PARTES - E-mail - CORREO - EL LIBRO - ARTíCULOS - AMAZONAS - CLIMA - ENERGÍA - ENGLISH VERSION - PILOT NOTES - LINKS

Cuando Las Bestias Vienen Marchando

por Eduardo Ferreyra

A pesar de que uno procura mantenerse apartado de la mugre que representan los partídos políticos, las políticas gubernamentales (en la mayoría de los países), cuando lo que se comienza a ver con mayor frecuencia y que sucede con mayor impunidad, cuando las bestias comienzan a marchar sabiendo que destruirán todo a su paso, uno no puede dejar de alarmarse primero, preocuparse después, y por último tratar de aportar nuestro granito de arena para evitar que la decadencia nacional continúe su acelerada caída por la pendiente, como dice el tango, "cuesta abajo en la rodada."

Por ello es que he tomado un artículo que aparece publicado en el notable sitio SEPRIM y que dejo librado al análisis de los lectores. No nos gusta la política, la politiquería mucho menos --pero cuando nos ponen de espalda contra la pared, cuando se insulta a nuestra inteligencia, no esperen que la gente no reaccione --aunque se nos llame "reaccionarios". Newton estaría de acuerdo con que a una acción se opondrá una reacción de igual intensidad pero de sentido contrario.

El asunto es que a la mayoría de la gente en Argentina el Sr. George Bush nos cae un tanto gordo, al decir de los españoles, pero también sabemos muchos que Mr. Bush, como su padre, como también los anteriores presidentes de los EEUU, Clinton, Reagan, Ford, Carter, Nixon, y para atrás hasta cansarnos de contar, con muy notables excepcio-nes (no más de dos) han sido, son y seguirán siendo figuras de cartón expuestas a la vista de la "gilada", marionetas llevadas a la presidencia y manejadas por intereses corpora-tivos inmensos. Son los tradicionales "cabezas de turco" o "chivos emisarios", los idiotas útiles que ponen la cara a la hora de recibir las críticas, pero que antes de firmar cualquier cosa miran para arriba y preguntan: "¿Firmo ya, o espero un poquito?".

Las cabezas de turco se inventaron para que el verdadero poder en las sombras pueda permanecer tranquilo y sin molestias seguir gozando de su poder omnímodo y absoluto, y permitir que figurones espeluznantes como Maradona, Bonasso, Perez Esquivel y demás representantes de la muy extrema izquierda bolchevique argentina, se la tomen con una figura de papier maché como Bush, creyendo que el pobre alcohólico redimido puede decidir alguna otra cosa -aparte del desayuno que le gusta tomar.

No es con marchas y protestas que le hacen el juego al Maquiavelismo de otros poderes enfrentados con quienes manejan a Bush & Corp. que conseguiremos los argentinos salir de nuestra ancestral crisis moral y espiritual. El enfrentamiento entre dos poderes en las tinieblas es para repartirse un botín representado por los países en vías de desarrollo --nosotros entre ellos, aunque se nos hacía creer que habíamos entrado al "primer mundo" y viajaríamos desde la Rioja hasta el Asia en cohetes por la estratósfera.

Pero si tenemos que elegir entre adoptar una posición desde la cual defendernos para poder progresar y desarrollarnos, no creo que el adoptar el modelo Chavista, o el del sádico tirano cubano Fidel Castro nos permita salir adelante. Simplemente no cuadra con el espíritu de los argentinos. Y dejemos de lado mis opiniones que a pocos les sirven y lean el artículo de SEPRIM. Al final del mismo termino mi comentario.

Un idiota util de la inteligencia cubana...

PARA MARADONA QUE LO MIRA POR TV

Se llamaba Yoleidis; era cubana, de Ciego de Avila, andaba por los 25 años y tenía un hijo de 3 ó 4. La conocí en Varadero, a mediados de 1996. Morocha, ojos enormes, un cuerpo de aquellos que, como toda caribeña, movía -al ritmo de salsa y son-, como los dioses. Sí, era jinetera, y en el frenesí adolescente del cuarentón recién divorciado, hasta creí que me había enamorado de ella!!!!. Luego de mi regreso, nos escribimos durante meses. Llegué a enviarle algunos medicamentos que me pidió para el hijo, que muchas veces se "perdieron" -llegaba la caja vacía...- en la burocracia corrupta del sistema de correos de la Cuba castrista. En pocos días, Yoleidis me dejó ver la cara no turística de la isla prisión. En su desgracia, tuve esa suerte. Hoy, nadie me tiene que contar lo que es aquello... 

Pero en esta Argentina de imbéciles, sí hay muchos a los que hay que contarles. Y por eso el envío de hoy, dedicado a un pobre tipo que supo jugar bien al fútbol, pero que arruinó su vida no sólo drogándose, sino también vanagloriándose de haber ganado haciendo trampa. Claro que él piensa que está todo bien... porque es argentino.
Y mientras fuma su habano de U$S 100, mira la hora en su Rolex de U$S 10.000, paga locuras en ropa para las nenas "socialistas" que está criando y le cobra a los anunciantes -idiotas útiles de los buenos- $ 1.600 por CADA SEGUNDO de publicidad que pautan en su programa (en el que permanentemente alaba a un sistema que NO PERMITE la publicidad!!!!), nos habla de asesinos, mientras lleva en el brazo la cara de uno de los más feroces de la historia, e idolatra a otro, barbado él, que ni siquiera tiene el valor de salir de su cueva por temor a enfrentar al mundo. Bien lo retrata Nik, en La Nación de hoy:
 
En horas, este magnífico ejemplar de hipócrita criollo va a dirigir una marcha "antiimperialista", rodeado de otros tantos hipócritas que irán a ella en avión privado, mientras los idiotas que les creen se amuchan en "bondis" y trenes de cuarta para verlos de cerca... porque aspiran a ser como ellos, no por su ideología, sino por los beneficios (¡capitalistas!!!) de los que gozan...

Para mucho tonto que anda suelto, el texto que sigue será de asombro. Está escrito por una venezolana, que piensa que su país va hacia eso. Y como bien dice Blanquita, la amiga que me lo envió: "¡Y nosotros dándole tribuna especial a Chávez en Mar del Plata...!!!!" (y yo agrego: y mucho idiota vernáculo votando a K., que piensa que el payaso venezolano y el tirano cubano son los mejores amigos de Argentina!!!!).

No nos engañemos los argentinos al creer que nosotros estamos lejos (vean lo de hoy en Haedo; ¿ejercicios prerrevolucionarios? ¿Se imaginan lo que va a ser la "anticumbre" dirigida por nuestro "socialista" del habano y los Rolex del chiste de Nik?).

Que recientemente hayamos ido a votar no significa nada: comparen los resultados con lo que dice el gobierno. Gene Sharp, principal Académico Residente en el Albert Einstein Institution, Cambridge, Massachusetts, Profesor Emérito de Ciencia Política de la Universidad de Massachusetts en Dartmouth y Asociado del Centro para Asuntos Internacionales de la Universidad de Harvard, escribió: "Bajo una dictadura las elecciones no se pueden usar como instrumento para un cambio político significativo. Algunos regímenes dictatoriales simularon elecciones sólo con el propósito de aparentar ser democráticos. Éstos, de cuando en cuando, debido a la presión a que están sometidos, podrían aceptar nuevas elecciones, pero éstas estarían manipuladas para colocar marionetas en los puestos de gobierno. Los dictadores no están interesados en unas elecciones que puedan apartarlos de sus tronos" ("De La Democracia a la Dictadura", pág 6).

Entonces, dedicado a uno de los más grandes idiotas útiles criollos, pero pensando en Yoleidis y su hijito -donde quiera que estén- y en los millones de prisioneros de los tiranos... sean de donde sean.
Saludos,

Horacio Saratiegui

El paraíso cubano, que Maradona defiende

Publicado en El Mundo de España (
http://www.elmundo.es/elmundo/2005/10/25/enespecial4/1130240947.html), el 25/10/05. ¡No achicarse por lo largo del texto!. Para leer con hijos y nietos, sobre todos aquellos expuestos a creer que lo que dice "el Diego" es palabra santa... Escribió el Lic. Francisco Borello, Director de Megabaires:

"...No es gratificante decepcionar a nuestros hijos y nietos de un ídolo que ellos aman. PERO ES NECESARIO AYUDARLOS A RAZONAR. Nadie es ídolo en todas las facetas de la vida. Sigan amando a Maradona futbolista, ignoren al Maradona "usado" por el marxismo que hoy maneja el 80% de los medios de comunicación. Sepan que no es necesario amar a Fidel Castro para oponerse a Bush...".

VIAJE LITERARIO
Cuba, ciudad amargura
por Isane Aparicio Busto


Llegamos a La Habana sin intención de pisar Varadero. Creíamos que ir equipados únicamente con una mochila de menos de 9 kilos nos iba a permitir conocer el otro lado de la Cuba turística. Sin prejuicios políticos, sin planes predeterminados, y con alojamiento en casa de una amiga española que trabaja en la capital como cooperante en un organismo de Naciones Unidas.

Pero Cuba es demasiado complicada para tratar de conocerla de paso, y el choque ha sido tan enorme que muchas cosas, desde nuestra percepción del turismo, hasta nuestros principios sociales y políticos, han quedado tambaleantes.

Para llegar de la zona residencial de Vedado a la popular Habana Vieja hay dos rutas posibles: o paseas por el malecón, o te das un baño de realidad por Habana Centro.

Caminábamos sin rumbo hasta que se nos acercaron los primeros jineteros. Mareados por el calor y su discurso nos dejamos arrastrar por las calles más sórdidas de la ciudad. Podían habernos sacado hasta las uñas, pero tuvimos suerte y nuestro primer contacto con la picaresca caribeña sólo nos costó 5 pesos convertibles - CUC (poco menos de 5 euros). A cambio, y sin ser la intención de nuestros improvisados guías, tuvimos una primera impresión del día a día habanero que condicionó el resto de nuestras percepciones sobre la realidad de la Revolución más institucionalizada de la historia.

Conocíamos los cinturones de pobreza que rodean México D.F, y los ranchos de Caracas… pero nunca habíamos visto favelas con escalinatas de mármol. Ninguno de nuestros conocidos que habían visitado Cuba antes que nosotros había hablado de otra cosa que no fuera la alegría cubana, la salsa, el ron, la fiesta, el Caribe. También es cierto que nadie había mencionado el sexo, así que deberíamos haber sospechado que nos ocultaban datos.

Caminamos en medio de un olor pestilente, observados por gente que bebía en las puertas de los "solares", mansiones ruinosas donde habita una familia por cada cuatro paredes -incluyendo lo que en un pasado fue un descansillo al mejor estilo colonial- y donde se comparten hornillos y retretes. Nos dejamos arrastrar hasta el edificio donde se rodo Fresa y Chocolate, al que nuestros "guías" nos llevaron convencidos de que era eso lo que queríamos ver como buenos Europeos con Mochila. Mientras ellos se esforzaban en asociar las distintas estancias con los decorados de la película nosotros veíamos el interior de las casas/cuarto, preguntándonos donde coño ha estado toda esa gente que dice que no hay miseria en Cuba.

Llegar a la Habana Vieja fue como llegar a un parque temático. Casas majestuosas, calles limpias, vigilancia policial que pretende limitar el trato entre cubanos y turistas… Porque los cubanos son las víctimas caribeñas del apartheid del siglo XXI. Hoteles para turistas, autobuses para turistas, tiendas para turistas… un mundo aparte al que los nacionales tienen prohibida la entrada. Y ni siquiera es cuestión de poder adquisitivo, con todo lo rechazable que es el clasismo. Es algo aun peor. Los cubanos a los que les preguntamos sobre lo que suponía para ellos esta separación justificaban los privilegios turísticos asumiendo que "el cubano es pendenciero", "hay gente que sólo se dedica a molestar a los extranjeros, mejor que limiten el acceso". ¿Es eso lo que se entiende por hospitalidad y buen trato en Europa? ¿Que todo un pais trate con reverencia al visitante blanco?.

Callejeábamos en busca de un taxi para volver a casa cuando nos topamos con La Bodeguita de en Medio, a rebosar de turistas plenamente satisfechos y creyendo confraternizar con cubanos que sólo buscaban, y no les juzgo por ello, sus dólares o sus pasaportes. Y digo sinceramente lo de no juzgarles por buscar la oportunidad de mejorar en cada uno de los extranjeros que encuentren por la calle. Si yo fuese cubana, sería balsera o jinetera. Nunca había sentido tanta angustia por un país en tan poco tiempo. Pero esa apatía, ese dejar escurrir la vida entre los dedos (¿no era aquí donde sí que sabían disfrutar?), esa mutilación de las aspiraciones personales… el pueblo cubano se levanta cada día pensando como va a llegar al siguiente. Sin ningun proyecto a medio o largo plazo. Critican a Fidel, pero no le nombran, porque Fidel ya no es un hombre. Es un dios al que no se le conoce familia ni residencia. Y miran de reojo. Porque nadie se fía ya de nadie. Ese es el poder de la Revolución.

Volvemos a casa cansados y desmoralizados por lo que nos espera en los próximos días. Nadie va a quitarnos ya la impresión de que todas las historias de alegría y hermandad extranjero - cubana tienen un precio en dólares.

Nos espera la casera del edificio con un café. Durante los próximos días hablaremos mucho en su cocina: ella contesta nuestras preguntas y nosotros le suponemos una novedad en su rutina diaria. La casera se llama Mari, y como todos los cubanos es ingeniera en alguna materia.

Mari nos habla de sus viajes por Europa y por Rusia como empleada del gobierno cubano a principios de los 90.

1990 marca el inicio del sarcástico "Período Especial en Tiempos de Paz". Sarcástico, porque lo que realmente comienza en la decada de los 90 es el camino en solitario de la Revolución Cubana, una vez deja de ser colonia rusa y ya no puede seguir vendiendo azúcar a precio de petróleo.

Es la epoca que refleja Pedro Juan Gutiérrez en "Trilogía Sucia de La Habana" o en "El Rey de La Habana", mucho más crudo que Zoe y su "Nada Cotidiana". Son los años de esconder cerdos en las azoteas y tirar los desperdicios a la calle. De usar la bañera como criadero de pollos. Es el inicio del proceso de muerte por desnutrición al que se enfrenta lentamente una gran parte de la poblacion habanera. Puede que las noticias no recojan el número de personas que mueren de hambre, pero tampoco recogen el numero de abortos y se barajan cifras de hasta el 40% de los embarazos. No mueres de hambre, al menos no en pocos días ya que puedes tardar toda una vida, pero el concepto alimentación incluye más que el rancho de arroz con frijoles en que consiste el plato diario de una familia cubana.

En uno de esos viajes Mari se divorció de su marido para casarse con un argentino con residencia legal en España. Cuando ya esta todo a punto, el corralito frustra los planes y ambos regresan a sus países encerrados en sus respectivas crisis personacionales. Así que al día de hoy, la casera vive con el que legalmente es su exmarido, también ingeniero, también en casa las 24 horas del día porque le cuesta más dinero ir a trabajar que quedarse en casa. Ella es pura rabia. El es pura apatía. Les pregunto que creen que pasará cuando Fidel muera. Y ella contesta: "Nos mataremos". Le consuelo pensando que la menos no se ve que la poblacion tenga armas, como vimos en Venezuela, y ella me mira seria y matiza: "Armas no, pero tenemos machetes".

Buscando un manual de historia cubana contado por cubanos en uno de los múltiples puestos de libros de la zona vieja conocemos a Guadalberto. Provocamos su conversación para tener otra perspectiva. Hasta ahora sólo hemos tenido contacto con un sector marginal, y con personas de mediana edad. Puede que toda su crítica y desesperación estuviera teñida de búsqueda de piedad (o sea, dinero) o de cansancio vital.

Guadalberto estudio económicas. Pero gana más dinero como vendedor ambulante. Es lógico, si comparamos los 15 CUC del sueldo medio nacional con los 8 CUC que pide a los "yumas" por cada libro de segunda mano que vende. Nos dice que él no se va por su bebé. Nos dice que lee lo que los extranjeros le envían porque en Cuba los libros no se censuran de primeras, pero se retiran o se publican por partes. Nos dice que su libro preferido es 1984, de George Orwell.

Un solo ojo no puede verlo todo, Big Brother no es tan poderoso. Pero sí lo son las "little sister". Y lo sentimos cuando llegamos a casa.

La vecina de Mari pertenece al Comite de Defensa de la Revolucion. Existe un CDR cada 20 cuadras y su función es similar a la que Chávez quiere dar a sus Círculos Bolivarianos. Puede que su primera intención ideal fuera el trabajo comunitario. Pero al día de hoy son órganos de control de la vida vecinal.

Esta vecina alquila habitaciones a los turistas, como casi todos los cubanos con una habitación libre en una casa digna. Por el hecho de poner una habitación a disposición de los turistas (nunca de un cubano, ni de un extranjero con un cubano), tienes que pagar una cuota inicial que ronda los 100 euros (recordando que el sueldo base no supera los 15 mensuales), a lo que hay que añadir una cuota mensual de alrededor de 150 euros, tengas o no ocupada la habitación.

Mari alquila un cuarto de forma ilegal: no paga por el ninguna cuota, ni está registrada, lo que permite a mi amiga pagar 200 euros en vez de los 700 que puede costarle a un extranjero alquilar una habitación para residir en La Habana.

Su vecina, la del CDR, tiene 3 habitaciones, de las cuales sólo una es legal. Ha visto que en casa de Mari entra y sale mucho extranjero, y da por hecho que no somos invitados, si no que está haciendo negocio con nosotros, por lo que le advierte: o le paga determinada cantidad, o le denuncia al partido. Una denuncia puede suponer que te requisen la casa en la que vives.

