revolución Verde.

La Revolución Verde

Como nos cuenta Bjorn Lomborg, “Uno no puede dejar de preguntarse cómo es que el desarrollo puede ser tan bueno la respuesta se encuentra en una cantidad de tecnologías que se conocen colectivamen-te como la Revolución Verde. ”

La Revolución consiste principalmente en:

  1. Cultivos de Alto Rendimiento
  2. Irrigación y provisión controlada de agua
  3. Fertilizantes y pesticidas
  4. Pericia en el manejo de granjas

El secreto de la Revolución Verde es obtener más alimentos de todas y cada una de las hectáreas de suelo. La visión era la de Norman Borlaug, quien más tarde recibió el premio Nobel de la Paz por sus trabajos en variedades de ccultivos de alto rendimiento.. La característica de estos cultivos desarrolla-dos por Borlaug en sus laboratorios en México es que germinan más temprano en el año, crecen más rápidamente, y son más resistentes a las enfermedades y a las sequías. A menudo tienen tallos más cortos que las anteriores variedades de manera que la mayor parte del sustento de la planta termina yendo a los granos, y el tallo menos largo soporta mejor los fuertes vientos que derribaban a las varie-dades anteriores.

El hecho que las plantas germinen antes y crezcan con mayor rapidez significa que en muchas partes del mundo es posible conseguir dos o tres cosechas al año. El arroz no demora ya 150 días en madurar, y muchas v ariedades pueden hacerlo ahora en 90 días. Al mismo tiempo, es posible cultivar en extensas áreas donde las condiciones climáticas son menos favorables. Por ejemplo, las modernas variedades de maíz pueden cultivarse en un cinturón alrededor del mundo 800 kilómetros más ancho que antes, lo que ha sido un enorme beneficio para países como Canadá, China, Rusia, Chile y Argentina.

El trigo se tornó más resistente a muchas enfermedades como el hongo y la roya, lo que significa mucho para los países en desarrollo. Las nuevas variedades de trigo toman cuenta ahora de casi el 90% de la producción mundial de granos en los países en desarrollo. Desde 1960, las nuevas variedades han llevado a un aumento del 30% en los rendimientos máximos, y son responsables del 20 al 50% del total del aumento de la productividad.

Los Animales También

De hecho, no son sólo las variedades de granos las que han mejorado. Las gallinas y cerdos producen más carne ahora que hace 60 años, y las vacas entregan dos veces más leche que en aquellos "dorados tiempos.de antaño". Con mejoras genéticas y grnajas modernas de peces, la producción de salmones de Noruega se ha duplicado desde 1970.

Más Agua disponible

La irrigación y el control del agua se ha extendido en todo el mundo; la proporción de campos irrigados se ha casi duplicado desde un 10.5% en 1961 al 18% en 1997. La irrigación hace mucho más fértil a los suelos – ha permitido a los Egipcios obtener el doble de trigo que el promedio de los países en desarrollo. La irrigacióntambién hace posible obtener dos o tres cosechas por año. Por ello es que las tierras irrigadas contribuyen con el 40% de toda la comida del mundo – aún cuando representa solamente el 18% del total de los cultivos del mundo.

Finalmente, el aumento en el uso de los fertilizantes y pesticidas hizo posible mejorar el crecimiento de las plantas y no perder una enorme proporción por causa de insectos y enfermedades. Caso un tercio de la cosecha de arroz de Asia era comida por los insectos en 1960! Una última e importante arma para ayudar en la batalla contra el hambre fue el desarrollo de los GMO (siglas en inglés de Organismos Genéticamente Modificados), o simlemente plantas GM. Ellas ofrecen mucha mayor resistencia a las enfermedades y plagas, en consecuencia provocando una reducción en el uso de pesticidas, mientras que la mismo tiempo se ha mejorado la adquisición de nutrientes permitiendo reducir la aplicación de fertilizantes.

Conclusión

“La batalla para alimentar al mundo se ha perdido“ … “El problema de los alimentos en el mundo en desarrollo representa un problema casi insoluble.”, como lo han estado gritando Paul Ehrlich y Lester Brown desde sus Atalayas del Apocalipsis desde los años 60. Ehrlich desprecia a los que él llama "los optimistas profesionales"- Según él, “Ellos dicen, por ejemplo, que la producción agrícola puede aumentar para alimentar a 120 millones de personas más que hoy no pueden ser alimen-tadas. Para poner una fantasía semejante en perspectiva, debemos sólo considerar que…” y Ehrilch presentó una larga lista de razones por las que esto no se podría lograr. Y por cierto, la cifra de 120 millones resultó estar errada. Ocho años más tarde la India produjo la comida suficiente para alimen-tar a 144 millones de personas más, de acuerdo a los datos de la FAO en su Index Anual de produc-ción agrícola. Y dado que la población de la India aumentó en "nada más" que 120 millones, esto quiere decir que sobró comida para otros 20 millones.

Lester Brown es un notable Profeta del Apocalipsis, y como todos los profetas ha fracasado de manera miserable en todas y cada una de sus profecías. En 1965 él escribió que “el problema de la comida que emerge de los países menos desarrollados puede ser uno de los proble- más insolubles que enfrentará el hombre en las próximas décadas.” Se demostró hace muchos años que tanto Ehrlich como Brown estaban - y siguen estando - totalmente equivocados. porque en el mundo existe hoy el doble de personas que en 1961 y cada uno de nostros tiene más que comer, ya sea en el primero como en el Tercer Mundo. Como lo dice Lomborg con claridad: “Menos gente sufre de inanición. La Comida es más barata estos días, y el mundo simplemente se convirtió en un mejor lugar para vivir.”

¿No está usted feliz de estar viviendo en este mundo, justo ahora, en el siglo 21? ¿O prefiere usted vivir en aquellos Años Dorados del Pasado, cuando las enfermedades y las hambrunas eran la norma, y la gente que llegaba a vieja la excepeción que la confirmaba?


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Díganos su opinión!
Nombre:
    Email:

Comentarios:
(Por favor, copie y pegue en su mensaje el link al artículo)



¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?


Ingrese una URL larga para acortarla: