PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS


KIRCHNER NO SE SONROJA

por Eduardo Ferreyra

Como último desarrollo de este bodrio y papelón internacional, Greenpeace consiguió extender y hacer mundial su crítica a la actuación del presidente Kirchner con respecto a las papeleras contaminantes. Pagó los gastos de pasaje y estadía de la reina del Carnaval de Gualeguaychú, Evangelina Carozzo, hasta la reunión de jefes de estado en Viena, Austria, y la hizo desfilar delante de todos los mandatarios con un cartel que rezaba:

“BASTA DE PAPELERAS CONTAMINANTES!”
"NO PULPMILL POLLUTION"


En las fotos se ve al agente de seguridad que corre hacia la Reina y luego la toma al estilo: ¿Me permite este chamamé, doña? para conducirla fuera del recinto. En verdad, cualquiera en su sano juicio hubiese corrido a bailar un chamamé con Evangelina.

Aplaudimos la tan justificada protesta, pero nos llamó la atención que un mensaje claramente dirigido al gobierno argentino -porque SUS papeleras son las altamente contaminantes, y NO las que aún NO funcionan en Uruguay- no hiciera que el destinatario del mensaje ni siquiera se sonrojase, y se lo tomara a broma!.

[¿Qué tal, Lula? ¿Tenés algo así en Río?]

Si uno fuese presidente de un país que tiene unas 10 industrias papeleras que contaminan el ambiente a rajacincha, y nada hice para ponerle remedio a la situación, por lo menos se me hubiese caído la cara de vergüenza y me habría disculpado ante los demás jefes de estado (y anti mi pueblo, sobre todo) por mi total inoperancia al respecto.

Pero, si mal no recuerdo, el Sr. Presidente de Argentina, en su discurso en el tontódromo –perdón, el corsódromo – de Gualeguaychú, realizó una ferviente defensa de sus queridas y contaminantes industrias de pasta de celulosa. El tema es contra Uruguay, debe recordarse, y no a favor de la defensa del ambiente. Si el presidente Kirchner fuese sincero en su declama-da defensa del ambiente, habría ordenado ya el cierre temporario de las plantas que conta-minan el suelo y el aire argentino, hasta haber actualizado la tecnología que debería usarse –la ECF ordenada por las normas de la Unión europea– o el cierre definitivo si no se pueden actualizar las plantas. Así es: definitivo.

Por ello felicitamos y nos unimos a Greenpeace y a la Reina Carocito, perdón otra vez (hoy estoy mal) Carozzo en su original protesta en contra de las papeleras argentinas.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC


Grabe este artículo como PDF



Deje su comentario sobre el artículo:


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?