Mari paga, y nosotros tenemos que irnos. No queremos dar complicaciones a otros conocidos, asi que nos vamos a una habitacion legal, que nos cuesta unos 30 euros por noche. Es difícil salirse del circuito establecido a los extranjeros: por desconocimiento y por no querer meter a nadie en problemas. Gastamos una cantidad de dinero considerable en comparación con otros viajes, no sólo por Sudamérica, si no incluso por Europa. Si a nosotros nos parece cara la vida en La Habana, ¿como lo hacen los cubanos?

No es picardía, ni realismo mágico. Es miseria, mendicidad moral y abuso. Abuso hasta vomitar, porque el turismo deja millones de euros que no llegan a la gente de la calle, porque se desperdician los recursos, porque sesgan el acceso a la información de tal manera que no dejan la más mínima opción de elegir. Porque no te dejan irte y te asfixian lentamente si te quedas. Porque consiguieron venderse a la juventud del mundo como el paradigma de la lucha por la libertad y la igualdad. Porque la izquierda de mi país no dice DICTADOR con todas las letras y la derecha lo critica mientras su fundador brinda con la familia Castro, con el dueño controlador de todas las empresas turísticas cubanas. Porque venden populismo y demagogia como solidaridad. Porque el bloqueo es responsable, pero Castro es culpable. Porque los campos están sin cultivar y matar una vaca está más penado que matar una persona. Porque los datos oficiales niegan la incidencia del SIDA pero follar es lo unico al alcance de la mano. Y los condones no estan incluídos en la cartilla de .

Guadalberto nos preguntó si era la primera vez que estabamos en Cuba. La primera y la última, le respondimos. Claro, dedujo, ustedes prefieren regresar al Soma.

No le desmentí. Pero no es mi mundo material lo que echo de menos. Es su imposibilidad de cambiar su vida lo que me provoca angustia. Es más fácil asumir la vergüenza de vivir en un Mundo Feliz en el que nadie es consciente de las oportunidades que tiene. Simplemente por poder elegir.



PENOSO FINAL

Justo antes de subir este artículo al sitio pude ver el dantesco espectáculo que los "muchachos de Kebracho" (sí, con K, con "K" de Kilombo que ha sido convertida nuestra pobre Argentina, por los que siguen la filosofía y el pensamiento K), y pregunto a los lectores si esto es lo que queremos que sea nuestro futuro. ¿Queremos que sea esta la imagen que el resto del mundo tenga de Argentina, la nación que Sarmiento quiso una vez educar? Pregunto: ¿Es posible educar al "soberano"? Yo creo que sí, pero no de la manera que se lo ha estado haciendo durante las últimas décadas. Una muestra del tipo de "educación" que ha estado recibiendo una buena parte del pueblo argentino se pudo ver en las salvajes demostraciones realizadas en la calle Florida, o en Mar del Plata. Nuevamente pregunto: ¿Queremos los argentinos que Buenos Aires y las grandes ciudades del resto del país se conviertan en otra miserable La Habana? ¿Cómo se llamarán los "jineteros" argentinos? ¿Cuáles nuevas técnicas desarrollarán para estafar a los turistas que se atrevan a venir a los hoteles cinco estrellas (de cadenas españolas, eso sí) a gastar sus Euros y Dólares en una Argentina llevada a los abismos cubanos de la miseria que se ven en la Isla Prisión?

Por supuesto, Maradona seguirá teniendo su Rolex de 10.000 dólares, y es probable que se haga tatuar la cara de Fidel en su otro brazo. También los muchachos del equipo K seguirán sin mayores problemas.

Y lo peor: la gente seguirá votando, creyendo que servirá para algo. Otra muestra más del tipo de "educación cívica" que se les estuvo dando. Es otra muestra de la falta de respeto y consideración hacia la gran masa del pueblo argentino que intenta trabajar para sobrevivir (¿progresar? ¿quién sueña aún con progresar? Una falta de respeto para los que mueren de inanición y desnutrición en el norte, sur, este y oeste del país. Una falta de res-peto a la historia, a la memoria de tantos próceres y argentinos de bien que alguna vez soñaron con una Patria Grande, Libre y Soberana -y que hoy verían una nación genuflexa a la payasada "Bolivariana" (también le faltan el respeto a Bolívar!) y a la locura genocida de Castro.

Basta, estoy asqueado.

Eduardo Ferreyra
Presidente de FAEC

Grabe este artículo como PDF



Deje su comentario sobre el artículo:


Volver a la página Política y Ecologismo              Volver a la página Artículos

Vea el tiempo en Argentina

Vea desde donde nos leen
Locations of visitors to this page

Free counter and web stats
¿Desde qué países nos visitan?
¿Quiénes son los visitantes?