PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS


El cáliz de madera no existe

por Vicente Marino
Perito geólogo

Hace pocos días se conoció una publicación de la ICEPH, auspiciada y financiada por la Pas-toral Social de Bariloche, titulada "La minería del oro" explotación a cielo abierto con utili-zación de cianuro: balance, beneficios y riesgos. Su autor se ha limitado a juntar información parcial, tendenciosa y con nulo rigor técnico. Hay un interés político y sectorial indudable y sus conclusiones son altamente contradictorias. Citando las palabras del senador Pichetto, la Pastoral Social merece una respuesta política a un cuestionamiento político.

Pareciera ser que la minería, en particular para la Pastoral Social de Bariloche, se ha conver-tido en la mayor herejía de la humanidad. Se podrá o no estar de acuerdo con determinadas leyes que pueden favorecer a esta actividad, lo que no se puede hacer es torcer las verdades ni decirlas a medias. Como, por ejemplo, que las regalías son del 3% cuando en realidad Río Negro gravó la actividad con el 7,5%, además el reintegro por los puertos patagónicos (que no sólo la minería tiene) es el 3% deducible del impuesto a las ganancias y no de las regalías. La publicación tiene una clara visión desde el punto de vista antropológico socio-político y una concepción técnico-ambiental confusa. Los ejemplos mostrados son pobres en sus fun-damentos, es como intentar prohibir el culto católico porque en la Iglesia Romana existió un inquisidor.

Es importante que la PS de Bariloche se comprometa con una determinada posición al res-pecto y que la plasme en un libro cuya edición financió. Lo que resulta llamativo es que en la historia contemporánea patagónica nunca mencionó ni opinó sobre la desertificación, por ejemplo, o sobre los agroquímicos en valles de cultivos intensivos o diseminación de basura-les a cielo abierto en la región; pero sí lo hace cuando estos prospectos mineros se convierten en "mina".

Cabe destacar que los promotores de la Región Sur en la década de los '80, encolumnados detrás del obispo Hesayne, además de ayudar a la formación de cooperativas indígenas veía con agrado cualquier alternativa productiva minera. ¿Es que acaso la Pastoral Social está más comprometida con los sectores ganaderos y ante la duda fija una posición?, o quizás no sepa que empresas mineras y ganaderos están buscando el equilibrio de sus intereses para hacer compatibles y sustentables sus actividades (acta reunión sociedades rurales de la Patagonia 22/8/06, Comodoro Rivadavia).

Uno se debe preguntar por qué nunca se sentó a debatir, enriquecer con su sapiencia a los legos y nutrirse de otras opiniones. Interpreto en esos actos la misma actitud de soberbia que tienen las empresas en suponer que, por estar amparadas en la ley, no deben salir a informar a las comunidades sobre los impactos de los proyectos mineros. No sólo ambienta-les, sino además sociales y económicos. Cita el libro como ejemplo a la multinacional Benne-tton, que posee 980.000 ha con 280.000 cabezas de ganado y ha formado una empresa minera, pero con el solo objetivo (sic) de preservar sus campos impidiendo el ingreso de otras compañías mineras, ya que su actividad principal es la ganadería.

Realiza una rara ecuación sobre inversión vs. mano de obra (directa, cosa que tampoco aclara) y el resultado es de 345.000 dólares por cada uno de los 160 puestos. Para la cons-trucción en el país indica entre 3.300 y 10.000 dólares. Para la actividad agroganadera en la región no aporta dato alguno respecto de puestos de trabajo generado vs. superficie explota-da y qué porcentaje de la producción lanera se exporta y menos aún sobre el valor agregado para el propio ejemplo Benetton.

El mayor error de los detractores de la actividad minera es no tener en cuenta que para la exploración y explotación hace falta tener experiencia y conocimiento de la tecnología. Tam-bién deben plantearse si existen en el país capitales nacionales capaces de afrontar inversio-nes de riesgo abandonando la conducta "rentista" histórica.

La minería en el país posee recursos geológicos de interés para su desarrollo. Negar esta rea-lidad es tan inverosímil como pretender que el recurso agroganadero de la pampa húmeda o el del valle frutícola de Río Negro no se explote porque el riesgo en el uso no controlado de agroquímicos es peligroso.

Dice no estar en contra de la actividad minera, pero pide lisa y llanamente prohibir la acti-vidad minera metalífera.

Solicitan la derogación de las leyes mineras, exigen no otorgar más permisos de exploración ni autorizaciones, pero que si así lo hiciera las mismas deben ser controladas por la ciudada-nía.

Por un lado pide potenciar al Estado en implementarse para ejercer el poder de policía que es indelegable, por otro lado dice: (sic) "supervisada y controlada por la población".

Se aproxima el debate sobre las nuevas leyes en exploración petrolera a la cual Río Negro seguramente va a adherir, y los beneficios previstos para las empresas son similares o mayores que los que cuentan las firmas mineras. Será un buen momento para que la PS también dé su opinión respecto de los beneficios de la explotación de un recurso "no reno-vable" como el petróleo. Además, profundizar en la relación con la producción, exportación y mano de obra ocupada para las actividades ganaderas y frutícolas de la región.

Si esta publicación es sólo el inicio de otras tantas problemáticas socio-políticas, económicas, ambientales y tan potencialmente peligrosas como la minería, bienvenida sea, pero informa-ción amplia y veraz; de lo contrario, quedará aislada y sólo fijará la duda de la verdadera razón de su publicación.

VICENTE MARINO
Perito geólogo
Observador para la Patagonia del PRAMU (Proyecto de Remediación Ambiental para la Minería del Uranio) de la CNEA.

Especial para "Río Negro"


Grabe este artículo como PDF



Deje su comentario sobre el artículo:


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?