NOTICIAS - EMAIL - CORREO RECIBIDO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

"Armas y Violencia"

Comentario sobre algunos aspectos del libro de Joyce Lee Malcolm
"Guns and Violence", editado por Harvard Univeristy Press.

Dice un crítico, experto en el tema: "El libro de Malcolm es un estudio, investigado muy a fondo, sobre armas y violencia en Inglaterra desde la Edad Media hasta nuestros días. Cuando los Ingleses estaban armados hasta los dientes, el crimern violento era raro. Ahora que los Ingleses están desarmados, el crimern violento ha explotado. De hecho, el crimen en Inglaterra está fuera de control."

Culpar a las armas de fuego por la violencia, y esparcir la histeria sobre la muerte accidental de niños por las armas son recursos de la propaganda anti-armas. Los medios de comunicación ayudan a que los zelotes del control de las armas esparzan información falsa sobre que la propiedad de armas de fuego y la defensa propia son caminos seguros a las heridas y a la muerte. La organización Hangun Control inc., proporciona un consejo errado al decir que, si uno es atacado, la mejor manera de evitar heridas es la de "no ofrecer resistencia". Los zelotes anti-armas culpan a las armas de las acciones de los criminales y argumentan que desarmar a los ciudadanos obedietnes de las leyes es la mejor maenra de reducir los índices de criminalidad.

Académicos y expertos en el tema de seguridad de muchas partes del mundo han demostrado la falsedad de esas afirmaciones. Ahora ha sido publicado un nuevo libro de la Harvard University press, "Guns and Violence" (Armas y Violencia), por la profesora de historia del Bentley College, Joyce Lee Malcolm, que aporta nueva evidencia de que las armas de fuego en poder de los civiles reducen la violencia criminal.

Ofreciendo instrucciones para los Estados Unidos, la experiencia Inglesa será de suma utilidad para descubrir la verdad en este tema y desmitificar la prédica del lobby anti-armas. Malcolm presenta muchos hechos comprobados sobre las armas de fuego y la violencia en los Estados Unidos, y a ello me referiré primero.

Hechos Indiscutibles

¿Sabía usted que el agua es 19 veces más peligrosa para los niños que un arma de fuego? En 1996, murieron 805 niños por ahogamientos accidentales, y sólo 42 a causa de accidentes con armas de fuego. Los zelotes anti-armas inflan las muertes infantiles al incluir las muertes de los miembros de las pandillas rivales de jóvenes drogadictos y traficantes ocurridas durante batallas entre las pandillas.

Las bañeras son dos veces más peligrosas que las armas de fuego. El fuego es 18 veces más peligroso para los niños, y los autos son 57 veces más letales que las armas de fuego. Las sustancias de limpieza en el hogar y los venenos e insecticidas son dos veces más peligrosas que las armas de fuego.

¿Sabía usted que el uso de armas de fuego para la defensa propia y del hogar previene muchos más crímenes que la policía? Y eso para un paìs como los Estados Unidos, donde la policía es mucho más eficaz que en países más atrasados en equipamiento y entrenamiento de sus fuerzas policiales. Los censos nacionales sobre uso defensivo de las armas por los ciudadanos comunes indican que anualmente se previenen hasta 3.600.000 crímenes por ciudadanos que usan sus armas para ello.

En el 98 por ciento de los casos, el ciudadano armado simplemente tiene que mostrar su arma. 400.000 personas creen cada año que salvaron una vida al estar armados. Al revés de lo sostenido por la propaganda para el control de armas, en menos del 1 por ciento de los casos los criminales tuvieron éxito en quitarles el arma a sus víctimas.

¿Sabía usted que el testimonio de los criminales encarcelados apoya al gran número de usos defensivos de armas de fuego? El 34 por ciento de los criminales dijeron que fueron asustados, heridos o capturados por las víctimas que resultaron estar armadas.

Los criminales convictos dicen que temen más a sus víctimas armadas que a la policía. Quizás se deba a que la policía muchas veces no actúa con determinación para impedir o capturar un criminal debido a las leyes restrictivas que parecen estar del lado de los criminales. Los particulares no parecen estar inhibidos por estas leyes contraproducentes para la seguridad social, y hacen fuego con mayor liberalidad que la policía, que teme ser enjuiciada por algún "abuso de armas". Antes de arriesgar una reacción por parte de los criminales, los civiles parecen seguir el sabio consejo "mejor que te juzguen 3 a que te carguen 6". Porque al disparar contra un asaltante dentro su hogar, se está ejerciendo el legítimo derecho a la defensa propia, de la familia y la propiedad.

En los Estados Unidos, donde aproximadamente el 50 por ciento de los hogares están armados, sólo el 13 por ciento de los robos y asalto domiciliarios ocurren con los residentes dentro de la casa. En contraste, en Inglaterra, donde los dueños de casa están desarmados, el 50 por ciento de los robos domiciliarios tienen lugar con los residentes presentes - que son víctimas indefensas y testigos impotentes, sometidos a abusos y castigos corporales, incluyendo violaciones.

Los zelotes anti-armas afirman que la disponiblidad de armas es la causa primaria de los homicidios. Entre 1973 y 1994, el número de armas en propiedad privada en los EEUU creció en 87 millones. Durante este período, el porcentaje global de homicidios y los homicidios cometidos con armas de fuego disminuyeron.

Otra prueba de la relación entre armas y violencia es suministrada por las leyes de "portación oculta de armas", actualmente en vigor en 33 estados. Los zelotes anti-armas predijeron que los accidentes de tránsito y otros altercados, combinados con un público armado, darían por resultado un baño de sangre.

Malcolm confronta esta falsa predicción con la evidencia empírica: "En todas las décadas de experiencia con las leyes de "portación oculta de armas", en un número de estados que va en aumento, hay sólo un único caso registrado del uso de un arma permitida en un tiroteo después de un accidente de tránsito, y se determinó que fue un caso de legítima defensa."

Los 17 estados y el Distrito de Columbia (Washington, DC), que no tienen leyes de "portación oculta de armas" gozan de un índice 81 por ciento mayor de crímenes violentos. Las leyes restrictivas de armas de fuego produjeron 1.400 más asesinatos, 4.200 más violaciones, 12.000 robos y 60.000 más asaltos agravados.

Malcolm desenmascara y demuestra como falsa a la afirmación de que los miembros de las familias son las principales víctimas de la propiedad de armas. Este mito surgió de los informes del FBI de que la mayoría de las víctimas son "conocidos" del homicida. En la categoría de "conocido del homicida", el FBI incluye a los miembros de bandas de narcotraficantes rivales, prostitutas y sus "cafishos", y aún a los choferes de taxi muertos durante un asalto por sus "clientes".

Lejos de la imagen de matrimonios usando sus armas uno contra el otro en momentos de ira, resulta que el 90 por ciento de los homicidas adultos tienen un previo prontuario criminal de graves delitos. El 75 por ciento de los homicidas juveniles y sus víctimas tienen un promedio de 10 entradas a la policía.

La Carta de los Derechos Inglesa garantiza a los ciudadanos Ingleses "las armas para su defensa". Los políticos y burócratas robaron ese derecho a la gente por medio de subterfugios. En la Inglaterra de hoy, sólo los criminales están armados. Los senadores Lieberman, McCain y Schumer están ahora tratando de duplicar para los Estados Unidos la calamidad inglesa al robarle al pueblo Americano sus drechos a estar armados para su defensa. ¿Representan estos senadores al lobby criminal? ¿Están tratando de crear un mercado negro para las armas?

Grabe este artículo como PDF



Deje su comentario sobre el artículo:


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?